Rankia USA Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal
Acceder
2 recomendaciones

 

El viernes 13 de enero, haciendo honor a la fama de tal fecha, nos hemos acostado con una rebaja de la calificación de numerosos países europeos por Standard & Poors. Entre ellos han quitado la triple A de Francia.

Esto ha provocado entre otras cosas la caída del tipo de cambio del euro.  Debemos recordar que el tipo de cambio del euro se había recuperado ligeramente el día anterior ante la no bajada de tipos desde el Banco Central Europeo. En lo que respecta al conjunto de los medios de comunicación, hemos tenido por tanto una recuperación del euro por la mejora de las condiciones económicas, (el Banco Central Europeo habló de cierta estabilización y de que tienen indicios, no especificados, de que la inyección a las entidades financieras de medio billón de euros está llegando a la economía real). Y al día siguiente se explica la caída del euro y de los mercados debido a S&P.

En definitiva, lo que tenemos es un efecto curioso en el que las manipulaciones sirven para explicar las bajadas y no para explicar las subidas, incluso teniendo en cuenta que todo el mundo está intentando manipular para subir, que a fin de cuentas es lo que interesa absolutamente a todo el mundo.

En realidad lo que hemos tenido es exactamente lo de siempre. El Banco Central Europeo no ha reducido los tipos de interés porque una bajada de tipos supone inmediatamente la bajada del euro, y la activación del proceso inverso de carry trade. Es decir, si se espera una bajada del euro, nadie fuera de la zona invertirá y los inversores se trasladarán a mercados denominados en otras monedas para evitar perder o ganar con el tipo de cambio.

Sin embargo está claro que absolutamente nadie se ha creído lo que ha dicho el Banco Central Europeo, que además no ha negado la posibilidad de que los tipos se reduzcan en el futuro. Por lo que la bajada del euro estaba sentenciada desde el discurso de Draghi, que simplemente no fue creído por las entidades financieras. El euro ha caído porque las expectativas de tipos se han reducido de una forma dramática a la vista de los datos de los SWAPS de EONIA publicados el viernes 13, (recordemos que después de la reunión del día 12 y cuando los mercados financieros eran alcistas y por tanto antes de los rumores sobre la perdida francesa de la triple A). El viernes 13 han marcado el menor tipo de la historia, con una bajada realmente importante respecto al jueves 12, (de 0,331 a 0,323). Debemos tener en cuenta que incluso el jueves había bajado respecto al miércoles.

Dados los niveles es fácil entender que las entidades financieras esperan que los tipos de la zona euro lleguen a cero en el próximo año y además que tras la reunión del Banco Central Europeo, no sólo no se ha cambiado esta idea, sino que se ha fortalecido.

Pero si no ha cambiado el esquema del Banco Central Europeo, intentando mantener el equilibrio entre unos países que no pueden soportar los tipos altos, (ni el tipo de cambio) alto y unos mercados financieros que no se pueden permitir la caída del euro; tampoco ha cambiado toda la manipulación de las entidades de crédito a cuenta del euribor.

En agosto había colocado un post en el que trataba de explicar las diferencias entre EONIA y EURIBOR, en el que tirando del pasado, lográbamos entender muy fácil unos cuantos conceptos. Me gustaría recordar que si durante todo el tiempo en el que la situación era normal, estos dos indicadores eran en esencia similares, estos indicadores se han distanciado en 2008 con la crisis financiera y por la manipulación que de los índices se ha permitido desde este momento.

En estos momentos, la situación comienza a ser surrealista, porque no se puede entender que el Euribor, (que es el tipo de referencia de los productos que cobran los bancos, y vendido como el coste del interbancario), está multiplicando por más de 5 a los SWAPS de EONIA que en teoría es lo que trataba de identificar el Euribor.

En agosto había colocado una gráfica para mostrar la evolución de una forma muy clara; y hoy no hay más que ver la actualización de esta gráfica para tratar de entender como es la situación ahora mismo, y entender fácilmente como la realidad y las expectativas de las entidades financieras contradicen de una forma espectacular a Draghi cuando dice que ve algo parecido a una estabilización.

Antes de echar un vistazo a esta gráfica actualizada, recomiendo leer el post de agosto en el que trataba de exponer las definiciones y las evoluciones pasadas de estos valores. De esta forma es mucho más sencillo entender esta actualización que hoy en día es mucho más llamativa que entonces, lo cual no puede significar otra cosa que el deterioro de la situación a lo largo de estos meses. 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar

Sitios que sigo
2 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...