Convertirte en trader profesional no solo requiere emplear una estrategia consistente y que realmente te dé buenos resultados. Convertirte en trader profesional requiere mucho más que eso: debes estar preparado psicológicamente. No es raro que los talleres de psicotrading se hayan convertido en una herramienta indispensable para todos aquellos que quieran dedicarse a esta profesión. Hay determinados errores habituales que suelen cometerse cuando se comienza a hacer trading y a los cuales tenemos que poner remedio lo antes posible. 

  • Operar de manera impulsiva, sin una lógica y sin un estudio previo de los mercados es un error muy habitual que se comete en la operativa de la mayor parte de traders novatos. Una tarea que al principio puede resultar más complicada pero que iremos dominando con el tiempo consiste en controlar nuestros propios impulsos y ser lo más estrictos posibles en nuestras entradas. Los impulsos no deben dominar nuestras entradas: entra de manera lógica según el comportamiento del activo financiero con el que estés trabajando.

  • Ser trader no consiste en abrir una cuenta real y empezar a hacer operaciones. Si lo tomas de esa manera lo único que conseguirás será perder dinero. Ser trader profesional va más allá: debes dedicar tiempo suficiente a aprender una estrategia  que funcione y centrarte exclusivamente a operar según la misma; una estrategia que da buenos resultados vale oro.

  • Tu disciplina será tu principal aliada: no cambies de criterio cada día ni cambies de mercado constantemente. Si tienes un criterio válido, aplícalo y no lo modifiques, pues estarás poniendo en peligro tu consistencia y, con ello, tu capital. Por otro lado, si has decidido operar una serie de mercados en concreto, no elijas otros de manera impulsiva solo porque no tengas oportunidades de entrada en ese momento. Tienes que saber esperar el momento adecuado para entrar y no tener la necesidad de abrir operaciones de manera continua, ser trader profesional también es saber esperar y abrir entradas en mercados que no domines solo te hará exponerte mucho más a la posibilidad de perder dinero.

  • Y, por supuesto, la gestión de riesgo será tu principal salvavidas: coloca stop loss en todas tus operaciones y protege de manera constante la operación, arriesga solo pequeñas cantidades en relación a tu cuenta de trading, fíjate siempre un objetivo de beneficios y cuida siempre de tu margen disponible según te indique tu bróker.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar