La Voz del Futuro, Hoy
El contenido más destacado producido por socios que conforman la Región Norte

Las Crónicas de un México Estancado

En un escenario erigido de opiniones fatídicas, nos queda claro que el país afronta la incertidumbre del mercado internacional con los pies tambaleantes, maniobrando con el motivo de que no haya un drástico declive cuyas repercusiones, no sólo económicas, serían fatales. No obstante, en un panorama estremecedor, se considera que es el momento idóneo para focalizar todo el tesón en acabar con el estancamiento productivo y fortalecer aquellas áreas en las que México destaca sobre el resto de los países en Latinoamérica.

Las Crónicas de un México Estancado

México es un país que, por medio de ajustes mantiene una estabilidad económica superficial. “Se tiene estabilidad macroeconómica, con precios que no crecen mucho, tasas de interés relativamente bajas, gran acumulación de reservas internacionales y un régimen de tipo de cambio que absorbe la volatilidad internacional”, explica el Dr. Isaac Sánchez Juárez, maestro investigador de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, exhortando a realizar un análisis detallado de la situación que realmente afrontamos, puesto que se asegura que vivimos una paradoja.

Es de ahí de donde nace la urgencia de comenzar a negociar nuestra entrada a nuevos mercados, consolidando una base sobre la cual mantenerse. “La agroindustria es uno de los mercados que según el Gobierno está rindiendo sus frutos para México: es el exportador mundial de alimentos número 12, el primer productor mundial de aguacate". Además, “exporta 400 litros de tequila por minuto y es el primer exportador de cerveza en el mundo”. Sin mencionar que ocupa el quinto lugar en la producción de huevo” (CNN Español, 2017). Datos como estos, nos dan las herramientas para argumentar que es un país lleno de potencial, pero que se ve opacado, en mayor parte, por la falta confiabilidad que se le tiene.

La estrategia de una expansión hacia nuevos mercados parece una opción óptima, “la Presidencia resalta que México es el primer exportador de manufacturas de media y alta tecnología de América Latina. Y señala, frente al tema de libre comercio, que la intención es apostarle a la expansión en nuevos mercados y fortalecer aquellos donde ya tiene presencia” (CNN Español, 2017). Además del mejoramiento del acceso de los productos agroalimentarios mexicanos al continente europeo. 

Vemos entonces que, durante más de dos décadas, México no había despegado los ojos de su vecino anglosajón, pensando en el sueño americano. “México empezó a ver hacia el norte, particularmente con la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, se pensó que bastaba con unirnos con Estados Unidos y Canadá para incorporarnos a su progreso y desarrollo económico, con ello estaríamos del lado de los vencedores” (Gracia, 2017).  Quizás sólo dificultades de esta magnitud nos harían ampliar el panorama para caer en la cuenta de que el progreso en el resto de los países en Latinoamérica se ha dado gradualmente, proyectándolo en su infraestructura, generación de empleo y disminución de la pobreza, como los casos de Bolivia, Brasil y Perú y que éstos, nos abren paso a un nuevo y descuidado mercado.

En suma, México vive persiguiendo la estabilidad macroeconómica, con el motivo de atraer las IED (Inversión Extranjera Directa) y generar confiabilidad, sin embargo, no se considera actuar para erradicar de raíz aquellos obstáculos para el desarrollo económico pleno y verdadero, el principal de ellos: el estancamiento productivo. No sólo enfrentamos tasas de pobreza extrema alarmantes, sino desigualdad social, violencia y el deterioro sistemático del Estado de derecho.

Se propone así que se realicen censos económicos y se fomente en las generaciones jóvenes una concepción del país como uno, trabajando para generar estrategias inteligentes para alcanzar mayor bienestar e inclusión social, como lo han hecho ya otros países latinoamericanos.

A pesar de todo, México realiza esfuerzos para incentivar el turismo en el país; lidera en innovación; invierte en desarrollo, investigación y emprendimiento digital, además, ostenta un desempeño excelente en el sector agrario.

Ahora bien, ¿qué papel jugamos los ciudadanos y qué responsabilidad se deposita en nuestras manos como implicados en la problemática económica que padece la nación? Nuestra atención debe concentrarse principalmente en generar el desarrollo y bienestar local, evitando pensar en la situación actual como un evento aislado a nosotros, colaborando e informándonos sobre las circunstancias que inevitablemente nos afectan sobremanera.

 

Anahí Mareyva Anaya Ramos

Universidad Autónoma de Ciudad Juárez

Directora de Investigación

[email protected]

 

Referencias:

CCN Español (2017). Asegurar la estabilidad económica: el plan de México para 2017. Recuperado de: http://cnnespanol.cnn.com/2017/01/04/asegurar-la-estabilidad-economica-el-plan-de-mexico-para-2017/

Gracia Hernández, Maximiliano (2017). ¿México aún es la potencia latinoamericana? Recuperado de: http://www.milenio.com/firmas/maximiliano_gracia_hernandez/mexico-potencia_latinoamericana-ecuador-calidad_vida-estabilidad-crecimiento-milenio_18_907889270.html