blog Subastas judiciales
Las subastas judiciales desde la mirada de un subastero

Los clientes del subastero en las subastas judiciales electrónicas

En los años 70, cuando cumplí once años, un gitano de las chabolas del Barrio de San Pascual cruzó el Arroyo Abroñigal, actual M-30, y vino al Parque de las Avenidas a robarme la flamante bici que mi padre acababa de regalarme. Y ello ante la mirada indiferente de algunos compañeros de colegio y de sus padres. 

Aquel día aprendí que nunca debo contar con que terceras personas salgan en mi defensa y que, en general, en los momentos clave, estamos solos.

Unos años más tarde, teniendo catorce, en una fiesta que organizamos en la casa de mi amigo Aurelio, algún mano larga robó mi codiciado ejemplar de "La prima volta" de Andrea & Nicole.

Ese día aprendí que a veces también debemos protegernos incluso de algunos amigos.

Desde entonces me han vuelto a robar alguna vez, pero ya nunca ha sido por un exceso de ingenuidad sino a pesar de haber tomado las precauciones de rigor.

Y aún así sigo confiando en la gente.

Hasta ahora, en casi veinticinco años en el negocio de las subastas judiciales, nunca le he hecho firmar ningún documento a mis clientes. He compartido con ellos información clave de las subastas de su interés con la confianza de que si determinada subasta les interesaba, asistirían a la misma conmigo y con nadie más y que de ninguna de las maneras se les podría ocurrir hacerme "la cobra" y asistir en solitario.

Entre otras cosa porque yo me enteraría al coincidir en el juzgado.

Y tras el éxito en la subasta, tampoco se me ha pasado nunca por la cabeza la posibilidad de que no me pagaran los honorarios. 

Es algo que dejo muy claro desde el primer contacto. Mi comisión es el 6% con un mínimo de 6.000 euros y se paga simultáneamente al ingreso del precio del remate en la cuenta bancaria del juzgado. Ingresas el dinero en el juzgado y a mi me pagas lo mío. Punto.

 

                                                                              

 

Nunca nadie me ha dejado de pagar tras una adjudicación y solo un par de listos me han dicho que no estaban interesados en la subasta y luego han asistido por su cuenta.

¡Pobres!

Porque, como he dicho al principio, sigo confiando en la gente, pero no soy tonto, o al menos no soy tonto del todo. 

Como ya he relatado en un par de ocasiones, acudo a las subastas con toda la tranquilidad del mundo respecto a mis clientes porque si a alguno se le ocurriera aprovechar la información que tanto trabajo me cuesta conseguir sin pasar por caja, mi inmediata respuesta sería visitar al ejecutado y poner toda mi experiencia a su servicio, con el afán de impedir durante el mayor tiempo posible que el felón llegue a disfrutar de su reciente inversión.

Hasta ahora que todo va a cambiar porque las pujas serán anónimas. 

Vienen tiempos de cambio.

Renovarse o morir.

Todavía no estoy del todo seguro de hasta que punto las subastas judiciales electrónicas van a modificar mi relación con los clientes. Pero se que la van a cambiar mucho. Entre otras cosas porque cuando a principios de cada año sumo los beneficios del año anterior, siempre suele resultar que los procedentes de los clientes no pasan nunca del 10% del total de mis ingresos. 

Y por supuesto que no puedo poner en peligro el resto de mis ingresos solo por conservar ese 10%.

Hasta ahora el cliente viene conmigo a la subasta o me entrega un poder para que yo asista en su nombre. 

A partir de ahora lo primero ya no va a ser posible porque las subastas durarán 20 días (+1) y porque los minutos finales de las mismas van a ser capitales. 

No me imagino a estos señores tan ocupados conviviendo veinte días conmigo en mi casa ni compartiendo las tardes de domingo por culpa de ese juzgado de cabritos que está haciendo coincidir el último día de la semana con el último día de la subasta.

No, lo mejor será que cada cual se quede en su casa y Dios en la de todos.

O, como dicen por ahí, cada mochuelo a su olivo.

¿Y cómo sabré que ese cliente tan serio y majete no estará pujando en secreto contra mi en su propio nombre o en el nombre de su prima o en el de su mucama?

Muy sencillo, no lo sabré nunca.

¡Pobrecillo, Tristán, que le van a engañar como a un tonto!

Y encima con mi propia  información de importancia mega súper capital.

El muy imbécil venga a facilitar info a sus clientes y éstos respondiendo que no están muy interesados, que mejor lo dejan para otra ocasión o que sí, que les interesa, pero solo hasta una cifra inferior a la que ellos realmente están dispuestos a llegar por su cuenta.

Me temo que por ese camino vamos mal.

Posibles soluciones que estoy meditando:

  • Que a partir de ahora todos los clientes firmen una nota de encargo de servicios a su nombre, el de su mujer y el de su empresa, si la tienen.
  • Que toda la información sobre las subastas y las instrucciones sobre pujas máximas se hagan por correo electrónico para que queden evidencias.
  • Que todos los clientes me otorguen un poder notarial para representarles en las subastas judiciales electrónicas. Por lo visto este poder debe ser telemático. Ya veremos.
  • Comprobar si es posible que sean ellos quienes ingresen la fianza y luego me faciliten el NRC (código de la misma) para que sea yo y solo yo quien participe en su nombre y bajo sus instrucciones.

Sobre los dos últimos puntos aún tengo que investigar.                                                                        

Es muy posible que la solución que tengo en la cabeza no se pueda implementar con este endiablado sistema que se han sacado de la manga estos tontainas. Pero lo que tengo más que claro es que prefiero mil veces dejar de prestar este servicio que hacerlo sin tener todas las garantías de que voy a cobrar por el mismo.

Porque un cliente pujando contra mi con mi propia info... 

¿Qué opináis? ¿Alguna idea?

 

¿Te ha gustado el artículo?

Publico todas las semanas mi visión sobre las subastas inmobiliarias. Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog.

Comentarios
50
Página
3 / 3
  1. #41

    mfmelo

    en respuesta a CarlosMallorca
    Ver mensaje de CarlosMallorca

    Tengo un colaborador mío que va a la subasta que yo le digo y más de una vez se ha encontrado solo y me ha llamado que que hacía, que que pasaba, que no se fiaba, que haber si teníamos algo equivocado o nos faltaba alguna información.
    Yo le contesto: compra capullo y luego si hay que quebrar la subasta, pues se quiebra, pero si sale bien......
    Este año he estado en 4 subastas solo y por supuesto me las he adjudicado.
    Saludos cordiales.

  2. #42

    CarlosMallorca

    en respuesta a mfmelo
    Ver mensaje de mfmelo

    Yo de momento en las que me he encontrado solo no eran por deudas muy bajas, pero si que mosquea verte solo ante un chollo que puede salir rana, a ver si se alinean los planetas y me encuentro una de estas...

  3. #43

    mfmelo

    en respuesta a CarlosMallorca
    Ver mensaje de CarlosMallorca

    Yo llevo ya bastante tiempo comprando en juzgados que ocultan mucho la información, no porque ellos quieran o que estén conchabados conmigo, es por desidia, dejadez, falta de ganas y en ellos es donde he encontrado mi nicho de oportunidades, buscando mucho estos edictos, preguntando y preguntando y buscando y buscando, cogiendo cosas que a priori el resto de los subastero desecharía por muchas razones, pero por participar en estas subastas yo no pierdo nada y si gano mucho. Cuento todo esto porque ya va llegando a su fin y creo que este tipo de subastas no las volveré a coger, estando solo, sin que nadie se entere. En ocasiones han sido auténticos chollos, pero chollos de verdad y siempre cumpliendo la ley establecida.
    O puede que no, ya me buscaré alguna fórmula, para no estar dentro de lo cotidiano y sacar ventaja de lo que se me ofrece. VEREMOS, DIJO EL CIEGO.
    Saludos cordiales.

  4. #44

    Josito60

    en respuesta a Pecks
    Ver mensaje de Pecks

    Pecks, tu propuesta es poco osada. No es lo mismo, ni parecido, dar el usuario y contraseña a otra persona para que actúe en un portal, que pasarle tu certificado electrónico. Esto último le serviría para actuar en esa web y otras muchas.
    Vamos, que parece un peligro enorme para quién la entrega, casi sería como dar la firma a alguien sin saber que uso puede hacer de ella, y como mínimo hasta dentro de 30 meses que es el tiempo de vigencia máximo de los certificados electrónicos.

  5. #45

    Tristán el subastero

    en respuesta a Josito60
    Ver mensaje de Josito60

    Desde luego eso seria una locura y a mi nunca se me pasaría por la cabeza pedir nada semejante

  6. #46

    Pecks

    en respuesta a Josito60
    Ver mensaje de Josito60

    Sí, ya sé que lo de pedir el certificado es un poco atrevido. Sólo me vino la idea y la solté sin pensarlo mucho. Me parece más razonable pedir el usuario y contraseña.

    Pero de todas formas, sí, prestar el certificado es algo arriesgado, pero y ¿¿que ha pasado desde siempre con los poderes notariales??. Cuántas veces se habrán otorgado poderes a abogados y/o otras personas sin ningún tipo de límite y a veces hasta irrevocables de por vida. Y había/hay gente que los concedía ante notario sin ningun tipo de problema. Hay gente para todo y luego pueden venir los problemas.

