El calamar de Netflix

Sea o no fanático de los dramas de ficción, puedo asegurar que el título “Squid Game” no ha pasado desapercibido en sus últimos ratos de ocio y diversión, hecho que tampoco lo ha sido para el fascinante mercado financiero.  

“Squid Game” o mejor conocida como «El juego del calamar» en nuestros lares, es una serie de origen surcoreano dirigida por el guionista Hwang Dong-hyuk que consta de 9 episodios en los que se expone la ardua y dura competencia que enfrentan 456 jugadores a través de una serie de juegos infantiles que pone a prueba su vida, con el único propósito de convertirse en el ganador de un premio de ₩ 45,600M (aproximadamente US$ 38,645B al 8 de octubre).



Desde su estreno el 17 de septiembre, las búsquedas de Google para dicho título han superado con creces el volumen de búsqueda de otras series virales como The Crown, The Witcher, The Tiger King o The Mandalorian, siendo la única que ha tocado el valor de 100, número que indica la máxima popularidad (Gráfica 1).



Esto, por supuesto, no es un hecho aislado en el valor de mercado de Netflix, Inc (NASDAQ: NLFX), que invirtió medio millón de dólares estadounidenses en entretenimiento coreano en 2021, y que, en palabras de su codirector ejecutivo, Ted Sarandos, todo apunta a que Squid Game está en camino de convertirse en la serie más vista en la historia de la compañía. La semana pasada, las acciones rebasaron por primera vez el umbral de US$ 640 (Gráfica 2).



En el último año, las acciones del gigante del streaming acumulan un balance positivo anual de 17%, mientras que en el tercer cuarto se revalorizaron 15.55%, periodo en el que se estrenó la serie surcoreana, significando el mejor desempeño trimestral en lo que va de 2021 (Tabla 1).

Sin embargo, NFLX no ha sido la única empresa beneficiada de este gran éxito, en la lista se encuentran dos empresas surcoreanas, Bucket Studio Co.,Ltd (KOSDAQ: 066410) y Showbox Corp (KOSDAQ: 086980), que, en la última mitad de septiembre, elevaron su capitalización de mercado, el doble y el 50%, respectivamente, así como un nombre reconocido de la moda juvenil, VANS, marca de VF Corporation (NYSE: VFC), la cual ha despertado un genuino interés por la audiencia a razón de la vestimenta de los competidores del concurso de Squid Game, que, de acuerdo con datos proporcionados por Sole Supplier, poco después de estrenada la serie, el modelo de tenis Classics Slip-On True White experimentó un incremento en ventas del orden de 7,800%.

Durante el año pasado, en diferentes ocasiones fui cuestionado por amigos y colegas sobre mi opinión del desempeño de las acciones de NFLX, lapso en el que registró un rendimiento de 67.11%. Lo cierto es que NFLX fue de las pocas empresas que por su objeto social logró sortear sin mayores obstáculos los primeros meses de la pandemia de COVID-19; basta con observar el increíble retorno de 90% que tuvo en el periodo marzo – julio de 2020, hasta los US$ 560, nivel en el que formó una sólida resistencia y el comienzo de una tendencia lateral que parecía interminable, pero que se rompió precisamente a principios de septiembre del año en curso. Squid Game es un ejemplo real de lo que aquel precepto empresarial refiere:

«Cuando la economía se desacelera, el espíritu empresarial se aviva como una estufa de leña bien provista en una fría noche de invierno».

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar