Rankia USA
blog La Vuelta al Gráfico
Economía y Mercados financieros desde otro punto de vista

Comienza la carrera de las primarias en el Partido Demócrata (2020)

Una de las caras más visibles de la campaña de B. Sanders a las primarias demócratas, Alexandria Ocasio-Ortez, aseguraba hace unos días que si viviese en un país multipartidista (no bipartidista, como EEUU), ni siquiera compartiría partido con J. Biden (otro candidato a las primarias). Esto demuestra que incluso los líderes son conscientes de la fuerte fragmentación ideológica que se está instalando en la política estadounidense, en línea con lo que ocurre en muchos otros países.

En el Partido Demócrata, este hecho comenzó en las primarias de 2016, con el enfrentamiento entre B. Sanders y H. Clinton. Hasta entonces, al menos en la historia moderna del partido, nunca había tanta disparidad entre las opiniones, idearios y programas de los candidatos. Sí, es cierto que siempre había diferencias, como por ejemplo en 2004 entre Kerry y Dean respecto a la guerra de Iraq o respecto a la Seguridad Social. Pero, en esencia, eran visiones diferentes dentro de la misma esencia común.

Por lo tanto, en lo referente a las implicaciones para los mercados financieros, que es lo que nos importa, la elección del candidato demócrata será clave para la formación de las expectativas de los inversores respecto a diferentes sectores este año. Que gane uno u otro candidato puede marcar diferencias importantes y mejorar o empeorar las perspectivas de los mercados estadounidenses, del USD y de los sectores más afectados por la fragmentación política: tecnología, infraestructuras, renovables, salud, etc.

Obviamente, si además l candidato demócrata finalmente fuera votado como presidente en las elecciones del 3 de noviembre, las implicaciones serían aún de mayor calado, debido a las más que notables diferencias entre todos los candidatos y el presidente Trump.

En este contexto, en las próximas líneas:

  • Hablaremos de los diferentes candidatos.
  • Describiremos el proceso de las primarias demócratas en 2020.
  • Subrayaremos la importancia que tienen Iowa (próximo 3 de febrero) y el Supertuesday (3 de marzo) para la determinación del candidato final.

File:Jackson and Van Buren, 1837.jpg

 

 

Principales candidatos.

Ha habido muchos cambios desde que comenzaron las primarias, con idas y venidas, subidas y bajadas de los candidatos. Con todo, actualmente, la lista de los candidatos principales sería esta:

 

Fuente: Wikipedia y elaboración propia

 

Otros candidatos a tener en cuenta son Amy Klobuchar y Andrew Yang, aunque por el momento están lejos en las encuestas y no son demasiado conocidos.

Por ahora, Biden lidera las probabilidades de ser el candidato a la presidencia:

Fuente: El País.

 

Fuente: El País.

 

Sanders está segundo en las encuestas y es el principal candidato progresista. Ha conseguido algo de momento, principalmente gracias a la caída de apoyos hacia Warren, también en el ala izquierda del partido.

Bloomberg, por su lado, ha llegado tarde y empieza a entrar en la carrera, por eso no aparece todavía bien posicionado en las encuentas. No es importante, no siempre el candidato que lidera las encuestas antes de la primarias es el que consigue la victoria y, muchas veces, la verdadera carrera comienza tras Iowa.

La principal baza del multimillonario es sin duda que no haya un candidato claro moderado tras las primeras votaciones (Bloomberg no se presentará a Iowa). Si Sanders o Warren salieran muy reforzados de Iowa, haciendo necesaria la entrada de un nuevo candidato moderado, Bloomberg tiene suficientes recuersos como para entrar con fuerza como la alternativa moderada del Supermartes. Más adelante explicamos la importancia tanto de Iowa como del Supermartes.

El resto de candidatos necesita empezar fuerte la campaña. Por ejemplo, Klobuchar o Butigieg han hecho un gran trabajo en Iowa y en New Hampshire, donde comienzan las primarias. Ahí tienen su principal oportunidad: un buen resultado aquí podría impulsarles y darles mayor relevancia mediática.

 

Los programas.

Respecto a las políticas de los diferentes candidatos, aunque haya grandes diferencias también hay puntos en común. Por ejemplo, respecto al cambio climático, todos los principales candidatos demócratas apuestan por volver al Pacto de París. Las diferencias en este tema residen principalmente en las fechas para alcanzar las emisiones cero y el gasto (Sanders pretende un incremento del gasto en esta materia de unos 16 trillion USD, el resto entre 1,5/3 trillion USD).

También están relativamente de acuerdo respecto a los impuestos. Todos apoyan una tasa a las transacciones financieras, todos pretenden incrementar el impuesto de sociedades, el de ganancias patrimoniales y hacer un impuesto para las grandes fortunas (si bien Biden o Buttigieg han declarado que no será una prioridad, aunque no se opongan a ello).

