Rankia USA Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal
Acceder
3 recomendaciones

La esperanza de vida de los mexicanos es de 75 años, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), mientras que los 65 años es la edad de jubilación en el país. Esto quiere decir que tienes 15 años para disfrutar de tu retiro. Pero, ¿tus fondos serán suficientes?

No importa cómo te veas a futuro, ante cualquier escenario debes preguntarte: ¿qué estoy haciendo para alcanzar esa meta? Quizá tengas hijos o nietos que vean por ti, pero lo mejor es no depender de ello. Para que esto no suceda, a partir de hoy arma planes A, B y C para cuando dejes de trabajar.

Si crees que eres joven y que faltan muchos años, estás equivocado. El tiempo vuela y más cuando se trata de ahorrar. Por el contrario, si piensas no tener suficientes años por delante, nunca es tarde para empezar. Toma en cuenta estas 5 razones que te pueden dejar en la pobreza total:

 

 

Subestimas costos

Cuando te retires recibirás dinero ya sea del gobierno, de tu afore o de la empresa en donde trabajaste. Uno de los más grandes errores es pensar que ese dinero te alcanzará para cubrir gastos básicos, lujos y diversión. La verdad es que no. Los precios no serán los que hoy tenemos, seguramente subirán. Si tienes en mente una cantidad para tu retiro, auméntale un 20%.

 

No tienes seguro de gastos médicos

Conforme te haces viejo eres más susceptible a contraer enfermedades y lesiones. En pocas palabras, tu sistema inmunológico no será tan fuerte como ahora. Piensa cuánto te costará ir al doctor, comprar medicinas o, en caso de ser necesario, pagar una operación. Tener un seguro médico te ayuda a solventar esos gastos para los cuales no te alcanzará tu pensión.


Tienes muchas deudas

Uno de los más grandes errores es pedir un préstamo para gastar el dinero en algo que no te durará mucho. Por ejemplo, en una fiesta de quince años, en un viaje de graduación, un coche o simplemente para pagar una deuda que ya tienes. Lo ideal es tomar un préstamo para invertir en tu negocio o si lo vas a depositar en una cuenta de ahorro que a la larga te va a dará más de lo que pagas por él.

 

No tomas en cuenta el IVA

Jubilarte significa que podrás olvidarte de tu declaración de impuestos, sin embargo, no quiere decir que dejarás de pagarlos. Seguirás pagando el IVA en alimentos, boletos de avión y más cosas. Dentro de unos años tendrás que calcular el costo de las cosas más IVA.

 

No arriesgas

Y como dice la expresión, “el que no arriesga no gana”. ¿De qué sirve que tengas tu dinero bajo el colchón si sólo se deprecia? Busca invertirlo en la bolsa o comprar acciones de una empresa. El temor de ser víctima de un fraude o que la entidad en donde tengas tu dinero pase por una crisis económica siempre estará latente. Por eso es importante que antes de invertir te asesores correctamente.

Nuca es tarde ni muy temprano para planear tu retiro. Simplemente pregúntate: ¿quieres depender de alguien, tener que trabajar en lo que puedas o prefieres disfrutar de tus nietos y viajar por el mundo? Recuerda que todo depende de ti.

 

 

  1. #1
    reciénlicenciado

    Interesante artículo para estar atento!! la verdad es que nos confiamos demasiado a la hora de nuestro retiro, pensando que con el dinero recibido del gobierno será suficiente y como bien dices entre que aumentan los precios y que al envejecer los costes sobre todo en gastos médicos aumentan, nos queda poca renta para poder disfrutarla. Slaudos!!

3 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...