Refugiarse en oro en momentos de incertidumbre: El mercado de oro

En momentos de incertidumbre económica, el oro es uno de los mejores activos refugio a los que el pequeño inversor puede acudir. Históricamente el oro ha sido visto como el valor refugio por excelencia en tiempos de crisis, por su inversa correlación con la economía y por su capacidad de proteger contra la inflación. Por estos motivos, el oro es un buen activo con el que diversificar una cartera de inversión. 

Existen cinco grandes mercados de oro en el mundo: Londres, Nueva York, Sídney, Hong Kong y Zurich. Estos mercados están restringidos a los grandes inversores, pues los lingotes suelen tener un precio elevado. Pero hay otras alternativas menos costosas para invertir en el oro que comprando lingotes en estos mercados directamente. 

El mercado de oro. BullionVault

Alternativas a los grandes mercados para invertir en oro

  • Derivados financieros. Dentro de los derivados financieros tenemos varias opciones como pueden ser los futuros sobre el oro, que van muy correlacionados con el oro físico; y  las opciones, las cuales nos dan un derecho a comprar o a vender oro a un determinado precio en una fecha fijada. Si vamos a los mercados Over The Counter (OTC) podemos invertir ne oro con contratos forward, muy similares al contrato de futuros pero con la diferencia de que es un contrato bilateral, y los contratos por diferencia o CFDs, la alternativa más asequible de todas, pues el fraccionamiento de estos permite abrir posiciones muy pequeñas en el oro. Pero el problema que tienen los derivados financieros en general es el apalancamiento, no suelen utilizarse como instrumento de inversión a largo plazo ya que a causa de éste el inversor puede incurrir en grandes pérdidas, pero sí que son útiles para hacer coberturas o arbitrar el mercado (si tenemos esa posibilidad).
  • Acciones mineras. Existen empresas mineras extractoras de oro que cotizan en bolsa y se presentan como una buena alternativa para que el inversor retail acceda en la materia prima de una forma indirecta. Algunas de estas empresas mineras son Goldcorp (GG), Gold Resource Corp (GORO) o African Barrick Gold.
  • Fondos cotizados o ETFs. Los ETFs son fondos de inversión cotizados. Estos pueden replicar cualquier activo, y por supuesto, pueden replicar el precio del oro. Algunos ETFs que nos permiten operar en oro son el ETF SPDR Gold Shares Trust (GLD), e incluso podemos apostar a la baja comprando el ETF Short Gold ETF (SBUL-LSE). Estos activos financieros están muy bien, pero siguen sin ser oro físico.
  • Por último, tenemos la posibilidad de invertir en oro mediante empresas especializadas en este activo. Desde hace unos años son muchas las empresas que se dedican a la venta de oro físico. Estas empresas hacen mucho más accesible el oro al inversor particular, ya que ofrecen unos precios muy competitivos y facilidad en el proceso de compra. 

Según el World Gold Council (WGC), el crecimiento de la demanda de lingotes y monedas se ha incrementado en más de 500 toneladas, mientras que el papel –acciones de compañías mineras, títulos de ETFs y certificados de oro–  ha retrocedido 400 toneladas.

Una de las empresas que más ha crecido es bullionvault, empresa especializada en la venta de oro físico y que además está participada por el World Gold Council. BullionVault  permite al pequeño inversor acceder a los 5 principales mercados de oro que se nombran al principio del artículo.

La demanda del oro se reparte a lo largo de todo el mundo. Asia, India y Oriente Medio se reparten aproximadamente el 66% de la demanda. En España, debido a la crisis, la demanda de oro se ha multiplicado en los últimos años. Andorrano joyería, Gold Direct y Oro Direct se han consolidado en el mercado español.

 
¡Sé el primero en comentar!