Rankia USA
blog Trading con Opciones
Aprende y opera estrategias y spreads como los profesionales

Una buena manera de empezar a operar en bolsa (II)

En la entrada de la semana pasada presentamos la obtención del carnet de conducir como un posible modelo de aprendizaje. Se puede pensar que conducir un auto y la operación en bolsa no tiene mucho en común pero si hay algo que comparten:: es una actividad cotidiana que entraña un riesgo importante.

 

No conozco a nadie que haya terminado en el hospital por una mala operación, pero desde luego dejarte una parte importante de tu cartera en una estrategia mal gestionada si te puede dejar bien tocado.

Es fundamental que el futuro conductor salga del proceso de aprendizaje listo para poder conducir un coche sin ser un riesgo no para sí mismo ni para los demás.  En el caso de la bolsa nuestro objetivo será preservar nuestro capital para cumplir con la primera obligación del operador de bolsa: no arruinarse en el intento.

 

En la entrada anterior no había nada realmente novedoso. Su utilidad estaba en su eficacia contrastada. En resumen había tres fases:

  1. Aprender la teoría, conocer el entorno en el que nos vamos a mover.

  2. Aplicar la teoría al ámbito real pero con apoyo.

  3. Consolidar lo aprendido con la práctica, tomando la responsabilidad del trabajo.

 

En el caso del carnet de conducir el tema está claro:

  1. Estudias en la autoescuela y apruebas el examen teórico.

  2. Prácticas con el coche de la autoescuela con el profesor y superas el examen práctico.

  3. Como cualquier conductor sabe, la pericia al volante sólo se obtiene con las horas de conducción. Al igual que los pilotos de avión determinan su nivel por las horas de vuelo, serán lo kilómetros al volante lo que nos vaya convirtiendo en buenos conductores.

 


Usemos esto para empezar en bolsa.

 

 

Aprender la teoría, conocer el entorno en el que nos vamos a mover.

 

Diferentes estilo tendrá diferentes necesidades, aunque podemos sacar algunos puntos en común:

  • Es preciso saber de donde viene las ganancias. Según como trabajes no es una pregunta tan obvia como parece.

  • También hay que saber de donde vienen las pérdidas.  Con especial atención a las comisiones ocultas, broker con tarifas poco competitivas y horarios adecuados para entrar o salir.

  • Hay que conocer el producto o estrategia con el que va a operar. No vale con saber lo básico lo tienes que conocer perfectamente, sobre todo en lo referente a sus virtudes y defectos. No todos lo productos valen para todos los estilos de operación, cada uno tiene su uso.

  • Los mercados como organización tiene una serie de reglas internas que marcan su comportamiento. hay que tener claro que puedes esperar ¿Esta el mercado en el que estás operando regulado? ¿conoces el proceso que sigue tu orden hasta hacerse efectiva? ¿sabes donde puedes formular una queja con alguna posibilidad de ser atendida?

  • Los subyacentes tienen comportamientos particulares. Desde luego no es lo mismo un índice que que una acción, pero también dentro de cada grupo hay grandes diferencias. Ni todas las acciones son iguales ni tampoco lo son los índices.

  • Enlazando con el punto anterior: el mercado es un reflejo más o menos distorsionado de la realidad. Ese grado de distorsión, o dicho de otra manera, la forma en que integra hechos relevantes nos van a ayudar a prever su comportamiento.

  • Si trabajas con acciones y largo plazo tienes un desafío enfrente: tiene que manejar con fluidez el análisis fundamental. Dado que vas a comprar una porción de una empresa hay que tener claro que estás integrando en tu cartera.

  • Sin embargo si trabajas con seguimiento de tendencia te apoyarás en el análisis técnico. Tienes que tener claro cuales son tus indicadores clave y saber que información real proporcionan, que no suele ser la más evidente.

  • Saber que tienen en la cabeza el resto de operadores siempre es una indicación útil. El análisis del sentimiento del mercado tanto en general como de tu subyacente en particular va a complementar toda la información anterior.

 

¿Hay más? obviamente si, pero vamos a dejarlo aquí.

 

No vale con dominar estos conceptos además hay que poder obtenerlos por uno mismo y después organizarlos y priorizarlos. Sólo así nos servirán  para poder tomar decisiones útiles cuando estemos operando.

La formación teórica nos va a llevar un tiempo inicialmente y no nos va a abandonar mientras estemos en bolsa. Siempre hay algo que no sabemos o que podemos mejorar.


 

Aplicar la teoría al ámbito real pero con apoyo.

 

Nosotros no tenemos profesor de autoescuela, pero tampoco tenemos porque jugarnos nuestro capital si no estamos listos.Este apoyo puede venir de diferentes fuentes, lo veremos más adelante.

 

Aquí me gustaría marcar la diferencia entre paper trading y operación real. No es lo mismo. No sólo porque la simulación de operación del paper trading sea mejor o peor sino porque no es igual perder dinero simulado que real. Y esto puede determinar que hagas las cosas bien o mal. En una entrada anterior ya le di un par de vueltas al tema.

 

Hay poco capital encima de la mesa y tenemos apoyo. Este momento es el adecuado para cometer errores. Dicho así no suena muy bien pero al principio es normal que aparezcan nuestras limitaciones.

No pasa demasiado por equivocarse si el control del dinero es el adecuado y aprendemos de cada error. Los errores en esta fase nos resultarán mucho más caros si se cometen después.

 

Consolidar lo aprendido con la práctica.

 

Al igual que el conductor con la ‘L’ piensa en ocasiones que ya sabe todo lo que hay que saber, es común que pensemos que podemos operar con éxito desde el primer momento en nuestras primeras operaciones en solitario.

Habrá casos en los que esto sea cierto, pero lo normal es que todavía haya que corregir muchos puntos. Un adecuado control del capital con una entrada planificada y progresiva nos va a ayudar a aterrizar de forma relativamente suave.

 

Hasta aquí hemos visto qué sería preciso. La semana que viene veremos cómo irlo haciendo posible.

 

Hasta la próxima.

 
  1. #1

    johngbra

    La putada es el no tener a nadie que te apoye, le tengo que agradecer mucho a esta página porque en gran medida me ha ayudado aunque no soy de los que se pasean pidiendo consejos de inversión, prefiero fallar o acertar yo solo ;)
    Soy de los que saltó a la piscina de cabeza (con esto me refiero que me salté el paso 2) pillé un buen momento alcista y creí saber nadar hasta que llegaron olas.

    1 recomendaciones
  2. #2

    jglvez33

    en respuesta a johngbra
    Ver mensaje de johngbra

    Hay muchas maneras de estar en bolsa y nunca encontré
    una buena.Pero en veinte ańos no me han echado del mercado
    ¡cuidado con los consejos!

    2 recomendaciones
  3. #3

    Theta Positivo

    en respuesta a johngbra
    Ver mensaje de johngbra

    Hola Johngbra. La verdad es que en ocasiones cuesta pedir ayuda, o no sabes a quien hacerlo o cómo empezar. Pero lo cierto es que cualquier tarea complicada tiene más probabilidades de éxito si se hace en equipo o con apoyo.
    Es verdad que nadie puede recorrer el camino que debes recorrer tu pero si es posible que te puedan dar claves para avanzar más deprisa o ahorrandote errores y pérdidas.
    En la entrada de la semana que viene hablaré precisamente de esta cuestión.

  4. #4

    Theta Positivo

    en respuesta a jglvez33
    Ver mensaje de jglvez33

    Siempre hay que tener ojo con alguien que no sufre directamente las consecuencia de sus palabras, o ¿acaso algún ‘consejero’ va a asumir las pérdidas ocasionadas por lo que te haya sugerido?

    1 recomendaciones