Finalmente, coinciden también en incrementar la regulación a grandes empresas tecnológicas (Sanders o Warren van más allá y hablan de partir empresas como Facebook, Google o Amazon) y también incrementar la vigilancia y regulación de redes sociales.

Las diferencias más notables comienzan cuando hablamos del Sistema Sanitario. Aunque todos coincidan en que es necesaria una reforma del precio de los medicamentos, la discusión se centra en el sistema Medicare. Sanders defiende con fuerza que se aplique a todos los ciudadanos. Biden, en cambio, defiende una opción pública (un sistema de salud público que compita con los privados, disponible para aquellos sin recursos). Warren comenzó estando a favor del Medicare For All, pero últimamente se veía cómoda con la opción pública con algunas particularidades.

En cuanto a la educación, las diferencias giran en torno a los créditos universitarios. Sanders defiende que se perdone toda la deuda a los estudiantes. Warren señala con perdonas 50.000 USD en los hogares con ingresos inferiores a los 100.000 USD (lo que supondría de ello eliminar el 95% del total de la deuda). Biden, en cambio, opta por algunas ayudas. Respecto a educación universitaria, Sanders defiende que sea pública.

Respecto al comercio internacional, Warren y Sanders son reacios a nuevos acuerdos comerciales (y especialmente contrarios al Acuerdo Transpacífico). Con todo, coinciden en que el empleo que hace Trump de las tarifas es negativo y contraproducente.

En cuanto a la política internacional, Sanders es un pacificista convencido y está en contra de la intervención de Estados Unidos en regiones como Oriente Medio. Biden, sin embargo, es conocido por su voto a favor de la guerra en Iraq en 2002. Con todo, la amplia experiencia de este último en relaciones internacionales podría jugar a su favor. Por su parte, Warren ha sido criticada por la izquierda del partido por su posición relativamente débil en los últimos acontecimientos en Irán.

Obviamente hay más temas de discusión, pero entrar en ellos supera con creces los objetivos del artículo.

 

Cómo funcionarán las primarias en 2020.

Los candidatos a la presidencia y vicepresidencia de los principales partidos en Estados Unidos se eligen a través de un proceso de primarias y asambleas (caucus) que terminan en la Convención Nacional Demócrata de julio de 2020.

Un candidato debe ganar el 50% de los delegados para poder liderar la carrera demócrata a la presidencia. Bajo las nuevas reglas establecidas para 2020, tras las quejas de Sanders respecto a las primarias de 2016, hay dos formas de conseguirlo:

  1. Conseguir suficientes apoyos de los pledged delegates. La traducción es algo así como “delegado comprometido”, porque son los delegados que irán a la convención de nominación presidencial “comprometidos” a apoyar al candidato a quien se les ha asignado. Son los que se consiguen en las primarias y caucuses. Se elegirán 3979 delegados comprometidos.
  2. Si ningún candidato los consigue, entonces se llegará a la convención demócrata (entre el 13-16 de julio) con una situación llamada brokered convention. En este caso, primero votan los pledged delegates de nuevo aunque ya se sabe que no saldrá ningún candidato. Entonces, habrá una segunda donde también votarán los superdelegados, miembros del partido no comprometidos con ningún candidato. De nuevo, un candidato deberá hacerse con más del 50% de los votos. Hay 766 superdelegados.

Llegar a la convención con esta segunda situación significaría casi una derrota asegurada de los demócratas. En la historia moderna del partido nunca ha ocurrido y estos congresos se han utilizado como lugar para mostrar un partido unido en torno a un candidato a la presidencia.

Los delegados comprometidos se consiguen a través de un sistema proporcional (a diferencia de los republicanos, donde quien gana una zona obtiene todos los delegados). Esto permite que a pesar de perder en algunos estados, los candidatos puedan continuar la carrera por la presidencia. La proporción, número de delegados y reglas para obtenerlo varía entre estado y estado.

 

IOWA y el Supermartes

La importancia de comenzar bien es esencial. De ahí que los esfuerzos de los principales candidatos se estén centrando en las primeras votaciones en Iowa y New Hampshire.

Iowa es el primer caucus demócrata y por tanto la primera prueba de fuego. Esto es así tanto para demócratas como para republicanos. La carrera de muchos presidentes de Estados Unidos comienza aquí:

Fuente: VOX

 

Los mercados son plenamente conscientes. Por ejemplo, la curva del VIX muestra incrementos notables para estas fechas (febrero/marzo y en las elecciones):

Fuente: Bloomberg

 

Al fin y al cabo, el ganador allí recibe un fuerte espaldarazo de medios de comunición, permitiendo sobre todo a los candidatos menos conocidos tener mayores opciones.

