Rankia USA Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal
Acceder

La SEC, el muro contra las criptomonedas

 Gram se vuelve la más reciente empresa en contender con el gobierno estadounidense y su órgano supervisor de valores.

Con la demanda en contra del Gram, el gobierno de Estados Unidos está dejando muy clara su posición en contra de que las grandes empresas emitan criptomonedas. A través de la Securities and Exchange Comission (SEC), la autoridades llevan a cabo una batalla legal contra Telegram, la empresa emisora de Gram, pero ya lo había hecho antes con Kin de la empresa canadiense Kik y con Libra, de Facebook.

Las resoluciones podrían dejar en desventaja a los inversionistas estadounidenses interesados en las criptomonedas, señalan analistas de la industria.

La prueba de Howey

El argumento sencillo, pero poderoso que esgrime la SEC es que las criptodivisas son valores financieros (securities) y por ende deberán seguir todas las reglas de registro y divulgación que cualquier otro valor (acciones, bonos, etc.), en especial en sus ofertas iniciales, conocidas como initial coin offerings (ICO).

Este argumento le ha costado mucho dinero y penurias a Kik, otra empresa de mensajería instantánea de origen canadiense, cuya moneda, el Kin, está en una disputa con la SEC desde 2017. El argumento de Kik es que su criptodivisa es un medio de transacción y no un valor. Sin embargo, para la SEC está claro que se cumple con un viejo criterio fijado por la Suprema Corte de Justicia, llamado la “Prueba de Howey”.

Relacionado con una disputa de 1946 (SEC vs Howey), el órgano judicial determinó que un valor financiero cumple con las siguientes condiciones si:

1)    existe una inversión de dinero,

2)    si se esperan ganancias por esta inversión,

3)    si la inversión se realiza en un emprendimiento en común y

4)    cualquier ganancia proviene de los esfuerzos de un promotor o tercero

Un criterio semejante ya detuvo en seco lo que iba a ser una ambiciosa emisión: Libra, una criptodivisa que Facebook esperaba emitir en combinación con otras 27 empresas, incluidas Visa y Mastercard. Hoy en día el proyecto ha cambiado, enfocándose en la creación de un sistema internacional de pagos.

El turno del Gram

De esta forma, en la última semana de marzo, la SEC bloqueó el lanzamiento de la criptomoneda de Telegram, considerando que el método implementado para recaudar fondos a través de la venta de tokens constituye una distribución de valores financieros y, por lo tanto, no cumple con las leyes sobre valores.

De hecho,” la compañía de mensajería había recaudado $ 1,700 millones de dólares en 2018 a través de dos ICO”, explica David Derhy, analista y experto en criptodivisas de la plataforma de inversión global eToro. Pero el tribunal falló en favor de la SEC y estipuló que “en el contexto de este esquema, la reventa de Gram en el mercado público secundario sería una parte integral de la venta de valores, sin la declaración de registro obligatoria”.

“Telegram no tiene la intención de dejar esto pasar y pidió más aclaraciones sobre este juicio. La compañía ahora quiere saber si esta decisión solo puede aplicarse a los consumidores estadounidenses”, refiere el analista.

“Este juicio podría, por lo tanto, penalizar a los ciudadanos estadounidenses, cuyo gobierno es cada vez más hostil a la creación de criptomonedas por empresas reconocidas”. Además, esta decisión puede sentar un precedente en el Acuerdo simple para tokens futuros (SAFT) y, por lo tanto, constituir un freno a la emisión de tokens.

“Con la Fed imprimiendo dinero sin freno en este momento, esta demanda es una prueba adicional de que el gobierno de EU claramente no está listo para perder soberanía monetaria ante los actores privados”, concluye Derhy.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar