Rankia USA Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal
Acceder
4 recomendaciones

 

En mayo de 2010, la unión europea, lanzó su primera solución definitiva de esta crisis. Se trataba de la creación de un fondo entre la unión europea y el FMI de 750.000 millones de euros, a la vez que el banco central europeo empezaba a comprar bonos de países con problemas. La contrapartida un plan de ajuste para todo el mundo que era fácil intuir desde el mismo momento en que se conoció este plan. En aquellos  días, coloqué dos post en el que trataba de explicar en que consistía realmente este plan y porque no iba a funcionar; El titulo era “Europa entra a saco a rescatar a los de siempre”; y básicamente trataba de explicar que había mucho marketing y que el rescate real era la compra de los bonos por parte de los bancos centrales para evitar las pérdidas de las entidades financieras.  Los 750.000 millones del momento no eran otra cosa que la excusa para hacer subir el precio de los bonos, (o bajar las rentabilidades de la deuda pública), y ganar tiempo.

Esta sería la primera de las cumbres que iban a darnos la solución definitiva a todos los problemas de la eurozona, (y por extensión del mundo). Ahora es difícil recordar el número exacto de soluciones definitivas o cumbres en las que ha habido un acuerdo maravilloso. Esta falta de memoria parece ser en realidad el plan de la salida de la crisis. En julio de 2011, el acuerdo fue doblar el fondo europeo, (que ya no era de 750.000 millones, sino de 440.000), para junto con el FMI llegar al billón de euros. Por supuesto en el camino se han reactivado las compras de bonos que es lo único que ha tenido cierta utilidad; claro que la utilidad no ha sido mejorar la situación económica, sino convertir el banco central en un banco malo dispuesto a comprar lo que no tiene valor para otros; aspecto que hace empeorar la economía desde todos los puntos de vista.

Pero en estas se ha llegado a la siguiente cumbre que se trataba de apalancarse, (al igual que en todas las ocasiones donde el fondo era eminentemente dinero endeudado), para llegar al billón de fondos. En la gran cumbre de octubre se ha llegado a las conclusiones de duplicar el fondo, (hasta el billón otra vez), y al acuerdo con Grecia por la reestructuración de la deuda.

Curiosamente estamos ante una situación en la que regularmente se nos hacen toda una serie de anuncios que demuestran que el anterior era una soberana tontería. Es decir; hoy nos encontramos con que Merkel se niega a que el fondo llegue al importe del billón, lo cual es la prueba de que cada vez que se ha anunciado el acuerdo del billón, simplemente fue un brindis al sol. Hoy también estamos inmersos en unas negociaciones para la quita de la deuda y con la amenaza de la activación de los CDS, lo cual nos hace suponer inmediatamente que el acuerdo que se había alcanzado en tal sentido no era tal.

El gran cambio es que ahora se plantean introducir otro fondo para el crecimiento y la competitividad. ¿o no es tal novedad?. Hemos llegado a un punto en el que incluso el que aparezca el nombre de crecimiento en un fondo, supone un gran avance. Pero no debemos olvidar que las medidas no funcionan por el nombre que se les ponga, sino por aquellos efectos que provocan en el sistema y en cada uno de nosotros. De la misma forma que lo acordado en todas y cada una de las cumbres era un desastre porque no solucionaba ni un solo problema y tan solo trataba de dar un poco de tiempo a los bancos, buscando la forma de que los contribuyentes nos comiésemos las pérdidas, (empeorando nuestra situación); tenemos que tratar de entender que es lo que nos están proponiendo.

La propuesta filtrada por el eje Franco- Alemán, supone destinar las ayudas no gastadas a la cohesión, para financiar proyectos de crecimiento en los países en dificultades. En si mismo no es ninguna novedad, ya que recurrentemente en los planes de ajuste a Grecia se ha dejado caer alguna frase del estilo de “agilizar ayudas de cohesión” o “acelerar inversiones y ayudas previstas”. Pero incluso en el mejor de los escenarios debemos tener en cuenta que los fondos de cohesión, son por definición un importe destinado a los países que están en una peor situación, para lograr su crecimiento, de tal forma que destinar lo que sobre de los fondos de cohesión a un fondo de crecimiento para países en problemas es simplemente cambiar un nombre y asumir que han fracasado estos fondos, (tanto en Grecia como en Europa).

Es fácil entender que cambiando el nombre no va a mejorar la utilidad de tal instrumento. Sin embargo, a veces deberíamos entender las razones por las que ha fracasado, y también las razones por las que se ha dejado de utilizar una parte. Respecto a los fondos estructurales, la realidad es que han servido para dos cosas fundamentales. Por un lado para pagar inversiones públicas e infraestructuras, que se nos han vendido como un elemento para dinamizar la economía, pero que hace tiempo que tan sólo se han convertido en fuente de pelotazo. Es decir, se ha invertido en numerosas infraestructuras que tan sólo han servido para pelotazos múltiples y que pagamos varias veces, sin que tengan la mínima utilidad.

Por otro lado tenemos los fondos destinados a las empresas, para incrementar la productividad, y ahora la competitividad. Es en esta partida donde existen las ayudas no gastadas, porque resulta que estas medidas dependen de las inversiones que realizan las empresas. Está claro que durante bastante tiempo se ha invertido, aunque la productividad no se ha incrementado, por tanto no hace falta ser economista, para comprobar que han fracasado. Pero es que hoy esta partida, (que podría tener algún sentido), no sirve absolutamente para nada, ya que el problema de fondo es que no se invierte, por la misma razón por la que no se contrata personal. Al no existir clientes con ingresos y expectativas favorables, no hay inversión, porque el primer requisito para que cualquier empresa se plantee cualquier inversión es pensar que va a tener clientes para lo que quiera que va a producir.

Por lo tanto, al final lo que tenemos actualmente es un refrito de todo lo que hemos hecho, con una amnesia galopante, y un cambio de nombres que busque mayor facilidad para que los contribuyentes de todo el mundo nos traguemos unos planes inútiles que nos van a costar unos recursos que no tenemos a cambio de que grandes empresas y entidades financieras se lleven subvenciones y rescates, con lo que parece ser el objetivo último de que sobrevivan sin producir o financiar respectivamente mientras se desangra el resto de la economía.

  1. #4
    Txuska

    Buenas Tomas.
    El problema en mi opinion al menos a nivel estatal esta en que los bancos no sueltan liquidez al sistema .
    Tengo un amigo que con buen sueldo, fijo, a no ser que se hunda el mundo al pedir 60000 euros de hipoteca el 20% del valor del piso (que es nuevo , con los ultimos adelantos y muy bien situado) el banco le contesto que minimo euribor +3% ya que en principio se preferia los pequeños creditos al consumo, tarjetas etc .
    Todo muy por encima del 10%.
    Añadele la deuda publica si quieres .
    Si no quieren los bancos esta operacion que era como a 10 años ( no se podia menos) de que tipo van a querer , porque no se si es muy rentable, pero segura era

    S2

  2. #3
    7.......s

    para competir, tomas hay que adelgazar, eso dicen al menos, pero claro cuando la alimentacion ha estado basada en sobraabundancia de toxinas grasas, es curioso que los dietistas al uso que nos proponen la delgadez competitiva sean los mismos que anunciaron lo hermoso del ser rollizo, en fin tomas ...que un abrazo de mi esposa que te lee...

  3. #2
    Vusizo

    Tienes toda la razón del mundo, pero ¿qué alternativas hay ? Sinceramente, creo hay un fallo en la planificación y en la ejecución, pero no en la idea.


Sitios que sigo
4 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...