Blog Libros de Bolsa y Finanzas
Los mejores libros de bolsa y finanzas

Viaje a la Libertad Económica

Viaje a la Libertad Económica    

Título: Viaje a la Libertad Eonómica

Autor: Daniel Lacalle

Editorial: Deusto

Disponible en Amazon desde 17,05€

 

A continuación vemos un resumen del libro "Viaje a la Libertad Económica" en el que se explica las principales ideologías que en materia económica y social organizan el mundo en el que vivimos. Para ello, facilita al lector una radiografía económia, política y social de numerosos países y que se ocalizan desde Estados Unidos a Venezuela, pasando por Japón y Argentina.

 

 

Primera Parte: Despertar   

 

El autor comienza el libro poniendónos al corriente de sus inicios en la Universidad, su familia y de cómo la adversidad hacía sacar lo mejor de cada persona, "reinventarse" y hacer "florecer" su ingenio para labrarse un futuro y sobrevivir día a día.

Cuando hay mayores dificultades para acanzar los objetivos es cuando más se valorán y eso es lo ocurría en aquella época, "cuando un grupo de rock conseguía vender 500 copías de un disco, se ponían carteles por toda la ciudad pegados por los propios dueños"

El propio Daniel relata cómo despertó su curiosidad por la economía y cómo justificaban los diferentes países su intervencionismo, en un campamento de verano en Alemania del Este antes de que cayerá el muro de Berlín y cómo intentaban "vender" las bondades del socialismos y el colectivismo a las nuevas generaciones.

Alcanzar los objetivos establecidos es difícil y para ello no existen soluciones mágicas, ni "expertos" que tengan una barita con soluciones extremas y populistas cuyas consecuencias son extremas y duraderas en el tiempo.

Desde diferentes ámbitos se intentaba convencer a los ciudadanos de que la intervención del Gobierno y la devaluación de la moneda son medidas "sociales" que buscan maximizar el bienestar de la población, pero ¿si los sistemas intervencionistas piensan en los pobres, cómo es que crean millones de ellos?.

El uso excesivo, reiterado y descontrolado del "estímulo eterno" produce la pérdida absoluta de independencia de los bancos centrales que se convierten en máquinas al servicio de gobiernos endeudades que imponen la represión financiera a sus ciudadanos.

Los Gobiernos de los diferentes países de Europa no dejan de repetir una y otra vez que estamos en una época de "austeridad", ¿Hay realmente austeridad?.

Lo cierto es que los 27 países de la Unión Europea gastan más dinero que en el "pico" de la burbuja en el año 2007 y sin embargo no dejan de subir impuestos y la renta disponible de los ciudadanos baja a niveles de 2002.

Concretamente, en España el gasto público ha crecido un 4% y la actividad económica ha disminuído a niveles de 2004.

El problema principal radice en que los Estados siguen gastando más de lo que ingresan y de ahí que no deje de incrementar la deuda pública.

Segunda Parte: Viaje por el mundo

 

En esta segunda parte nos daremos una vuelta por los diferentes modelos económicos que hay alrededor del mundo, pasando por países tan distintos como Azerbaiyán, Japón, Reino Unido, Venezuela, Argentina, Suecia y Estonia.

La primera parada del viaje es en Azerbaiyán, un país que sufrió la opresión de a Unión Soviética y ahora tiene una "democracia" en la que el hijo sucede al padre, es decir, un "régimen personalistas con tintes totalitarios". Visitar Bakú es contemplar el despilfarro económico del dinero público o como un pequeño país se gasta su renta petrolera en gastos innecesario pero que se justifican con el nombre de "medidas sociales".

Algo similar le ha ocurrido a Europa durante los útlimos años, se ha dedicado a relizar gastos innecesarios que cubría con deuda.

En la segunda escala de nuestro viaje nos detenemos en Japón, un país que debe su desarrollo económico a la apertura, la liberalización y la necesidad de competir con naciones más avanzadas. Y con la "excusa" del pacto social, Japón está desperdiciando todo lo que ha conseguido durante el esfuerzo de tantos años y se encamina a un 245% de deuda sobre el PIB.

Ante los sucesivos fracasos del intervencionismo nipón, los sucesivos gobiernos optan por aumentar su intervencionismo o como se conoce en Japón, "el clientelismo", ya que el único interés es sostener un Estado "hipertrofiado".

Lo siguiente que nos espera es un viaje muy largo hasta las Islas Caimán, un paraíso fiscal formado por tres islas y en el que se encuentran domiciliadas más de 90.000 compañías y fondos de inversión.

Cuando los políticos y expertos echan la culpa de la crisis a los paraísos fiscales, incurren en un error muy grave, pues significa "refugio fiscal" en donde mantener a salvo tus ahorros del ataque "confiscatorio" de las políticas intervencionistas. Cumplen una labor importante que no es del "agrado" de los gobiernos y es promover la competencia fiscal, es decir, que no tengan libertad para subir impuestos eternamente, ya que el capital se puede escapar a otro lugares.

Volviendo al pasado, recordemos la época de Margaret Thatcher al frente del Gobierno del Reino Unido y cómo una mujer fue capaz de sacar a su país del "barro" a través del respeto a la propiedad privada, el libre mercado y aumentar la renta disponible de los ciudadanos. El centro de la política de Thatcher fue recuperar la renta disponible, privatizar los servicios ineficientes y "alentar" la competencia empresarial. En unos años se redujo la inflación del 21% al 12% y pasó a ser uno de los países más atractivos para invertir.

La siguiente escala nos lleva a Venezuela y su "bolivarianismo" que une el socialismo al pensamiento republicano y humanista. El "bolivarianismo" que nació como promesa igualitaria y social que consiste en entregar la libertad a un líder autoritario, ha provocado que la población venezolana sólo quiera trabajar para sobrevivir en un país en el que la renta per cápita sigue su particular "descalabro" y ronda los 9.000 dólares, se estima que la inflación sea del 30% este año, la devaluación sistemática de su moneda y el déficit se haya disparado hasta el 9%.

Ahora nos desplazamos a Argentina, un país que sufrio en el 2001 el "corralito" por el que muchos ciudadanos perdieron sus ahorros y teniendo que recurrir al trueque. El "shock" financiero tuvo su origen en la ley de Convertibilidad de 1991, donde el Gobierno impuso el cambio 1 a 1 del peso frente al dólar, una sobrevaloración que estalló en la crisis que todos conocemos.

La paridad de un peso igual a un dólar se mantuvo hasta el año 2002 cuando se derogó la ley y se devaluó el peso. Todo esto ha provocado la aparición de un dólar paralelo del dólar paralelo, tres tipos de cambio para tres mercados de divisas. La política del matrimonio Kirchner se ha basado en incrementar de una manera "escandalosa" el empleo público e imprimir moneda, lo que desencadena en una economí subvencionada.

El viaje prosigue y llegamos a Estocolmo, un país donde la asuteridad y el libre mercado son hechos reales, el país ha salido de la crisis sin caer en el endeudamiento. El presupuesto no tiene déficit, la deuda pública es inferior al 40% del PIB y la economía genera un crecimiento superior a la media de los países escndinavos. Gracias a la liberalización de numerosos sectores, como transporte o telecomunicaciones, la creación de empleo privado se ha multiplicado y el desempleo es inferior al 8%.

Llegamos a Estonia, un país con un modelo de austeridad ejemplar  con un déficit del 0,3% y un crecimiento del 3,2%. No en vano esta situada en el puesto 13 de libertad económica(España en el 46) y ello se debe a que tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, redujo el gasto público en más de un 10% del PIB y tiene un sistema tributario basado en un impuesto único en el que grava al 21%

Tercera Parte: España

 

En esta última parte del libro, el autor se centra en España y ls actuación de los diferentes gobiernos para "atajar" la crisis y promover el crecimiento y el empleo.

