Rankia USA Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal
Acceder
3 recomendaciones

 

De repente nos encontramos con una “corrección” en la cotización del oro, y en este escenario lo inevitable es que aparezcan explicaciones más o menos esotéricas acerca de este fenómeno, que traten de justificar lo que ayer se justificaba que no podía pasar. El hecho de que tengan sentido o no, suele ser un punto no demasiado importante.

Un ejemplo de esto lo encontramos en un artículo de “el economista”, basado en otro de “New Yorker”, que nos da 6 razones, (algunas especialmente tontas), para explicar las caídas de la cotización del oro.

La primera razón es lo más absurdo que he leído en mucho tiempo y hace referencia a que la inflación ha muerto o que no es un problema. La explicación nos dice que:

Una de las razones más simples con las que se ha argumentado a favor de las subidas es la inflación, especialmente con unos bancos centrales imprimiendo dinero, lo que en teoría debería disparar los precios en algún momento y destruyendo el valor de muchos activos.

En ese panorama, el oro, habitualmente un refugio para los temerosos de la inflación, sería uno de los pocos activos que mantendría su valor. Sin embargo, hasta ahora no ha llegado esa temida inflación, a pesar de que ya van cuatro largos años desde que comenzaron las medidas extraordinarias de los bancos centrales

Es fácil entender que estos dos párrafos son una loa a la tontería; por un lado, va a ser la primera vez que el hecho de que se disparen los precios destruya el valor de los activos. De hecho la inflación, que es precisamente la subida de precios lo que provoca es que los activos generalmente suban de valor. En definitiva; en un contexto de inflación, lo que se destruye es el valor del dinero, (no el de los activos que sube en relación al del dinero); esto era precisamente lo que se argumentaba cuando se aseguraba que el oro servía como alternativa al dinero. También es fácil entender que las inyecciones monetarias no estaban, (ni iban a generar inflación) en ningún momento y ya de paso que aquello de que los bancos centrales imprimiendo dinero y usándolo para sostener los mercados financieros iban a provocar que los precios de los activos negociados en estos se iban a disparar, (por ejemplo: el oro).

La segunda razón es que parece que ha acabado el pánico generado de 2008-2009. En este caso, vuelven a considerar el oro como un activo para protegerse del riesgo, y por tanto, y dado que los problemas parecen solucionados, pues nos encontramos con la caída del oro. Claro que esto no es coherente con una crisis en la eurozona, medidas desesperadas desde el Banco Central de Japón, caídas en los mercados de petróleo… Por otra parte, resulta que en un alarde de justificar, nos cuentan que en la crisis del petróleo (de los años 70), resulta que se disparó el precio del oro en la crisis, para relajarse después de la crisis. En todo caso el que escribe esto sabe que es un cuento, porque si realmente quisiese establecer estas relaciones y asumiendo que está haciendo referencia al período 2008-2009, entendería que en este período el oro se comportó de forma exactamente contraria a como nos cuentan. Por lo tanto, resulta que el pánico sirve para explicar las caídas y las subidas, lo cual no es coherente, y menos cuando nos olvidamos de una parte.

Es curioso que la cuarta razón que dan es precisamente la desaceleración de China, que es muy interesante sobre todo si la consideramos conjuntamente con esta segunda; ¿no estamos hablando de que la recuperación es mala para el precio del oro?. En cambio ahora nos cuentan que el oro cae por los problemas en China; y por otra parte, ¿no serían los problemas derivados de que el “aterrizaje suave” de China sea como todos los “aterrizajes suaves” un grave obstáculo para poner en duda aquello de la recuperación mundial?. Tengamos en cuenta que además China voló muy alto.

La quinta habla de Goldman Sachs, y sus informes. Evidentemente esta entidad maneja a la perfección el mercado, pero como en el mismo artículo se reconoce, (nadie va a acusar directamente a la entidad de nada), se trata de que anticipa movimientos, (y  lo que no dice el artículo es que en parte los desencadena, engañando a los clientes para operar en contra).  Es decir, esta entidad primero toma posiciones en función del sentido en que pueden mover un mercado, luego informan y cuando consideran que esto ha llegado al límite, toman posiciones en el contrario, para posteriormente informar del cambio de opinión, desencadenando o ayudando a desencadenar el movimiento contrario. Esto lo debemos tener en cuenta porque las relaciones causales siempre van en un sentido y no en el otro.

La sexta razón vuelve a pecar de la tontería en el sentido de los carros y los bueyes; se nos cuenta que el oro cae por el surgimiento del Bitcoin, pero sin embargo, por tradición, por activos, por mercado y por todas las razones que se nos pueda ocurrir, lo que está claro es que el desarrollo de Bitcoin viene derivado de la caída del oro, (como explicaba el otro día) y no al revés.

Parece que me he saltado la tercera causa que expone el artículo, y que directamente es negarlo todo. No ha habido un desplome, sino que estamos ante una corrección. Lo que viene a ser el “no es lo que parece” típico de las infidelidades.

Y todo ello, con tal de no reconocer que el oro es una burbuja, que puede que haya pinchado, y que por mucho que “sea lo que parece”, hasta los peores tropezones se pueden arreglar, (o no). Y en este caso es más que evidente que los Bancos Centrales son los mayores interesados en arreglarlo, tanto por mantener los mercados financieros, como sus propios balances en los que el oro tiene un peso demasiado elevado como para que se devalúe y entren en fondos propios negativos, tras años comprando oro, mientras se decía que lo vendían.

En todo caso, me gustaría aclarar que en caso de querer adivinar cuál es el detonante de esta situación, aconsejo que se mire las aclaraciones de los defensores del oro. La explicación que creo que han intentado rebatir es la venta de oro de Chipre que según se está intentando transmitir no va a tirar el mercado, porque se entregará directamente a los estados acreedores. Esto sería verdad, si no fuese porque para que el oro suba se necesita que los estados y los bancos centrales compren oro. Ni tan siquiera llega con que lo mantengan. Da un poco igual si Chipre entrega el oro a los estados o lo vende en el mercado. Lo que ocurre es que hay menos entidades comprando el material, porque los países lo recibirán de otra forma en un contexto en el que puede caer; (al final resulta que el oro también podía caer), por lo que tratarán de salvar la situación.

Respecto a que sea una manipulación de la reserva federal para tirar el precio del oro, es no entender muy bien que la caída del oro se lleva por delante a todas las entidades que lo tengan en sus balances, entre ellos los bancos centrales y unos cuantos fondos. Que la reserva federal manipule no es desde luego algo a descartar, pero ¿para cargarse su balance, el de los demás bancos centrales y pongamos pegar una dentellada de un 10% a un mercado que dicen que mueve en torno a 4 billones de dólares?. En realidad estamos en lo de siempre; los bancos centrales van a tratar de mantener el precio como sea, pero la duda es ¿podrán?. Ya sé que siempre dicen que “será suficiente”, pero hay veces que no lo es.

  1. #6
    Doctor_k

    Yo voto por que el motivo de fondo es que la bolsa USA se recupera. Ddaviddd tiene un post en que demuestra la relación histórica del Dow Jones con el oro. Es un hecho empírico peor como buen economista no puede sustraerme la placer de inventar una causa que lo justifique (la economía es la única ciencia en que los hechos solo se consideran si cuadran con alguna teoría)

    Yo creo que el motivo es que el oro es un refugio pero como no da dividendos sino que solo ganas cuando sube el precio, en el momento que las acciones dan dividendos, estando los dos mercados estacionarios, la bolsa es mucho mejor. Si encima al llegar todo el mundo a esta conclusión se van del oro a la bolsa, se produce el efecto que Kindleberger llama "incendio en el cine" en el que todo el mundo trata de salir a la vez y el precio sufre.

    Además, tengo una intuición sin base empírica alguna porque haría falta estudiar los operadores que han vendido para poder estar seguro. Es la siguiente: puede ser que los precios estratosféricos pusieran en el mercado secundario oro cuyos propietarios tenían almacenado a largo plazo y que por tanto estaba fuera del mercado. Este efecto es muy curioso y solo se da con el oro porque a la gente (incluidos bancos centrales) les gusta poseerlo y sentir que lo tendrá "para siempre". Si el umbral en el que los poseedores renuncian al placer de poseer oro y mirar como brilla está en un nivel parecido, esto puede tener efectos explosivos ya que superado un precio, toneladas de oro se sacan de los sótanos y el mercado se derrumba,

  2. en respuesta a Yo mismo
    #5
    blale84

    Hola buenas,
    Voy a dar mi humilde opinión, como no experto en nada.
    La bolsa y todo lo relacionado con ella es similar a las predicciones meteorológicas. Mañana predicen que va a hacer bueno porque se acerca un anticiclón, nos va a llegar viento del sur por África, etc. Sin embargo, al día siguiente resulta que nos levantamos de la cama y está lloviendo, y ponemos las noticias esperando explicación: el meteorológo de turno nos explica lo que ha pasado, en el último momento les ha entrado una borrasca por Reino Unido unida a una masa de aire frío del polo norte, que no han podido verlo.
    Pues una cosa similar a éste sucede con la bolsa y los mercados, todo indica una cosa pero en el último momento vira. No obstante, con la meteorología no hay nadie que tenga la tecnología ni los medios para manipular el tiempo a su favor, y sí que sucede con los mercados.
    Los análisis de mercado siempre son a posteriori del movimiento, esto es, explican lo sucedido y nunca lo que va a suceder, por lo que siempre se va a contracorriente. Y si además, eres un particular seguramente caigas en las trampas de los tiburones.

    1 recomendaciones
  3. en respuesta a Lodeiro
    #4
    Yo mismo

    si te fijas y lees los post relacionados, comprobarás un par de cosas:

    No es que se hable de burbuja por lo que pasó estos días. En todo caso, puede ser que por estos días tengamos la explosión, (muy probable), o no. Pero una cosa es el pinchazo y otra la existencia de burbuja.

    otra cosa es que lo normal es que los inversores se metan en una burbuja y traten de acertar cuando se va a pinchar para salir un momento antes. La existencia masiva de inversores, y por tanto de un conjunto amplio de particulares, no es algo que descarte precisamente la existencia de una burbuja. De hecho, lo suele apoyar.

  4. #3
    Lodeiro

    Jhon paulson se comio la caida del oro ,multimillonario y principal accionista del etf gld,y periodistas o blogueros quieren explicar el porque?Incluso las comparan con otras burbujas,tulipanes,esa si fue buena ,unas flores ,je ,incluso con las subprime,donde se le vendía una casa de 400000 dólares que valía 200000,a alguien que ganaba 1000 por mes,el oro siempre valió ,las guerras eran por oro,es incomparable,y 2 días de caídas no hacen una burbuja,hay que esperar bastante para hablar de burbujas ,pero a los humanos nos mata la impaciencia,y con esto no digo que oro baje o suba,sino que a lo que paso estos días la palabra burbuja le queda grandísima saludos

  5. #2
    Dddaviddd

    Leí hace poco que el economista era el medio más seguido en Internet... El tío se hace un lió porque intenta razonar algo más complejo que la teoría de la relatividad de Einstein. Una teoría científica se puede resumir en un fórmula que suele contener 3,5 o 10 variables. Los sucesos económicos tienen cientos o miles de variables. De todas maneras en defensa del economista decir que al principio aclara que las razones las han copiado de un medio americano. Aunque el periodista podía razonar un poco. Pensaría que al venir del New Yorker la información tiene que ser buena.

    El oro llevaba subiendo desde el 2000 y su tendencia nada tiene que ver con la crisis. Esta mal explicado, además de que simplemente no lo entienden. Sin embargo, mi opinión es que el oro es un activo muy importante y que comience una tendencia bajista tiene su relevancia. Es el valor refugio por excelencia y tiene implicaciones psicológicas importantes. Sólo hay que leer un poco de historia económica para darse cuenta. Hay difiero completamente de tu opinión. Comprendo quién piense que es absurdo, todo sea dicho.

    En el resto, el artículo es un despropósito sin más.

  6. #1
    JJOcaña

    Buenas noches, eso sólo ha podido escribirlo una persona, una muy educada, nada egocentrista y "gran analista" que colabora en el economista.

    Saludos.


Sitios que sigo
3 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...