Rankia USA
blog El Radar
Invierta en el sitio justo en el momento adecuado con la ayuda de Víctor Alvargonzález

El BCE reinventa el Quantitative Easing

Víctor Alvargonzález, Director de Inversiones de Tressis, SV y autor de “¿Y yo, que hago con mis ahorros?”
 
Decía Margaret Thatcher que el consenso sólo sirve para evitar la asunción de responsabilidades. El caso del BCE es paradigmático. ¿Quién es el responsable de que, siendo su mandato la estabilidad de precios - entendida como “un IPC superior al 1% sin superar el 2%” -  el IPC actual sea el -0,2%? Pregunten al maestro armero. Y no entro en si el objetivo – que, aclaremos, se marcaron ellos mismos – es el correcto, ni si la deflación es buena o mala, o cualquier otro juicio de valor. La cuestión es que si se crea una institución pública, con dinero público, es para que cumpla una función. Si no, mejor cerrarla y ahorrase el coste. El BCE no puede ser como el senado español, que cuesta dinero pero nadie sabe realmente para que sirve. Y menos cuando realmente es importante contar con esa institución (nada menos que un banco central).
 
Estoy totalmente de acuerdo con quienes piensan que es mucho más sano hacer reformas que hagan de la europea una economía más competitiva que fabricar billetes. Y que es mejor bajar impuestos a quienes generan crecimiento – trabajadores y empresas – que imprimir euros. Pero es que esa no es la cuestión. La cuestión es que tenemos un banco central y lo tenemos para mantener la estabilidad de precios en la eurozona. Y es obvio que hace años que incumplen ese mandato. Si fuera el consejo de administración de una empresa hace tiempo que sus accionistas le habrían reclamado responsabilidades.
 
Ciertamente hace tiempo que el Sr. Draghi advertía del riesgo de deflación. Pero en aras del consenso ha esperado hasta ahora, cuando la pasta de dientes ya está saliendo del tubo, para iniciar un proceso de estímulo monetario que ayude a evitar una espiral deflacionista en Europa. Es muy fácil sacar la pasta. Lo complicado es volver a meterla en el tubo. Admiro y respeto al Sr. Draghi porque su trabajo es francamente ingrato. Tiene que conjugar tal cantidad de intereses contrapuestos, presiones políticas y prejuicios, que lo menos que podemos decir es que trata de hacer su trabajo lo mejor posible. Pero es el Presidente del BCE. Y un Presidente, sea de una empresa o de un país, tiene a veces que tomar decisiones difíciles. Y precisamente las decisiones difíciles son las más difíciles de consensuar (nadie quiere ser responsable si algo falla). De hecho, siempre habrá alguien que no estará de acuerdo, bien por convencimiento, bien para poder decir el famoso “ya lo dije” si algo sale mal.

 
Según fuentes habitualmente bien informadas – por no decir canales extraoficiales de información –, como es el diario alemán Der Spiegel, para poder lanzar el QE europeo que casi con seguridad anunciará Draghi el jueves, ha tenido que “consensuar” con la canciller alemana que los bancos centrales de cada país de la eurozona sean responsables de los bonos que se compren de ese país. En otras palabras: que si, por ejemplo, se compran bonos italianos y por el motivo que sea se genera una pérdida, quién la cubre es el Banco Central de Italia, o sea, los contribuyentes italianos.
 
Esto tiene dos lecturas: una buena y una mala. Tanto a nivel de política monetaria como para los propios mercados. Si el BCE – o Ángela Merkel - deciden que cada país aguante su vela, pero en paralelo ayuda a las empresas europeas abaratando significativamente  sus costes de financiación, es decir, si el BCE compra masivamente bonos corporativos de empresas europeas, entonces, aunque sea un invento, puede ser un buen invento.
 