En España se espera demasiado del Estado, y los ciudadanos tienen la errónea percepción de que la economía va mejor si el Estado interviene. El intervencionismo reduce la libertad económica y no potencia el desarrollo económico y una prueba de ello es el famoso "Plan E" del Gobierno que no consiguio crear empleo, pero si contribuyo a incrementar la deuda del Estado en 12.000 millones de € más.

El 22% de los trabajadores españoles son funcionarios y durante la crisis no sólo no han reducido plantilla, sino que la han incrementado por encima del 3%(Comunidades Autónomas y Administración Central).

España es uno de los países de Europa con la tasa de paro más alta, pero en donde la figura del empresario tiene mala fama, pero si queremos crear empleo, ¿Cómo lo vamos a crear?. Habrá que potenciar la creación de empresas, los emprendedores y eliminar la falsa concepción del fracaso como algo negativo, pues uno debe levantarse con más ánimo para conseguir el objetivo que persigue.

Para crear empleo se deben promover las medidas que lo favorezcan y no establecer más normal y leyes que limiten la capacidad de las empresas, así como atraer capital regulando lo "estrictamente" necesario para que los inversores vean España como un país atractivo en el que invertir su dinero.

Para recaudar más dinero no se deben subir los impuestos, sino más bien al contrario, si reduces los tipos impositivos, se relanzará la actividad económica y se incrementará la recaudación puesto que "florecerán" más empresas si se dan las condiciones apropiadas y se reducen los trámites burocráticos(España ocupa el puesto 44 a la hora de crear un negocio).

Lo que debe potenciar el Estado es la entrada de capital riesgo y financiación privada a la vez que reducir el "dichoso" gasto público que lo único que produce es una situación insostenible que termina por dañar a familias y empresas.

Los usuarios también visitaron

  1. #1

    Comstar

    Libertad económica en las personas es el tiempo en que se puede vivir con los ahorros solamente. Evidentemente las deudas son ahorros negativos, de modo que es libertad negativa, o falta de libertad, o como algunos lo miran, esclavitud.

    Libertad económica de los países es algo similar. Las bajadas de impuestos son un subsidio para los ricos, de la misma manera en que el gasto social es subsidio para los pobres. He aquí que los pobres necesitan sobrevivir, y de allí el carácter humano del gasto social. Sin embargo, los ricos pueden vivir perfectamente sin los subsidios de las bajadas de impuestos.

    Cuando sacas la diferencia entre bajadas de impuestos y gasto social, puedes ver si un país distribuye el dinero de los ricos a los pobres, o de los pobres a los ricos.

    Evidentemente, un país con deuda no debería tener subsidio para ricos, porque al final los pobres pagarán la deuda. Igual que con las personas, un país no puede ser libre si no está libre de deuda.

  2. #2

    Borja Cañete

    en respuesta a Comstar
    Ver mensaje de Comstar

    Libertad económica es la capacidad de los individuos de poder elegir lo que quieren hacer sin que hayan normativas o leyes que "limiten" esa libertad.

    La bajada de impuestos es positivo tanto para ricos como para pobres y al final produce un efecto positivo sobre la recaudación del Estado, pues tiende a incrementar, ya que las empresas pagan menos impuestos, pueden producir sus precios y así estimular el consumo y contratar más personal.

    El gasto social lo debe realizar el Estado, pero de acuerdo a sus ingresos y no debe "consumir" demasiada parte del Presupuesto General, pues se podría privatizar aquellas empresas o servicios que sean deficitarios y así reducir el gasto y no incrementar más la deuda.

    Un país con deuda como España no debe tener un subsidio por desempleo tan "generoso" en cuantía y tiempo, ya que puede provocar el "conformismo" entre una parte de las personas desempleadas y que no busquen un puesto de trabajo con la misma intensidad y ganas que si recibiese el subsidio durante menos tiempo.

    La deuda la pagan todos, no hay distinción entre ricos y pobres, unos pagan más que otros, pero todos pagan.

    Un saludo.

  3. #3

    Comstar

    en respuesta a Borja Cañete
    Ver mensaje de Borja Cañete

    Si al bajar impuestos las empresas pagan menos impuestos, pueden producir sus precios y así estimular el consumo y contratar más personal, entonces EUA tendría hoy más empleo que en 1950, cuando los ricos pagaban hasta un 90% de impuestos y aún así vivían como ricos.

    ¿El gasto social lo debe realizar el Estado, pero de acuerdo a sus ingresos y no debe "consumir" demasiada parte del Presupuesto General? Resulta que los contribuyentes son gente que tiene ingresos y si tienes pobres, son gente sin ingresos, por lo que el gasto social consiste en pasar gente sin ingresos a ser gente con ingresos. De esta manera aumenta la recaudación cuando tienes gasto social. En España se ha rescatado a banqueros quebrados/fracasados con dinero público ("consumir" demasiada parte del Presupuesto General en rescatar ricos) durante todo el gobierno de ZP y se ha culpado al gasto social de sanidad, pensiones, educación, alegando que "los españoles" han vivido por encima de sus posibilidades, y culpan al estado de bienestar y al gasto social. En realidad España es un ejemplo viviente de lo que sucede al subsidiar a los ricos.

    Grecia. Allí el dinero público se usó primero para comprar armas (que no es gasto social) y luego para rescatar banqueros quebrados con los rescates que los banqueros daban ("consumir" demasiada parte del Presupuesto General en rescatar ricos).

    Un país con deuda como España no debe tener un subsidio a ricos banqueros quebrados tan "generoso" en cuantía y tiempo, ya que puede provocar el "conformismo" entre una parte de los banqueros quebrados y que no busquen emprender con la misma intensidad y ganas que si recibiese el subsidio (rescate) durante menos tiempo. La deuda la pagan todos, no hay distinción entre ricos y pobres, unos pagan más que otros, pero todos pagan.

    Claro, es muy fácil subsidiar a los banqueros, y culpar a los pobres, porque al reducir el gasto social, hay más dinero para premiar el fracaso empresarial, sin el cual no hay empleo. Si premias a los empresarios fracasados, el negocio real será crear activos tóxicos para quebrar en lugar de crear valor agregado y empleo, y hacerse rescatar con los rescates, y encima con las bajadas de impuestos, lo cual contradice tu idea de que bajando impuestos se crea empleo, pues bajando impuestos se premia a los vividores, en lugar de crear empleo, lo cual impulsa a otros a ser "empresarios" vividores.

    Mientras prevalezca esa ideología de panfleto, de que bajos impuestos y menos gasto social, a lo que se llega es a que España se convierta en la Venezuela que hizo surgir a Hugo Chávez. Precisamente lo que empujó a la ruina a Venezuela fue la desregulación.

    Lo de privatizar empresas deficitarias es una chorrada. Mira todas las privatizaciones del mundo y verás que o son monopolios naturales, o eran empresas rentables para el gobierno, donde se ahorra a los compradores la necesidad de pasar por el periodo de pérdidas del inicio de la empresa. Mira por ejemplo la privatización del agua en Atlanta Georgia en EUA, donde la eficiencia empresarial (gastar menos en servir a los clientes y obtener más ingresos) hizo el agua cara, y de color café.

    Somalia es un país desregulado (el gobierno casi no interviene en nada porque no puede) que tiene total libertad económica (tu definicíon de libertad económica). Nicaragua casi no tiene gasto social, porque el 85% de su gasto social viene de donaciones de ONG del extranjero, y los ciudadanos se van a una Costa Rica con más gasto social para buscar salir de la pobreza. Guatemala cobra un 10% de impuestos y allí más o menos 7 de cada 10 viven mal, pero cobra mucho menos impuestos que Costa Rica, y por supuesto guatemala tiene peores servicios publicos. El país que me describes como ideal es una mezcla de Somalia, Guatemala y Nicaragua. No es de extrañar que la macroeconomía Española vaya hacia esa mezcla. Con esa ideología se hablará a futuro de "la otra Latinoamérica tercermndista europea" a menos claro que venga un chavismo a la española a frenar esa ideologia ruinosa.

