Siendo Rankia... ¿De verdad que queremos hacer esto?

2
Lo vemos cada día, decenas de medios te bombardean con la idea de que es facilísimo hacerse rico invirtiendo en bolsa o ganar 8.000€ al mes haciendo trading dos horas al día.

Obviamente, ese éxito pasa por comprarle un curso que cuesta un ojo de la cara... Pero claro, en un par de meses de trading con esos resultados... "¡Se paga solo!"

--> Invierte $200 en Amazon y gana $20.000 <--
--> Invierte $200 en Amazon y gana $20.000 <--


Incentivos perversos en el mundo de la bolsa


Estas cosas pasan porque existen incentivos perversos.

Es más fácil vender un curso sobre cómo hacerte rico invirtiendo en bolsa que hacerte rico invirtiendo en bolsa.

Por eso, es habitual que cuando vemos que alguna persona en redes sociales lanza un producto o servicio a cambio de un precio,  muchas otras personas aparecen para criticarlo.

¡VENDEHÚMOS!
¡VENDEHÚMOS!


No tiene nada de malo cobrar dinero por algo que te ha costado esfuerzo siempre y cuando aportes el valor que espera la persona que lo paga.

El problema está cuando haces promesas que no puedes cumplir y cobras un precio excesivo por vender humo.

Ya lo advertía nuestro compañero @genis-benavent en el vídeo que nos contaba cómo NO se hizo millonario invirtiendo en bolsa:




Con este panorama... normal que se genere odio por los servicios de pago de finanzas, en concreto hacia los cursos de pago.


Siendo Rankia... ¿De verdad que queremos hacer esto?


Por ese motivo, cuando en Rankia pensamos en la idea de ofrecer buenos cursos de pago, sentimos preocupación e incluso miedo acerca de cómo se lo tomaría nuestra comunidad; personas que entran cada semana en la web y que consumen decenas de artículos, vídeos, comentarios, webinars... y todo de forma totalmente gratuita.

¿Por qué nos iba a pagar la gente cuando estamos promoviendo la educación financiera gratuita desde el año 2003?


Lo cierto, es que dejamos estos miedos atrás y comenzamos a trabajar todo el equipo para lanzar la mejor formación sobre fondos de inversión que nuestros recursos nos permitían:

Horas redactando el contenido, horas de grabación, horas de edición, detectar errores y mejoras, más sesiones de grabación, horas de creación de un ebook exclusivo, PDFs con información complementaria, las diapositivas de cada lección, sesiones en directo de resolución de dudas... Tiempo de @luis-angel-hernandez, @xiaoying-zhou, @enrique-roca, @genis-benavent, @mariacm, @maria-granel, @anabelmolto, @laurasuch  y muchos más detrás...

El trabajo ha sido mucho mayor del que podíamos imaginar, pero meses después estábamos preparados para el lanzamiento.
 
A lo que resurgieron los miedos e inseguridades del principio con más fuerza que nunca.




¿Qué pasa si a la gente no le gusta? ¿Y si nos llaman vendehúmos como a muchos otros que ofrecen cursos? ¿Se enfadará la comunidad con nosotros por lanzar un curso que no sea gratuito? ¿Merecerá la pena todo este esfuerzo dedicado?

¿El esfuerzo tuvo su recompensa?

La verdad es que desde un inicio vimos que gustó mucho la iniciativa, se apuntaron centenares de personas, el feedback de los alumnos era genial, vendimos muchos cursos... pero el éxito no está en las ventas. Ni de lejos.

El verdadero éxito vino después.

Al ver que los alumnos quedaban satisfechos por el curso y cumplía con las expectativas, decidimos hablar con los usuarios de la comunidad para que pudiesen recomendar el curso a otras personas interesadas. Obviamente, por este favor, una parte de lo que ingresemos por el curso iría para ellos.

Aquí es donde EL ÉXITO FUE BRUTAL. 

No solo les encantó la iniciativa a la mayoría, muchos nos dieron la enhorabuena por crear una formación de esta calidad y nos dijeron que querían promocionarlo... ¡sin recibir nada a cambio!

- A ver, que esto es difícil de digerir... ¿Me estás diciendo que personas que...
     1, están dentro del mundo de las finanzas,
     2, que conocen la importancia del interés compuesto
     y 3, que por tanto no sería descabellado pensar que les gusta más el dinero que un caramelo a un niño... han rechazado recibir el dinero?

Pues SÍ, y no solo eso... Incluso ha habido personas que van a destinar su parte a asociaciones sin ánimo de lucro.

Hemos recibido decenas de ejemplos de altruismo y generosidad, por poner un ejemplo diremos a @ipar-iparraldekoa y a @barondeldividendo:

@ipar-iparraldekoa quería donar todos los beneficios que recibiese de cada persona que se apuntase al curso a través de su link  y @soyayuso le ayudó a encontrar un destino:



Para quien quiera apuntarse al curso a través del enlace de Ipar, este es el link:

https://www.rankia.com/cursos/4179-invertir-fondos-inversion-cero?ref=iparatx


Por la parte del @barondeldividendo ha decidido donar sus beneficios a la Fundación Alba Pérez:
 


Este es el enlace del Barón del Dividendo:
https://www.rankia.com/cursos/4179-invertir-fondos-inversion-cero?ref=barondeldividendo


Hay muchas historias detrás de todo el éxito del curso de fondos de inversión, pero sin duda, el respeto, altruismo y el cariño de la comunidad ha superado con creces cualquier expectativa previa. Hablamos de @theveritas, @pvila314, @borgeby, @abuelitodimetu, @moclano, @jorgevf, @broker2022, @tywin-lannister, @enrique-gallego, @berebere, @solrac, @bravepawn, @capital-returns, @tywin-lannister, Javier Lorenzo, La anchoilla de Wall Street, inversorenvalor, Luis Benguerel, Perpe y muchos otros que se han sumado a esta iniciativa.

En este post queríamos agradecer a todos ellos que gracias a su ayuda hemos podido acercar la educación financiera responsable a más hogares, y no nos cabe ninguna duda de que el esfuerzo ha merecido la pena.

¡MIL GRACIAS A TODOS!
  1. #2
    25/09/21 17:18
    El problema de la formación en finanzas al 99%, es que dan clases personas que NO han hecho, ni harán, ni un duro en los mercados financieros, ni han visto un track record en beneficios ni en fotografía.
  2. #1
    24/09/21 13:31
    No hay punto de comparación entre la calidad de vuestros contenidos y los traders vendehumos...

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar