¿Qué debemos saber para hacer trading con CFDs?

Los CFD o Contratos por Diferencia son productos derivados OTC (Over the Counter), es decir, que no cotizan en un mercado organizado y que sus negociaciones son bilaterales, no hay una cámara de compensación de por medio. Como producto derivado, el CFD es un producto apalancado, es decir, que no es necesario desembolsar el 100% de la inversión para operar con ellos, simplemente necesitaremos depositar un pequeño porcentaje en conceto de garantías para poder invertir con el 100% del nominal de la operación.

A través de los CFDs podemos acceder a varios subyacentes como pueden ser las acciones, los índices, los bonos o las materias primas, vamos a ver cómo funcionan cada uno de ellos.

trading cfd

CFDs sobre acciones

En los CFDs sobre acciones cada CFD es equivalente a una acción pero, como ya hemos comentado antes, no es necesario de poner el 100 % del nominal para operar con CFDs, veamos un ejemplo. Imaginemos que queremos comprar 10 acciones de Apple, donde cada acción cotiza a unos 128 $, si comprásemos las acciones al contando tendríamos que desembolsar el 100% del nominal de la operación, es decir 1280 $ (128 $ x 10 acciones), mientras que si compramos 10 CFDs sobre Apple simplemente tenemos que desembolsar una pequeña parte, por ejemplo, compramos CFDs de Acciones a través de Markets.com, que requiere unas garantías del 5% solamente tendremos que desembolsar 64$ para poder mover el 100% del nominal. 

 

CFDs sobre índices

Para entender los CFDs sobre índices tenemos que introducir el concepto del multiplicador, ya que los CFDs sobre índices van referenciados al futuro. El multiplicador simplemente es el valor del punto, por ejemplo, el futuro grande del DAX 30, que actualmente cotiza a unos 11.650 puntos tiene un multiplicador de 25 € por punto, lo que por cada contrato de futuro el nominal de la operación sería de 291.250 €. Si el CFD sobre el Dax 30 tiene el mismo multiplicador que el futuro el nominal de la operación será el mismo, pero gracias a las garantías que nos requieren los CFD solamente un 2%, necesitaremos despositar 5.825 €. Cabe mencionar que no todos los brokers de CFDs utilizan el mismo multiplicador que el de los futuros, y lo simplifican a 1€ el punto por CFD contratado, con lo que en el mismo ejemplo el nominal sería de 11.650 € y las garantías serían de 233 €.

CFDs sobre materias primas y bonos

El funcionamiento de los CFDs sobre las materias primas y los CFDs sobre los bonos es exactamente igual al de los índices, ya que también van referenciadas al futuro de las materias primas. Así que lo primero que tendremos que saber es el multiplicador por cada unidad de variación mínima de los CFDs sobre materias primas y de los CFDS sobre los bonos.

Imaginemos que compramos 10 CFDs sobre el WTI que cotiza a 60 $ y que el multiplicador es 1 $ por cada 0.01 $ que se mueve el precio. Si a la semana siguiente el WTI está a 62 $ la posición llevará ganado 2.000 $ (200 x 10 x 1$) y las garantías depositadas habrían sido de un 1% del nominal, es decir, 600 $.

¿Qué debemos conocer para hacer trading con CFDs?

El tener claro cuál es el nominal de nuestra operación, qué garantías nos están requiriendo y el multiplicador del punto es fundamental a la hora de hacer trading, si no controlamos esto es muy probable que quebremos nuestra cuenta en poco tiempo. 

El nominal de las operaciones nos va a servir para determinar el apalancamiento de nuestra cuenta, imaginemos que tenemos una cuenta de 2.000 $ y que tenemos abiertas dos posiciones, una con un nominal de 7.000 $ y otra con un nominal de 3.000 $, el apalancamiento de nuestra cuenta sería de 5:1, es decir, por cada dólar que tenemos en la cuenta estamos moviendo en mercado 5 dólares, y se calcula de la siguiente forma: Suma del nominal de las operaciones / Saldo de la cuenta. 

Las garantías nos van a servir para determinar cuál es el margen libre que nos queda para operar, si tenemos una operación que nos requiere un 10% del saldo de nuestra cuenta tendremos un 90% del saldo para realizar más operaciones, pero hay que tener en cuenta que si el saldo de nuestra cuenta disminuye este margen se irá reduciendo.

El multiplicador nos va a servir para determinar cuánto queremos perder en cada operación. Imaginemos que hemos abierto una operación en un índice, que hemos puesto el stop loss a 20 puntos y que como mucho estamos dispuestos a perder 40 €. Si el multiplicador por cada CFD sobre el índice es de 1€, necesitaremos comprar 2 CFDs para que la pérdida máxima sea de 40€.

Si quieres operar con CFDs puedes abrir una cuenta y empiezar ahora.  

 

¡Sé el primero en comentar!