Rankia USA
Acceder
Blog La Ruta de las Buenas Finanzas
Conocimiento y buenas ideas sobre Finanzas Personales.

El presupuesto, la herramienta básica de las finanzas personales

Me gustaría empezar este nuevo proyecto centrándome en un tema que considero es el punto más importante para tener buenas finanzas personales: el presupuesto personal/familiar. Por supuesto esto no es lo único. Podemos complementar una mejor estrategia utilizando instrumentos como un plan de pago de deudas, ahorros, inversiones, entre otros. Además, no podemos dejar de lado el aspecto personal, basándonos en un plan de vida que incluya las metas que queremos cumplir.

El presupuesto, la herramienta básica de las finanzas personales

 

 

Recordemos que las finanzas personales se desenvuelven en dos ámbitos:

  • El financiero, que trata sobre el dinero en sí: los montos, los cálculos, los instrumentos financieros que podemos utilizar, nuestro nivel de conocimiento sobre estos temas, etc.

  • El personal, que se refiere a los pensamientos, hábitos y decisiones que tomamos cada día con respecto al uso de nuestros recursos.

Por lo tanto, para conseguir nuestros objetivos hay que prestarle atención a los dos.

 

Pero, ¿qué es un presupuesto personal/familiar?

El presupuesto es una lista organizada de los ingresos y gastos que pensamos tener en un futuro con el propósito de tener un plan que nos permita manejar adecuadamente nuestras finanzas, controlar gastos y alcanzar objetivos financieros. De esta manera, un presupuesto se convierte en nuestra guía para mantenernos caminando por la ruta de las buenas finanzas.

Considero que el presupuesto es la herramienta básica de las finanzas personales, sencillamente porque todo parte de la diferencia entre los ingresos y los gastos. Si ganas más de lo que gastas tienes ahorros, y si gastas más de lo ganas tienes deudas. Y el presupuesto nos ayuda a conseguir lo primero.

Por otra parte, un presupuesto se puede hacer tanto a nivel personal como familiar. Pienso que, de formar parte en un núcleo familiar, lo mejor es seguir un presupuesto en donde se compartan los gastos comunes de forma proporcional a los ingresos de cada quien, esto es cumplir un presupuesto familiar. Posteriormente, cada uno podrá complementar su presupuesto personal incluyendo sus propios gastos individuales.

 

Y, ¿cómo se hace un presupuesto?

Para ello, lo primero es hacer un registro completo de los ingresos y gastos que tenemos en un período en particular. Lo más recomendable es que este período sea en el que regularmente se perciben los ingresos.

Esta herramienta, el Registro de Ingresos y Gastos, nos permitirá conocer nuestra realidad financiera. Es el diagnóstico que necesitamos para saber cómo estamos, lo mismo que ocurre cuando vamos al médico. La idea es poder hacer visible nuestras finanzas y, a partir de ello, hacer un análisis para corregir y mejorar en ciertos campos.

Si tú sabes cuánto ganas y cuánto gastas, vas a poder hacer las correcciones necesarias para entrar de nuevo en el buen camino de las finanzas personales sanas.

Para hacer este Registro de Ingresos y Gastos, hay que anotar todas las entradas y salidas de dinero que tengamos. Lo importante es anotar todo. Claro que al principio puede que no recuerdes todas las cosas en las que gastas, ni tampoco los montos exactos, pero lo importante es que vayas completando poco a poco tu lista. Y algo fundamental: sé [email protected] No sirve de nada engañarte a ti mismo dejando pasar algún gasto o reduciendo su monto. Si no puedes confiar en ti mismo, entonces en quién.

Una idea para hacer un buen presupuesto es basarnos en dos herramientas: el ‘Registro de Ingresos y Gastos’ ya mencionado anteriormente, y un ‘Plan de Vida’ que contenga nuestras metas.

  • El Registro de Ingresos y Gastos nos permitirá corregir aspectos relacionados al ámbito financiero de las finanzas personales: deudas pendientes, posibilidades de ahorro, tener un seguro o mejorar el fondo para nuestro retiro.

  • Un Plan de Vida es un registro en donde, tomando en cuenta nuestros intereses y gustos, nos proyectamos a lo que queremos hacer o ser en un futuro. Este plan va más por el lado personal de las finanzas personales.

 

Beneficios de hacer un presupuesto

Después de haber hecho un presupuesto te darás cuenta de los beneficios que te puede brindar, no solo en el ámbito financiero, sino también en otros ámbitos iguales o más importantes para nuestras vidas. Por supuesto, esto depende de la voluntad y el compromiso con el que asumas la mejora de tus finanzas, expresadas en cumplir tu presupuesto.

Entre los muchos beneficios de hacer un presupuesto personal/familiar podemos encontrar:

  • Estás más cerca de cumplir tus metas. Mejorar en el aspecto financiero te permite tener los recursos necesarios para ir por tus metas.

  • Conoces tu forma de gastar. De esta manera te puedes conocer un poquito mejor, esta vez desde el aspecto financiero: tu patrón de gastos, gustos, hábitos de compra, etc.

  • Identificas tus gastos innecesarios o exagerados. De esos que no están en concordancia con tus verdaderas expectativas y solo están retrasando el cumplimiento de tus metas.

  • Aprendes a establecer prioridades. ¿Cuál gasto es más importante que otro? ¿Cuál gasto es mejor hacer antes que otro?

  • Organizas mejor tus compras. Así puedes hacer listas que te permitan ahorrar tiempo y dinero. Tiempo porque no vas a tener que regresar a la tienda porque te olvidaste de algo, y dinero, ya que no compras cosas que no necesitas.

  • Favoreces tu salud. Al tener el control de tus finanzas evitas las preocupaciones por estos asuntos, lo que reduce tu nivel de estrés y disminuye las probabilidades de desencadenar enfermedades.

  • Consigues ahorrar. Después de corregir gastos empiezas a gastar menos de lo que ganas, así consigues ahorrar para poder formar un fondo de emergencia, invertir o realizar otras actividades que te gustaría hacer.

  • Reduces y eliminas deudas. Con tus nuevos ahorros es una buena idea empezar a saldar esas deudas que tantos intereses pueden estar sumando.

  • Cumples a tiempo con tus pagos. Porque al tener organizados tus gastos sabes cuáles son y cuánto son.

Entre otros muchos beneficios más que puedes conseguir.

 

Para terminar, mencionar que el presupuesto es dinámico, no es estático, se mejora y corrige de acuerdo a los cambios en nuestros objetivos y en los precios de las cosas que necesitamos para cumplirlos. Un presupuesto no es perfecto, pero hay que tratar de que esté lo más completo posible porque se convierte en nuestra guía financiera.

Autor del blog

  • Herderpeñagarcia

    Bachiller en Economía orientado al área financiera. Me gustan el análisis y planeamiento financieros, así como los presupuestos. Igualmente me gusta y tengo experiencia en Ms. Excel a nivel avanzado. Siento un profundo interés por la educación financiera, para que nuestra gente pueda vivir mejor, con sus finanzas a su favor. Por eso comparto conocimientos y buenas ideas sobre finanzas personales, también en mi blog 'La Ruta de las Buenas Finanzas'.

Envía tu consulta