Way2value

El sinsentido de las acciones de Ralph Lauren

“Recuerde que el mercado de valores es maniacodepresivo”

                                                                                  Warren Buffett

La cita anterior lo deja bien claro. A veces la cotización de ciertas acciones pierde la cordura en el corto plazo, y hay que esperar al largo plazo para que la recupere. Esa es la convicción que mantengo en este momento sobre Ralph Lauren. Lo que lleva ocurriendo en las dos últimas presentaciones de resultados trimestrales me tiene un poco descolocado. Ya no sé si es el mercado el que se equivoca o soy yo el que me estoy perdiendo algo.

Llevo siguiendo las acciones de Ralph Lauren desde hace ya bastante tiempo. En este post relaté como fue mi proceso de decisión a la hora de comprar las acciones (https://www.rankia.com/blog/way2value/3912682-experiencia-como-inversor-ralph-lauren). En este otro actualicé el precio objetivo después de la presentación de resultados del ejercicio 2017 completo (https://www.rankia.com/blog/way2value/3939845-revision-precio-objetivo-ralph-lauren). El martes se han publicado los resultados del primer semestre (el ejercicio económico va de 01/04 a 31/03) y, al igual que sucedió el 2 de agosto con la presentación de resultados del 1Q. la cotización ha vuelto a caer. Si bien el 2 de agosto la acción abrió con alzas del 8%, poco después llegó a ponerse en negativo con caída del 4,5%. El martes, directamente, la acción cayó un 8%.

Resulta curioso, cuanto menos, porque la característica común de ambas presentaciones es que los resultados anunciados han batido las expectativas. Si bien la acción acumula una revalorización de más del 75% desde sus mínimos marcados en Junio de 2017, los principales escollos que limitaban su crecimiento parecen ahora funcionar. Las ventas en Norteamérica y Europa permanecen estables, pero Asia crece a doble dígito. Los problemas en la dirección de la firma se han resuelto, y la estrategia de posicionamiento que pasaba por volver a dotar de valor la marca eliminando descuentos y promociones ha vuelto a elevar los márgenes. En principio, los menores descuentos iban a sacrificar las ventas totales por incrementar el margen, como sucedió en el 1Q, pero en este nuevo informe vemos que incluso las ventas totales crecen con respecto al año anterior. Es decir, se está obteniendo más dinero por cada prenda vendida y, además, las ventas no están cayendo.

Como ya hice en su momento un cálculo del valor intrínseco basado en los precios de cotización de las empresas rivales, no lo voy a volver a hacer, pues la situación no ha variado en absoluto. Tan sólo decir que los resultados actuales de Ralph Lauren son incluso mejores que los datos que utilicé yo a la hora de hacer la estimación, y que van en línea con los que la propia compañía pronosticó. Por mi parte, sigo pensando que su precio objetivo ha de estar por encima de los 145 €, para, una vez ahí, comenzar a deshacer la posición. La duda que ahora me asalta, y que le sucedería a cualquiera en mi posición, es si me estoy perdiendo algo que explique una caída tan abrupta. Estamos hablando de un -8% el mismo día en que sus resultados baten las expectativas, confirmando que las cosas marchan por el buen camino. El único aspecto negativo que anuncian en la “conference call” es una posible contracción de márgenes debido al aumento de aranceles en ciertos mercados, pero eso es algo que ya se sabe desde que empezase hace meses la actual guerra comercial. Dudo que eso pueda coger por sorpresa a ningún inversor, al menos, no tanto como para que los títulos caigan un 8%.

Es cierto que la compañía ha perdido la calificación de “recuperable”, pues ya no le queda mucho por recuperar. El plan de reestructuración ya ha sido prácticamente completado, y la situación actual se puede considerar de normalidad. A pesar de ello, sigo creyendo que aún le queda un poco más de recorrido.

La cotización se ha recuperado desde el martes. Aunque aún está por debajo del precio marcado el día anterior a la presentación de resultados semestrales, al menos la irracionalidad del 8% de caída se ha disipado.

Autor del blog