Rankia USA
Acceder
Blog Productos financieros de México
Economía y sociedad en México

3 ‘epic financial fails’ que te alejan del éxito… y del dinero

Un déficit ocurre cuando los gastos o egresos superan a los ingresos, sin que exista evidencia de algún beneficio. Uno de los casos más evidentes es el déficit fiscal; es decir, cuando el Estado utiliza más dinero del que puede recaudar en un periodo, generalmente de un año, y se hace insostenible mantener algunos de sus bienes y servicios más preciados. Pero el mismo fenómeno ocurre cada día a cientos de pequeños y medianos empresarios; peor aún, nos ocurre en nuestra propia casa.

A principios de 2016, The Failure Institute, el grupo de investigación propiedad de la célebre startup Fuckup Nights reportó datos contundentes: en México, una startup tiene menos probabilidad de sobrevivir que en Colombia, Brasil o Estados Unidos. Dicho de otro modo, en Colombia el 41% de los emprendimientos supera el segundo año de vida… en México solo el 25% logrará esta hazaña. En Brasil, el 62% tiene probabilidad de conseguirlo, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), mientras que alrededor del 66% de los nuevos negocios en Estados Unidos superará los dos años, según datos difundidos por El Financiero.

 

Hay una razón que el 40% de los emprendedores mexicanos da al unísono para explicar el fracaso: finanzas débiles. “Ingresos insuficientes para subsistir significa que el emprendedor se queda sin dinero para cubrir sus gastos personales de vida, es decir, transporte, comida y vivienda. Entonces abandona su proyecto emprendedor”, expuso Leticia Gasca, co fundadora de The Failure Institute a El Financiero. Atención, el déficit podría llevar a recortar incluso una idea millonaria.

 

También existe un solo antídoto para minimizar o incluso prevenir ese mal de las “finanzas débiles”, ya sea que lo padezcas como emprendedor o empleado: comienza por atender tu salud financiera personal. El impacto de una buena o mala decisión con tu el dinero, afecta directamente tu proyecto de vida; como como cada decisión diaria, como salir a correr, comer mejor, dormir bien, pagar un buen tratamiento dental o el seguro de auto más completo. Cuando logras visualizar que tu bienestar económico depende de evitar errores o problemas más que afanarte en “cazar” éxitos, comenzarás a bajar el déficit y mejorar en el superávit de tu economía.

 

‘Epic’ fails

Olvídate por un momento del dinero fácil, de las metas de éxito y de las grandes sumas. Estamos a pocos meses de terminar otro año, y es momento de analizar lo que estamos haciendo mal, lo que podríamos hacer mejor y lo que debemos hacer distinto para llegar a resultados diferentes.

¿Cómo es tu relación con el dinero? ¿Qué tan descuidada está tu salud financiera? ¿Detectas en tu rutina alguno de estos hábitos peligrosos?

 

1) 0% ahorro

En nuestro blog detectamos al menos 6 métodos para ahorrar algo de dinero: puedes utilizar una app, una cuenta bancaria exclusivamente para ello, un presupuesto, un reto de días o semanas, una fórmula de porcentajes de acuerdo a tu edad; en fin. Sé radical y sincero: ¿estás ahorrando dinero? ¿No? Toma medidas urgentes; piensa que siempre, bajo cualquier circunstancia, podríamos vivir con un poco menos de lo que ahora tenemos sin dejar de estar bien; y ese “sobrante” es el tesoro de tu ahorro. No basta, pero te servirá para comenzar a revertir el mal hábito de no ahorrar nada.

 

2) Distanciamiento de las tarjetas de crédito

Lo hemos estudiado hasta el cansancio en nuestro negocio. Entre más desconoces de tu tarjeta de crédito, más dinero pierdes. Hasta un 40% de lo que representa una tarjeta de crédito son sus ventajas, promociones, beneficios si sabes aprovecharla y eliges la que realmente se adapta a tu estilo de vida. Aunque ya lleves un buen tiempo con tu plástico, date un tiempo antes de que termine este año, para revisar detalladamente si hay algunas actualizaciones al contrato y recorre todo el portal de beneficios de tu banco, analiza condiciones y beneficios. No sucumbas a la primera opción, no minimices el potencial de usar el crédito a tu favor.

En este tema no podemos dejar de recordar que el clásico mal hábito de pagar el mínimo en la tarjeta de crédito, prolonga tus pagos y te lleva a pagar hasta 30% más caras tus compras, ¡atención con esa deuda eterna!

 

3) No construir un historial crediticio o desconocerlo

Esto equivale a jamás haberte hecho un chek up preventivo y esperar hasta que un día el médico te prohíba tomar café y comer lo que más te gusta. ¿Por qué? Como sabemos, el historial crediticio se va construyendo con cada movimiento a crédito que realizas, incluso el pago de tu plan telefónico puede estar reportado allí. Estar en el Buró y Círculo de Crédito es signo de que eres una persona activa en las finanzas; de ti depende que ese historial sea bueno o malo. Pero ¿no tener historial? ¿Jamás haber hecho una consulta de tus antecedentes? Eso puede ser mucho más grave, ya que en caso de que hubiera una irregularidad, no te darás cuenta hasta el momento en que te nieguen un crédito. Consulta tu historia crediticia en el Buró de Crédito o en Círculo de Crédito una vez al año, hay un límite de visitas gratuitas.

 

 

 

¿Quieres mejorar tus finanzas personales?

Si te has propuesto empezar a ahorrar y mejorar tus finanzas, puedes hacerlo con la calculadora del ahorro. Esta herramienta te servirá para controlar tus ingresos y gastos, así podrás tener tus finanzas al día.
 
Calculadora del ahorro
  1. #1

    Guadalupe25

    Hola Freddy bien chido este tema, que tiene tan preocupado a mucha gente.

    ¿Es mejor tener nuestros ahorros en una cuenta diferente? Aunque estemos ahorrando con nuestra cuenta porque no gastamos todo lo que ingresamos. Me gustaría saber tu opinión. Gracias.

Autor del blog

  • Freddy Dominguez

    Economista y emprendedor apasionado de las finanzas y la tecnología. Co-fundador de ComparaGuru.com

Envía tu consulta