A continuación revisamos los mecanismos comúnmente encontrados en la literatura que son empleados  por  las instituciones que otorgan microcréditos para mejorar sus tasas de repago siguiendo a Armendáriz de Aghion y Morduch, (2000 y 2010).

                                     

Reputación

Con el fin de evitar que un cliente al que se le acaba de otorgar un préstamos tome el dinero  y desaparezca,  el  banco o la microfinanciera  puede  amenazarlo  prometiendo  no  extenderle  un  nuevo  préstamo  en  el futuro si no repaga el actual.

Adicionalmente, las instituciones de microcrédito pueden hacer aún más efectivas sus políticas para mejorar las tasas de repago si imponen el requisito de contar con colateral,  aval  y/o  mediante  la  imposición  de  las  sanciones  sociales  como  en  el  caso  de los préstamos  grupales.  Ejemplos  de  tales  sanciones  incluyen  la  pérdida  de  la  reputación,  la exclusión de la vida social dentro de la localidad, etc.

Incentivos

Asimismo,  las  instituciones  de  microcrédito  pueden  utilizar  incentivos  para  inducir  el  pago puntal de los créditos. Por ejemplo, pueden ofrecer descuentos en las tasas de interés que cobran si los clientes mantienen un registro de pagos perfecto por un período de seis meses.

También, las instituciones de microcrédito pueden proporcionar un acceso preferencial a nuevos préstamos o aprobaciones rápidas a clientes con un historial de pagos perfecto. Finalmente, otro incentivo importante es el acceso a un flujo de préstamos que aumentan de tamaño con el tiempo.

Pagos inmediatos y frecuentes

Otra característica inusual de la mayoría de los contratos de microcrédito es el requisito de que los clientes empiecen a repagar su préstamo casi inmediatamente después de haberlo recibido y que continúen haciéndolo periódicamente, usualmente de manera semanal,  a partir de entonces.

El  solicitar  pagos  semanales  significa  que  la  institución  de  microcrédito  está  otorgando  el préstamo  tomando  en  cuenta  no  sólo  el  riesgo  asociado  al  proyecto  que  el  prestatario desea financiar, sino también su flujo de ingresos.

Pagos calendarizados

El  establecimiento  de  un  calendario  definido  en  el  cual  los  clientes  deben  realizar  sus  pagos regulares  también  puede  ayudar  a  las  instituciones  de  microcrédito  a  detectar  a  prestatarios indisciplinados. 

Adicionalmente,  les  proporciona  a  los  prestamistas  un  flujo  constante  de información sobre el comportamiento de cada cliente. Esta información puede proporcionar a los administradores de los préstamos una alerta temprana acerca de posibles problemas emergentes  y esto,  a  su  vez,  les  puede  permitir  desarrollar  una  estrategia  adecuada  para  hacer  frente  a la situación y diseñar un protocolo que les permita evitar este tipo de problemas en el futuro.

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar