Rankia USA Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal
Acceder
15 recomendaciones

Nadie se dedica a la recogida de basuras si no le pagan por ello. Con el oro y la plata está ocurriendo lo mismo. Los bancos quieren que te lleves su oro y, como nadie lo quiere, no les queda más remedio que pagar para que alguien se lo quite de encima.

Aquí se puede ver que los precios del préstamo de los 4 metales preciosos están en negativo. O sea, el que tiene el metal le paga a alguien para que se lo lleve y lo quite de su vista.

¿Qué motivo puede tener alguien para asumir el riesgo de dar prestado algo y pagar encima?

Motivos legales y confesables, ninguno.

Motivos turbios y poco honestos, muchos. Vamos a repasarlos.

Hay muchas entidades que poseen metales preciosos y no pueden venderlos, por ejemplo:

  • Los bancos centrales, porque para vender tendrían que pedir permiso (salvo en el caso de Solbes, que era cónsul plenipotenciario cuando vendió el oro a menos de la mitad de lo que cotiza ahora).
  • Los depositarios de metales preciosos, pues en sus libros debe constar que mantienen la propiedad de todo el metal que tienen bajo su custodia.
  • Los ETFs sobre metales, como el GLD y el SLV, que “deberían” poseer el metal físico que dicen los libros, y que es posible que sólo tengan en sus cámaras acorazadas promesas de que alguien les debe ese metal.


Muchas de estas entidades, sobre todo los bancos centrales, quieren que el precio de los metales se mantenga bajo. Ello es debido a que el precio de los metales actúa como el canario en la mina: avisa a los desavisados súbditos que el papel moneda pierde valor.

La única forma de lograr que algo baje o, al menos, que no suba, es vendiendo, pero ya se ha dicho arriba que no pueden vender. Eso les obliga a ejecutar el plan B: dan los metales prestados, sabiendo que el que los coge en sus manos lo primero que hace es venderlos y con ese dinero autoadjudicarse unos jugosos bonus por los resultados de su empresa. De esa sutil manera se consigue que las ventas del metal hagan bajar los precios. Mientras, en los libros de las entidades que los han prestado, esos metales constan como de su completa propiedad. Todos contentos.

Como durante una tendencia primaria alcista, como la que tienen los metales, hay pocos locos dispuestos a pedir prestado metal para venderlo, porque saben que al final lo tendrán que recomprar más caro,  no hay más remedio que incentivar esa locura pagando al que se lleve el metal.

Es una forma sutil pero muy potente de falsificar oro y plata, y que no se detecta tan fácilmente como rellenar los lingotes de tungsteno.



El resultado final es que tanto el oro como la plata que están contabilizados en almacenamiento, custodia o reservas de cualquier tipo, en una gran parte no existe, sólo hay unas promesas de bancos, en su mayoría insolventes, que deberán restituir ese metal.

Pero, sabiendo que los metales están alcistas, ¿qué motivos puede tener alguien para pedir prestado metal y venderlo?

Sólo uno: alargar su quiebra un poco de tiempo más y seguir cobrando el sueldo y los bonus.

Los bancos quebrados encuentran en estos préstamos una solución a sus problemas de liquidez, tomando prestado metal y vendiéndolo en el mercado. Lógicamente, esa operación les produce pérdidas que aumentan su insolvencia, pero ¿eso a quién le preocupa? Mientras no se descubra el pastel viven como Dios, incluso se atreven a afirmar en público que hacen el trabajo de Dios.
 
Los que prestan el metal saben que nunca más lo volverán a ver, pero, ¿qué importa? El metal no es suyo y las pérdidas billonarias las pagarán los tontos de siempre.
 
Dicen los aficcionados a las conspiraciones (entre los cuales no me encuentro), que por cada onza de metal circulan entre 50 y 100 onzas en promesas de papel. El día que alguien se empeñe en querer tocar el metal que consta en los libros de contabilidad, se va a armar la gorda.

  1. Maizlimpio

    Chapó Burbujo!!!!

    Tampoco hay que acribillar al que da su opinión aunque no esté en lo cierto.

    Yo he palmado pasta con las operaciones de Llinares, pero es cierto que casi siempre las he iniciado con retraso.

    Lo que es incuestionable que lo que casi todos hemos aprendido con LLinares es muy difícil encontrarlo en otros lugares y mucho menos gratis.

    Llinares, gracias por sus enseñanzas !! (por cierto,no estoy de acuerdo en prácticamente ninguna de sus opiniones sobre temas de salud, aunque espero que la suya la conserve por mucho tiempo, y yo la mía claro)

  2. en respuesta a Firehand
    Talentum

    Firehand, no tenía intención de participar en esta polémica, pero me siento obligado a dar la cara, ya que me citaste.

    Lo primero es que no entiendo cómo puedes decir que de las estrategias publicadas en el blog, no se haya cumplido “NI UNA”.

    En cuanto a mí, siempre quise dedicarme a la bolsa, ya que ignoraba que había otros mercados e instrumentos y, por supuesto, ignoraba que eran mejores que la bolsa. Tras largos años buscando aquí y allá, recalé en el blog de Francisco e inmediatamente supe que había llegado a buen puerto. Me incorporé con el alias de Burbujo (que ya no utilizo) y me puse a leerlo, pensarlo, estudiarlo y asimilarlo todo. El blog ya tenía más de un año, plazo al que hay que sumar el tiempo que tardé en aprender infinidad de cosas. Por esa razón no pude beneficiarme de no sé cuántas operaciones exitosas.

    He ganado con algunas estrategias y he perdido con otras. Pero sabía que, pasara lo que pasara, la culpa no era de Francisco, sino mía.

    Si alguien me hubiera dicho que iba a aprender todo lo que he aprendido en el blog de Francisco, no me lo hubiera creído nunca. Y con lo aprendido aquí he podido asimilar después otras fuentes que antes me parecían incomprensibles. Sigo aprendiendo y al mismo tiempo estoy montando una web de formación online, proyecto con el que doy salida a otra vieja aspiración personal. Gracias a Francisco he adquirido los conocimientos y la confianza necesarios para acometer este proyecto.

    Siguiendo su ejemplo y como muestra de gratitud, me gustaría regalar todo lo que sé. Pero como no puedo permitírmelo, regalaré una parte. Te sugiero que no te pierdas los Cursos de ETChart y otros que puedan venir más tarde.

    Y si me aceptas otra sugerencia, pasa página. Olvida esta polémica y quédate aquí, en este blog. No dejes escapar esta oportunidad. Verás que aquí hay mucha gente que te va a ayudar.

    Un saludo.

    2 recomendaciones
  3. en respuesta a Amparo Sisternes
    Lacónica

    La duda que tengo y que el Sr. Llinares me ha enseñado bien es el riesgo de contrapartida.

    Como soy novata en los mercados financieros prefiero no exponerme mucho al mercado bursátil, por eso pido consejo por si vale la pena hacerlo o mejor directamente en productos físicos.

    Gracias

  4. en respuesta a Lacónica
    Amparo Sisternes

    También tienes la opción de invertir en ETF sobre la plata, te dejo este enlace por si te interesa: Revalorización de la plata: opciones de inversión.

    La opción de invertir en acciones de empresas mineras de plata como Silver Wheaton Corp. o de empresas mineras de oro como Randgold Resources o Polymetal Internacional.

    Un saludo.

  5. en respuesta a Francisco Llinares
    futuroincierto

    Se me ha disparado el conspiranómetro...

  6. en respuesta a Firehand
    Nerua

    Firehand seleccionando hechos puntuales Siembras Confusión para Cosechar el Descrédito del Autor. Hay que ver el negocio como un todo. Nadal no ganó todos los torneos pero fue número Uno. Hay que ver la obra en su conjunto. Que es tremendamente positiva. Llinares en un número Uno.

    4 recomendaciones
  7. en respuesta a Francisco Llinares
    Javirruco

    Hola Francisco, que te parecen 50 monedas de 100pts de franco(19g unidad creo que pureza 800)
    por 550 euros.

    La semana pasada me informaste de que podia conseguir 300 onzas en monedas de nueva acuñación a 30 euros pero no he parado de buscar en internet y en algunas casas de venta de metales en Valencia pero sin mucho éxito. ¿Debería de buscar en otra dirección?

    Muchas gracias de antemano.