  4. #4

    Borja Cañete

    en respuesta a Comstar
    Ver mensaje de Comstar

    No estoy defendiendo la desregulación, sino que el Estado intervenga en los asuntos que sean necesarios para establecer un marco sostenible en el tiempo en el que se puedan dar las condiciones necesarias para que las empresas sean competitivas y no haya incentivos a "salirse" de las buenas prácticas.

    Un excesivo intervencionismo, como el que vivimos en está época, fíjate donde nos ha llevado: España tiene la tasa de paro más alta de su historia, en apenas un año la deuda del Estado superará el 100 de PIB, los casos de corrupción se multiplican cada día que pasa y se reduce la renta disponible que tienen las familias para sobrevivir e invertir en la educación de sus hijos para que en el futuro...

    España tiene un potencial que no se puede comparar con los países que comentas( con todos mis respetos), el problema es que al timón de este barcos hay personas que no miran a largo plazo,sino el corto plazo y buscan un éxito corto y efímero, pues se ha instalado el lema de que: "el que venga después ya pagará, que se coma el marrón".

    Debe haber gasto social, eso no es negociable, pero no debe sobrepasar un porcentaje de los Presupuestos Generales, el subsidio por desempleo en España es de los más "generosos" en toda Europa en cuantía y duración y eso provoca que los desempleados no busquen trabajo con las mismas fuerzas que si se redujera la prestación que perciben.

    Nos hemos acomodado a vivir bien y por encima de lo que nos podíamos permitir y para "revertir" la situación hace falta realizar sacrificios muy duros, pero que a largo plazo serán beneficiosos para la población.

    Un saludo.

  5. #5

    Comstar

    en respuesta a Borja Cañete
    Ver mensaje de Borja Cañete

    Un excesivo intervencionismo = rescates con dinero público para premiar a banqueros fracasados.
    Esto incentiva a todos los empresarios a tratar de fracasar.
    Cuando hay rescates no hay dinero para gasto social y viceversa.
    Por encima de lo que nos podíamos permitir = exceso de rescates para premiar a banqueros fracasados.

  6. #6

    Borja Cañete

    en respuesta a Comstar
    Ver mensaje de Comstar

    Por eso digo que el intervencionismo estatal no es bueno para la economía, pues incentiva a las empresas y entidades financieras a tomar más riesgos de los necesarios, porque saben que el Estado está detrás para inyectar dinero en caso de que lo necesitarán.

    Estoy en contra de que con dinero público se rescate a ninguna empresa, ya sea pública o privada, pues se premia la mala gestión en detrimento de las empresas que realizan su trabajo de una manera sensata y coherente.

  7. #7

    Comstar

    en respuesta a Borja Cañete
    Ver mensaje de Borja Cañete

    Realmente el trabajo del gobierno es intervenir, porque si no, no se llamaría gobierno. El problema es que se confunde la forma de intervención. Imagina que una empresa de pronto cambiara su forma de operar y dejara de tratar de obtener ganancias y se dedicara a tratar de meterse en los asuntos de la comunidad para joder a la gente para satisfacer las emociones de un gerente. No sería lógico ni apegado a la función de la empresa.

    El gobierno existe para generar beneficios (contrario a la creencia común), pero a diferencia de la empresa, no produce beneficios por medio del valor agregado (transformación física de insumos en productos) sino de la transformación de pobres en empleados o microempresarios, porque esos pobres que dejan de ser pobres y que viven mejor, pagarán impuestos y eso ayuda a mejorar las finanzas del gobierno. Eso por la parte de recaudación.

    En la parte de gasto, sólo debe gastar en cosas que permitan convertir pobres en no-pobres. El objetivo del gobierno no es satisfacer los deseos de los políticos que quieren hacer la guerra para joder a los vecinos, ni de los dictadores que desean joder a los propios, ni de los corruptos que quieren robar el dinero público de múltiples maneras, unas legales y otras de dudosa legalidad y otras ilegales.