    Por eso digo, si hay gente que no le importa lo más mínimo dar poderes, igualmente es posible que tampoco les preocupe mucho "prestar" su certificado. Desde luego una persona con un mínimo de inteligencia no haría ni una cosa ni la otra.

  7. #47

    Tristán el subastero

    en respuesta a Pecks
    Ver mensaje de Pecks

    Pero los poderes son muy específicos y siempre son revocables, pero con un certificado digital puedes hacer de todo

  8. #48

    Pecks

    en respuesta a Tristán el subastero
    Ver mensaje de Tristán el subastero

    Normalmente es así. Pero no estoy hablando solo de poderes para pleitos o para participar en subastas, sino de cualquier tipo de poder. Y aunque es muy raro, muy pocas veces si que hay poderes irrevocables. Aquí se habla sobre ello:

    http://www.notariofranciscorosales.com/como-revocar-un-poder-notarial/

  9. #49

    Josito60

    en respuesta a Pecks
    Ver mensaje de Pecks

    Eso si, Pecks, el notario Rosales es una eminencia, y gran persona, de este país. Sigo su blog casi desde el inicio, y su argumentación legal y social es de apabullar. Espero que no se ponga celoso Tristan, porque el suyo está muy bien, pero este notario, y su conocimiento del mundo digital -normalmente odiado por la gente de letras-, es una bomba.
    Sobre los certificados electrónicos de disco, y la alegría con que las personas adjuntan ficheros a sus correos de casi todo, da hasta miedo.

  10. #50

    Tristán el subastero

    en respuesta a Josito60
    Ver mensaje de Josito60

    Jejeje, ese es un blog que yo también conozco bien porque estoy suscrito a el a través de Feedly

  11. #51

    Tristán el subastero

    en respuesta a Josito60
    Ver mensaje de Josito60

    Pero hace unos días leí este último post que enlaza Pecks y, lo cierto es que lo leí en diagonal, pero me pareció entender que explicaba la forma idónea de revocar los poderes. No que indicará que hubiera poderes irrevocables. Pero ya digo que me puedo equivocar porque lo leí por encima

  12. #52

    Jrodriguezlua

    en respuesta a Lajin
    Ver mensaje de Lajin

    hola, y q es lo q no te cuadra? q aparezca una sociedad dedicada a la compraventa de coches en una subasta de un bien con una tasacion muy muy baja respecto del mercado?
    es lo mas normal en cualquier subasta judicial o administrativa, lo q a mi me extraña es q solo estuvierais dos pujando, a no ser q la subasta fuera en vigo y coincidierais dos de Marbella, aun asi a mi me ha pasado en Barcelona coincidir con gente de Madrid.

  13. #53

    Franck el Alegre

    En que casos alguien puede querer pujar contra si mismo?
    Entiendo que solo si es el vendedor... pero no veo que puje contra si mismo, sino contra otros a los que ha engañado.

    Si entras con el nick del cliente, o si hay un contrato en el que se compromete a comprarlo... no veo sentido a esa doble puja.

  14. #54

    Tristán el subastero

    en respuesta a Franck el Alegre
    Ver mensaje de Franck el Alegre

    No se trata de pujar contra sí mismo sino que alguien que quiera ahorrarse los honorarios del intermediario puede darle instrucciones de pujar un poco menos del verdadero máximo, y luego comprar él, directamente, por solo mil euros más, ahorrándose los varios miles de euros de comisión del subastero.

  15. #55

    Alberto2010

    en respuesta a Tristán el subastero
    Ver mensaje de Tristán el subastero

    Por cierto Tristán, has comprado algo por encargo o para algún cliente con el nuevo sistema electrónico?

    Como se articula la compra para un tercero a través del portal del BOE?

    Yo sólo veo la opción de hacer el ingreso a nombre del usuario registrado o bien la opción de " Marque esta opción si el titular de la cuenta es una sociedad y usted está autorizado".

    Pero no veo manera de hacer un ingreso para un tercero que sea un particular.

    Has resuelto este tema de alguna manera?
    Saludos y gracias.

  16. #56

    Jotaerre

    en respuesta a Alberto2010
    Ver mensaje de Alberto2010

    Hola, Alberto2010, es al realizar la primera puja cuando te pedirá si es en nombre propio, gananciales o de tercero.
    Saludos,

  17. #57

    Civis

    en respuesta a Jotaerre
    Ver mensaje de Jotaerre

    En las pujas presenciales que todavía queda, ¿es necesario llevar antes de la subasta el justificante bancario de haber consignado el depósito? ¿O basta con presentarse el día de la subasta con el resguardo?

  18. #58

    Tristán el subastero

    en respuesta a Civis
    Ver mensaje de Civis

    El día de la subasta con el resguardo

Autor del blog
  • Tristán el subastero

    Información y opiniones sobre el mundo de las Subastas Judiciales desde la mirada de un subastero.

Envía tu consulta