Los últimos años, el trading se ha visto cada vez más accesible para las personas comunes que no tienen maestrías o doctorados en finanzas. Para algunos se ve como una solución para hacerse rico en poco tiempo, pero para aquellos que se lo toman en serio se ve como una profesión altamente atractiva pero compleja. Por lo mismo, existe un tipo de trading para aquellas personas que no cuentan con la paciencia ni la disciplina que se requeriría normalmente para operar manualmente con los mercados financieros: el trading algorítmico.
 
El trading discrecional se basa completamente en el juicio subjetivo de quien se encuentra operando. Si bien se puede guiar por un sistema de reglas definidas anteriormente, es el trader quien tiene la decisión final de entrar o no al mercado, por lo cual el éxito de este tipo de trading depende netamente de la persona sentada frente a la pantalla.

Por supuesto un buen trader discrecional debería tener su estrategia propia que se ajuste a sus características y necesidades para operar, ya sea basándose en el análisis técnico, fundamental o una combinación de ambos.

En cambio, el trading automático, también conocido como trading algorítmico, es una forma de participar en los mercados financieros a través de programas que operan bajo ciertas reglas específicas preestablecidas. Las entradas y salidas de mercado son gestionadas completamente por algoritmos que pueden definir puntos de venta o compra siguiendo un sistema que utilice indicadores, parámetros y condiciones.

A diferencia del trading discrecional, el trading algorítmico descarta la necesidad de la disciplina especialmente al momento de controlar las emociones en los mercados. Todo el trabajo requerido en el trading algorítmico se prepara de antemano, al momento de diseñar y programar los robots o sistemas que se utilizarán para realizar las operaciones. Se debe conocer de antemano cuales podrían ser las perdidas máximas esperadas o drawdowns y ajustar esto acorde a la tolerancia de cada uno. ¿Estaría usted dispuesto a operar con un robot que posea un drawdown del 50% y observar pacientemente como se va la mitad de su cuenta frente a sus ojos? No hay que olvidar que a mayor riesgo mayor beneficio.

Claramente el trading algorítmico no es el famoso Santo Grial que todos buscan. Para algunas personas los conocimientos técnicos de estadística o programación imposibilitan el acceso a este tipo de sistemas. Cada uno debería estudiar con que estilo se identifica más.

Ventajas del trading discrecional:

·         Independencia tecnológica: el trading discrecional puede realizarse en cualquier plataforma de trading y con cualquier bróker. Asimismo, se puede elegir con mayor libertad el bróker que presente menores comisiones o mayor variabilidad para los activos con los que se desea invertir.
·         Accesibilidad de información: hoy en día los conocimientos básicos sobre análisis técnico y fundamental están al alcance de todos, y si se desea se puede ahondar mas en el tema con solo navegar por el internet. Cualquiera puede operar si desea hacerlo, solo necesita contar con un sistema seguirlo estrictamente.
·         Mejor adaptación a los cambios: al requerir un monitoreo constante de las condiciones del mercado, el trader discrecional está mejor preparado para enfrentar situaciones críticas puntuales pudiendo optar incluso por no operar para no enfrentarse a estas contingencias
·         Libertad de decisión: a final de cuentas es el mismo trader quien decide si operar o no. A menudo la mejor decisión dentro de los mercados es no operar y lo mejor es no estar obligado a hacerlo. Un trader discrecional ya experimentado no necesita de ningún sistema automático para ser rentable y muchas veces puede ser incluso mejor.

Ventajas del trading algorítmico:

·         Diversificación y optimización del riesgo: al basarse en sistemas fundamentados de trading, los robots pueden ser puestos a operar dentro de distintos tipos de activos como divisas, commodities, cryptomonedas, etc. Son, por lo tanto, una excelente manera para diversificar carteras que estén preparadas para eventuales riesgos dentro de la bolsa, amortiguando los efectos negativos dentro de un sector con los beneficios de otro.
·         Facilidad para evaluar el desempeño: gracias al backtesting, se pueden analizar todas las estrategias deseadas antes de ponerlas a operar en los mercados, haciendo más fácil el análisis sobre cada una. Las plataformas que permiten realizar backtesting entregan de manera automática los parámetros de cada robot como la rentabilidad esperada, el drawdown máximo, el porcentaje de operación exitosas, etc. Los traders utilizan estos parámetros para seleccionar las mejores estrategias que se adapten a sus propios criterios minimizando los costos de oportunidad implicados al operar con estrategias regulares.
·         Alto nivel de autonomía: una vez operando, los robots pueden funcionar 24/7 sin una supervisión humana constante absorbiendo los beneficios que se puedan obtener dentro de los periodos en que una persona no podría acceder constantemente. Por supuesto el trabajo del trader algorítmico requiere una revisión periódica de todos los sistemas para evitar contratiempos que se puedan estar generando. Ningún robot será exitoso permanentemente si no se optimiza debido a los cambios constantes dentro de los mercados.
·         Independencia emocional: como ya se mencionó, el punto clave del trading algorítmico y la razón principal por la que los traders novatos optan por esta opción es la libertad que se gana al desligarse de los momentos de tensión que surgen cuando se analizan y gestionan las entradas al mercado. Muchos traders novatos fracasan debido a la inmadurez emocional. Se entregan de lleno a la avaricia en los mercados alcistas y caen en el pánico en las fases bajistas, cortando beneficios y aumentando las perdidas. Esto no aplica en el mundo de los algoritmos.

La mayoría de las grandes instituciones financieras operan con sistemas automáticos. De hecho, se estima que el 80% del volumen de operaciones que se realiza a diario vienen del trading algorítmico incrementándose periódicamente. Actualmente las herramientas de trading automático se acercan cada vez más a los mortales así que convendría estudiarlas un poco para ver si son atractivas y si se adaptan de mejor manera a lo que uno necesita. No es de extrañar que con el tiempo muchos de los traders discrecionales opten por cambiarse al algorítmico para no pasar tanto tiempo frente a las pantallas. Algunos optan por una combinación de estos con sistemas que señalen donde conviene invertir, pero son ellos quienes tienen la última palabra.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar