Rankia USA Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal
Acceder
1 recomendaciones

Nota previa:

Este post trataba de explicar el concepto del multiplicador monetario; es un punto clave para entender porque no ha existido hiperinflación y las razones por las que las continuas inyecciones de dinero de los bancos centrales no significan mayor dinero en la economía.

Este post es una reedición de otro publicado con el mismo nombre el 16 de septiembre de 2009. Se han corregido algunos fallos de redacción. Sin embargo, los datos, el análisis y las conclusiones se han de entender referidas a 2009.

 

El proceso de Creación de dinero

 

En la actualidad, la importancia de las teorías monetaristas es completamente innegable; hasta el punto de lo que comenzó siendo una unión económica de países se ha convertido en una unión monetaria (en la que simplemente se busca una cierta armonización en el resto de variables económicas). El papel de los bancos centrales y del sistema financiero es, hoy, clave.

Sorprende el desconocimiento casi absoluto de los procesos globales de creación del dinero y, sorprenden por tanto, muchos análisis bastante surrealistas del impacto de determinadas medidas en la cantidad de dinero en la economía y, en consecuencia, en el nivel de precios de la economía.

Por tanto deberemos recordar el proceso que determina la cantidad de dinero que existe en la economía; este es un dato especialmente relevante para determinar cuál es el precio total de los bienes y servicios que se encuentran en el mercado.

Los Bancos Centrales actúan sobre una variable denominada base monetaria: es la cantidad de dinero puesta en circulación por los bancos centrales.

Cuando un banco central emite una cantidad por 100, lo introduce en el sistema mediante un sistema de subastas a las entidades financieras;  los bancos centrales controlan de esta forma la base monetaria decidiendo en cada subasta el importe a inyectar o detraer.

Imaginemos que el banco central decide emitir 100 y los adjudica al banco A; este banco tiene 100 unidades más. El negocio del banco es prestar dinero y,  en consecuencia,  va a prestar una parte de estos 100 (no los va a prestar totalmente debido a que necesita mantener una parte del dinero que recibe en concepto de caja o de disponibilidades para cumplir los ratios que le exige el mercado). Asumiendo que presta el 90% de los fondos de los que dispone, nos encontramos con que prestaría fondos por importe de 90; estos 90 van a ser recibidos por una persona o empresa (el deudor) que los usará para comprar algún bien. Ese precio por tanto será pagado a un proveedor que ingresará en su cuenta, de forma que otro banco recibe ahora 90 unidades monetarias.

El segundo banco podrá prestar ahora un mayor importe de dinero ya que tiene 90 unidades más; asumiendo que también presta el 90% de los fondos que tiene, podrá prestar 81.

Es fácil comprender que estas 81 seguirán exactamente el mismo proceso. Al final podemos extraer que las 100 unidades que el banco central inyectó se han convertido en saldos en distintas cuentas por importe de 100+90+81+---. Esta es la explicación del  concepto del multiplicador monetario. Este multiplicador es 1/(1-porcentaje prestado); En nuestro ejemplo (asumiendo que se presta un 90% de lo recibido) el valor del multiplicador sería 10; por tanto una inyección de 100 genera dinero en la economía por importe de 1.000.

¿Qué ocurre si (debido a cualquier cambio en las circunstancias) los bancos pasan a prestar un 80% de los fondos que reciben? Está claro que, si los bancos tratan de conservar su liquidez o no encuentran clientes a los que prestar, la situación ante la inyección de 100 varía sustancialmente. Siguiendo el proceso anteriormente descrito, la cantidad de dinero en la economía ascendería a 100+80+64+…; o dicho de otra forma, el multiplicador monetario sería 5; idéntica inyección de los bancos centrales de 100 crearía dinero por valor de 500 (frente a los 1.000 de antes).

También podemos hacer el razonamiento en el sentido contrario; en este caso deberíamos buscar la inyección necesaria en cada situación para crear 1.000 unidades monetarias; El importe a inyectar si queremos crear dicha cantidad de dinero sería 100 unidades si los bancos prestan el 90%, o 200 unidades si el importe están prestando el 80%.

Mediante este proceso se observa claramente la relevancia del crédito a la hora de determinar la cantidad de dinero en la economía y, en consecuencia, el nivel de precios de la economía.

Olvidar este modelo y el proceso de creación de dinero, así olvidar incluso la existencia del multiplicador monetario, lleva a que muchos de los analistas y expertos (de hecho la inmensa mayoría) teman la hiperinflación en un contexto en el que los bancos centrales están duplicando la base monetaria mediante inyecciones masivas.

Deberemos pues tener en cuenta  que van a ser los procesos de generación de crédito,  y el sector financiero, los que en definitiva van a determinar el volumen de fondos en la economía.

Y en este contexto surgen las  explicaciones sobre las burbujas, que tradicionalmente coinciden con una expansión monetaria. El consenso ha concluido que las burbujas son una consecuencia de ofertas monetarias expansivas, pero en realidad podemos llegar a la conclusión de que las burbujas son más una forma de realizar una expansión monetaria que una consecuencia de esta.

Eso será otro post. Un saludo

  1. #3
    Javier 13

    De eso tenia una idea pero a comprarme un producto de consumo me ha surgido una duda, la expongo vamos a ver me compro un coche de 18.000€, doy 10.000 de adelanto y la financiación mas barata me salía con la casa, a mi no me han dado dinero por lo que ese dinero no revierte en ningún lado, me han dado un producto de consumo y yo un compromiso de pago de este.

    Lo que ganan es lo intereses puesto que el dinero es suyo (No ponen nada de cash, ponen el producto de consumo ) hasta que yo no pague todo el capital ellos no empezaran a tener ganancias, entonces esto hasta que yo no pague todo el capital, lo que se estamos haciendo es drenar el mercado, no , no han puesto dinero a parte de la fabricación pero si yo no llego a comprar lo hubieran fabricados de todas las maneras.

    Alúmbrame estoy perdido, busco información pero no la encuentro con claridad en san google.

    Gracias.

  2. #2
    Publicis

    Muy interesante el post, Yo mismo.

    Únicamente añadiría que, en los últimos tiempos, la masivas inyecciones de dinero por parte del BCE hacia los Bancos, NO han servido para reactivar la economía REAL, sólo lo han hecho con la economía financiera y los Estados, mediante las compras de Deuda pública.

    Es por ello que, a pesar de la enorme cantidad de dinero que el BCE inyecta cada mes, curiosamente la inflación sigue anclada en torno al 0% en toda Europa.

    Es decir, que ese dinero inyectado NO está llegando ni a las empresas, ni a los ciudadanos.

    ¿Quizá es eso lo que pretende -precisamente- el BCE?

    Saludos.

  3. #1
    Ufano

    Buen artículo. Interesante saber apreciar la diferencia entre aumento de la base monetaria y el aumento de la cantidad de dinero o de la oferta monetaria.

    Te recomiendo este artículo sobre la situación actual de la base monetaria y la oferta de dinero del profesor Hidalgo

    http://vozpopuli.com/blogs/5987-alejandro-hidalgo-inflacion

    Un saludo.


Sitios que sigo
1 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...