Trabajando con los TimeFrames en trading

3 recomendaciones
Cuando operamos, los timeframes nos definen de una forma muy concreta. Aquellos que operan en gráficos semanales son los largoplacistas, los de gráficos diarios los medioplacistas y los que se van a gráficos de 4h, 1h o incluso minutos son los cortoplacistas o incluso DayTraders.
 
Parece que son personas que no tienen nada que ver entre ellas y probablemente el riesgo es lo que más les separada. Una persona que opera en gráficos pequeños asume que el riesgo de ruido sea grande y por tanto sus movimientos se vean barridos con facilidad. Los de largo plazo, que operan de forma mucho más tranquila pero con menos ritmo les puede llegar a aburrir ver cómo el precio fluctúa entre mes y mes esperando impulsos fuertes y pequeñas correcciones.
 
Entre ellos parece que no tienen nada que ver y por eso creo que por operar en gráficos diarios y considerarnos medioplacistas no significa que debamos renunciar a tener una estrategia de más corto plazo en gráficos, por ejemplo, de 1h.
 
Ir desde los gráficos mayores a los gráficos pequeños nos puede aportar mucho. Si estamos acostumbrados a leer gráficos diarios, la tendencia de fondo la tendremos más que clara y eso nos puede ayudar a entender en el corto plazo lo que el precio es más probable que haga.
 
En una tendencia alcista en gráficos diarios, puede resultar muy rentable buscar movimientos de compra en los gráficos de 1h por muchos motivos. El primero es porque cazaremos mucho antes el primer impulso que se produzca al romper el movimiento de corrección que se estará produciendo en 1h. De esta forma, la anticipación que haremos será mayor y por tanto el riesgo beneficio que podremos sacar en la operación mejorará.
 
El segundo es que el stoploss lo podremos ubicar de una forma más cercana a la entrada. En gráficos de 1h podremos encontrar zonas de soporte y resistencia, de medias o de líneas de tendencia que deberían soportar el precio y por tanto servirnos como zona de defensa bastante razonable.
 
El tercer punto para hacerlo es porque aceleraremos nuestro trading. Si de media una operación en gráficos diarios nos puede durar semanas o meses, si nos bajamos a gráficos de 1h tendremos entradas y salidas a mercado que pueden durar días o semanas (y por tanto aumentaremos la frecuencia, ojo, tanto de beneficios como de pérdidas).
 
Cuando tenemos un buen sistema de trading en gráficos diarios es más que sensato buscar entradas también en el corto plazo para sacarle el máximo provecho. No significa que lo que en gráficos diarios funciona en semanales o en 5 minutos también lo hace pero como el mercado es fractal, la lectura que hagamos en gráficos de largo plazo será valida al llevarla a gráficos de corto plazo (lo que sube en largo plazo es muy probable que refuerce las subidas del corto plazo).
 
Sí que debemos entender el contexto global del precio. No tendría mucho sentido operar en contra de la tendencia principal en gráficos pequeños ya que los riesgos de salida por ruido son mayores y por tanto tiene todo el sentido operar a favor del movimiento principal.
 
También tiene sentido acotar más el riesgo en gráficos pequeños que en grandes por el mismo motivo, el ruido que nos podemos encontrar. Si en gráficos diarios acotamos el riesgo por operación al 2%, en gráficos pequeños es recomendable reducir el riesgo a la mitad, al 1% por ejemplo.
 
Como siempre, la mejor manera de comenzar es a través del backtest, validando que nuestro sistema de operar se acopla a gráficos más pequeños y a partir de aquí es recomendable también operar en demo durante un tiempo suficiente como para evaluar que como mínimo no tenemos pérdidas grandes. Seguramente operar en gráficos pequeños requerirá de más concentración por nuestra parte pero nos puede aportar un turbo fuerte al motor de trading que ya tenemos desarrollado.
¡Sé el primero en comentar!
3 recomendaciones