Rankia USA Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal
Acceder
1 recomendaciones

 

A lo largo de nuestra vida tenemos que tratar de extraer conclusiones a partir de informaciones parciales y siempre teniendo en cuenta nuestra perspectiva. Deberíamos pensar que muchas veces no somos conscientes de la complejidad de los análisis que realizamos desde las trivialidades hasta la seriedad.

Poniendo un simil, digamos que nos interesa saber si tal persona se siente atraída por nosotros. Evidentemente tenemos todo un mundo de señales, que pueden tratar de actuar en diferentes sentidos.

Si vemos que nos sonríe, trata de caernos bien, nos llama frecuentemente y trata de coincidir con nosotros, podemos llegar a una conclusión que no es otra que esa persona puede manifestar cierto interés en nosotros. Pero en ocasiones ocurre que simplemente malinterpretamos la información, y olvidamos algunos pequeños detalles muy significativos para la explicación. ¿Qué ocurre si esa persona es siempre igual?. En este caso, nosotros sacaremos una conclusión basada en un error de base. Hemos sacado conclusiones sobre cómo nos trata, en lugar de cómo la otra persona trata a cualquier persona.

Por otra parte, puede que no siempre se comporte de forma tan amigable, y en realidad sea que esa persona nos trate de forma distinta. Pero tal circunstancia, puede tener unas cuantas explicaciones que van desde que nos va a pedir que le avalemos en una circunstancia a que busque acercarse porque se siente atraída por un amigo.

Y por supuesto, puede pasar que realmente se sienta atraída. La realidad es que cuando tratamos de entender lo que una persona piensa de nosotros, lo primero que tenemos que hacer es tener claro que nunca lo vamos a saber, (incluso aunque nos diga algo, siempre nos quedará la duda de si dice la verdad), y tendremos que actuar en base a distintos escenarios.

En resumen, lo que deberíamos hacer es plantearnos los famosos escenarios y tratar de construir lo que pasaría en ese caso. “Si le gustase haría esto”; “si le gustase mi amigo haría lo otro” y “si no le gustásemos ninguno haría aquello”.

Esta es la forma normal de realizar el análisis, y aunque no garantiza en ningún caso el acierto, la realidad es que mejora las posibilidades. Es un error común, lo cual lleva a tortazos de impresión, el tratar de hacer las cosas al revés y buscar indicios para confirmar la idea prefijada que podamos tener o incluso lo que nos interesa.

Pensemos en un caso de un optimista que cree gustarle a una persona determinada. En este caso, si esta persona trata mal a nuestro protagonista, ¡estará disimulando!; Si lo trata bien, ¡estará clarísimo!. Si se acerca es porque se siente atraída, mientras que si no se acerca, resulta que la atracción es tan fuerte que se pone nerviosa y no se acerca.

En realidad todo se puede justificar y a todas las conclusiones se puede llegar, si partimos de la base de que tratamos de enfocar siempre cualquier pequeño detalle para justificar lo que nos interesa, (consciente o subconscientemente). Desde luego este es el caso más peligroso, porque en un extremo, podríamos llegar a ignorar las señales que vayan en contra de lo que creemos. ¡Si se lía con mi amigo, podemos obviar el tema o justificarlo como un acercamiento extremo!. Por supuesto, creo que todos estamos de acuerdo que en los extremos diversas personas pierden completamente el sentido de la realidad y acabamos poniéndoles un calificativo que todo el mundo conoce.

Pues este esquema de funcionamiento es similar al que se da por todas las personas cuando nos ponemos a analizar cualquier tema desde el punto de vista de la economía, inversores, o temas puramente empresariales.

Al final para conocer lo que sea que estamos considerando debemos tener en cuenta, una cantidad ingente de señales que usamos para tratar de entender una situación compleja y que escapa a nuestra visión.  La realidad  es en definitiva la incógnita a despejar en una ecuación compleja.

Si la economía mejora, el desempleo sube porque más personas se animan a buscar trabajo, y se atraen personas de otros países que buscan trabajo, y baja porque más personas logran trabajo. ¿Qué pasará con el número de personas que están buscando trabajo?. Pues dependerá de los dos efectos.

Si la economía empeora, el desempleo sube porque más personas buscan un trabajo, pero baja porque más personas se rinden o se van a otro país. Como en el caso anterior tendremos un resultado diferente en función de la intensidad de los efectos contrarios.

La conclusión es que si nosotros partimos del dato de una subida de  desempleo estamos ante el problema de tratar de identificar si estamos destruyendo empleo, mucho más rápido que desanimamos a desempleados, o bien estamos creando menos empleo que la atracción a personas que no estaban en el mercado laboral.

La realidad es que entonces para entender lo que está ocurriendo en la economía, o con la situación del mercado laboral o con cualquier circunstancia de la vida es conseguir la mayor cantidad de datos posibles. Y desde luego es muy importante analizar las contradicciones para entender cuál es la situación que queremos conocer.

En este sentido las tendencias mixtas suelen ser una gran bendición para contrastar o para tratar de entender la realidad, porque cada vez que tenemos datos mixtos relativos a alguna variable, nos encontramos con la posibilidad de descartar opciones. Sin embargo, lejos de ser algo que ayude a clarificar, los datos mixtos se consideran como algo indefinido, porque los analistas tienden a análisis simples y con fecha de caducidad.

Si el paro mejora, eso significa que la economía mejora; si el empleo empeora significa que la economía empeora.  Y la coincidencia de los datos en un mismo día rompe todos los esquemas y ya nadie sabe si la economía mejora o empeora.

En expansión se publican los datos de empleo referidos a Mayo de 2010 en Estados Unidos, dentro de una noticia que se titula: “El ibex mantiene el tono alcista tras los datos de empleo en EEUU”.

El análisis nos cuenta que “El Ibex ataca los 9.300 puntos pese a que los datos han sido mixtos, con una bajada inesperada de la tasa de paro pero una destrucción de empleo en junio mayor de lo pronosticada por el mercado”.

¿Qué tiene esto de mixto?. En principio los datos de creación de empleo, han salido negativos, y además en este caso nos hemos encontrado con destrucción de empleos en la economía de Estados Unidos.

Dado que la tasa de empleo ha bajado, en un contexto de destrucción de empleo, la única explicación es que las personas que buscan empleo se han reducido.

La pregunta es  ¿Qué tiene de mixto un sistema donde trabaja menos gente, y a su vez menos gente busca trabajo?. Hay menos gente trabajando y menos gente buscando trabajo. Pudiera ser que resulta que a mucha gente le haya tocado la lotería y haya dejado de trabajar, pero desde luego la explicación más plausible es que se está destruyendo empleo ¡y que las condiciones en el mercado laboral son tan malas que cada vez más gente simplemente se rinde!.

En este caso se ve clarísimamente la situación, en otros no tanto; pero lo realmente inquietante es que los que se supone nos deben informar, no se planteen problemas con las distintas contradicciones. Dicho de otra forma, decimos que la economía de Estados Unidos se está recuperando, y de repente nos encontramos con datos que dicen que no. Y ni tan siquiera nos molestamos en explicarlo. O al revés, decimos que no se está recuperando, sale el dato del PIB y no nos molestamos en encontrar una explicación.

Y esto sólo se puede entender desde la perspectiva del amigo este que detecta y exagera las señales que le dan muchas posibilidades para su conquista y simplemente pasa de las que no. ¡Que me parece muy bien que sea optimista!; Pero luego que no se sorprenda de las calabazas ni venga con excusas tontas del estilo; “no hay quien la entienda”.

  1. #5
    Paparajote

    El comportamiento de los medios de comunicación tanto nacionales como extranjeros ciértamente deja mucho que desear...además, probablemente muchas de las estadísticas de los estados están "manipuladas"...al final ya no sabes que pensar.

    Saludos

  2. en respuesta a Ramon13
    #4
    Comstar

    España la deben arreglar los españoles. Es un viejo y arcaico concepto llamado "soberanía" que vale la pena rescatar y que se ha perdido. España ya tiene economistas brillantes como "Yo mismo" que pueden ayudar a plantear propuestas.

    En el mundo puede haber caos, pero se que a los Españoles no se les ha de quitar la maña de ser potencia y de gobernarse a sí mismos en lugar de ser colonizados económicamente y latinoamericanizados por los bancos.

    1 recomendaciones
  3. en respuesta a Comstar
    #3
    Ramon13

    De momento todo sigue muy liado.
    Más allá del dólar (Beyond the dollar), Chatham House
    http://www.chathamhouse.org.uk/publications/papers/view/-/id/844

    El caos monetario mundial (Global monetary chaos), UNCTAD
    http://www.unctad.org/en/docs/presspb20102_en.pdf

    No creo como decias que el FMI sea el mejor para proponer los cambios, se necesitan nuevas organizaciones supranacionales verdaderamente representativas y democraticas...

    http://www.brettonwoodsproject.org/art-566240

  4. #2
    Comstar

    Los políticos siempre querrán hacer verlos picos estacionales alcistas como "recuperación", y las bajas prolongadas como "estamos trabajando en la recuperación". O sea, aunque el barco se hunda y todo el mundo se ahogue, saldremos a flote.

    Las señales mixtas son propias de una conducta bipolar. Un enfermo bipolar oscila entre la tristeza y la ira con facilidad. El cerebro como cualquier otro órgano es susceptible de funcionar mal. Así como a cualquiera le da una indigestión que no dura toda la vida, así alguien puede sufrir trastornos mentales sin estar "loco" como le dice la gente. Los trastornos de la mente distorsionan la forma de pensar, de sentir y de percibir el mundo, de modo que ninguno de los tres se vuelve fiable en tiempos de crisis.

    Lo que indica la señal mixta es que hay una bipolaridad política, y por ende, ni los pensamientos, ni las emociones, ni la percepción de la realidad reflejada por ellos son de fiar en la psicótica crisis española. Según Jim Rogers, EUA y Reino Unido mienten sobre la inflación, y no sería extraño que España también.

  5. #1
    Ramon13

    Lo que creo que lia son las falsas señales que se envian y las politicas no convencionales...como dice algun economista "El gran problema en economia es que los agentes cambian sus comportamientos cuando cambiamos la politica economica"
    acaso no hay inversores que se suponen mas impuestos en un pais...y entienden que las empresas tendran menos beneficios...y se largan a invertir en otros paises

    pero cuando es al contrario cuando vienen aqui como moscas... porque hay una euforia (real o artificial)No..nos quejamos de que vengan aqui a invertir

    con esto no defiendo que sea un buen sistema...solo veo que los tiros van por aqui.

    es mejor el sistema de pagares de Rumasa ?


Sitios que sigo
1 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...