Cuánta debe ser la distancia al StopLoss

8 recomendaciones

Son ya varios los artículos en los que me he encontrado con personas que me preguntaban si no me parecía mucho una distancia entre mi punto de entrada y el stoploss del 20%, o del 13%, o del 25% o de 5%.

Es un punto que creo merece una cierta reflexión para poder entender por qué yo estoy tranquilo y por qué estas distancias a algunos les puede poner más nerviosos.

El primer punto a determinar es recordar la utilidad del stoploss. Cuando nosotros ubicamos un stop es para definir que a partir del punto marcado nuestra operación deja de tener validez. 

Si nuestra operación es ir en largos, para mí, dejará de tener validez cuando la definición de tendencia alcista se rompa y eso pasará cuando dejemos de tener claramente mínimos crecientes (y máximos crecientes). Por ello, romper un mínimo relevante en un punto del gráfico debe ser motivo para salir de la operación ante el riesgo elevado de cambio de tendencia, lo vemos con un ejemplo.

Mi ubicación natural en esta entrada sería la de usar el stop2. Los motivos para mí son obvios, tengo más de un mínimo relevante que hace de soporte y además, si el precio rompe ese stop estará girando su definición de tendencia alcista y rompiendo incluso la fase de rango lateral que arrastraba antes de arrancar.

Para otros, el stop1, o incluso un stoploss menor, son suficientes, ya que es el primer mínimo que tenemos antes de que el precio rompiera, y por la evolución que ha tenido la acción nadie les podría decir nada pero no siempre suele ser tan bonito.

Cuando hacemos backtest, ceñir o no ceñir el stop puede marcar la diferencia. En mi sistema de medio plazo, poner un stop ceñido o no hizo que el ratio B/R cambiara de 1,2 a 4, sólo por ceñir menos el stop.

Si la amplitud de movimiento que queremos capturar es muy grande, lo normal es que nuestros stops dejen respirar al precio. ¿Y eso es un problema? Pues no lo debe ser.

Cuando tenemos más distancia al stop, nuestra posición baja siguiendo la fórmula famosa de la gestión del capital:

# acciones a operar = % capital máx. a arriesgar / (Precio Entrada - Precio StopLoss). 

Si nuestro stop está separado, el volumen de títulos a operar baja y por tanto nuestra posición también ya que estamos dejando que el precio fluctúe más sin sacarnos de la operación. Dicho de otra manera, estoy reduciendo mi exposición al riesgo de salir perdiendo.

Pero como todos sabemos, riesgo y rentabilidad son dos amigos que van de la mano. Si reduzco mi riesgo, también reduciré mi rentabilidad en la operación ya que si algo sale mal, perderé poco, pero si algo sale muy bien, no ganaré tanto como otros.

Y de eso va el equilibrio, de saber balancear el riesgo que queremos con la rentabilidad que esperamos. Alguien que arriesga un 0,1% en cada operación no puede esperar tener un 1000% de rentabilidad al año, matemáticamente sería un sistema perfecto y en el mundo de los mercados no existe.

Si alguien obtiene una rentabilidad del 400% al año es porque está arriesgando mucho y tiene números de perder mucho en algunos años.

En trading lo podemos elegir todo, podemos elegir lo que ganamos al seleccionar nuestro riesgo y el riesgo lo haremos en base a cómo somos y cuánto estamos dispuestos a perder. Por tanto, el stoploss es algo que vas a encontrar en ti, no lo encontrarás en ningún sistema.

De igual forma también debo decir que en mis screeners, de todos los valores que tienen el setup para entrar, selecciono aquellos que al ubicar el stop tiene menos distancia respecto al punto de entrada, pero respetando el mismo criterio de ubicación para todos ellos que es el que os explico anteriormente, un stop basado en la definición de la tendencia que quiero capturar.

De esta forma, a igualdad de riesgo por operación, vamos a tener tamaño de posiciones diferentes en todas las entradas que estamos planteando.

Mi mismo sistema, ejecutado por millones de traders diferentes, tendría rentabilidades diferentes (incluso muchos perderían  diciendo que el sistema es malo) ya que todos nosotros seguro que vamos a ubicar el stop de maneras diferentes, y como el salir de la operación es más importante que el entrar, todos vamos a tener maneras de operar variadas a pesar de usar reglas con la misma filosofía como sería la de comprar lo fuerte y vender lo débil.

¡Sé el primero en comentar!
8 recomendaciones