  8. en respuesta a Pequeñito
    Pedrolas

    Pequeñito, haber escrito antes tu comentario y me hubiera ahorrado el mío ;-)
    Suscribo tu enfoque
    Saludos

  9. en respuesta a El Zorro Tfe
    Mudito

    Los chinos lo están comprando todo, dónde haya materias primas y metales preciosos allí están los chinos pujando (o luchando, según la falta que haga) por ello. A cambio, supongo que están entregando papeles verdes.
    Lo del patrón oro lo sostiene también el profesor Huerta de Soto. Francisco hizo un post en el que puso una conferencia del profesor.
    En el episodio nº 342 de Keiser Report, el invitado sostiene que los mercados de renta variable y los de materias primas están en una burbuja y que, tarde o temprano, todas las burbujas terminan por estallar y para estos mercados sucederá lo mismo. Como en ningún momento menciona el mercado de metales preciosos (más que nada el de la plata, es el que me interesa) me he preguntado si hay relación histórica entre la evolución del crudo y de la plata. He cogido los datos del futuro 'crude oil' (línea roja) y de la 'plata spot' (línea azul) y el resultado es éste:

    • Crudo - Plata

    1 recomendaciones
  10. Akrobata

    Leo los blogs de Rankia de tanto en tanto y el del señor Llinares es uno de los que leo a menudo.

    La teoría del fin del sistema monetario actual es algo que, a medida que pasa el tiempo y reflexiono sobre ello, considero cada vez mas probable (suceda dentro de 2 años o dentro de 20... creo que EEUU tiene un gran poder todavía para "forzar" a los paises recalcitrantes como Iran, a seguir usando el dólar, y a transmitir confianza en el dólar a la gente, la mayoría con conocimientos de economia básicos nulos).

    Lo de comprar plata es algo que siempre he ido dejando para después, sobretodo por el tema del almacenamiento. ¿Podeis darme ideas al respecto o qué cosas os estan funcionando? No me convence guardar la plata en mi casa, no tengo jardin donde poder enterrar las monedas, etc.

  11. en respuesta a arckan69
    Francisco Llinares

    Aunque no hubiera hiperinflación, cosa poco probable, teniendo en cuenta el ritmo de la puesta en circulación de papelitos de colores, circulen o no, hay otros motivos que pueden hacer subir mucho el precio de los metales.

    La pérdida de confianza en las representaciones virtuales de dinero sin ningún respaldo, algo que ha ocurrido en la historia decenas de veces, hace que la gente busque desesperadamente algo tangible que le preserve su valor adquisitivo. Esto hace que, todo lo que sea capaz de mantener el valor, suba frente a un dinero que no quiere nadie.

    Por otro lado tenemos la solvencia de muchos países emisores de bonos. ¿Dónde buscará refugio el dinero que haya quedado escarmentado después de un impago de bonos soberanos? No creo que se fien de los bonos del pueblo de al lado.

    Sobre el Mad Max yo sé lo mismo que tu, después de haber visto la peli. Tratar de acertar un cisne negro es imposible, de otra forma sería un cisne blanco. Lo que sí me atrevo a pronosticar es que no se parecerá mucho a la película.

    Las posibilidades son tan amplias que lo más prudente es tomar medidas muy variadas. Cada uno en arreglo a sus circunstancias y posibilidades. Lo que si es importante es no dar nada por seguro: no pensar que se va a seguir cobrando la jubilación, o creer que los hospitales seguirán abiertos, o dar por supuesto que habrá gasolina a precio razonable, o que saldrá agua por el grifo. Lógicamente, todo esto sería posterior a la desaparición, inmovilización, corralito, requisamiento encubierto, o algo parecido del dinero que hay en los bancos. Sobre este tema podemos aprender de Argentina.

    Ya me gustaría que todo lo que puede pasar se redujera a media docena de posibilidades. Sería sencillo trazar una estrategia para cubrirlas.

    3 recomendaciones
  12. en respuesta a Francisco Llinares
    arckan69

    Hola Fco. Agradecer de antemano el compartir algo tan valioso como la sabiduría.

    Yo tengo algunas dudas acerca de la guerra de devaluación de divisas. Se dice desde algunos puntos que no habrá hiperinflación, ya que el dinero inyectado no llegará a la economía real. Me pregunto si el precio de los metales preciosos, sube más cuando la gente conoce los datos de inflación, dada por la velocidad del dinero en la economía real. Y también me pregunto cómo dicen que harán para parar la inflación en caso de que todo el dinero inyectado circule libremente y velozmente. Se supone que la FED u homónimos venderían todos los activos para recuperar todo el dinero inyectado? Con la dificultad que esto supone. Asi que supongo que estamos abocados a una hiperinflación a largo plazo.

    Hablando de otro tema, acerca del MadMax que en algunos sitios he leído. No lo deseo, pero no soy capaz de imaginar algo así. En caso de que esto sucediese. Cuál sería el timing? Supongo que esto vendría acto seguido de perder el mundo la confianza en el dinero fiat. Y no se cuanto tiempo darle, como mucho cinco años?

    Saludos, y repito se agradece que comparta tiempo y sabiduría.

15 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...