Rankia USA Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal
Acceder
7 recomendaciones

 

El otro día me refería a la situación que se ha generado en el mercado de los Credit Default Swaps, (CDS) a cuenta de la situación en Grecia. Ya hace mucho tiempo hice un post en el que trataba de explicar este seguro y las perversiones que provocaban, y hoy nos encontramos con el certificado de este hecho.

Debemos recordar que en teoría estos  instrumentos eran un instrumento que proporcionaba un seguro frente a los impagos de determinado país o entidad. Sin embargo, en la realidad han tenido todo tipo de usos, salvo irónicamente el de seguro, ya que en el momento en que Grecia ha incurrido en un impago, alterando las condiciones y los plazos del importe que se deben, resulta que la asociación internacional de derivados y swaps, (ISDA), constituida por los que deberían pagar este seguro han llegado a la conclusión, ridícula y sin justificación de que no ha existido un impago. 15 entidades (Goldman Sachs, Bank of America Merril Lynch, Deutsche Bank, BNP Paribas, Credit Suisse, JP Morgan Chase Bank, Morgan Stanley, UBS, Societe Generale, Citadel Investiment Group, D.E. Shaw Group, Bluemontain Capital, Elliot Management Corporation y PIMCO) reunidas han llegado a tal conclusión unánime, sin que importe absolutamente nada que algunas de ellas hayan estado recomendando y vendiendo los citados seguros sin ningún tipo de control y sin que ninguna autoridad haya dicho absolutamente nada. Desde luego el hecho de que todas hayan emitido informes para recomendar las compras de CDS, (o bien indirectamente sobre las quiebras de los países), queda ya para el colmo del absurdo.

Una de las críticas que se han escuchado (y ya previamente porque se esperaba la decisión) es que en caso de que finalmente no se pagasen los seguros de impago, resulta que los CDS perderían todo su valor, al no servir como seguros. Curiosamente esto esconde dos grandes contradicciones. Por un lado, resulta que no han perdido absolutamente nada de su valor, ya que no ha habido ningún cambio normativo de ningún tipo, lo que ha ocurrido es que se ha demostrado que los citados seguros no tenían el menor valor como seguro, de tal forma que todo el importe que el emisor ha cobrado directamente como PRIMAS los ha cobrado en función de un engaño masivo y sin ningún motivo, lo cual es directamente una estafa.

Por otro lado lo curioso es que por otro lado es difícil entender que alguien considerase estos engendros como un seguro, ya que las peculiaridades y matices del instrumento rompen todas las reglas de un seguro normal. Y tengamos en cuenta que la palabra “normal” es lo que nos debe llevar a contestarnos a una pregunta que inevitablemente debemos hacernos: ¿Fue un fallo de diseño de los instrumentos lo que ha llevado a todo tipo de desastres o directamente el diseño fue para engañar y conseguir beneficios?.  Evidentemente todo el mundo puede suponer, (y desde luego razones no faltan), que esto ha sido todo premeditado, pero podría defenderse de alguna forma que han sido errores encadenados lo que nos ha llevado a esta situación. Sin embargo el hecho de que se hayan diseñado los seguros de impago de forma distinta a cualquier seguro que nos encontremos descarta este hecho. Es decir; es imposible defender que ha sido una falta de previsión cuando nos encontramos con una serie de fallos que no se tienen en cuenta cuando se diseña un seguro normal.

En el caso de un seguro normal, resulta que tendremos que sufrir un riesgo para contratar el seguro. Es decir, si bien podremos tomar un seguro por la casa o el coche del vecino, si este elemento tiene un riesgo, la compañía que asegura el bien, y que cobra la prima, nos pagará en función de nuestra pérdida. Si el vecino destroza su coche, yo no tengo ningún perjuicio y por tanto no cobraré absolutamente nada. Evidentemente esto tiene su fundamento en que un seguro está para evitar un riesgo, mientras que si pago una cantidad esperando que se produzca un riesgo sobre otro, la realidad es que estoy especulando.  Esto ocurre en todos los seguros, salvo en este producto en particular. En este caso, todo el mundo entendería que sí aseguro el edificio de mi vecino, tendríamos un interés cierto en quemar el edificio de enfrente.

En este aspecto, tan sólo puede entenderse un caso similar al de los seguros de impago sin tener deuda en el caso de los seguros de vida, donde en definitiva el beneficiario no corresponde con el que ha sufrido “el principal riesgo” por razones más que evidentes. ¿Qué ocurre cuando nos encontramos con un suceso violento y un seguro de vida elevado?. Por lo de pronto nos encontramos con una investigación exhaustiva de quien ha de pagar, (lo mismo para casos en los que por ejemplo un seguro de incendios salve un negocio de la ruina). En este caso el emisor del seguro estará plenamente legitimado para investigar lo que estime oportuno para comprobar todos los aspectos del suceso. Por supuesto, en ningún caso quedará a expensas del pagador la decisión de pagar o no; sino que tendrá que conseguir que otra persona sea la que defina si existe algún tipo de fraude o no. Es decir, se podrá no pagar el seguro de un incendio de un local o al beneficiario de un seguro de vida, siempre y cuando se inicie un procedimiento para demostrar que ha existido algún tipo de engaño y que el beneficiario es el que ha ocasionado el incidente.

Sin embargo, curiosamente esto en el caso de los CDS no es un impedimento. Es decir, el hecho de que un poseedor de un CDS haya provocado de alguna forma el impago de un determinado país no es una de las razones por las que no se paguen los dichosos seguros. De hecho es curioso que mientras en los seguros existe toda suerte de casos y situaciones en las que las compañías de seguros pueden decidir no pagar el riesgo, en el caso de los CDS la situación es muy distinta. En teoría por tanto se pagan siempre. Claro que luego resulta que al final para que se van a poner cuatrocientas mil excepciones y límites al pago, si ya desde el principio se trata de que no se van a pagar. En este caso tan sólo hace falta un requisito que no es otro que el de que los emisores decidan.

En definitiva, es cierto que esto puede ser definido como un seguro, pero jamás si a todo lo anterior le sumamos la peculiaridad de que se pueden transmitir libremente, (a diferencia de los seguros que tan sólo se pueden transmitir en ocasiones muy contadas  y siempre vinculado a algún tipo de transmisión del elemento asegurado), de tal forma que el coste del seguro tampoco sale de ningún tipo de cálculo de probabilidades de los siniestros, sino de un sistema de informes y cotizaciones que suponen la probabilidad de impago teóricamente y que en la práctica influyen en el coste de deuda.

Es decir, si diseño un vehículo a motor de dos ruedas, podré llamarlo camión y decir que en teoría sirve para llevar mercancías, pero sin embargo, por mucho que se pongan será una motocicleta. De esta forma, los CDS son y lo han sido desde siempre un activo generado por las entidades para percibir unas primas, lograr otro activo financiero con el que especular, conseguir una herramienta para influir en los costes de financiación de los distintos países o entidades y al final decidir con todo el morro del mundo no cumplir con lo que ofrecían sin que nadie diga absolutamente nada.

Es más, resulta que esta noticia no ha sido demasiado difundida y de hecho en los próximos días apuesto a que leeremos en los comentarios de las noticias que se puedan conocer al respecto (si se publica algo), en los que seguro que nos encontraremos con la explicación de que es una buena noticia no pagar, porque al final los CDS eran(son) los instrumentos con los que se especula contra los países. Claro que debemos entender que en este caso, (como en tantos otros), unas entidades han diseñado unas armas de destrucción masiva para sacar unas plusvalías de ellas. Pero cuando estas armas se han vuelto contra estas entidades, simplemente las han desactivado y punto. ¡vaya un castigo para los que las ocasionaron).

  1. #6
    Nirag

    Como ignorante en la materia me pregunto: ¿aquí no falta alguien? ¿y los tenedores de los dichosos CDS? ¿quienes son y por qué no han puesto inmediatamente el grito en el cielo y en los juzgados?

  2. en respuesta a Gaspar
    #5
    Yo mismo

    no es tanto error cuando todos los swaps en general se constituyeron como un instrumento de seguro. Es decir, cuando hablamos de divisas o de tipos de interés. estamos hablando de instrumentos diseñados para eliminar un riesgo determinado.

    otra cosa es que de repente nos encontramos con que este diseño se pervierte y en lugar de derivados para cubrir un riesgo determinado, se emiten con animo de especular, o se comercializan tan solo cuando el riesgo a cubrir es nulo, (por ejemplo swaps sobre tipos cuando estos no van a subir). En este momento la cosa cambia. Como dices el diablo está en los detalles.

    prometo buscar otros medios en España hablando de la decisión, pero en todo caso deberían, sobre todo porque esta historia no acaba aquí... (y probablemente tengamos o bien denuncias o incluso un segundo acto cuando grecia no pueda pagar,.. que no podrá, u otros países)

    1 recomendaciones
  3. en respuesta a Yo mismo
    #4
    Gaspar

    Es que los CDS no son seguros y es un error definirlos como tal, su nombre claramente lo dice son Swaps. Fueron inventados para transferir el riesgo y no para funcionar como el seguro del coche o de incendio. Ya en un post de ETF sobre CDS aclare éste error que yo mismo cometí.

    Eso de que son seguros es una leyenda urbana que se ha propagado para mal y confusión de todos. Ya me han criticado por centrarme demasiado en definiciones y tecnicismos, pero es que si cada quien inventa sus propias definiciones y explica las cosas a través ellas entonces cada quien tendrá sus propias conclusiones, ya que todas parten de conceptos distintos. Ha sido un error llamarles seguros, tanto por académicos, autoridades e instituciones y ya no decir del resto de nosotros. Se ha hecho creer que los CDS son algo que no son, se han vendido como algo que no son y eso es engañar y eso han hecho los bancos y lo han podido hacer porque nadie les exige cuentas.

    El diseño y su concepción teórica son causa-efecto, ya que la segunda da paso a la primera. Éste no es el problema si hablamos del diseño técnico, podría ser mas un problema de diseño legal, y si el diseño técnico y el legal no cuadran entonces tendremos un problema en su aplicación. Es igual que las teorías económicas que son expuestas a políticos, ellos aplican lo que les conviene y no lo que originalmente debía de ser. Lo mismo sucedió con los CDS, aplicaron las clausulas que convino a sus emisores y modificaron unilateralmente. Como nadie los obliga a nada ni los reprende pues peor.

    El diablo esta en lo detalles y por eso simplificar las cosas o utilizar definiciones inventadas lleva a la confusión. El problema no es que se puedan mantener cortos o comprar CDS cuando se posee el activo como colateral, el problema es hacer operaciones al descubierto y esto es permitido porque no hay regulación. No tiene dada de malo que cambiar un punto o un signo modifique radicalmente algo, muchas cosas en la vida así son.

    Desgraciadamente no creo que los medios masivos hagan caso de este tema, espero equivocarme. Este es el primer post en castellano que leo sobre ésto y por ello te felicito. Con el número tan grande de visitas de este blog de algo servirá. Realmente creo que esta impunidad con la que algunos bancos están actuando no debe de pasar desapercibida. Ya les gusto el juego de yo pego pero no pago.

    Si se siguen vendiendo derivados financieros con engaños, haciendo creer a los clientes que son algo que realmente no son y a través de contratos unilaterales y modificlables cuando se les de la gana (sin regulación), entonces los ETPs pueden ser el siguiente ojo del huracán, ya que en Europa no sólo abundand los sintéticos sino que han ido creciendo de manera exponencial en Assets Under Management. Si seguimos dejando actuar de manera impune a los bancos, no me sorprendería nada lo anterior.

    Saludos

  4. en respuesta a Gaspar
    #3
    Yo mismo

    Si te das cuenta, estás hablando del diseño de los CDS desde su concepción teórica, En este sentido desde luego un seguro es algo que tiene unas ventajas innegables. Pero sin embargo, en este caso el diseño no es de un seguro, sino que es algo especulativo, desde el punto y hora en que se permite no tener el subyacente.

    ¿te das cuenta cuando se han prohibido los cortos en el sistema financiero como si que se ha mantenido la posibilidad de que se mantuviesen en caso de aquellas personas que tuviesen estas acciones?. Cambiando un pequeño punto cambias el sentido de lo que es un activo de forma dramática.

    En el caso de los CDS se ve muy claro.

    Si había visto el enlace (muchas gracias), de hecho ya lo había visto antes. Y no me extraña que se discuta en los medios y blogs anglosajones. Supongo que en los blogs y foros españoles también se estará discutiendo, pero lo cierto es que en los medios oficiales, (y en sus comentarios), el tema ha pasado completamente desapercibido y eso que es de una importancia manifiesta...

  5. #2
    Gaspar

    El problema está, y tu mismo lo escribes, en la forma en la cual se han utilizado, donde el emisor es juez y parte, además de no rendir cuentas a nadie, no en el instrumento per se. Tu vehículo de dos ruedas del ejemplo, llámese como se llame, puede servir para trasportar carga, pero hasta ciertos limites y acatando un reglamento. Mientras cumpla con la ley y exista alguien que vigile todo marchará bien. Pero si se dejan las cosas a la voluntad del conductor, todo será un desastre. Si nadie vigila que el conductor respete las señales y nadie le castiga cuando no lo haga, seguro habrá un desaguisado.

    La mala utilización de los CDS es resultado de falta de regulación y vigilancia, nadie quiso poner desde hace años limites a los bancos en estos aspectos como se hizo en su día con el sector asegurador. Si la misma libertad se hubiese dado a las aseguradoras de mal utilizar sus productos y hacer lo que les venga en gana, tendríamos una situación de negligencia y abuso muy similar a la de los derivados crediticios. De hecho en muchos países emergentes los abusos y fraudes a la población por parte de las aseguradoras siguen siendo muy altos porque las leyes tienen huecos y/o no se aplican. Ahora imaginemos un sector como los CDS donde ni siquiera existen leyes, donde nadie rinde cuentas y que además los agentes son juez y parte. El resultado es un caos y un capitalismo de amiguetes, donde las perdidas se socializan y las ganancias se privatizan.

    Los CDS bien utilizados, son una gran herramienta útil, que ha ayudado a muchos fondos de pensiones y hasta a países, para no recibir el golpe directo de una quiebra. Basta con leer un poco de historia de cómo “Calpers” o varios otros fondos de pensiones amortiguaron los efectos de la quiebra de enron, worldcom o de algunas aerolíneas. El mismo Buffet que tanto les critica, tiene en cartera una cantidad impresionante de CDS ligados en su mayoría a Geico y GeneralRe y sus liabilities correspondientes. No podemos juzgar a un instrumento limitándonos a los terribles resultados actuales, causa de un grupo de poder al que nadie quiere tocar ni molestar para no magullar intereses. Causa de unos políticos cobardes. Si hasta el oráculo de Omaha los utiliza y él no ha quebrado ni ha hecho quebrar a nadie, algo bueno se puede rescatar de ellos.

    Lo que necesitamos es una regulación y limites inteligentes, porque en esta vida todas las cosas tienen sus pros y contras y hasta un cepillo para dientes puede utilizarse como arma mortal y no por eso el cepillo tiene la culpa ni vamos a prohibirlos, porque ni en la carcel los prohiben, aunque sí los regulan.

    Sobre las difusión de la estúpida y marrullera decisión de ISDA, colgué un enlace en tu post anterior, no sé si lo has leído. En varios blogs y foros en anlosajones el tema está siendo discutido con seriedad, comento ésto para que luego no generalicen y califiquen de manera peyorativa a los foros/foreros anglosajones, hay que saber distinguir.

    Saludos


Sitios que sigo
7 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...