Rankia USA Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal
Acceder
6 recomendaciones

Los “expertos” llevan toda la vida contándonos la realidad y dándonos sus recetas con una visión bastante enfocada hacia lo que ellos les interesa. Desde luego este es uno de los efectos secundarios de esto que llamamos democracia, que no es otra cosa que la famosa libertad de expresión. Claro que lo que nos queda a nosotros es ejercer exactamente lo mismo y decir lo que por otra parte es muy obvio. ¡Se les ha ido la olla!.

Una cosa es ser sincero, otra cosa es manipular un poco los análisis para adecuarla la realidad, (“arrimar el ascua a su sardina”); un grado superior es simplemente tratar de engañar, y al final lo que suele pasar es la locura en el sentido de una total desconexión con la realidad.

Esto viene de un artículo que “El economista” hace a partir de las declaraciones de distintos expertos de Estados Unidos, bajo el sugerente título de “El “Yes, we can” no convence; A Obama le llueven las críticas de los grandes empresarios”. En él el citado diario junta todas las criticas de las grandes empresas a Obama. En total un conjunto de tonterías increíbles, que nos muestran un panorama desolador. Por supuesto, el citado medio no ha hecho ni una sola crítica, por lo que entiendo que realmente manifiesta su acuerdo.

Me gustaría contestarlas brevemente, porque son muy ridículas, comenzando por Otellini, CEO, de Intel, se desmarca con dos declaraciones, en la primera que dice que OBAMA no entiende lo que hace falta para crear empleo y nos aclara que "El marco legal de EEUU se ha vuelto tan hostil a los negocios que parece inevitable que haya una erosión de la riqueza parecida a la que se está viendo en (algunos países de) Europa. Ésa es la cruda verdad". 

Al mismo tiempo Ivan Seidenberg, CEO de verizón, "Hemos llegado a un punto en el que los efectos negativos de estas políticas son tan significativos que no se pueden ignorar. Metiéndose virtualmente en cada sector de la vida económica, el Gobierno está inyectando incertidumbre en el mercado y haciendo cada vez más difícil los aumentos de capital y la creación de nuevo negocios".

Lo malo es que Otellini, olvida que “negocios” no es “riqueza”, y que “algunos negocios” son perjudiciales para la riqueza, (salvo para los beneficiados de los negocios”. Por lo tanto, la cruda verdad es que si el entorno se hubiese vuelto hostil a los negocios, habría una erosión de los negocios, (en lugar de la riqueza), lo que a su vez nos lleva a que es la erosión de la riqueza la que está penalizando el empleo, (la gente no tiene recursos, no compra, las empresas no venden y por tanto no producen). Y Seidenberg olvida que lo que está inyectando el gobierno no es precisamente incertidumbre sino que es algo que recuerda mucho a los dólares.

Por supuesto, olvida también que los negocios no se han comportado especialmente mal con las medidas tomadas por Obama, ya que en lo que va de legislatura, lo único que se ha recuperado son ¡los negocios!. ¿la riqueza?. En fin.

Steven Schwarzman, CEO de Blackstone, (empresa de capital riesgo), resulta que suelta “"Es una guerra. Es como cuando Hitler invadió Polonia en 1939", porque resulta que se les ocurre hablar de subida de impuestos a los gestores de capital riesgo. Lo cual parece cuando menos una comparación cuando menos exagerada. Quizás se pueda preguntar a los polacos.

La comparación con ese período, (debe estar en algún manual), la completa Steve Forbes mediante una frase "la verdad es que ni siquiera la Administración de Roosevelt fue tan ignorante y hostil hacia la empresa privada como lo es la actual. Uno pone en duda el traer a colación las políticas económicas de Benito Mussolini y su clase porque el fascismo significa nacionalismo del malo y racismo, además de asesinatos masivos y guerra agresiva".

Lo que olvida Steve Forbes es que curiosamente Roosevelt, fue conocido por implantar las medidas para salir de la peor crisis que había tenido la historia hasta este momento, (esperemos poder seguir diciendo esto en un par de años). En todo caso, estoy seguro que este señor no tiene demasiado miedo de los asesinatos masivos y de que existan políticas fascistas en su país, por lo tanto o está como una regadera o está mintiendo. ¿Pruebas?. Pues hombre, imaginemos a un alemán criticando a Hitler. Si de verdad esperase asesinatos masivos, tenga por seguro que no abriría la boca.

