Rankia USA Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal
Acceder

Comentario mercado mayo 2020

Durante el mes de mayo 2020, los mercados de todo el mundo continuaron recuperándose de las fuertes pérdidas en las que incurrieron en marzo debido al cierre de la economía. Aunque recientemente hemos publicado la 3ª edición del seguimiento de esta crisis del COVID-19, analizamos el mercado durante mayo de 2020.

Algunos índices de renta variable, como el Nasdaq 100, tienen ya a la vista los máximos históricos (e ya está en positivo en el año +8.2%). Otros, como el S&P500 (-5.8%) o los índices europeos (-16.5%), todavía están lejos de los máximos, pero la recuperación desde los mínimos (en torno al -30% en el año)  ha sido bastante sustancial.

Comentario mercado mayo 2020

Fuente: Bloomberg

Esto se ha debido principalmente al hecho de que hay indicadores de que, al menos en Europa y en los EE. UU., la propagación del virus se está desacelerando sustancialmente y la situación ahora está bajo control.

Además, parece que la reapertura de la economía podría ser más rápida de lo esperado, como lo demuestran los datos de movilidad. Esto es particularmente cierto en países como Estados Unidos y Alemania, mientras que la movilidad todavía es limitada en otros países europeos como Italia, España y el Reino Unido.

Gráfico movilidad Comentario mercado mayo 2020

Gráfico movilidad españa

Fuente: https://www.apple.com/covid19/mobility

A raíz de las expectativas de un reinicio de la actividad, el petróleo, que es ahora mismo el principal indicador de la salud de la economía real, y después del episodio de precios negativos en los mercados de futuros en abril, se recuperó en mayo anotando el mejor mes de la historia con un + 85%.

La recuperación de los mercados financieros también ha estado impulsada por el hecho de que los bancos centrales y los gobiernos pusieron en marcha un esfuerzo sin precedentes para mantener los mercados y las economías con una amplia gama de políticas monetarias y fiscales. En comparación con la última crisis en 2008, podemos decir que esta vez las medidas de apoyo se han implementado mucho antes.

Sin embargo, la mayoría de los inversores sienten que la desconexión entre los mercados financieros y las economías está yendo demasiado lejos. Los datos económicos que estamos viendo actualmente son extremadamente malos. El próximo viernes, el informe de empleo en los Estados Unidos probablemente mostrará un nivel de desempleo que durante el período de confinamiento habría alcanzado el 20%, un nivel nunca visto desde la gran depresión de la década de 1930.

¿Qué será lo siguiente?

La gran pregunta ahora es ¿cuántos de esos empleos perdidos se recuperarán una vez que la economía se reinicie? ¿Cuántos se perderán permanentemente? ¿Cómo se modificará la demanda del consumidor en la era posterior al COVID-19?

Por ahora, los mercados están analizando el hecho de que los datos, a pesar de ser muy malos en términos absolutos, muestran signos de mejora.

Si observamos las peticiones semanales de desempleo en los Estados Unidos, podemos ver que el número total de durante las últimas semanas suma un sorprendente número de 40 millones, pero la tendencia semanal en las peticiones se está desacelerando. A los mercados les gusta fijarse más en la tendencia de los cambios más que en el nivel absoluto.

Por supuesto, en este contexto, un cambio en esta tendencia de mejora, por ejemplo debido a un nuevo confinamiento, sería muy perjudicial para los mercados.

Pero si por un lado los datos económicos muestran algunos signos de mejora, por otro lado, las tensiones geopolíticas han aumentado mucho durante la última parte del mes después de que China impuso una Ley de seguridad nacional en Hong Kong.

Es probable que las tensiones entre China y EE. UU. aumenten aún más, ya que la administración estadounidense también culpa a China por la gestión de la crisis sanitaria. Trump también anunció la intención de retirar a los EE. UU. de la Organización Mundial de la Salud debido a la influencia percibida por Bejing en la agencia.

En el frente interno, Estados Unidos también se enfrenta a una ola de protestas violentas en varias ciudades después del brutal asesinato de un hombre afroamericano por parte de la policía en Minneapolis. Se han impuesto toques de queda en casi 40 ciudades, pero los manifestantes los han ignorado en su mayoría.

Esto viene agravado por el contexto de la situación económica y sanitaria ya crítica en la que el desempleo masivo y las incertidumbres con respecto al futuro podrían agravar la situación. No es difícil imaginar que, en el contexto económico actual, podríamos ver disturbios sociales también en otros países del mundo.

En general, los mercados están valorando una fuerte contracción económica seguida de una recuperación constante, sostenida también por los bancos centrales y los estímulos sin precedentes del gobierno.

Durante las próximas semanas, los datos provenientes de la economía serán examinados por la comunidad financiera para ver si las cifras reales confirman este escenario.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar