Rankia USA Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal
Acceder
2 recomendaciones

 

Hoy me encuentro una noticia, que es cuando menos curiosa. Resulta que Draghi se ha pasado por la eurocamara y se ha apuntado a la famosita palabra que no dejaba de recitar de forma obsesiva: “la traída y manida credibilidad”.

Según recoge el economista, el dirigente del Banco Central Europeo, nos cuenta ahora que mantenerse dentro de determinados límites ayudará a preservar la credibilidad del Banco Central Europeo, que según este personaje  es de lo “poco que queda”.  Curiosamente, lo primero que habría que destacar es que todo esto viene a la negativa a reanudar la compra de bonos, debido a que se puede entender como monetizar la deuda de los países, lo que está prohibido expresamente.

Claro que quizás exista cierta contradicción entre negarse a reanudar algo prohibido, (y no desde ahora), y hablar de que mantiene credibilidad. Desde luego es un argumento tan malo que explica lo que se entiende por “mantener la credibilidad”.

Pero es que además en la misma comparecencia, nos cuenta que espera que las inyecciones de liquidez extraordinarias lleguen con rapidez a la economía real; reiterando lo que había dicho en su momento cuando se lanzaron. Evidentemente tendríamos que creer que esto es cierto, aunque resulta que todo el mundo opina que las inyecciones de liquidez se usaron para cubrir las refinanciaciones de las entidades financieras y para dar un apoyo a las deudas públicas. Teniendo dos explicaciones diametralmente opuestas, tendremos que fiarnos al dichoso palabro para discernir cual de las opciones es la que vale.

En esta tesitura tendremos que entender que aquello de la credibilidad se puede entender de dos formas; O bien el BCE tenía la mejor o la menor intención de que la liquidez llegase a la economía real cuando lanzó las famosas inyecciones de liquidez. En definitiva la credibilidad del Banco Central Europeo dependerá en definitiva de su capacidad para actuar correctamente en la situación en la que estamos.

Para entender la capacidad, lo que está claro es que el organismo no ha acertado ni una sola predicción, ni aún teniendo en cuenta que tiene las armas suficientes como para apoyarlas, y en definitiva, es difícil entender que un organismo que no depende de nadie, que tiene todo el poder del mundo y que no es cuestionado por absolutamente nadie durante años, no tenga nada que ver con el reiterado hundimiento del sistema financiero. Ya por no hablar de la tontería esta de “las soluciones definitivas”, o de “la economía se está recuperando”, que es imposible ya decir cuántas veces la han soltado. El Banco Central Europeo, bajó los tipos de interés cuando no había que bajarlos, una vez bajados, los subió cuando no había que subirlos, luego perdió el control, y lo recuperó lo suficiente como para volver a subirlos cuando no se podía. ¿esto se parece a credibilidad?. Aún asumiendo que tenía la mejor intención de que la liquidez llegase a la economía real, nos quedaría entender que la incompetencia de este organismo, (y el hecho de que el resto no haya sido mucho mejor, no es algo que haga competente a nadie), es manifiesta; tanto que no se puede entender que sea tan siquiera el caso.

Por tanto, nos queda entender que es posible que Draghi haya mentido cuando dijo en su día (y en la misma comparecencia en la que suelta lo de la credibilidad), que las inyecciones de liquidez eran para que esta llegase a la economía real. En este sentido, es muy difícil defender la credibilidad de alguien que comunica algo contrario a la realidad.

Pero el colmo del absurdo viene cuando resulta que una persona habla de credibilidad cuando transmite mensajes completamente antagónicos según el momento y a quién se dirige. Es decir, es muy difícil entender como creíble a una persona que le dice a todo el mundo lo que quiere oír, mintiendo como mínimo a una de las partes. Y este es precisamente el caso de Draghi, ya que el 21 de marzo de 2012, (es decir, hace menos de un mes y con posterioridad a las inyecciones, eliminando cualquier posibilidad de cambio de parecer), concede una entrevista al diario germano BILD, (recogida por Reuters), en el que dice que “lo peor ya ha pasado”; (gran clarividencia la suya, ¡si señor!); pero que además busca tranquilizar a la población alemana sobre los efectos de las inyecciones de liquidez.

¿Cómo tranquiliza a la población alemana?. Pues con un argumento de peso:

Los bancos han usado gran parte de los fondos que el BCE les entregó para cubrir sus necesidades financieras y un enorme porcentaje del dinero no ha llegado al sistema económico, declaró.

"Así que el dinero está casi neutralizado con respecto a la inflación", sostuvo Draghi. "Esta operación no fomenta la inflación. Y nosotros observaremos con mucho cuidado si y como el dinero entra al sistema económico"

En caso de que estemos discutiendo la credibilidad de este señor, creo que no hace falta decir otra cosa que este personaje confunde el hecho de tener credibilidad con el de que “los medios no digan que no tiene credibilidad”. Es decir, lo único que puede sostener que mantiene cierta credibilidad es que nadie le replica, ¡ni tan siquiera cuando es él mismo el que se lleva la contraria con una rotundidad aplastante.

Pero ¿llega con esto?. Pues no, porque al final lo que ocurre es que resulta muy obvio que la explicación que ha dado a los alemanes es la cierta. (ya hace tiempo que he colocado un post en el que explicaba que las inyecciones de liquidez como se estaban haciendo no provocaban inflación, sino que eran deflacionarias). Y también comienza a ser cada vez más obvio el hecho de que incluso entendiendo que nos cuenta una mentira con el objetivo de salvar al sector financiero, (cargándose la economía y los países si hace falta), lo triste es que resulta que al final es tan incompetente que no se da cuenta de que sin economía es imposible que el sistema financiero, (que recoge su nombre de la función que realiza en la economía), sobreviva.

Y que cada cual opine lo que estime oportuno, pero a estas alturas del partido sacar la credibilidad a paseo es ya pasarse del cachondeo al personal.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar

Sitios que sigo
2 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...