    ¿Y qué se hace con los beneficios (superávit)? Se puede usar para hacer crecer la cantidad de no-pobres, de igual manera en que una empresa amplía su base de clientes y sus ingresos. También se puede usar para prestar el dinero a otros, como ha hecho China, pues con los intereses, puede convertir pobres en no pobres. Claro, eso de prestar a países deficitarios como EUA es el equivalente a hacer que los contribuyentes de EUA paguen el gasto del gobierno chino.

    Nos han metido la idea de que el gobierno no debe generar beneficios, porque "un puente o un aeropuerto no es rentable". Ridículo. Es como un empresario que diga que "una troqueladora no es rentable, porque la máquina no vende productos, sólo produce piezas a medio terminar". Ese puente o aeropuerto es un recurso que tiene un papel en el proceso de fabricación de no-pobres.

    Y luego de hacernos ceer la idea de que el gobierno no debe generar beneficios, ahora resulta que las empresas tampoco, porque ocupan rescatarlas con dinero público para premiar a los fracasados. Y lo peor es que nos dicen que sin esas empresas quebradas todo sería catastrófico. La mayoría de los países medianamente civilizados tienen a los pequeños ahorantes protegidos con un respaldo estatal, y para los grandes inversionistas, pues si quiebra el banco, corrieron un riesgo y perdieron. Es lo que pasa con los apostadores.

    Por eso es que la idea de que una empresa deba ser rescatada es inútil. Entonces, si el gobierno no debe producir beneficios y la empresa tampoco, donde la vía rápida para obtener dinero es ser un fracasado con influencia, lo que tenemos es un sistema soviético. En el sistema soviético no había incentivo para producir, mientras que en su contraparte en occidente, el dinero era el incentivo para trabajar y para correr riesgos (riesgos de verdad, sin rescates). Con el sistema actual bancario-soviético, se gana más moviendo dinero en la mesa de apuestas financiera, que en la economía real. No hay trabajo, y el dinero escasea, y hay incentivos para fracasar.

    ¡¡Vaya sistema!!

  8. #8

    Borja Cañete

    en respuesta a Comstar
    Ver mensaje de Comstar

    Gran comentario!!

    Ni yo lo podría haber expresado mejor.

    Por partes, el Gobierno no es que deba obtener superávit, sino que con los ingresos que tiene, debe ser capaz de procurar servicios básicos a sus ciudadanos y no incurrir en pérdidas o préstamos emitiendo deuda pública con intereses.

    Se ha incentivado que si arriesgas mucho y te sale mal, no pasa nada, pues ahí estará el Estado para inyectarte una "ingente" cantidad de dinero y transformar una empresa privada en semi-pública con el dinero de todos los españoles.

    Se penaliza a las entidades y empresas que realizan su actividad económica asumiendo los riesgos que son capaces de asumir y provoca que "una manzana podrida, contagie a toda la cesta".

    El Gobierno debe intervenir en las cuestiones que sean necesarias y a través de normativas o leyes generales y no modificar las mismas cada cierto tiempo para así regularlo todo, pues incrementa la burocracia y el "papeleo".

    Dicen que España es cada vez un país más liberal, pero lo que creo es que es un país más controlado que hace unos años y eso tiene un final que no es del "agrado" de los ciudadanos.

    Un saludo.

  9. #9

    Comstar

    en respuesta a Borja Cañete
    Ver mensaje de Borja Cañete

    Más "libre" para unos, y más controlado para otros. Libre para los fracasados, controlado para los que empujan el país adelante, a pesar de las libertades de los vividores.

  10. #10

    Borja Cañete

    en respuesta a Comstar
    Ver mensaje de Comstar

    Libre para los que gobiernan y dirigen los hilos del país y controlado para el resto de la sociedad, pues las leyes están para cumplirlas sí, pero no todos las cumplimos por igual.

    Además, soy de los que defiendo que se debe promover la libertad económica de las empresas y los individuos, debemos ser "libres" para realizar las actividades que nos propongamos, sean un acierto o un error y no que nos limiten de esta manera, con normas y leyes cada semana que lo único que buscan es manejar aún más las vidas de las personas.

    Nos quejamos mucho de Estados Unidos, pero estamos en peor situación que ellos...

  11. #11

    Rocodromo

    Buenas,magnifico resumen estas navidades me voy a comprar el libro,me parece interesantisimo.¿Que puede haber mas bonito, que ser una persona financieramente libre?,es decir que sus ingresos pasivos superen sus gastos.Saludos

  12. #12

    Rocodromo

    en respuesta a Borja Cañete
    Ver mensaje de Borja Cañete

    Buenas,yo pienso que esta situacion que estamos atravesando, es mucho mas dificil de arreglar de lo que parece,podemos reducir prestacion por desempleo en tiempo o meses como tu bien dices,pero el problema seguira estando ahi, por que no hay nada de trabajo.No creo que un padre de familia con hipoteca,por que este cobrando el paro se acomode.No es sencillo ya hay demasiado daño hecho,y ahora estamos dando palos de ciego,para cuadrar cuentas,cuentas que en verdad ni salen ni saldran ni nadie se las cree.Saludos

  13. #13

    Borja Cañete

    en respuesta a Rocodromo
    Ver mensaje de Rocodromo

    Te recomiendo el libro, y si no has leído el que publicó el mismo autor denominado "Nosotros, Los Mercados", también lo deberías leer.

    Los ciudadanos debemos "culturizarnos", económicamente hablando y una buena manera de ello es leyendo cosas que nos sirvan para ello.

    Un saludo.

  14. #14

    Borja Cañete

    en respuesta a Rocodromo
    Ver mensaje de Rocodromo

    No opino que la solución a todos los problemas que atraviesa España sea limitar la duración y la cuantía del subsidio por desempleo, pero sí se debería "obligar" a los desempleos a realizar cursos de reciclaje, idiomas..., que sigan formándose para que se adapten a las nuevas necesidades que tiene el mercado de trabajo.

    Lo que debe hacer España es no gastar más de lo que ingresa y no seguir colocando deuda pública para sostener una estructura "insostenible".

    Un saludo.

  15. #15

    8........s

    en respuesta a Borja Cañete
    Ver mensaje de Borja Cañete

    Si para trabajar en la potente industria del país...Borja...la deflación no es liberal ...todo lo contrario...un abrazo..

  16. #16

    Rocodromo

    en respuesta a Borja Cañete
    Ver mensaje de Borja Cañete

    Buenas, tienes toda la razon ademas me interesa muchisimo ir aprendiendo.Saludos

  17. #17

    Borja Cañete

    en respuesta a Rocodromo
    Ver mensaje de Rocodromo

    Lo que descubrirás en esos libros es otro punto de vista de las causas de la crisis, con datos objetivos y acontecimientos explicados al detalle y así poder entender el porque de las cosas.

    Navidad es un buen momento para hacer un regalo y que mejor que regalar cultura.

    Un saludo.

  18. #18

    Rocodromo

    en respuesta a Borja Cañete
    Ver mensaje de Borja Cañete

    Buenas,¿los puedo encontrar en cualquier libreria gracias?.Un saludo

  19. #19

    Rocodromo

    en respuesta a Borja Cañete
    Ver mensaje de Borja Cañete

    Ya me los he apuntado los dos,mi mujer ya sabe lo que me tiene que regalar estas navidades,ja ja ja .Un saludo

  20. #20

    Borja Cañete

    en respuesta a Rocodromo
    Ver mensaje de Rocodromo

    jajaa, pues es una buena inversión en cultura y un buen regalo para Navidades.

    Si deseas conocer más libros sobre Economía dímelo, o cuando acabes con estos.

    Un saludo y a disfrutar las fiestas.

Autor del blog

  • Rankia

    Portavoz oficial de la empresa editora de este sitio web Rankia

Envía tu consulta