Iberdrola acusaba a ACS de hacer lo mismo que Iberdrola hace con GAMESA

1

 

 

Como hemos visto, Iberdrola ha denunciado a ACS, basándose en que las cuentas de la constructora no reflejaban la imagen fiel de la empresa. Paradójicamente la acusación más relevante, cuantitativamente hablando, es la propia participación de la eléctrica. Según la eléctrica, no se ha hecho constar en los resultados de ACS el deterioro de aproximadamente 900 millones de la propia eléctrica.

En el anterior post lanzaba una pregunta al aire y era intentar analizar si Iberdrola, recogía la imagen fiel de la empresa. En este sentido, tenemos un efecto curioso en cadena. Suponiendo que Iberdrola tenga pérdidas sin reconocer, la situación de ACS empeora, ya que el deterioro de su participación en la eléctrica ha de ser mayor.

En consecuencia, tendremos que echar un vistazo a las cuentas de Iberdrola, y encontrar en ellas las cuentas de las empresas en las que participa. En particular me gustaría dedicar este post a la participación de Iberdrola en la empresa Gamesa Corporación Tecnológica, S.A.

 Remontándonos al ejercicio 2007, podemos observar que Iberdrola tiene recogida una participación directa en Gamesa del 19,25 % del capital y otra indirecta del 4,63%, lo que representa un valor en los libros de Iberdrola por importe de 751 millones de euros.  Esto significa que el precio medio de compra de cada acción fue de 12,94 euros por acción.

En noviembre de 2007, la acción de Gamesa alcanzó su cotización máxima fijando un precio de 35,42, y comenzó a caer, de tal forma que Iberdrola, a través de Corporación IBV, Servicios y Tecnologías, S.A. comienza a realizar operaciones de compra venta de las acciones de Gamesa, de tal forma que el 17 de diciembre de 2007, tiene que comunicar que alcanza el 0.5% del capital en las compras desde el 11 al 14 de diciembre de 2007.

Por tanto, todo indica que Iberdrola ha comprado durante finales del ejercicio 2007, acciones de Gamesa, por medio de IBV hasta alcanzar el 4,63% intentando evitar la caída de la cotización de Gamesa.

A lo largo de 2008, la compañía realizó compras de Gamesa, alcanzando una participación, (exclusivamente directa) del 24,1%, de tal forma que el valor en los libros de Iberdrola de la participación en Gamesa ascendía a 31 de diciembre de 2008 a 1.087 millones, lo que representa que el precio medio de compra de las acciones resultaba de 18,55 euros. La cotización de Gamesa fue de 12,74 a 31 de diciembre de 2008.

Por tanto es fácil ver que el valor de la participación de Iberdrola en Gamesa era de 747 millones de euros, frente a los 1.087 millones que constan en los libros. No ha procedido ajuste debido a que Iberdrola decide valorar la acción de Gamesa por participación al considerarla entidad dependiente, (supera el 20% de la participación y tiene un consejero en Gamesa).

El 1 de junio de 2009,  Iberdrola comunica que ha encomendado a Morgan Stanley la venta del 10% de Gamesa, de tal forma que el 2 de junio de 2009, se produce la venta, logrando cobrar 390 millones de euros por dicha participación, y declarando una pérdida ligeramente superior a los 60 millones de euros, que lleva a resultados.

A 31 de diciembre de 2009, Iberdrola por tanto mantiene un 14,10 de Gamesa, valorada en 636,5 millones de euros, en su balance. A pesar de que la participación es inferior al 20%, la entidad continúa valorando su parte de Gamesa mediante el sistema de participación, ya que considera que con el 14,10% mantiene un control significativo de la compañía y representación en el consejo.

La cotización de Gamesa a 31 de diciembre de 2009 ascendía a 11,79, o lo que es lo mismo, el valor en el mercado asciende a 404 millones de euros, frente a los 636,5 millones de euros que consta en el balance de Iberdrola. Iberdrola no ha realizado ningún tipo de corrección valorativa, de tal forma que aplicando el criterio que la eléctrica defiende, debemos concluir que sólo por este detalle, las cuentas de Iberdrola, no reflejan la imagen fiel de la empresa, al no computar un deterioro de Gamesa.

En todo caso no deja de ser irónico que el argumento para no computar las pérdidas es el control del fabricante de aerogeneradores y la representación en el consejo, ya que en caso contrario tendría que contabilizar la participación de Gamesa en Activos financieros disponibles para la venta, tal y como ha tenido que hacer ACS. Es irónico, porque recordemos que esta guerra tiene como trasfondo el intento de ACS de entrar en el consejo e influir sobre Iberdrola, con una participación no muy lejana.

Por descontado, procede imputar ahora unas pérdidas superiores a ACS, ya que por un lado, parece que no ha contabilizado correctamente las pérdidas en Iberdrola, y por otro lado resulta que sólo con este detalle, nos encontramos con que ACS pierde cerca de 28 millones de euros adicionales, (el 12% de los 232 millones de pérdidas no reconocidas por Iberdrola).

¿Acaba aquí?. Temo que no..

  1. #1
    10/04/11 12:34

    Gran artículo, con muchas cosas que interesan si eres accionista de una de las compañías aquí señaladas. Con una amplia documentación.

    Saludos!

    Mi blog de bolsa:
    www.tendenciasbursatiles.blogspot.com

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar