Rankia USA Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal
Acceder
5 recomendaciones

 

Hace unos meses fue un minicrash en Wall Street que absurdamente se atribuyó a un bróker que introdujo mal una orden de venta; y hoy nos encontramos con una petición de liquidez de emergencia al banco central europeo por valor de 15.801 millones al 1,75%, lo cual es una cantidad anormalmente alta, ya que normalmente estas operaciones se sitúan por debajo de los 1.000 millones.

Pues otra vez nos hemos encontrado con la explicación del posible error por parte de un banco, como explicación para cubrir esta anomalía. Más allá del chiste fácil de que vamos a tener que pagar un curso de mecanografía a los operadores de las entidades bancarias, tenemos que entender que lo del error es un absurdo total y absoluto. (o eso espero).

En primer lugar cuesta creer que los sistemas informáticos de las entidades no tienen ningún tipo de control sobre este tema; es del todo absurdo encontrarnos introduciendo dos veces la contraseña nueva, cuando nos registramos gratuitamente en una cuenta tonta, o cuando tengo que cambiar la contraseña en el trabajo por tema de seguridad, mientras se supone que un operador de un banco puede mandar cualquier operación de miles de millones sin el mínimo control. Sobre todo en el caso de una operación que se hace una vez al día.

Por supuesto, el hecho de que sea absurdo el hecho de que pueda lanzarse la orden sin un control o una repetición de seguridad, no significa en absoluto que no sea posible que tal dislate ocurra en la realidad. Pero en todo caso, nos haría preguntarnos: ¿en qué manos estamos?.

Pero aunque no sea un error, se entiende que en la planificación de los recursos de una entidad, interviene más de una persona, con distintos grados y está sujeto a ciertas autorizaciones. Cualquier persona que trabaje con movimientos de fondos, de mucho menor importe, en el que la seguridad sea importante, sabe que estas operaciones están sujetas a la aprobación de distintas operaciones y con distintos niveles de seguridad. O sea, que no todas las personas pueden autorizar las distintas operaciones, (no es lo mismo aprobar un movimiento de 1 millón, que uno de 10, que uno de 10.000 millones), y desde luego se suele usar un esquema reforzado para las no habituales. Además suele haber una fase en la que una persona presupuesta e introduce un máximo, otra persona es la que fija el importe y probablemente se precise al menos autorizaciones previas.

En este sentido parece increíble que una persona en un banco pueda endeudarlo por 10.000 millones de euros, sin que nadie más intervenga. Evidentemente tal y como está el mundo, sería posible, pero en todo caso, me remitiría a la pregunta: ¿en qué manos estamos?.

Por supuesto, parece lógico pensar que si al BCE le llega una petición de fondos extraña, lo normal es que se pongan en contacto con la entidad de referencia y haga una comprobación, que es coger el teléfono y preguntar ¡oye!; ¿ha pasado algo?. En este sentido, no habría duda del error, y por tanto no tendría sentido estar dudando, sobre todo en un contexto como el que estamos en el que todo se puede venir abajo por una duda de este calibre. Máxime en la situación en la que el BCE manifiesta estar vigilante a los movimientos del mercado, y que además está interviniendo (que no manipulando porque el BCE es de los buenos de la peli), para tapar los fallos. Por supuesto, lo de reconocer el error, procedería en el caso de que no se hubiese anulado la orden por un error. Por tanto, si llega un error de este estilo, y el BCE no pregunta es de una negligencia supina, si ha llamado y le han dicho que es un error, es otra negligencia no anular la operación, y si aún así no lo consideramos una negligencia, lo que está claro es que es absurdo que nadie salga a decirlo. ¿Qué esto descarta el error?. Pues hombre, nos queda el recurso de ¿En qué manos estamos?.

Pero es que echando unas cuentas rápidas hay algo que no encaja demasiado en el error, que es la cifra. Si tenemos que es muy raro que la cantidad de la ventanilla de emergencia supere los 1.000 millones para el total de la banca, es fácil imaginar que el error en la entidad tiene que haber sido como mínimo de dos ceros. 

Creo que esto lo tengo que explicar: Si el total de los bancos solicitan menos de 1.000 millones normalmente, esto indica que las peticiones de cada una de las entidades son muy inferiores a los 1.000 millones; ¿no?. Por lo tanto el error necesario para superar la cifra de 10.000 millones tendría que ser mínimo de dos ceros, ya que estaríamos hablando de una cifra en torno a los 150 millones que se hubiesen convertido en error en los 15.000 millones. Esto significa que aunque solo sea por los puntos esto tiene que cantar en la pantalla. Por supuesto, esto en el caso de que fuese un banco grande, porque 1.000 millones entre el total de las entidades que pueden acceder a esta ventanilla es muy inferior a este importe, lo cual significa que aunque matemáticamente el error pueda ser de dos dígitos, lo más plausible es que tuviese que ser de 3 o 4 dígitos; y estaríamos hablando de que una entidad que quiera pedir 15 millones hubiese pedido 15.000 millones.

Si queremos hacer el cálculo al revés, podemos pensar en quitarle los 1.000 millones que se solicitan como máximo en el resto de los días. Es decir, si una entidad se ha equivocado, vamos a hacer los cálculos quitándola de forma que el total de la financiación que se pretendería solicitar ascendería a 15.801 millones solicitados menos el error cometido más lo que en realidad la entidad pretendería solicitar. Si el resultado de esta ecuación es 1.000 millones, y despejamos, resulta que el importe ordenado por error menos el importe que se pretendía corregir ascendería a 14.800 millones, (millón más, millón menos). Error que canta mucho en importes sensiblemente inferiores a 1.000 millones, (que recordemos que es la cantidad total del sistema).

Evidentemente es posible que este error sea posible, pero nos lleva a ¿en qué manos estamos?.

Pero es que además los 1.000 millones nos dicen que son un límite que no se suele superar y de hecho que sólo dos veces se ha superado en este año; curiosamente en ambas ocasiones ha sido en esta semana. Lo cual implica que si esta semana se han ido incrementado las peticiones de liquidez, a la vez que las rentabilidades de las deudas públicas se han incrementado y ayer ha subido la banca española un 6%, tenemos todas las señales de problemas de liquidez y de intervenciones del BCE. Por tanto cuesta mucho obviar estas señales para defender que existen problemas de liquidez.

Claro que si defendemos que existen problemas de liquidez, tendríamos que explicar porque se ha reducido la deuda de la banca con el BCE, aunque creo que esto ya lo expliqué en el pasado cuando puse el post de “los bancos ya no dependen del BCE, ¿o sí?”.  ¿y si los bancos en medio de las compras de activos por parte del BCE se encuentran con que han vendido los activos al BCE?. ¿no se habrán quedado sin colaterales (garantías) para las operaciones ordinarias con el BCE?.

En fin, puede que sea un error al introducir la orden, pero me da a mí que la pregunta que debemos hacernos es la de ¿en qué manos estamos?; pero no precisamente porque existan tantas negligencias que permitan fallos de este calibre, sino porque viene de una respuesta a dos preguntas: ¿tan tontos creemos que somos los ciudadanos y los operadores?; ¿aciertan?.

Y ya puestos a hacernos preguntas: ¿Podrían darme una NO AYUDA que consista en un préstamo de emergencia al 1,75?. Es que a las personas normales las emergencias son a precio de Cofidis, y se envidian estos préstamos de emergencia, en los que se supone que puedes pedir miles de millones, sin que se paren a pensar ni tan siquiera si has metido la pata al 1,75%.

Si me van a dar lo que pida, (aunque acabe poniendo un par de ceros de más), sin preguntar, ni pedir nada, (porque supongo que no se habrá justificado también por error la necesidad de unos 15.000 millones) y al 1,75% supongo que tendré que hacer esfuerzos por hacer entender a todo el mundo que no he tenido ayudas; (a lo mejor eso explica porque todo el mundo está empeñado en repetir la letanía de “no hemos tenido ayudas”).

  1. #6
    Franz

    No te quito la razón pero ácaso no has pensado por un instante que pudo provenir de "Telefonica".
    Un saludo

  2. en respuesta a Yo mismo
    #5
    Alejperez

    Los errores informáticos existen, y se producen, pero los de los ejemplos no me los creo, veo claro intento de manipulación por intereses que ni comprendo... (bueno, imagino)..

    Aparte, me gustaría comentar que hay un típico error informático que describiría como "Error del Usuario usando un equipo informático"..., para introducirnos en este mundo recomiendo:

    http://mundowdg.com/blog/diccionario-luser-cristiano/

    En mi experiencia profesional trabajo, entre otras cosas, diseñando / implementando procesos con herramientas BPM, una de las cosas más importantes, a la vez que complicadas, es evitar la "rutinización" de tareas críticas, el típico usuario de windows pulsando "siguiente, siguiente, siguiente...", o a todo "Sí" u "OK" en los menús y preguntas que se le plantean...

    De hecho puedo "visualizar", a un currito pidiendo 10mil millones en vez de mil millones, que el BPM lleve la tarea de "aceptar" al jefe, que directamente pulsa OK, sin leer la cantidad, y cómo ésta cantidad, al ser alta, pasa a un tercer controller que, entre que está reunido (en alguna absurda reunión de dirección), que tiene que cerrar presupuesto de algo, y que responde al blackberry, va y pulsa OK también...

    Y por mucho que se pongan "banderitas", avisos, semáforos en los programas..., el ser humano es muy "humano"...

    Y todo ello sin dejar de "pensar mal".., para acertar...

    Saludos

    1 recomendaciones
  3. #4
    Kunks

    Un accidente, claro que sí ...

    Habiéndose refinanciado en la operación de ayer como cerca de 100.000 millones menos que los que vencían en operaciones en mercado abierto, largo plazo y tipo fijo, no me extraña que a alguien se le haya ido el dedo ...

    Un saludo

  4. en respuesta a Yo mismo
    #3
    Comstar

    Hay errores no intencionales, y hay otros que son intencionales también. ¿En que manos estamos? En las manos de los que causaron la crisis y no quieren pagarla, o sea, tras de que deben, cobran.

  5. en respuesta a Comstar
    #2
    Yo mismo

    evidentemente existen los errores informáticos, y por supuesto existen los fallos de programación que hacen que los programas sean un desastre... Pero en este caso no estamos hablando de programación.

    Si te das cuenta, el principal problema de los fallos de programación es la existencia de errores dificiles de detectar (bien sea porque están ocultos o porque sean de pequeños fallos), sin embargo en este caso, no cumple ninguno de los requisitos.

    Puede que existan fallos y desastres informáticos, pero está claro que en este caso tiene que ser un fallo múltiple, muy escandaloso, y además que haya pasado inadvertido a los operadores de uno y otro lado... o sea que imposible

  6. #1
    Comstar

    Aunque no lo creas, los errores informáticos son más comunes de lo que crees.
    Recuerdo que al trabajar para un banco en el pasado, existía un bug conocido como "cheques fantasma" que tardó varios meses en ser encontrado.

    La gerencia del banco no quería que se hablara de eso, de modo que cuando se hablaba era como si se tratara de una teoría conspirativa, todo el mundo sabía que era real, pero nadie se atrevía a confirmar su existencia. Yo sí se que era real. Los sistemas de los bancos son mucho más frágiles de lo que nos hacen creer, pues muchas veces ni siquiera cumplen con los requisitos mínimos de seguridad informática señalados por Interpol. Recuerdo que hace años se robaron la base de datos completa de una conocida tienda de Internet que NO es Amazon.com. Amazon sí cumple con los requisitos de seguridad.

    El fraude informático debería estimular a que los bancos tuvieran plataformas más seguras, pero en lugar de eso lo que hacen los bancos es vender seguros contra fraude, de modo que convierten un costo en un ingreso.

    Y como los fraudes contra clientes ocurren en las sombras, no se habla mucho de eso.

    Normalmente es posible encontrar un bug en cada 5000 líneas de código en software comercial. En materia de informática los procesos de debugging (depuración) no suelen tener un gran peso en el cronograma de desarrollo. Normalmente debería ser 60% depuración y 40% desarrollo, pero generalmente la depuración recibe mucha menos atención.

    En ocasiones los gerentes a cargo de implementar sistemas informáticos tratan de que se haga pasar a producción un software con errores, para cumplir con metas gerenciales, eliminando así el contrapeso de los roles proveedor-cliente, de modo que los errores se le pasan al banco.

    Otro aspecto vulnerable es que muchos bancos no tienen repositorio de código, bitácoras de control de versiones o verificación de código hecho mediante outsourcing, que son prácticas básicas de desarrollo. Un buen programador se parece más a un gran artista, porque programar es más arte que ciencia.

    Si crees que los errores informáticos son algo de lo que se libra la aeronáutica, has de saber que el error informático más caro de la historia costó cerca de medio millón de dólares cuando un Arianne 5 explotó en el aire luego de voltearse debido a un error.


Sitios que sigo
5 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...