Rankia USA
blog Trading con Opciones
Aprende y opera estrategias y spreads como los profesionales

Una buena manera de empezar a operar en bolsa (y III)

En la última entrada presentamos una alternativa de como se puede entrar a operar en bolsa con garantías. Tomabamos como referencia el proceso que se sigue para sacarse el carnet de conducir. En resumen tres fases:

  1. Formación teórica completa.

  2. Práctica con apoyo.

  3. Desarrollo de las habilidades obtenidas.

 

En esa entrada hablamos de que había que hacer. Ahora vamos a hablar sobre el cómo conseguirlo.

 

 

Vamos con los tres puntos:

 

Formación teórica.

 

Ya vimos los puntos principales que debemos abordar:

  1. Conocer el mercado.

  2. Conocer los subyacentes con los que vamos a trabajar.

  3. Conocer la estrategias que usaremos.

  4. Conocer también una metodología de operación.

 

Fuentes de información hay muchas y con internet vamos a poder multiplicarlas. Vamos con las principales:

 

Libros: empezando por los clásicos y siguiendo por los más especializados nos van a ser siempre de utilidad. Hay algunos aspectos que me parecen útiles en este punto:

  1. El filtro del tiempo suele ser una de las mejores referencias. Si un libro se lleva mencionando durante los últimos años por algo será. Es cierto que hay auténticos tochos que no siguen la regla, pero en general si funciona.

  2. Busca referencia de buenos libros pero sólo de fuentes que merezcan tu confianza. La venta de libros de trading es un negocio como cualquier otro por lo que una buena crítica puede ser fruto de una opinión real o sólo parte de un lanzamiento editorial.

  3. La lengua de referencia es el inglés, es cierto que hay traducciones pero no es raro que no exista del libro que te interesa.

  4. Los malos libros de trading son caros hasta regalados puesto que te hacen perder el tiempo de leerlo. Un buen libro que te aporte elementos que te lleven a trabajar mejor tiene que tener un precio muy alto para ser caro.

 

Cursos: mucho de lo que hemos aplicado a los libros se puede aplicar a los cursos. En un curso deberíamos encontrar además de la información recogida en muchos libros de forma resumida y organizada la experiencia en operación real de la persona encargada de impartirlo. Un buen curso te puede situar en la buena senda pero un curso mediocre te hará perder tiempo y dinero.

 

No conozco un manual para elegir el curso adecuado pero si hay un par de ideas que pueden ayudar:

  1. No todos los cursos va dirigido al mismo público, es importante que sepas los requisitos previos y los domines realmente, no te será de utilidad en caso contrario.

  2. Desconfía de los cursos que venden soluciones rápidas y directas. Pide referencias de operación real y analizalas con cuidado.

  3. No tengas problema en cotejar los datos ofrecidos como garantías o buscar referencias de antiguos alumnos. Cada uno cuenta la historia según le haya ido pero no es difícil encontrar una línea común.

  4. Al igual que comentaba en el caso de los libros la valoración del precio del curso tiene que ir en función de lo que te aporta.

 

Blog y foros: hay multitud de foros y blog en Internet, tantos que el auténtico problema puede ser elegir el más adecuado. Es necesario filtrar.

 

Si lo que quieres es cultural económica cualquier página de Internet donde participen personas que saben de lo que hablan te vale, pero si lo que quieres es aprender aspectos que te lleven a operar mejor vas a tener que centrarte en unos temas muy concretos descartando el resto. Sea el que sea tu estilo de operación vas a encontrar un blog, en castellano o inglés, en el que se desarrolle. Busca lo que más te cuadren y estén a tu nivel.

Otra cosa a tener en cuenta son los comentarios. No es raro que lo mejor de un blog sea la comunidad que lo sigue y hace aportaciones a raíz de cada entrada.

 

Práctica con apoyo.

 

La formación teórica es fundamental para empezar pero llega un momento en el que hay que entrar en el mercado y cometer errores de forma controlada para definir nuestro estilo de operación.

El paper trading tiene un papel pero tarde o temprano hay que meter dinero real y confirmar que los resultados teóricos son reales. Contar con alguien para apoyarse da seguridad y además de facilitar la entrada y te puede ahorrar muchos euros provocados por planteamientos erróneos.

Si en los casos anteriores es preciso ser cuidadoso ahora hay que serlo más. Dependiendo del proceso que has seguido para llegar hasta aquí puedes tener más o menos claro quien te puede echar una mano. Si has seguido un curso y el ponente te ha convencido puedes tener una buena referencia. Si has participado en foros y has visto alguien que sigue tu mismo camino pero unos pasos más avanzados también puedes solicitarle consejo.

En cualquier caso tiene que ser alguien que esté operando de forma consistente y desde hace tiempo, en este punto la formación académica no es suficiente.

 

Desarrollo de las habilidades obtenidas.

Ya has hecho una cuantas operaciones, puede que tuteladas o por libre, pero ya has estado en el mercado y las cosas van cuadrando. ¿Es un punto de llegada? no, más bien es un punto de partida.

No hay que tener prisa por hacer dinero, es preciso entrar de forma progresiva, no con todo el capital. Las estrategias con éxito deben ser lo que marque la entrada de más dinero.

Y, por supuesto, las operaciones con pérdidas, nos deben hacer reflexionar sobre que estamos haciendo. Si las pérdidas son más altas que las previsibles en nuestro sistema puede que no estemos aplicando el sistema correctamente, o simplemente que el sistema no funcione. El mercado es más dinámico de lo que puede parecer y es preciso adaptarse.

Un par de ideas básicas que no viene mal recordar:

  • El sistema de operación tiene que estar definido de forma completa y seguirse de forma firme. En todo momento tienes que saber cuando entrar, salir o ajustar. Y esto tiene que estar prefijado en el momento de la entrada.

  • El control del capital nos ayuda a no quedar fuera del mercado. No sólo no hay que poner todos los huevos en la misma cesta sino que además hay que dedicar un tiempo a ver como los repartimos. Este reparto no es fijo, irá evolucionando con el tiempo.

  • Si no puedes operar tranquilo es mejor que te quedes fuera del mercado hasta que veas que es lo que falla. Aún estando centrado se comenten errores, pero si no estás a lo que debes el mercado se quedará con tu dinero.

 

En conjunto se puede decir que hay bastante tarea, más de lo que gusta escuchar ¿Cuanto se tarda en hacer todo esto? Por supuesto depende del tiempo que dediques cada día y las ganas que le eches, pero no creo que tenga sentido pensar en meses, más bien la unidad de trabajo debería ser el año, y más de uno.

No es raro encontrar alternativas mucho más sencillas y rápidas. No pretendo decir que esta manera de entrar en el mercado sea la única y tampoco la mejor, sólo quiero decir que es sólida y razonablemente tolerante a errores.

Para terminar recordar que ni yo ni nadie puede decirte cual es tu camino. Tus errores los vas a tener que pagar tu por lo que la decisión de qué hacer y la responsabilidad de lo que hagas sólo puede ser tuya.

 

Hasta la próxima.