Rankia USA Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal
Acceder

Rallo Superándose: El "robo" de Chipre es un "ajuste contable" para no solucionar pérdidas. ¡con un par!

3 recomendaciones

 

Ayer en el post sobre los cuentos que se están formando a cuenta del cachondeo de la UE, Chipre y la Mafia Rusa, me dejan un link al blog de Juan Ramón Rallo, en el que muestra, con una deportividad encomiable, que lo de retirar dinero de los depósitos no es un robo, sino que no es más que un ajuste contable realizado por el gobierno, que quita una parte de los depósitos que los bancos no podrán pagar, convirtiéndolos en acciones.

Todo el argumento viene derivado porque resulta que los depósitos de la gente se han usado para invertir en activos que no se pueden cobrar. En definitiva, y con toda la corrección del mundo nos recuerda Juan Ramón Rallo, que el dinero es deuda y que básicamente cuando se hace un depósito en realidad estamos prestando dinero al banco, que este a su vez invierte. En caso de que las inversiones del banco fallen, este no podrá pagar los depósitos y aquí estamos.

En fin, el caso es que disiento y mucho del comentario que han dejado en mi blog, manifestando que he olvidado esto; por la sencilla razón de que no soy yo quien ha olvidado unas cuantas cositas; me explico.

En primer lugar, Juan Ramón Rallo, comete un error imperdonable cuando dice: “En el mundo financiero actual, los depósitos bancarios no son dinero, sino deuda, es decir, promesas a entregar dinero“. Aquí se mezclan varias cosas, pero por aclararnos, los depósitos bancarios, (que recordemos que son cuentas corrientes, imposiciones a plazo…), son dinero contante según todas las definiciones que se nos ocurran. Cualquier economista sabe o debería saber que en lo que es el dinero existe una clasificación de los distintos tipos de dinero (explicado en este post) y los depósitos están incluido (concretamente en la M1 y la M2). Pero más allá de explicaciones esotéricas sobre promesas o lo que sea, los depósitos bancarios son dinero depositado en una entidad financiera, evidentemente con la promesa de que nos entregarán los billetes en efectivo cómo y cuando proceda.

Imaginemos que llevamos el dinero físico a una caja de seguridad de un banco. Evidentemente es nuestro dinero que está depositado en la caja del banco, y evidentemente tendremos la promesa de que nos lo entregarán en unas condiciones determinadas. Curiosamente en este caso, si el banco está cerrado, tendríamos exactamente la misma situación que en los depósitos. Podremos encontrarnos con una situación en la que se destruya o se robe este dinero, y resulta que en este momento tendremos que estar a lo que digan los seguros, que se suelen formalizar para situaciones excepcionales.

Por supuesto que existen diferencias entre depositar el dinero en una cuenta o una caja de seguridad; principalmente está el hecho de que, efectivamente, al depositar dinero en una entidad lo que se hace es prestar dinero para que esta lo invierta. ¿Qué ocurre si la entidad invierte mal, o si invirtiendo bien por razones sobrevenidas nos encontramos con pérdidas para la entidad que hacen inviable devolver el dinero depositado?. ¿Qué ocurre por tanto cuando la entidad no puede cumplir la promesa de devolvernos nuestro dinero, que es deuda de otros o activos del banco? (ojo a los posesivos que he puesto porque tienen su importancia). Pues ese es el punto que estaba perfectamente claro, y que parece que es lo que no se entiende. Hasta 100.000 euros por persona y entidad están garantizados; por lo que si el banco no puede atender sus compromisos por las pérdidas ocasionadas tendrá que activarse el procedimiento de liquidación, y tendremos que estar a la existencia de seguros y a la existencia de compromisos de los estados.

Y esto es muy importante porque de la misma forma que existen diferencias entre tener el dinero en una caja fuerte en el banco o en depósitos, existen muchas otras alternativas para prestar dinero al banco. Es decir, respecto a un banco X, yo puedo comprar acciones de esta entidad, (me convierto en su dueño y por tanto en dueño de sus beneficios y participe en sus pérdidas), o puedo comprar deuda de varios tipos, instrumentos híbridos o cualquier cosa que se nos ocurra. Para poder valorar lo que se hace, (¡y este es un requisito básico para todo el que quiera la economía de mercado!), tendremos que estar a las reglas y características y sobre todo a la ecuación riesgo-rentabilidad.

Si invierto en bolsa tendré una oportunidad de beneficios y una rentabilidad esperada mayor que si tengo el dinero en la cuenta corriente, pero a su vez correré una serie de riesgos. Esto es lo que en definitiva acaba fijando los precios de los activos y asignando los recursos. Pero claro, toda esta asignación se va a freír espárragos cuando resulta que “te roban”, y precisamente es esta supuesta asignación la razón por la que esto sí que es un robo.

