Sector Alimentación y bebidas Europa

Al igual que la semana anterior, en Aspain 11 nos hemos propuesto analizar los principales sectores de la economía a nivel mundial, al mismo tiempo que damos nuestra opinión sobre las empresas que bajo nuestro juicio son más atractivas por valoración y expectativas de crecimiento.
No podemos seguir con nuestro análisis y obviar un sector tan importante como es el sector de alimentación en Europa. Para hacernos una idea de la magnitud que supone esta industria en nuestro continente, repasaremos a continuación algunos de los agregados macroeconómicos más importantes.
 
Según datos del Eurostat, la industria de alimentación y bebidas en la UE es el sector manufacturero más grande, representando el 14,9% del mismo. Engloba más de 287.000 empresas y emplea a más de 4,2 millones de personas. El volumen de negocio del sector alimentación y bebidas en el año 2010 ha superado el billón de euros, una cifra enorme, pero debemos tener en cuenta que el gasto medio por hogar en este tipo de productos representa el 14,5% del total. Así mismo, las exportaciones se incrementaron con respecto al año 2010 en un 16,6% (unos 76.000 mill. Euros) y las importaciones un 13,5% (63.000 mill. euros aprox.). 
El principal destino de las exportaciones del sector es EEUU, seguido de Rusia, Suiza, Japón y China. Al mismo tiempo, EEUU es la tercera fuente de alimentos importados, después de Brasil y Argentina. 
 
A continuación mostramos un gráfico que representa los pesos de las diferentes categorías de alimentos y bebidas en el comercio de la UE con EEUU. Podemos observar como Europa exporta principalmente bebidas, aceites y chocolate e importa también bebidas, productos derivados del pescado y comida para animales.
 
A pesar de los buenos datos de importaciones y exportaciones, el ímpetu de los mercados emergentes en los últimos años, los problemas de financiación de las empresas europeas unido a la fortaleza del Euro frente a sus principales cruces, han reducido la cuota de mercado de la UE en este sector a nivel global, pasando de un 20,5% del total en 2002 al 16.5% actual. 
 
Como comentábamos, la moneda única se ha apreciado durante todo este año 2013 frente a sus principales cruces, debido principalmente a la actuación en política económica expansiva llevada a cado por los bancos centrales de EEUU y Japón. La reducción de tipos de interés y las compras masivas de bonos inyectando liquidez en el sistema bancario, provocan una depreciación de esas divisas con la consecuente apreciación del euro. Por lo tanto, las empresas que pretendan exportar a estos países (recordemos, principal destino exportador europeo) verán reducidos sus ingresos y por tanto los beneficios que hubieran obtenido en unas circunstancias más normales.
 
Una vez descrito a grandes rasgos, la situación del sector de alimentación y bebidas en Europa, procedemos a mostrar nuestra cartera recomendada describiendo brevemente los motivos de su elección. Hemos optado por analizar las empresas del STOXX 600 Europe Food & Beverage y nuestra lista se reduce la suiza Nestle, Unilever y Danone.
 
A pesar de haber publicado un crecimiento de ventas para el tercer trimestre del 4,2% frente al 4,9% esperado, Danone sigue siendo una de nuestras compañías favoritas. Se ha visto perjudicada por retirada en Asia de alimentos infantiles tras la alarma respecto a la seguridad de los ingredientes suministrados por Fonterra, uno de los principales proveedores de la empresa gala en la región. Su facturación se mantuvo estable en las áreas de productos frescos y nutrición médica, mientras que aumentó un 13,2% en el segmento de aguas, pero bajó un 13% en la división infantil. Su precio entre flujo de caja está algo por debajo de la media del sector, al igual que su precio entre valor en libros de 2,8x, casi la mitad que sus comparables, lo cual nos puede indicar una valoración atractiva en términos relativos. Sus previsiones de crecimiento estable y posicionamiento en emergentes, creemos que son sus principales bazas y es una empresa a tener en cuenta con un crecimiento bastante estable en el largo plazo.
 
Las ventas de Nestle, sufrieron un impacto del 2,5% por el cambio de divisas. Su cifra de negocio alcanzó los 68.350 millones de francos suizos en los nueve primeros meses del año, facturando un 4% más que el mismo período del año anterior. De este modo, el crecimiento orgánico de Nestlé fue del 4,4%, con un avance del 3% del crecimiento interno y del 1,4% en los precios. Los mercados que mejor se han comportado han sido Reino Unido, Alemania, Suiza y Austria. Ha tenido un recorrido con altibajos durante este año 2013  pero creemos que todavía tiene potencial para alcanzar los 69,5 francos en el corto plazo.
 
Por último, Unilever, el fabricante holandés de productos de consumo y alimentos, facturó un 6,5% menos que los 13.364 millones de euros que facturó en el mismo periodo de 2012. Registró un descenso de las ventas en todas sus divisiones, especialmente en la de productos de alimentación y cuidado del hogar. De todos modos, su crecimiento de ventas está todavía por encima de la media del sector y su posicionamiento en Europa y EEUU, presentan una oportunidad a medida que se vaya recuperando el consumo interno de estas economías. 
 
Desde Aspain 11 pensamos que el sector de alimentación y bebidas tiene todavía potencial y hay que tener en cuenta a la hora de elegir una empresa de este tipo, su posicionamiento en mercados con mayor potencial de crecimiento, cómo puede afectar el tipo de cambio a sus ingresos y el coste de las materias primas con las que elaboran sus productos más vendidos.
 
 
Aspain 11
Ignacio Peralta Valdivieso
Departamento de análisis macroeconómico
ASPAIN 11 ASESORES FINANCIEROS EAFI
www.aspain11.com
¡Sé el primero en comentar!