Que los bancos centrales de cada país sean los responsables si algo sale mal y no el BCE es ciertamente una idea poco acorde con el concepto de “unión”. Es como si la Reserva Federal de los EE.UU. repartiera la responsabilidad entre los distintos estados de los EE.UU. Pero esto no es Norteamérica. Personalmente creo que tienen bastante razón tanto el BCE como Alemania en no querer premiar a los malos estudiantes. Imagínense los griegos, que, después de quitas, condonaciones y alargamiento de plazos  etc., han recibido la bonita ayuda de 240.000 Millones de euros. ¿Sería justo que el BCE comprara sus bonos como si fueran alemanes o austriacos? Si me apuran tampoco sería justo frente a un país como España, cuyos ciudadanos han tenido que asumir vía impuestos el desastre económico generado por sus políticos. El origen de las deudas es el mismo – mala gestión económica -, pero no es comparable la ayuda que ha recibido España con la que ha recibido Grecia, ni es comparable la respuesta responsable de los españoles con la de Grecia. En otras palabras: establecer un cierto nivel de corresponsabilidad y trasladar el mensaje de que esto no es Hollywood – nunca mejor dicho – no me parece en principio una mala idea, siempre y cuando por ser justos no nos despistemos del objetivo final de política monetaria, que es, insisto, evitar que el estancamiento de la economía europea acabe en una espiral deflacionista.
 
Si el jueves el BCE anuncia un QE “selectivo”, basado en el consenso de que el que gasta más de la cuenta o no paga impuestos, tiene que responsabilizarse de ser cigarra en lugar de hormiga, pero en paralelo lanza una ayuda masiva hacia el musculo de la economía – las empresas –, entonces habrá reinventado el QE. Pero probablemente para bien. Aunque el precio será alto en términos de lo que se supone que es una unión económica. Pero la unión no puede ser sólo para lo bueno. Tiene que ser para lo bueno y para lo malo, como el matrimonio. Y en este caso, el consenso, que hasta ahora sólo ha servido para complicar las cosas y retrasar lo inevitable, habrá sido para bien. 
 
Ahora, si la “selectividad” no va acompañada de un apoyo monetario masivo y sin complejos al tejido empresarial europeo – compra masiva de bonos corporativos - entonces el precio de poner en tela de juicio la solidaridad y la unión financiera de Europa irá acompañado de un absoluto fracaso en política monetaria. Y eso sería pagar un precio muy alto sin conseguir nada a cambio porque, por definición, un QE o es masivo o no funciona. Y a veces ni por esas. No se mueve una montaña con un cartucho de dinamita. Hay que usar muchos o te limitarás a gastar dinamita para nada.
 
Para los inversores el mensaje es claro: este último supuesto sería negativo para las bolsas. Por el contrario, un BCE volcado en poner en marcha el músculo financiero europeo es como que el séptimo de caballería ayude a los buenos y laboriosos colonos en lugar de a los malos de la película.
 
  1. #1

    dilbert

    "los griegos han recibido la bonita ayuda de 240.000 Millones de euros". Diría que eso no es del todo correcto. Diría que han endeudado a los griegos para varias generaciones, para con ese dinero pagar a sus acreedores, sobre todo los bancos alemanes. ¿O es que les han dado ese dinero a fondo perdido?

    Al final no entiendo muy bien tu conclusión. Propones una QE sólo para países ricos. Que a los que les va bien, tienen poco déficit y poco desempleo, además el BCE les regale el dinero. Pues vaya.

    Tampoco entiendo el efecto que pueda tener un programa de compra de bonos corporativos. ¿Para qué? ¿Para que disminuyan los gastos financieros de las grandes empresas? ¿Para que se endeuden más? No veo de qué manera eso va a afectar a la falta de demanda, que es su principal problema.

    Para mi un QE de verdad sería uno que afecte a todos los ciudadanos, masivamente (lo del helicóptero). O dar dinero a cada ciudadano, directamente, o darselo al gobierno a cambio de que reduzca el IVA. Por ejemplo.

  2. #2

    Comstar

    Así es como yo lo veo...

    El BCE no está regalando dinero a nadie. No está reactivando ni estimulando nada.

    El BCE imprime dinero, los bancos extranjeros le piden prestado (porque la FED ya no quiere seguir en el shadow banking) para comprar y usar lo comprado como colateral para pedir prestado otra vez en un círculo de creación de deuda conocido como shadow banking. También imprime dinero para comprar activos tóxicos, que no es otra cosa que subsidiar las pérdidas por malos negocios bancarios.

    ¿Eso genera inflación o recuperación? No. Eso es imprimir dinero para rellenar los vacíos de un fraude de Ponzi.

    2 recomendaciones
  3. #3

    Publicis

    Lo más curioso de lo que va a hacer el BCE -querido Víctor- es que los QE´s (compra de Bonos) apenas llegan a la economía REAL, y se queda todo en "más gasolina" para los mercados financieros.

    El BCE lo sabe. Todo esto NO va a mejorar la economía REAL. Sólo la FINANCIERA.

    De ahí, que no salgamos de la DEFLACIÓN, ya que los "europeítos" estamos sumidos en un proceso de EMPOBRECIMIENTO.

    Saludos cordiales a [email protected]... incluido al Sr. Draghi.

    1 recomendaciones
  4. #4

    Víctor Alvargonzález

    en respuesta a dilbert
    Ver mensaje de dilbert

    Estoy de acuerdo con el último párrafo de tu comentario. Mejor a ciudadanos y empresas que a gobiernos, por la vía que sea. En cuanto a los griegos, no es fácil que te presten dinero cuando estás en bancarrota. Eso hay que valorarlo y ponerse en la piel de quienes no han dilapidado el dinero (y me refiero a los políticos, no a los ciudadanos)

    Respecto a las empresas, no se trata sólo de reducir los costes de las grandes empresas. O por lo menos no es lo que yo sugiero. Se trata de reducir los costes financieros para todas las empresas europeas en general. Y si las empresas van mejor pueden plantearse contratar gente, y si contratan gente, aumenta el consumo. De todos modos también estoy de acuerdo en que no vale solo con eso. Para animar la demanda es fundamental bajar impuestos. pero eso no lo puede hacer el BCE y aquí hablamos de su parte y de como es la mejor forma de hacerlo.

    1 recomendaciones
  5. #5

    Víctor Alvargonzález

    en respuesta a Publicis
    Ver mensaje de Publicis

    Insisto en que hay formas mejores que curar a alguien que los antibióticos, pero antes de dejar que se muera, mejor darle antibióticos. Y tienes razón: el origen de la deflación europea es una mala gestión económica, pero el problema es que ahí estamos y si todo el mundo se pone de perfil los europeitos seremos cada vez más pobres.
    De todos modos el "post" no va de si el QE es eficaz o no, si no de que se va a hacer "de aquella manera" y de ver como puede afectar a los inversores, que es mi negociado. Soy director de inversiones, no ministro. Y va de que que la política monetaria es el trabajo del BCE y tiene que hacerlo. Nada más.

  6. #6

    echtelionn

    He oído en algún lugar, que el BCE quiere implementar a través de los BC de los diferentes estados de la unión el QE, dejando que sean ellos los que digan que clase de activos quieren comprar y haciendo responsable al país de si algo sale mal. ¿Pero no es el BCE el que ha tomado el control sobre los BC de cada país?

    Si lo hace así, este QE tiene algo que me huele mal, habrá que ver lo que dice "Don oculta deudas" pasado mañana.

    http://www.zerohedge.com/news/just-what-mario-draghi-hiding-ecb-declines-respond-bloomberg-foia-request-greek-goldman-swaps

    Un saludo.

  7. #7

    Pablo_gestión

    Como siempre muy interesante sus opiniones.
    Me pregunto...si el fondo no ha cambiado la idea inicial (muy lejana ya) era llegar a los EEUU de Europa. Por supuesto que es mucho mas difícil conseguirlo en el viejo continente, pero ¿por qué no se copia en esto a USA?. Si el BCE fuese como la fed y los países de europa como sus estados, ¿no nos iría mejor?...
    Un saludo.

  8. #8

    Ufano

    Si el BCE deja que sea el BC de cada país el que asuma los riesgos de las nuevas compras de deuda (independientemente de que estás sean al Estado o a empresas) les tendrá que prestar euros para que las puedan llevar a cabo. Si en el futuro uno de esos estados (Grecia, España o Portugal por ejemplo) decide hacer una quita o reestructuración de la deuda y/o salir del euro probablemente no le devuelvan ese préstamo al Banco Central Europeo, por lo que al final aunque se entienda o se diga que el riesgo lo asume el Banco Central de cada país el que lo estaría asumiendo realmente es el Banco Central Europeo. ¿O creéis que si Podemos gobernase diría quita o reestructuración de la deuda para todos excepto para lo que le debe nuestro Banco Central al Banco Central Europeo?

    1 recomendaciones
Autor del blog
Envía tu consulta