Veámoslo en un ejemplo simple: La persona A tiene 1.000 euros y va al banco, al igual que la persona B. Ambas son perfectamente conscientes e informadas, (de aquí la gravedad de la masiva estafa en España a cuenta de productos “como imposiciones a plazo fijo”); Una persona deja el dinero en la cuenta corriente, renunciando a tipos de interés o contrata una imposición a plazo fijo; pero la otra persona decide invertir en algún producto que pueda generar una mayor rentabilidad; por ejemplo compra deuda subordinada.

Llegado un momento, resulta que el banco tiene problemas y resulta que por lo que sea solo puede atender pagos por 500. Concretamente hay una pérdida de 1.500. Pues en esta situación si el gobierno decide que el que debería cobrar 1.000 no cobra 1.000, y el que debería perderlo todo no lo pierde, estamos ante un robo. Es exactamente igual que si voy por la calle y exhibiendo una navaja logro que 20 euros del billete de otro viandante pasen a mi bolsillo, lo cual a pesar de que colectivamente no tenga efectos, (20 euros que pasan de un sitio a otro), es algo más que un “ajuste contable”. En la práctica lo que ha de ocurrir es que los bonistas, los titulares de deuda, los de preferentes y los de acciones han de perder todo antes que los de depósitos; lo que ha de ocurrir es que una persona que tenga en un banco 100.001 euros, deberá perder 1 euro en lugar de 10.000, el que tenga 1.000 no ha de perder un euro y el que tenga 300.000 ha de perder 200.000 (en lugar de los 20.000 que le tocarían); y el que tenga repartidos 200.000 entre dos bancos, pues no ha de perder. Y el estado lo que debe hacer es cubrir lo necesario hasta llegar a este punto, en lugar de quitarle dinero a todo el mundo para recapitalizar (dárselo a las entidades). En todo resultado final que no sea este, tenemos que unas personas han sido beneficiadas y otras perjudicadas, lo cual tiene su importancia, por mucho que la suma global de pérdidas y ganancias sea cero.

Como evidentemente en el ejemplo que estamos dando resulta que lo que puede pagar el banco no llega para cubrir las garantías, el estado deberá aportar los 500 restantes para pagar los compromisos. ¿Es esto socializar las pérdidas?. Pues claro que sí. Pero ojo, que la socialización de pérdidas, o el pago de compromisos entre los contribuyentes no es lo que se demoniza generalmente. Y para entenderlo, debemos estar otra vez a las reglas. Hay personas que renuncian a negocios a costa de seguridad, y hay personas que renuncian a seguridad por beneficios; lo que es inaceptable es que pongamos dinero para evitar las pérdidas a los segundos que hacían bandera de la existencia de unos riesgos y del mercado para justificar unos beneficios que parece que debemos pagar todos.

Dicho de otra forma, si un camión de bomberos del estado destroza la casa de alguien está claro que el estado debe restituir los daños causados, y esto es una socialización de las pérdidas; lo mismo que cuando ponemos miles de millones para rescatar a empresas de algo. Pero no son cosas ni tan siquiera parecidas.

Pero en todo caso, tengo que decir que no entiendo la defensa de este sistema que hace este personaje, que se basa en la siguiente frase: “se puede criticar el método, pero no que los depositantes vean menguar sus depósitos, pues esto era del todo inexorable si no queríamos socializar pérdidas”; que estaría genial en el caso de que no estuviésemos hablando de una inyección de 17.000 millones, que representa una salvajada para el país chipriota, de los que por lo de pronto deberán 10.000 millones entre los contribuyentes y que van a ir destinadas a recapitalizar las entidades financieras. A ver si alguien logra explicarme esto de que no se quieren socializar pérdidas, cuando se limpia a los de los depósitos, se endeuda por más del 100% al PIB y todo va para inyectar fondos a las entidades financieras que usarán para pagar a alguien. En fin como esto de evitar la socialización de pérdidas no sea una coña… ya me lo explicará alguien.

  1. en respuesta a Juanfa
    #28
    Elfester

    No entiendo de economía, es mas, leo pero no termino de entender.
    Hace muchos meses que estaba al margen, tal era mi decepción.
    ¿ Cual es la realidad?.
    Me fijo mucho en lo que veo en el día a día y en eso sí la veo.
    Y es la cruda realidad de mi pueblo.
    Me parece interesante lo que dice este señor.
    http://www.elpais.com/edigitales/entrevista.html?id=9645
    Acorde a otros digámos como cenizos...
    Pienso que hay que contrastar opiniones.
    Creo que tiene sentido común, por eso os lo envío.
    Bona nit

  2. #27
    Juanfa

    El artículo parece transmitir que el dinero depositado (como el que se tiene debajo del colchón, tanto da) pertenece a una especie sagrada. Por lo que sé del articulista después de leerle no creo que piense exactamente eso, pero creo que induce a confusión.

    Cierto es todo lo referente a la prelación entre accionistas, bonistas y depositantes. Pero que el dinero es crédito que da el depositante (y por tanto deuda para el banco) es también cierto (aunque en última instancia el crédito lo da la sociedad al emisor), y eso tiene unas implicaciones que la gente no parece querer ver. Os dejo un artículo interesante, donde esto se explica con un punto de vista peculiar:

    http://eleconomistaprudente.com/?p=53

    Saludos

  3. en respuesta a velandres
    #26
    Vaqubike

    Por favor lea bien y se dara cuenta que yo no he comparado la seguridad de un deposito con un fondo ni accion.Si es mas seguro en teoria es porque el BCE puso el tope de los 100.000€ como garantia de los depositos, garantia que se nutre con las aportaciones de todas las entidades bancarias.Y eso de en la práctica, pues depende donde esté el banco( piense ud en Argentina).
    Aqui en teoria el Banco de España deberia haber velado por la salud financiera de nuestras entidades bancarias, con unas inspecciones serias acompañadas de acciones ejecutivas( no informativas como pasaba y terminaban quedandose los informes en los cajones por orden de arriba).
    Aqui lo que ha sobrado es control político de las cajas de ahorros y faltado un control financiero independiente.
    Aqui los políticos , sindicalistas y todos aquellos que tuvieron sillon en consejos de administracion , estan ahora mirando para otro lado, cuando no jaleando a los ciudadanos " contra la banca", "contra el capital", y contra el sistema.Cuando en realidad son ellos los que han podrido el sistema.
    Y todo ese exceso de intervencionismo es lo que ha ayudado a llegar al estado de miseria en que estamos.
    Toda esta gentuza incluso lo que pide es mas control del Estado ( el cual dominan para su provecho ). No Sres. lo que hace falta es menos leyes pero que se cumplan a rajatabla y el que no a juicio , pero rápido, no despues de 10 o mas años como ha pasado aqui.

  4. en respuesta a Vaqubike
    #25
    velandres

    En absoluto estoy de acuerdo, una cosa es la teoria y otra la practica. Que un Banco quiebre ?? En la practica dificil por no decir imposible, se pasa todo el negocio a otro Banco y encima los Estados le compensan para que el adquiriente no tenga ninguna perdida. Yo creo que el mundo se ha vuelto al reves. Que es mas seguro un deposito o invertir en Bolsa o en fondos de inversion ??? Siempre ha sido un deposito. Ademas estaria bueno que no se premie la seguridad. Si un Banco cae, que lo pagen los accionistas (Bolsa) y que se las dejen a 0,01 como el caso de Bankia y Banco de Valencia, pero a los depositantes en absoluto, o es que nos hemos vuelto locos. Para eso todo el mundo se iria a la Bolsa y nadie abriria depositos. Si yo invierto en un deposito es porque se lo que me van a dar al cabo de los 12 meses, y no como la Bolsa que no se sabe si gano mucho o pierdo mucho o todo. Salu2

  5. en respuesta a Maois
    #24
    Yo mismo

    estamos en lo de siempre...

    ¿A quien se está rescatando?. ¿no es el BCE y la troika los que otra vez están presionando para que las victimas sean rescatadas?.

    Por supuesto, tendrán que salir del euro, y hacer lo necesario para recuperar el país... y esto evidentemente pasa porque quien tenga que quebrar que quiebre y por que se rescate a quien se tiene que rescatar, que es a los chipriotas.

    Otra vez.

    1 recomendaciones
  6. en respuesta a Yo mismo
    #23
    Maois

    Es desproporcianada la ayuda que piden y encima la rechazan. Lo suyo es dejar que quiebren sus bancos, el país y echarles del euro.

  7. en respuesta a Maois
    #22
    Yo mismo

    Pues si alguien tiene que quebrar, que quiebre de una vez...

    1 recomendaciones
  8. #21
    Maois

    Si los chipriotas no aceptan quitas en sus depósitos lo normal es dejar quebrar a los bancos y no darles ayudas, que apliquen la ley de concurso de acreedores del país. No se debe ayudar a quien no se ayuda.


Sitios que sigo
3 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...