Iowa, además, es un estado de caucus, no sólo primarias. La diferencia es que, un caucus supone una asamblea, donde se discute sobre los candidatos y sus propuestas, y solo al final se vota.

Por ahroa, Biden lidera las encuestas, pero el margen es escaso:

Fuente: RealClearPolitics (24/01/20)

 

Después del impulso de Iowa (3 de febrero) y los primeros estados, llega el Supermartes. (3 de marzo). Si Iowa es importante por la cobertura posterior de los medios de comunicación, el Supermartes lo es por el número de delegados que se eligen. Es el día con mayor número de estados en elecciones primarias, y por tanto con mayor número de delegados en juego. Aquí es donde prácticamente se decide el candidato. En concreto, el martes 3 de marzo se decide el voto de 1.358 delegados, algo más del 34% del total.

 

Conclusión.

En fin, el último debate antes de Iowa tuvo lugar la semana pasada y ahora todos los candidatos están trabajando en conseguir el mejor resultado posible en el caucus. Probablemente será entonces, después del 3 de febrero, cuando queden más claros los candidatos a la carrera por el Partido Demócrata.

Nunca se sabe cómo será el futuro, como aseguramos en este post. Es imposible predecir cómo y en qué medida pueda afectar todo esto a los mercados financieros. Pero no es descabello esperar algunas curvas, teniendo en cuenta la fuerte fragmentación política, lo extremo de algunas ideas de los candidatos y la situación geopolítica en general. 

A los mercados financieros no les gusta la incertidumbre. Por eso, normalmente, los años con elecciones en Estados Unidos suelen ser algo más flojos que la media:

Fuente: Equity Clock

 

Con todo, a pesar de los vaivenes políticos, lo cierto es que finalmente se impondrá la macro y los fundamentales antes o después.

 

 

Las opiniones, consejos, ideas, etc que leas en este blog, son sólo opiniones. En concreto las opiniones personales de Javier y de Tomás, no las de ninguna entidad.

Ningún post de este blog tiene en cuenta tus circunstancias personales y nada en este blog puede ni debe considerarse como asesoramiento de ningún tipo.Tampoco deberías considerarlo como una oferta o invitación de compra o de venta de ningún instrumento financiero. Invertir en los mercados no es un juego. Cada día se gana y se pierde mucho dinero y son tantos los factores que pueden influir las valoraciones que es imposible predecir sus movimientos con seguridad.

Podríamos tener exposición ya sea personal o a través de alguno de los productos que gestionamos en las entidades para las que trabajamos, en alguno de los activos que comentamos en el blog.

¿Te ha gustado el artículo?

Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico.

Autores
  • TomasGarciap

    Gestor de carteras y fondos de inversión. Sumo ya más de 11 años de experiencia en el sector financiero, la mayor parte en el Departamento de Análisis, Estrategia y Asesoramiento de un importante banco multinacional. Tengo la suerte de poder combinar trabajo en el sector financiero con actividad docente en varias universidades y centros de negocios. La Vuelta al Gráfico es mi pequeño rincón donde exponer mi opinión puramente personal.

  • Javiflo

    Javier Florez Garcia Javier Flórez es licenciado en Administración y Dirección de empresas por la Universidad de León y Master en Finanzas en Analistas Financieros Internacionales. Comenzó su carrera en entidades bancarias como asesor de banca privada y gestión de inversiones para posteriormente irse a Dublín y trabajar en BMW Irlanda. Ha desarrollado gran parte de su carrera en el grupo BNP Paribas en España primero como analista Macro y actualmente como Analista CIB Europe. Además, Javier ha sido futbolista profesional, en equipos como el Racing de Santander, Cádiz, la Cultural Leonesa o el Atlético Astorga.

Envía tu consulta

Sígueme en Twitter

Sígueme en Twitter

Acerca del blog

Las opiniones, consejos, ideas que puedas leer en este blog, son en todo momento mis opiniones. Esto significa que muchas veces no serán como las tuyas, muchas veces sí lo serán, a veces serán correctas, otras veces equivocadas, pero siempre argumentadas, aunque puede ser que la información (pese a estar recogida de fuentes que considero fiables) puede ser incorrecta o incompleta.
Invertir en los mercados no es un juego. Cada día se gana y se pierde mucho dinero y son tantos los factores que pueden influir las valoraciones de los diferentes productos que existen de inversión/especulación que es imposible predecir sus movimientos con seguridad.
Ningún post de este blog tiene en cuenta tus circunstancias personales y no será en ningún caso una oferta o invitación de compra o de venta de ningún instrumento financiero: si decides lanzarte al mercado basado en cualquier idea aquí vertida es sólo bajo tu responsabilidad.


Sitios que sigo
Creative Commons License
Este Blog está bajo licencia Creative Commons