Rankia USA Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal
Acceder
Ventajas de la inversión socialmente responsable

Ventajas de la inversión socialmente responsable

Pocas dudas caben de que en las sociedades occidentales estamos bastante arriba en la Pirámide de Maslow, por lo que empezamos a preocuparnos por aspectos a los que antes no prestábamos demasiada atención. Cuidar de la gente a nuestro alrededor y del mundo es un ejemplo. Y eso se ha trasladado a las inversiones. 

Por eso, en esta ocasión, te hablamos sobre las ventajas de la inversión con estilo socialmente responsable ya sea con una cartera de fondos indexados ISR o de ETFs ISR.

¿Qué es la inversión socialmente responsable?

La inversión socialmente responsable es un tipo de inversión que no contempla únicamente criterios de rentabilidad, sino que también incorpora criterios éticos. Generalmente, estos criterios tienen que ver con el cuidado del entorno, de la sociedad y de la gobernanza corporativa.

Estos tres aspectos se conocen por sus siglas en inglés (ESG), y, cuando se aplican al mundo de la inversión, hablamos de Inversión Socialmente Responsable (ISR o SRI, en inglés).

Es un tipo de inversión que está en auge en los últimos años, y no es para menos, porque tiene numerosas ventajas, de las que vamos a hablarte en el siguiente apartado.

Ventajas de la inversión socialmente responsable

Cuando nos decidimos a crear una cartera de fondos que invierten de forma socialmente responsable, nos encontramos con varias ventajas. A continuación, te detallamos algunas de las más importantes:

  • Las empresas sostenibles son más grandes.
    Una primera razón para crear una cartera de fondos socialmente responsables es que estos invierten en empresas que pueden permitirse seguir criterios ESG, y estas suelen ser empresas grandes. De esta forma, tenemos garantizada cierta calidad en la compañía y una mayor liquidez.
  • Los fondos sostenibles lo hacen mejor.
    Aunque no todos los estudios apuntan en la misma dirección, parece ser que, de media, los fondos socialmente responsables tienden a ser mejores tanto en el stock picking como en el market timing, dos habilidades de los gestores que determinan, en buena medida, la rentabilidad del fondo.
  • Menores riesgos.
    Como ya hemos dicho, las empresas que pueden permitirse ser socialmente responsables son más grandes, por lo que los riesgos que asumimos son algo menores. De hecho, en épocas de caídas, los fondos ISR tienden a hacerlo menos mal que otros fondos.
  • Ética.
    Evidentemente, uno de los puntos clave es que estaremos haciendo una inversión ética alineada con nuestros valores. No tendría mucho sentido estar reciclando para evitar el cambio climático y, al mismo tiempo, estar invirtiendo en empresas de carbón, ¿no te parece?
  • Margen de seguridad.
    Un punto que quizá pueda percibirse como un poco hipócrita (pero que aun así tenemos que mencionar) es que la inversión socialmente responsable tiende a tener un margen de seguridad extra.
    ¿Por qué? Pues porque seguir criterios ESG implica costes extra. Digamos que son “un lujo”. Si la empresa entra en problemas, se pueden reducir esos costes “de lujo” para mantener la viabilidad de la compañía.
  • Posibles ventajas políticas.
    No hace falta mucha imaginación para ver que, a futuro, es más que probable que las empresas que siguen criterios ESG tendrán beneficios políticos o fiscales. Por tanto, los fondos ISR son una buena forma de tener presencia en aquellas empresas que, en algún momento futuro, tendrán ventajas respecto a la competencia.
  • Comisiones iguales.
    En general, las comisiones de los fondos ISR son iguales que en los fondos tradicionales. Por lo que la inversión socialmente responsable no supone ningún coste extra.
  • Activismo empresarial.
    Los fondos ISR tienen a practicar el activismo empresarial para mejorar los criterios ESG de las empresas en las que invierten. Pero estos fondos también buscan rentabilidad, por lo que ese activismo también puede traducirse en mejores decisiones empresariales, que redunden en mejores rentabilidades en nuestra cartera.

Inversión ISR sin renunciar a rentabilidad

Como ves, tener una cartera de inversión con estilo socialmente responsable no tiene por qué limitar la rentabilidad de nuestra inversión. Además tendremos la certeza de estar haciendo el mundo un poquito mejor.

Es por ello que cada vez más inversores se están sumando a este tipo de inversión.

A partir de 1.000 euros, con inbestMe puedes invertir en una cartera de Fondos Indexados ISR o a partir de 15.000 euros en una cartera de ETFs con estilo ISR. Las comisiones son mínimas y podrás acceder a algunos de los Fondos Indexados y ETFs socialmente responsables más rentables del mundo.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar