Rankia USA
Blog Operativa con futuros
Contratos de futuros sobre índices, acciones, divisas y materias primas

Operativa en futuros con el MACD

El MACD, o Moving Average Convergence Divergence es otro de los indicadores técnicos más utilizados en el análisis técnico. El MACD se puede utilizar en distintos espacios temporales, desde 3 minutos hasta en gráficos semanales o mensuales aunque es a corto plazo (menos de 30 minutos) donde tiene mayor efectividad. Un indicador basado en medias móviles fácil de interpretar y de entender. El MACD funciona mejor en el intradía, ya que al tratarse de medias móviles, a medio o largo plazo tiene cierto retraso. Por lo general suele utilizarse al operar con futuros sobre índices.

Descarga este completo manual sobre Indicadores técnicos para aprender a operar con ellos

 

¿Qué es el MACD?

El MACD es un indicador técnico que se basa en medias móviles. Se compone de dos líneas, una llamada «delta» y otra llamada «señal». La línea delta muestra la diferencia entre dos medias móviles exponenciales, mientras que la «señal» es una media de la «delta». El MACD puede utilizarse en practicamente todos los activos, así como operando al contado o con derivados financieros, como por ejemplo los futuros

Divergencia MACD

Delta

Representa la diferencia entre dos medias móviles exponenciales (MME). Estas medias son sobre el cierre de cada periodo y generalmente son la de 12 y 26 periodos. La Delta nos dice la diferencia entre las MME de 12 y 26 sobre el cierre de cada periodo (3 minutos, 1 hora, 1 semana...). 

Interpretación

Cuando la MME12 periodos es superior a la MME 26, la «delta» toma valor positivo, esto significa que el promedio de los cierres de las últimas 12 sesiones empieza a ser superior que el promedio de cierre de las últimas 26 sesiones. Se utiliza la MM Exponencial porque otorga mayor peso a los últimos valores. Lo que nos interesa conocer es cuándo los cierres de cada periodo empiezan a ser superiores. 

Señal

La señal es una Media Móvil Exponencial (MME) de 9 periodos sobre la «delta». Cuando la «delta» es positiva y está por encima de la MME 9, nos indica que la diferencia entre las MME de 12 y 26 está siendo superior que en el promedio de los 9 periodos anteriores. Esto significa que el mercado está consiguiendo cierres cada vez superiores en el periodo seleccionado (1 hora, 1 semana...). 

  • Cuando los cierres de la cotización cada vez van siendo superiores, la «delta» será ascendente. La «delta» entrará en terreno positivo cuando los cierres promedio de las últimas 12 sesiones sea superior al promedio de cierres de las últimas 26. 
  • Cuando los cierres empiezan a ser decrecientes, la «delta» empezará a decrecer y si prosiguen estos cierres decrecientes empezará a caer. En el momento que la «delta» entre en terreno negativo es porque los cierres promedio de las últimas 12 sesiones son inferiores a los cierres promedio de las últimas 26 sesiones. 

Para ajustar visualmente cuándo la «delta» empieza a crecer o decrecer, nos apoyamos en la «señal». La «señal» es la MME de la «delta» y por tanto cuando la «delta» cruza por encima a la señal nos indica que empieza a producirse una sucesión de cierres crecientes. 

Cuando la «delta» cruza por debajo a la «señal» nos indica que empieza a sucederse una serie de cierres decrecientes.

No olvidemos que estamos hablando de promedios (medias móviles) y que por tanto veremos que las líneas actúan con cierto retraso respecto a los cierres de los periodos. En este ejemplo cada periodo viene representado por una vela japonesa.

Operativa MACD

En el gráfico podemos ver 3 zonas, la verde nos indica que los cierres (en promedio) son crecientes, y por tanto la línea azul o «delta» es alcista ya que la diferencia entre los cierres de las últimas 12 sesiones empieza a reducirse respecto a los cierres de las últimas 26 sesiones. En el momento que la línea azul entra en terreno positivo es porque los cierres de las últimas 12 superan a los de las últimas 26 sesiones en promedio.

Luego en naranja tenemos un periodo lateral y por último en rojo un tramo bajista, en el que los cierres empiezan a ser cada vez inferiores hasta que la media de los últimos 12 cierres es inferior a la media de los últimos 26 cierres (cuando la línea azul entra en negativo).

El Histograma del MACD

El histograma nos mide la distancia entre la línea «delta» y la «señal». Si la «delta» está por encima de la «señal» el histograma será positivo, y será negativo cuando la «delta» esté por debajo de la «señal».

El histograma nos muestra de forma más gráfica la diferencia entre la «delta» y la «señal». La interpretación hay que separarla en función de si está en zona positiva o en negativa:

  • Histograma en zona positiva: Si es creciente nos indica que la «delta» cada vez se distancia más de la «señal» algo que es positivo para los alcistas. Cuando empieza a ser decreciente nos indica que la «delta» se empieza a acercar a la «señal» por tanto empieza a mostrar el precio síntomas de debilidad. 
  • Histograma en zona negativa: Cuando el histograma es decreciente (cada vez más negativo) es mala señal porque la «delta» cada vez es inferior a la «señal». En cambio cuando empieza a ser creciente (cada vez se acerca más a cero) nos indica que el precio empieza a coger fuerza. 

Estrategias con el MACD

Para operar con el MACD podemos seguir distintas estrategias. Como hemos dicho a en el intradía es un indicador más eficaz, pues cuanto mayor sea el plazo, más notaremos el desfase debido a que estamos trabajando con medias móviles. Entre los productos más utilizados para este tipo de operativa se encuentran los futuros financieros, que permiten apalancarse (con los riesgos que conlleva) y en las operaciones intradiarias las comisiones suelen ser más competitivas. Las estrategias más comunes son:

  • Cruce de líneas: Comprar cuando la «delta» corte por encima a la «señal» y vender cuando la «delta» corte por debajo a la «señal». O lo que es lo mismo, comprar cuando el Histograma sea positivo y vender cuando empiece a ser negativo. 
  • Zona cero: Comprar cuando la línea «delta» entre en zona positiva. 
  • Divergencias: En el primer gráfico podemos ver una convergencia/divergencia, que no es más que encontrar dos mínimos en el MACD que sean divergentes con los mínimos del precio. Estas divergencias nos muestran cambios de tendencia. En el ejemplo se muestra una divergencia alcista.

La idea de las divergencias reside en comparar la distancia de los cierres cuando se producen dos mínimos relativos o dos máximos relativos. El MACD nos muestra si la cotización cae/sube con más o menos intensidad, haciendo un mínimo/máximo para luego rebotar, y más adelante volver a caer. 

Por ejemplo, si vemos que el contrato de futuros de una acción o índice cae mucho pero sin mucha distancia entre cierres, el MACD recogerá una ligera caída, más adelante rebota y luego vuelve a caer con menor intensidad, pero los cierres están más separados haciendo que el MACD caiga mucho más que en la anterior caída, por tanto se produce una divergencia que el precio tenderá a corregir:

Operativa divergencia MACD

¿Qué Bróker se adapta mejor a tu perfil?

¿Quieres dar tus primeros pasos en bolsa o cambiar a un bróker que se adapte mejor a tus necesidades? Te ayudamos a encontrar el mejor bróker de acciones y derivados que mejor se adapta a ti en menos de 2 minutos. El estudio es gratuito y sin compromiso.


¡Comenzar búsqueda!
Herramienta gestionada por Rankia S.L.
Lecturas relacionadas
Trading con futuros: Scalping
Trading con el indicador técnico «Estocástico»
Trading con el RSI
¡Sé el primero en comentar!
Autor del blog
  • Rankia

    Portavoz oficial de la empresa editora de este sitio web Rankia

Envía tu consulta