Indicadores del sector eléctrico en América Latina

Indicadores del sector eléctrico en América Latina

El sector eléctrico se ha vuelto un tema de actualidad debido a que las políticas para mejorar el medio ambiente van a provocar modificaciones en la forma de generar electricidad y a la vez incrementarán su demanda por diversos motivos, entre los cuales se encuentra la sustitución del transporte de combustión por automóviles y camiones eléctricos.



Recientemente, la CEPAL (1) publicó un estudio comparativo sobre diversos aspectos de la situación del sector eléctrico en América Latina, del cual se desprenden aspectos interesantes.  En cuanto al consumo residencial, México es el segundo consumidor de energía eléctrica en la región y junto con Brasil representan más del 50% del consumo en la misma. En términos generales entre 2015 y 2018 el consumo en toda la región se ha mantenido estable con la excepción de Venezuela donde muestra una disminución durante ese periodo, tanto a nivel residencial como industrial y comercial. 

Respecto a la forma de generar la energía eléctrica en 2018, de los 27 países analizados en 16 de ellos el 30% se generaba con recursos renovables, incluyendo a las hidroeléctricas.  Los países con mayor uso de fuentes renovables son Brasil (81%) y Uruguay (75%), los Centroamericanos fluctúan entre 45% y 80% en tanto que México se ubica en 30%, de los niveles más bajos si se excluye a los países del Caribe.  Si no se consideran a las plantas hidroeléctricas, los países con mayor uso de fuentes renovables son Uruguay (40%), Honduras, Nicaragua, El Salvador y Guatemala, todos con alrededor del 20%, y México sería el onceavo país con 12%.

Otro indicador interesante son las pérdidas de energía eléctrica.  Estas se pueden presentar primordialmente por dos motivos, 1) pérdidas técnicas en la distribución por la falta de inversiones o mantenimiento de las redes o 2) uso no registrado generado por conexiones ilegales.  La referencia internacional es 8% y la de la región es 16%.  Con información a 2018, Chiles es el único país del continente que se ubica por debajo de la referencia internacional con 5%, México tiene una pérdida de 17%, ligeramente arriba del promedio, y la mayor pérdida se registra en Haiti, donde llega al 59%, motivado principalmente por consumo ilegal. Si se excluye a Haiti el promedio de América Latina es 14%.

En cuanto a las tarifas, analizaron el sector residencial de 15 países, utilizando los precios medios de electricidad de 2018, excluyendo impuestos, considerando consumos mensuales de 30kWh, 125 kWh y 300 kWh. Para efectos comparativos se expresaron en centavos de dólar por kWh. El menor precio de electricidad se registró en Venezuela, donde en ningún caso llegó a representar 1 centavo de USD por kWh, seguido por Paraguay y el tercer país más barato fue México, donde la tarifa fluctuó entre 3.9 y 6.2 centavos de USD por kWh. Los países con las tarifas más elevadas fueron Uruguay, que llegó hasta 47.5 centavos de USD por kWh, y Guatemala, donde fluctuaron entre 20.8 y 21.3 centavos de USD por kWh.  Uruguay y Chile son los únicos países donde el precio de la electricidad disminuye conforme aumenta el consumo, en el caso de Uruguay es muy significativo porque baja de 47.5 a 21.3 centavos de USD por kWh. Las tarifas de México son casi la mitad de las que existen en Brasil y un tercio de lo que se paga en Chile. 

Con este análisis comparativo se puede concluir que Uruguay es el país con mayor uso de recursos renovables, sin contar la hidroeléctrica, en la generación de electricidad, con bajo porcentaje de pérdidas de energía eléctrica y con las tarifas más elevadas.  Chile es el más eficiente en cuanto a pérdidas de energía, generando con recursos renovables casi la mitad de su electricidad y, junto con Uruguay, los únicos que disminuyen las tarifas conforme aumenta el consumo.  En todos los países existen subsidios al consumo residencial de electricidad. En cuanto al uso de recursos renovables para producir electricidad, México muestra rezago respecto a la mayoría de los países de la región, lo que refleja que se tendrá que hacer un gran esfuerzo si se pretende cumplir con los compromisos mundiales de cambio climático referentes a la forma de producir dicha energía.

--
 R. Contreras, “Análisis de las Tarifas del sector eléctrico: los efectos del COVID-19 y la integración energética en los casos de la Argentina, Chile, el Ecuador, México y el Uruguay”, serie Recursos Naturales y Desarrollo, No. 199, CEPAL, 2020 
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar