Rankia USA Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal
Acceder
6 recomendaciones

 

En la última parte del año pasado, la noticia de referencia era el Fiscal Cliff (“Abismo Fiscal”), que nos íbamos a encontrar en Estados Unidos el 31 de diciembre de 2012. El primer día del año, nos hemos encontrado con la noticia de un acuerdo, (aunque de mínimos), de los políticos que evitó que lo que se anunciaba en todos lados como un drama se confirmase.

Este fenómeno se refería a la posible finalización de los estímulos fiscales aprobados durante la primera fase de esta crisis financiera y una serie de recortes para contener el déficit de USA, y absolutamente todo el mundo estaba de acuerdo en los dramáticos efectos sobre la clase media y en definitiva sobre la economía y sobre los mercados financieros de (y repito) anular estos estímulos fiscales. Como en todo, la elección de los nombres y las palabras con las que se denomina la situación es el primer indicio claro de cómo se percibe tal situación en “el consenso financiero”, y “abismo fiscal” es un término suficientemente contundente como para explicar el efecto de esta decisión.

¿Tiene sentido que expliquemos en España los efectos hipotéticos de tal situación?. Pues la realidad es que no tiene ningún sentido, ya que en nuestro país hace tiempo que lo de preocuparse por la clase media no tiene el más mínimo sentido, y aunque lo llamemos robustecer o “ajustar para crecer”, en realidad lo que tenemos es que los estímulos a las familias han sido inventados, y en lugar de evitar tomar medidas como el “abismo fiscal”, lo que se ha hecho es directamente saltar al vacío con la aprobación y la solicitud de todos los que no dudan ahora mismo, (ni han dudado jamás), en calificarlo como una medida desastrosa.

Particularmente, si tuviese que elegir la mayor tontería de estos supuestos economistas, (vende humos que amparados en supuestas teorías económicas lanzan mensajes para beneficiar a determinados grupos), no lo tendría demasiado claro. ¿No será demasiado absurdo calificar a unos países de indisciplinados y otras cosas peores para justificar unas determinadas medidas y sobre todo para explicar los efectos que unas medidas que todo el mundo conviene que son un desastre provocan?; o ¿es más absurdo que ahora mismo nos sorprendamos que unas medidas lleven al desastre?. A fin y a cuentas, tomar cualquier medida que atente contra una clase media de Estados Unidos o Japón es considerado como una traición, por los mismos que consideran comunismo el no estar todos los días proponiendo cuatro o cinco medidas que acaban hundiendo la clase media de países como España.

Evidentemente a lo largo de muchos años, (muchos años antes del comienzo de la “crisis oficial”), se han producido toda una serie de barbaridades, (que últimamente se han acelerado) en determinados países con todas las bendiciones, mientras se censuran en otros países, hasta el punto de que estamos metidos en toda una serie de dogmas que siendo absurdos por sí solos alcanzan niveles tragicómicos cuando se comparan los distintos países.

Esto no se limita sólo al fenómeno de la política fiscal; tenemos todos los análisis que igualan las bajadas de sueldos con devaluaciones, olvidando que las devaluaciones son algo buscado por países como Japón, Suiza o incluso Estados Unidos, con el fin obvio de evitar el empobrecimiento de la población, o incluso diferencias tan llamativas como la defensa de ampliar enésimamente el techo de gasto en Estados Unidos, mientras se defienden exactamente lo contrario en otros países, que además están menos endeudados y tienen menor déficit.

Pudiera ser que esta disparidad de criterios de la misma persona responde al hecho de que se piense que la virtud esté en el término medio y por tanto recomendando los extremos distintos para distintas zonas se consiga por lo menos estadísticamente la virtud; pero va a ser que no.

En realidad estamos asistiendo a un tipo de análisis centrados únicamente en lo que interesa a los mercados financieros y a las poblaciones de relevancia. En definitiva, la economía, o las situaciones sociales extremas a evitar son las de los países que tienen cierto peso en el esquema económico mundial, de tal forma que las demás, estemos o no estemos dentro de la unión europea, no somos más que meras comparsas sacrificables, de tal forma que además curiosamente los mercados financieros y negocios de determinados países no dependen de empresas que a su vez dependan de la existencia de clases medias, sino de la prestación de servicios básicos y oligopolios. Por otra parte, la evolución de los tipos de cambio, de las políticas monetarias y sobre todo de los discursos, recordemos que tampoco se refieren precisamente a una descoordinación o a actitudes distintas según de donde estemos hablando. Todo es parte de una coordinación en la que los ciudadanos de unos países tienen unas funciones y los ciudadanos de otros países tienen otros. 

  1. #8
    Eguzkialde

    Dicen que es una ,grande y libre yo veo cientos de pueblos , pequeños y cabreados pero ansiosos de defender y querer su libertad.

    Dicen que de día manda la Merkel , pero de noche me comentan que andamos muy enredados con Corinna.Todo sabe a nobleza teutona.

    Dice que todos somos iguales , pero sus fotos nos vienen de Suiza,Botsuana y de todos los paraisos fiscales.

    Dice que su conducta no es ejemplar , pero sigue durmiendo en el colchón de su palacete.

    Se dice que Banqueros y politicos no se han enterado de nada simplemente firmaban por su fé en el sistema .

    Ha llegado el momento donde tenemos que hacer algo y lamentablemente somos nosotros qienes tenemos que hacerlo, para salir de esta situación.

    A mí me bastaría con dos listados.En la primera estarían las obligaciones y en la segunda estarían todos aquellos que deben pasar automáticamente por las celdas.
    Así podríamos dar un alivio al sector de la construcción.....de nuevo

    1 recomendaciones
  2. en respuesta a Comstar
    #7
    Pocholo r.

    Mira he encontrado un artículo que me viene al pelo sobre el tema que nos ocupa, se titula la Desamortización (o desmoralización de Rajoy), no defiende exactamente lo que yo, pero si toca temas interesantes.

    "(...) Las desamortizaciones de Mendizábal y Madoz tenían un objetivo primordial que no era, por supuesto, acabar con la Iglesia, sino imponer una forma única de propiedad: la propiedad privada. Frente a ésta, el Antiguo Régimen conoció una notable variedad de formas de propiedad que incluían muchos comunes. Por ejemplo, tierras, bosques y pastos que la comunidad explotaba para beneficio de todos, si bien no estaba claro quién era el dueño de las tierras. Ni falta que hacía: este sistema, que se había mantenido durante siglos, permitía cultivar alimentos y obtener combustible y materiales de construcción a un enorme número de personas que vivían en las áreas rurales y que no necesitaban ser propietarios de ninguna tierra, sino tan sólo disfrutar del usufructo.(...)Si de repente se confiscan bienes comunes y se ponen en el mercado de subastas, ¿quién puede comprarlos? No el pueblo, desde luego, que a duras penas consigue sobrevivir y no dispone de ahorros, liquidez ni crédito. Lo que se confisque acabará, por supuesto, en manos de los ricos. Así, el primer resultado de las desamortizaciones fue que una gran cantidad de tierras y edificios terminaron en poder de la vieja aristocracia y la mismísima Iglesia, que ahora podían mostrar los títulos de propiedad de esas tierras que habían controlado desde siempre. Además surgió una nueva oligarquía de origen burgués que se hizo con enormes patrimonios expropiados a las comunidades.(...)

    Cabe destacar que la dictadura franquista supuso una parada relativa en el proceso de desamortización, como en todo lo demás, pero superado este paréntesis, los sucesivos gobiernos de la monarquía parlamentaria retomaron el asalto a los comunes con un entusiasmo que no ha parado de crecer hasta la orgía actual. Los antecedentes del robo a mano armada (literalmente) del que somos víctimas han recibido nombres diversos en los últimos años.

    Para no extendernos demasiado, ni perdernos en el laberinto, recordemos el desmantelamiento industrial preconizado por el presidente socialdemócrata González Márquez y apellidado con el engañoso nombre de «reconversión», que caracterizó los años ochenta del siglo XX y que, en aras de la idolatría europeísta, representó el fin de la industria española. Esta fase desamortizadora culminó con la llamada «cultura del pelotazo», en virtud de la cual se hicieron grandes fortunas a costa de la venta, disolución, enajenación, etc. de numerosas empresas públicas, sobre todo las más rentables. Fue el inicio de la moderna desamortización, pero aún faltaba mucho camino por recorrer.(...)

    El gobierno ultraconservador de Aznar López remachó el triste final del siglo XX con el poco esperanzador comienzo del siglo XXI. Aznar, un hombre que se deja llevar y con una sola idea en la cabeza, se limitó a continuar lo que su predecesor había empezado. Aprovechando un periodo de prosperidad económica por completo irreal, se sumó a la corriente neocon (o ultraliberal) y no sólo zanjó el proceso de privatización de las empresas públicas (que, recordemos, son bienes comunes), sino que empezó a aplicar, al principio con timidez, medidas privatizadoras parciales en los servicios públicos. Un poco «por ver qué pasaba» y para poder decir, pavoneándose a gusto, que «España iba bien».

    Una vez abierta la caja de los truenos y viendo que nadie protestaba, los políticos, a sueldo de la clase dominante que entorpece a España desde siempre, siguieron haciendo más de lo mismo hasta llegar al momento presente. Ahora, bajo la excusa de una crisis fantasmagórica y sin mostrar vergüenza alguna, Rajoy y los suyos, la vieja oligarquía de siempre, mezcla de católicos rancios, fascistas y advenedizos con dinero, han decidido hacer caja, de nuevo, con los bienes de todos.(...)

    No cabe duda de que lo que el gobierno de Rajoy Brey está llevando a cabo con tanto empeño es una desamortización a gran escala, pero no de tierras y monasterios, sino de bienes y servicios públicos que pertenecen a la nación, es decir, al pueblo. No al gobierno, por lo que de entrada deberíamos preguntarnos si el ejecutivo, por muy elegido que sea, tiene derecho a vender cosas que no son suyas.(...)

    http://iniciativadebate.org/2013/01/07/la-desamortizacion-o-desmoralizacion-de-rajoy/

    1 recomendaciones
  3. en respuesta a Comstar
    #6
    Pocholo r.

    En mi opinión, España consiguió un gran crecimiento al ingresar en la UE porqué por un lado se vendió las empresas públicas del antiguo INI (Se vendió patrimonio) y por otro lado recibió transferencias de la UE, los fondos de cohesión, que se supone son fondos para intentar equilibrar la economía dentro de la UE, es decir las regiones ricas dan dinero a las regiones pobres. Y en estos últimos años, mientras la UE en su conjunto mediante las políticas neoliberales no ha crecido mucho, España crecía mucho más que los demás montada en la burbuja inmobiliaria basada en el crédito barato. Crecíamos más que los demás países vecinos porqué lo apostamos todo en un sector que daba beneficios exponencialmente crecientes.Portugal estaba peor que España y aunque mejoró nunca mejoró tanto como nosotros, también creo tiene que ver el tamaño del país en esto. Creo que es arriesgado pensar que estar peor que todos facilite mejorar mejor que los demás, las cosas son más complejas. A lo mejor me equivoco.

    Evidentemente, hay beneficiarios nacionales con nombres y apellidos de todas estas políticas.

    Es posible que se termine reprivatizando REPSOL pero eso depende de las élites argentinas y del pueblo argentino. No conozco como funciona Argentina.

    Los gobiernos de Aznar y de Zapatero fueron en economía neoliberales ortodoxos, España apenas tenía déficit público cuando estalló el sistema financiero internacional. Cuando el sistema quiebra es cuando las élites han de decidir como se reparte el costo de esa quiebra. La élite política, la élite financiera y las grandes fortunas españolas decidieron trasladar el costo de esa quiebra al resto de la población. Por tanto, cuando todo estalla, el interés de las élites no es nacional, no es salvar el país sino salvar sus fuentes de ingresos. Y por tanto, salvar el sistema financiero. Si antes sacaban el dinero construyendo casas cada vez más caras, ahora la nueva fuente de dinero se basará en convertir la sanidad pública en un negocio, la educación pública en un negocio y en vez de construir casas se limitarán a comprar deuda española, a abaratar los sueldos y a seguir especulando. Lógicamente, la economía real y el país se resienten de esta estrategia y por tanto, el pastel se hace más pequeño, mientras los más ricos ven aumentar su parte de la tarta.

    Ni Zapatero ni Rajoy podían anteponer el interés nacional a sus convicciones e intereses particulares de clase, es imposible. En una reciente entrevista Zapatero dijo que nunca criticaría a Rajoy porqué está haciendo lo que tiene que hacer: lo que le mandan desde Berlín. Hace poco cerró una librería histórica en Barcelona, la librería Catalonia, el representante del gremio de los libreros se quejaba en una entrevista en una televisión regional y decía que el gobierno regional les había dado sólo 200.000 euros para todos los asociados (230 librerías) una minucia comparado con otros sectores: el del cine (Donde ha habido grandísimos escándalos y estafas) y los bancos. Como puedes ver, aquí todos presumen de ser liberales y todos ponen el cazo a papa estado.

    Es difícil saber que pasará dentro de treinta años en España. En mi opinión se tiene que tender siempre al modelo de competencia perfecta, con múltiples actores de pequeño y mediano tamaño y con una distribución más o menos simétrica de información. Si por la naturaleza del bien eso es imposible, la obligación del gobierno debe ser intervenir para evitar las ineficiencias del mercado. Ahora interviene, pero lo hace para blindar oligopolios o facilitar las cosas a determinados actores. No sería deseable una economía enteramente nacionalizada como las dictaduras comunistas del Este de Europa o un modelo como el de la España Fascista del general Franco donde el Estado era prácticamente el único fabricante o comprador de determinados bienes. Pero creo que hay sectores que deberían estar nacionalizados, por ejemplo dos: hidrocarburos y energía, porqué si no lo están son altamente inflacionarios, influyen demasiado en la economía. Es mi opinión.
    En la España actual, hay un mercado que funciona bastante bien, a mi entender: el de la telefonía móvil aunque más bien para voz que para datos. Hay muchas operadoras y cierto grado de competencia. Una brizna de esperanza en medio de la locura.
    No conozco a la Presidenta Cristina Fernández, la información que llega de Argentina es muy contradictoria, en la prensa española hay una tendencia a caricaturizarla y a reirse de ella como pasa con el Presidente Hugo Chávez de Venezuela.
    El gobernante americano que me gusta más es el Presidente Rafael Correa de Ecuador y en la Derecha el Presidente Juan Manuel Santos de Colombia. Del centro, el que más antipatía me genera es el Presidente Porfirio Lobo de Honduras y del Sur el Presidente Piñera de Chile. Del norte, el Presidente mexicano Enrique Peña Nieto, aunque es pronto para saber que va hacer en su país.
    Los tres grandes grandes presidentes americanos en estos momentos por su influencia en la región son tres: Obama, Chávez y Dilma Rousseff. En mi opinión.

    1 recomendaciones
  4. en respuesta a Pocholo r.
    #5
    Comstar

    De tu post interpreto lo siguiente:
    * España es una municipalidad con ejército (no tienen soberanía monetaria, no fija tasas de interés ni tipo de cambio).
    * La estrategia perenne de combate a la pobreza en España, ha sido exportar pobres (ayudados por el FMI).
    * España consigue el mayor crecimiento de la UE porque estando peor que todos, siempre es más fácil mejorar en cualquier cosa.
    * El desmantelamiento y la venta de toda la industria pesada nacional es muy conveniente para ciertos sectores. Recuerda la privatización de YPF en Argentina. ¿Se reprivatizará Repsol en Argentina?
    * La burbuja inmobiliaria causó paro, pero eso habría sido solucionable si Zapatero no hubiese pedido prestado al FMI para regalar dinero a bancos quebrados. Y con eso al paro se agrega deuda.
    * En 30 años los jóvenes españoles que sufren hoy hoy volverán con la idea de nacionalizar todo, hasta la banca y seguro habrá una Cristina Fernández rebelde gobernando en España que irá contra los financieros. Hace 30 años Argentina también tenía dictadura y exportaba pobres gracias a los bancos.

  5. en respuesta a Comstar
    #4
    Pocholo r.

    Lo que le pasó a Argentina es parecido, efectivamente, a lo que le está pasando hoy a España. Pero hay diferencias: Argentina es un país mucho más grande y con mayores recursos naturales, además Argentina controla su propia política monetaria, es decir Argentina tiene mucha mayor soberanía que España. Mientras, que la política monetaria de España se decide en Berlín.

    España durante todo el s.XIX y parte del XX se caracterizó por ser un país muy pobre, dominado por la Iglesia, los restos de la nobleza, la burguesía y el ejército. En Europa, en aquella época, era un país de segunda fila, a la sombra de las potencias industriales: Reino Unido, Francia y Alemania. España siempre ha sido un país emisor de inmigrantes, no receptor de inmigrantes.
    Cuando estalló la Guerra Civil del 36 entre el gobierno republicano que pretendía modernizar el país (Reforma Agraria, Sufragio Universal, reducir la influencia de la Iglesia Católica en el país, luchar contra el caciquismo, despenalización del aborto, legalización del PCE, etc) y los militares reaccionarios que defendían el viejo régimen; las potencias europeas democráticas miraron para otro lado. Mientras la Italia fascista y la Alemania Nazi, ayudaba al ejército rebelde a aplastar y exterminar a todos los que habían luchado por una España mejor. Cuando se acabó la II Guerra Mundial España sufría un régimen fascista, totalitario que duró casi 40 años - Por cada asesinato que cometió Mussolini, Franquito exterminó a 10.000 personas. Aislado de los demás países por sus orígenes fascistas la economía estaba prácticamente cerrada en una autarquía y durante las primeras décadas la mayoría de la población pasaba hambre y miseria. No será hasta los años 60 y 70 que España respiró un poco y ello se hizo mediante un Plan de Estabilización auspiciado por nuestros amigos del FMI, evidentemente: unos 2 millones de españoles tuvieron que emigrar al extranjero... En 1963 por fin España crea un sistema de salud y un sistema público de pensiones.
    En 1978 se votó la Constitución Española que supuso la disolución del anterior régimen fascista y el retorno legal de la monarquía borbónica a España, monarquía que los españoles habían expulsado del país en 1931 por su corrupción y su triste papel en las guerras coloniales del Norte de África. O sea que como dijo ese santo, nuestro Caudillo por la Gracia de Dios, por los mercenarios marroquíes, los falangistas, carlistas, nazis, fascistas y demás reaccionarios: "Lo dejo atado y bien atado". Y "los de siempre" lideraron la Transición y se aseguraron de mantener intacto o casi intacto su patrimonio, su Poder e influencia en el nuevo Estado. Y por supuesto tuvimos que tragar con un nuevo Borbón, como dios manda, con alguien que por nacimiento es superior al resto, un símbolo de lo que siempre quiere la Clase Alta para ella y para sus hijos.
    El Acta de Adhesión de España a las Comunidades Europeas es un tratado por el que España ingresó en la Comunidad Económica Europea —en la actualidad la Unión Europea— y que fue firmado el 12 de junio de 1985 en el Salón de Columnas del Palacio Real de Madrid para entrar en vigor el 1 de enero de 1986. Esta incorporación se realizó al mismo tiempo que la de Portugal. Tras esta adhesión, se produjo en España un periodo de prosperidad económica, en el que durante cinco años seguidos logró el mayor índice de crecimiento de toda la Comunidad.Este hecho constituyó el proceso más completo y sistemático de liberalización, apertura y racionalización de la economía española tras el Plan Nacional de Estabilización Económica en 1959. Esta adhesión, además del progreso económico, supuso la salida del aislamiento internacional que el país padecía desde el final de la IIa Guerra Mundial y la estabilización de la recién instaurada democracia española.
    La entrada de España a la UE supuso la homologación de España como país del primer mundo, y la llegada de capitales extranjeros, pero también supuso el desmantelamiento y la venta de toda la Industria Pesada nacional que se había construido durante la autarquía, y de la toda la industria ligera y auxiliar que no podía competir con la potente industria del norte y centro de Europa. A cambio, España recibió los fondos de cohesión de la UE para poder hacer aeropuertos sin aviones, autopistas por las que nadie circula y sobretodo para poder comprar productos en los supermercados Carrefour, coches Opel, BMW, Mercedes Benz, Renault, Peugeot, etc.
    Y llegan los 90, y como ya sólo hay turismo la construcción se convierte en el motor del país, alimentado por los créditos de la banca internacional. En total, tres décadas de bienestar: los años 80, 90 y parte de la primera década del siglo XXI. 30 años cojonudos, primero privatizando, cerrando y vendiendo el patrimonio generado por los españoles en el estado fascista y luego en el democrático y luego endeudando a la población hasta las cejas mediante las diferentes burbujas. Donde olvidamos que nuestros vecinos siempre nos habían considerado europeos de segunda. África ya no empezaba en los Pirineos...

    Pero, algunos nacen estrellados. Estalló su burbuja y nos fuimos de nuevo a tomar por culo. A chapotear de nuevo en la mierda. Y ahora, hasta los argentinos se atreven a recordarnos la vieja sentencia: "Africa empieza en los Pirineos".

    No, no tenemos jirafas ni elefantes, sólo tenemos cada vez más pobres y cada vez ricos más ricos.

    1 recomendaciones
  6. en respuesta a Pocholo r.
    #3
    Comstar

    Oficialmente España es parte de Africa... ¿Tienen ya jirafas y elefantes?

    1 recomendaciones
  7. #2
    Comstar

    A España le están haciendo hoy lo que le hicieron a Argentina. Sólo basta ver a Argentina para ver lo que pasará en España.

  8. #1
    Pocholo r.

    Este es un punto de desacuerdo.

    Los jubilados alemanes no pueden vivir en Alemania porqué sus pensiones no les alcanzan. 40 millones de norteamericanos no tienen seguro médico (Cito de memoria)...

    El capitalista o rentista no depende hoy de un mercado nacional. Tú (Y la gente que invierte en bolsa) deberías saberlo mejor que nadie, Tomás.

    En mi opinión, si en EEUU no han caído en el fiscal ciffs no es por falta de ganas, sino porqué parte de la élite norteamericana es consciente de que si ahora entran de nuevo en recesión la cosa a nivel mundial se les va definitivamente de las manos. Es como en el caso griego, dan un poco de oxigeno al enfermo cuando ven que se les va a morir, para seguir chupándole la sangre. Otra cosa, es que en España, nuestra élite nacional crea que los españoles vamos a aguantarlo todo, confiando en la policía, el ejercito y la OTAN, sueldos marroquíes y sanidad norteamericana.


Sitios que sigo
6 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...