Jamie Dimmon, de JP Morgan, se queja de la demonización de la industria financiera, que considera injusta y dañina. En fin. Lo curioso es que el sector en cuestión tiene ligeros desajustes que han provocado ingentes inyecciones para rescatarlos. ¿no?. ¿Eso lo olvidamos?. Lo que parece que no es justo es que se les rescate.

Más surrealista es el CEO de Loews Corp, un tal Jim Tisch, que se queja de que se haga una comisión independiente de las petroleras para investigar el vertido de petróleo de BP, lo que despacha con la siguiente frase: "manda un mensaje a los negocios en EEUU: si tu industria se mete en problemas, hay posibilidades de que no haya un trato justo".

A ver si logro aclararme; ¿Para investigar robos, lo dejamos en manos de los ladrones?. Es que suele ser una medida adecuada para lo de la justicia aquello de que los que investigan no sean parte de lo investigado. Por supuesto, esto suele perjudicar a los que confunden “justo” con “beneficioso”. Por supuesto está claro que una investigación del vertido por la petrolera se espera más comprensiva, favorable y adecuada a los intereses de las petroleras, ¿justa?. Pues hombre, que sean los ladrones los que pongan sanciones a los ladrones, aunque a lo mejor las victimas no estén demasiado de acuerdo.

Y sólo me queda el CEO de General Electric, Jeffrey Immelt, que dice que USA es un exportador patético y que eso solo se puede recuperar con una perfecta sintonía entre gobierno y emprendedores. Nunca puede faltar la palabra emprendedor, para decir en realidad que lo que se necesita es que el gobierno debe hacer lo que le piden las grandes empresas, pero en más bonito.

Por supuesto, este tampoco aclara que ha pasado para que esta situación haya empeorada tras la gran sintonía entre gobierno y emprendedores de los últimos años, que ¡algo habrá tenido que ver en esta historia!.

  1. #12
    Fercanarias

    Estos CEO son tan perniciosos como el CO² sin control.
    Siguen con el paradigma del crecimiento y en realidad empresas que no aportan nada nuevo, no pueden pretender tener crecimientos como los de antaño, porque son claramente perniciosos, todo lo que se desarrolla a un ritmo más rápido que la naturaleza es pernicioso para la misma y por lo tanto para los que dependemos de ella que somos nosotros entre otros seres vivos.

    En medicina un crecimiento anormal de las células, es un tumor o cáncer, maligno o benigno, tal y como pasó con el mercado inmobiliario y con varias cosas más. Ahora estamos en tratamiento pero parecen querer seguir con los mismos vicios.

    Mucha de esta gente que protesta, ha convertido algo natural, bueno y necesario, en un casino, en algo malo y pernicioso, que además trastoca la realidad de las empresas. Me refiero a la gran cantidad de instrumentos de inversión que ni ellos mismos controlan o que en el mejor de los casos es imposible que prevean su comportamiento en múltiples escenarios, con lo cual transforman algo necesario como lo es beber agua para el ser humano, en algo pernicioso y enfermo (como la potomanía, enfermedad ocasionada por beber demasiado agua).

    Se debe premiar sin duda el esfuerzo, la genialidad, jamás planteo una situación comunista de igual para todo y todos, pero desde luego lo que es pernicioso son determinados crecimientos anormales, determinadas concentraciones de dinero y poder, que evidentemente hablan de unas reglas mal hechas. En automovilismo, en determinadas competiciones, cuando uno se destaca demasiado, le van poniendo kg a su coche a modo de lastre, el equivalente a los impuestos sería, que claramente son insuficientes en este mundo tan desigual donde vemos a veces esas concentraciones de riqueza mientras su país tiene una deuda del 110% del PIB y siempre en aumento. Algo falla, no hay que ir contra las empresas, pero sin duda algunas empresas son parásitos de la sociedad, la desangran (subcontrataciones, despidos, no hacerse cargo de gastos sociales que traspasan al estado que somos todos, etc, etc, deslocalización), son múltiples las causas que las convierten en parásitos, pero aquí nadie le pone remedio.

  2. en respuesta a Ramon13
    #11
    Comstar

    Pacífica pero contundente...
    No por dejar de usar la violencia, ello significa que no se pueda acudir a medidas de presión no violentas que pongan en aprietos al que es presionado.

  3. en respuesta a Yo mismo
    #10
    Comstar

    La intervencion del estado causa el problema.
    La intervención la realizan senadores de EUA.
    Los senadores de EUA se venden al mejor postor a cambio de dinero de lobby.
    El dinero de lobby viene de empresas financieras.

    Por lo tanto:
    La intervención de empresas financieras causa el problema.

  4. en respuesta a Yo mismo
    #9
    Ramon13

    el desastre, es que no midierón bien la magnitud de la crisis, esta mala diagnosis les hace seguir con la huida hacia delante cuando hay problemas raiz anteriores a la crisis fiunanciera

    y el desastre de siempre...es que unos intentaran ahora echarse las culpas unos a otros...y la culpa es de todos.

    hay soluciones, creo que si, pero actuando de otra forma.

  5. en respuesta a Ramon13
    #8
    Yo mismo

    igualito que trichet y todos los demas...

    es que no les quedaba otra que mentir para mantener la burbuja..

  6. en respuesta a Ramon13
    #7
    Yo mismo

    no deja de ser una coña que digan que la intervención del estado es lo que está ocasionando esto y además lo mismo que en la gran depresión, cuando la realidad es que los estados han hecho unica y exclusivamente lo que han pedido los analistas....

    puñetero desastre...

  7. en respuesta a Comstar
    #6
    Ramon13

    Pues en todos los sitios les tocara a los ciudadanos protestar de forma pacifica...para poner en orden la situacion mas que desmadrada

    pues facepalm

  8. en respuesta a Ramon13
    #5
    Comstar

    Bernanke ha superado a Greenspan en el absurdo.
    Cuando veo lo que pasa en EUA siento ganas de llevarme las dos manos a la cara, lo que los estadounidenses llaman "facepalm".

  9. #4
    Comstar

    EUA es un país tan desregulado que el costo de despido es cero, razón por la cual actualmente sufren de una escasez de demanda privada, que es el pricipal factor de hostilidad a los negocios, porque hace que las ventas se mantengan horizontales en vez de crecer, y eso gracias al gasto público que endulza el panirama, y sin el cual irían hacia abajo. Con tanta desregulación me es poco creíble el argumento de la hostilidad gubernamental. Lo único hostil es el desempleo.

    La única "hostilidad" de Obama hacia las "empresas" se dirige hacia los financieros que no producen nada, porque para ellos, pagar impuestos sobre sus jugosas ganancias, después de haber sido rescatados, es una ofensa mayor. A esto se suman los senadores republicanos que no quieren nada que tenga que ver con cobrarle impuestos a los ricos.

    Cabe destacar que el problema de creación de empleo viene de los senadores republicanos y algunos demócratas, no de Obama.

    Lo único en lo que Obama sí es abiertamente hostil al ciudadano estadounidense, es en el gasto militar pagado con deuda, que no sólo desatiende las necesidades domésticas, donde maestros, policías, bomberos y empleados de la NASA pierden sus empleos para pagar la guerra, sino que crea una deuda que habrá que pagar a futuro, que paga infraestructura para la guerra en el exterior, algo que no es nada keynesiano. Y también está la hostilidad de EUA hacia China, manifestada en distintos grados.

    Podría decirse que en realidad esta hostilidad obedece a una guerra civil solapada, y al hecho de los senadores ahora se han puesto a la venta.

    Se aplica el viejo resabio que dice "hemos llegado al borde del abismo, y hemos dado un paso hacia adelante".

    1 recomendaciones
  10. en respuesta a Ramon13
    #3
    Ramon13

    Si los errores previsores de su amigo le parecieron asombrosos y graves, atienda a las sombras de luz con las que Bernanke nos ha ido iluminando en estos años.
    En octubre de 2005, en un momento en que el sector de la construcción estaba en su apogeo en EEUU, afirmó con solemnidad que en realidad no existía ninguna burbuja inmobiliaria, y por tanto, las preocupaciones sobre esta cuestión estaban infundadas.
    En esa misma ocasión achacó el incremento del 25% en los precios de la vivienda a factores reales, como el crecimiento de empleos, de ingresos y de nuevas familias.
    Añadió, además, que "un enfriamiento moderado en el mercado inmobiliario, en el caso de que esto ocurriera, no sería incompatible con el mantenimiento del crecimiento económico cercano a su nivel potencial en el año que viene".
    Por si esto no fuera poco, agregó que los efectos económicos de una caída en los precios de los activos "no depende tanto de la gravedad de la caída misma como de la respuesta de los encargados de la política económica, en particular, los bancos centrales". Si fuera esto cierto, ahora estaríamos creciendo a tasas estratosféricas. Sin embargo, las políticas de los bancos centrales no están funcionando, e incluso podemos estar en un escenario deflacionista, la peor pesadilla de Bernanke. Ahora no podrán decir que no lo han intentado.
    En el año siguiente, Bernanke ignoró totalmente los riesgos de las hipotecas subprime. Por ejemplo, cuando habló acerca de la situación de la economía ante el Congreso estadounidense en el verano de 2006, no hizo ninguna mención a posibles tensiones futuras ni desequilibrios presentes. Conviene recordar que en este mismo verano se produjo el pico de la burbuja inmobiliaria. Los precios de la vivienda no hicieron más que bajar desde entonces.
    En el verano de 2007 empezaron a florecer las primeras semillas que alertaban de problemas. Sin embargo, Bernanke permaneció impasible: "Parece improbable que los problemas del sector subprime se trasladen seriamente a la economía agregada o al sistema financiero", declaró el 5 de junio de este año ante la International Monetary Conference. A estas atinadas predicciones podríamos agregar su estimación, en febrero de 2008, de que la recuperación en el sector inmobiliario tendría lugar a fines de ese año.
    Después de los dos primeros años de turbulencias y su más que demostrada nula capacidad de predicción, Bernanke aún se permite el lujo de dar lecciones al mundo explicando los orígenes de la crisis en el exceso de ahorro de los asiáticos.
    No me extraña que reputados economistas de las corrientes teóricas más importantes, se posicionen contra el actual presidente de la FED. A mí personalmente poco me importa que afirme que ya no existe peligro de depresión en EE.UU., o que ponga fecha a la salida de la crisis.
    Sus predicciones han resultado tener aún menos validez que las que resultarían del puro azar. Si usted es una persona sensata, no se le ocurriría confiar más en su amigo experto. Así, tampoco se le debería pasar por la cabeza poner su confianza en Bernanke, ni en el escuadrón de incompetentes que nos gobierna.

    DECLARACIONES EN 2009:

    14 de abril: El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), Ben Bernanke, ha coincidido este martes con el presidente del país, Barack Obama, en su percepción de que hay ciertos indicios de que la recesión se puede estar suavizando.

    Bernanke se refiere a algunos indicadores recientes relacionados con la venta de automóviles, la construcción de viviendas y el gasto de los consumidores. Según Bernanke, los riesgos de inflación han remitido en los últimos meses. No obstante, contempla la posibilidad de que reaparezcan cuando comience la recuperación económica.

    5 de mayo: "Seguimos augurando que la actividad económica tocará fondo y repuntará en el curso de este año", dijo Bernanke ante el Comité Económico Conjunto de la Cámara de Representantes y el Senado.

    "La recuperación ganará impulso sólo de forma gradual", afirmó Bernanke, quien dijo que las empresas "probablemente seguirán cautas a la hora de contratar". "La tasa de desempleo podría mantenerse alta por algún tiempo, incluso después de que se restablezca el crecimiento económico", alertó. El jefe de la FED habló en un momento en que han aparecido indicios de una desaceleración de la caída de la actividad en Estados Unidos.

    3 de junio: En un discurso pronunciado ante la Comisión de Déficit de la Cámara de Representantes estadounidense Bernanke ha señalado que "seguimos esperando que la actividad económica toque fondo este año y que después se levante a finales del mismo", señaló Bernanke. "Los recientes datos sugieren que el ritmo de la contracción económica podría haberse ralentizado".
    via Angel M.

  11. #2
    Ramon13

    Venden motos ..o simplemente emiten falsas señales (siguiendo los analisis de Sepencer, emision de señales)
    Bernake ha superado al maestro de las señales Greenspan.
    “Hay veces en las que para valorar a una autoridad política o económica importante en sus justos términos es conveniente acercar las acciones o declaraciones de esa persona al mundo en el que la mayoría de los mortales nos movemos. Para ello puede ser útil presentar analogías.
    Imagínese que tiene un amigo a quien considera un buen economista y analista financiero, una mente sesuda con buen manejo de herramientas matemáticas complejas y modelos sobre las finanzas sofisticados. Además, es respetado en la profesión, y tiene títulos en las universidades y escuelas más prestigiosas.
    Usted le dice a principios de 2007 que ha oído hablar a alguien diciendo que los buenos tiempos podrían acabarse pronto. Le pregunta que si, en ese caso, será conveniente vender sus acciones en Telefónica y BBVA para refugiarse en algo más seguro comprando letras del Tesoro.
    Su amigo le pide que espere un día para consultar sus modelos. Al día siguiente le contesta que no, no hay razones para el pesimismo: la bolsa nunca se había comportado tan bien como ahora, con subidas tan espectaculares. "Lo mejor que puedes hacer es comprar más para aprovecharte de las futuras ganancias", le aconseja el experto.
    Usted, que confía en su experto juicio, le hace caso, y compra más acciones. Al fin y al cabo, con todos los años y títulos que acumula, ¿sabrá más que yo, no?, se dice usted para sus adentros. A medida que avanza el año, sigue escuchando alguna voz aislada de preocupación y advertencia sobre el futuro económico. Se acerca de nuevo a su amigo y le pregunta lo mismo.
    La respuesta del experto no ha cambiado: no se ven señales de que la economía se contraiga ni que la bolsa vaya a caer en un futuro próximo. Tras consultar al amigo, usted se siente más tranquilo: "Siempre ha habido locos que profetizan la catástrofe", piensa.
    Sin embargo, avanza el año y los rumores de esos "locos" se materializan. De repente salen a la luz noticias muy negativas y los mercados experimentan shocks bruscos. Estos brotes dan inicio a una severa recesión, acompañada por el desplome del precio de las acciones.
    Usted se queda con la boca abierta y el bolsillo afectado ante las primeras turbulencias. No se lo puede creer, y enseguida piensa en su amigo. Sin dudarlo va a hablar con el experto, que también está conmocionado y no entiende realmente lo que sucede. Le pide disculpas, y le dice que estas turbulencias pasarán enseguida. "Los problemas son pasajeros, ya te dije que no hay señales reales de que las cosas vayan mal. Lo que ahora no hay que hacer es perder la calma y vender", le aconseja de nuevo su amigo.
    Le hace caso de nuevo, con la falsa ilusión de que esta vez sí tenga razón: necesita esperanza y es capaz de agarrarse a un clavo ardiendo. Pero lamentablemente para usted su amigo sigue sin tener razón, confiar en que algo sea cierto no lo hace cierto. Las cosas empeoran y se ponen muy negras. La fiesta ha acabado, y los malos tiempos acaban de empezar, dice la prensa en los titulares.
    Usted se desespera y acude otra vez a su amigo, con ganas de cantarle las cuarenta. Aunque al principio usted parece muy enfadado con él, su amigo sabe controlar la situación. Le ablanda su talante con conceptos técnicos y explicaciones que parecen muy sofisticadas. Ahora resulta que puede explicar a la perfección lo que sucedió un año atrás. No sólo eso, sino que incluso se atreve a ponerle fecha a la salida de la crisis y al comienzo de la senda alcista en las bolsas.
    ¿Confiaría usted en una persona que ha fallado estrepitosa y repetidamente en las predicciones y análisis sobre la economía como su amigo?
    El sentido común dice que no. Si usted es una persona coherente, tampoco debería confiar en absoluto en Ben Bernanke, presidente actual de la Reserva Federal (el sistema de banca central) norteamericana, institución que se encarga, teórica e idealmente, de velar por el buen funcionamiento de la economía (producción alta y bajo desempleo), el mantenimiento de tasas de inflación bajas (pero positivas) y la buena salud del sistema financiero. En definitiva, de planificar la economía desde la manipulación del dinero.
    via Angel M.

  12. #1
    Ramon13

    mas sugerencias:
    Sobre la recesión de balance muy interesante este art. de Gerald O'Driscoll en el WSJ (saldrá traducido en LD en breves): http://www.facebook.com/l/e7465;www.cato.org/pub_display.php?pub_id=12061
    Los agentes deben reestructurar sus malogradas (por el boom) posiciones financieras (balances), y para ello tienen que ahorrar, pagar deudas... Esto implica un periodo doloroso e inevitable, del que se saldrá cuando este proceso de depuración y ajuste acabe...

    ....algunos analistas en vez de ver el problema en la falta de acceso al crédito, lo ven en la incertidumbre generada artificialmente por las políticas y retórica gubernamentales: http://www.facebook.com/l/e7465;www.libertaddigital.com/economia/los-analistas-culpan-a-obama-de-prolongar-la-crisis-en-eeuu-1276399925/

    via Angel M.


Sitios que sigo
6 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...