Rankia USA Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal
Acceder

Noticias sobre depósitos

Mejores bancos españoles por ratings y solvencia para 2020

¿Cuál es el banco español más solvente de 2020? Una pregunta que seguro que te estás preguntando en estos días de incertidumbre, ya que cuando vamos a contratar un producto financiero no solo tenemos que fijarnos en las características del mismo,...
6
3

Cursos de depósitos

Acceso restringido a asistentes o seguidores de

Si no pudiste inscribirte a tiempo, hazte seguidor de en Rankia y podrás acceder a este y otros cursos anteriores.
Trucos para empezar a ahorrar fácilmente todos los meses
31/05/2018

Trucos para empezar a ahorrar fácilmente todos los meses

Durante la sesión os contaremos algunos trucos para el ahorro doméstico, así como algunos consejos a la hora de elegir los productos bancarios que mejor se adaptan a ti. 

No hay ningún curso programado

Actualmente no hay ningún curso programado de . Sigue a para recibir avisos de nuevos cursos.

Foro y opiniones sobre depósitos

Vídeos depósitos

Guía básica de depósitos

Preguntas frecuentes sobre depósitos


Los depósitos bancarios son productos de ahorro que pueden ser tanto online como ofrecidos por entidades bancarias tradicionales. A cambio del mantenimiento del dinero durante un periodo de tiempo fijado, el depósito aporta una rentabilidad. 

Es un instrumento financiero con el que se asume escaso riesgo. Los depósitos bancarios se caracterizan por:

  • Liquidez: el cliente puede proceder a retirar el dinero que previamente ha depositado aunque en algunas ocasiones tenga que pagar una penalización
  • Seguridad: Existe un Fondo de Garantía de Depósitos que cubre el importe depositado
  • Sencillez: No ofrece apenas requisitos de formalización para la contratación de depósitos

Existen tres tipos de depósitos a plazo:

Depósitos bancarios a la vista
Actualmente, este tipo de depósitos ha recibido el nombre de cuentas remuneradas. Son un tipo de depósitos en los que el cliente puede retirar parte o la totalidad del dinero depositado siempre que lo necesite sin tener que hacer frente a penalizaciones. 

Depósitos bancarios a plazo
Con los depósitos bancarios a plazo el cliente debe esperar un determinado periodo de tiempo, pactado previamente, para recuperar los fondos depositados en la entidad. Hay excepciones para poder recuperarlo antes de la fecha pactada, mediante la cancelación anticipada del depósito. Algunas entidades cobran una penalización por la cancelación anticipada.

Depósitos estructurados
Un depósito estructurado es aquel que suele ir ligado a uno o varios productos subyacentes, es decir, la evolución de su rentabilidad dependerá de ciertas condiciones marcadas por la entidad.


Ventajas
  • La inversión está garantizada, generalmente hasta 100.000€ por titular, por lo que no asumes riesgo
  • La rentabilidad que se obtiene con el depósito se conoce de antemano por lo que se pueden comparar diferentes depósitos en distintas entidades financieras y escoger el que más nos convenga. Para comparar entre distintos productos puedes usar herramientas como un comparador de depósitos bancarios.
  • No exigen conocimientos de la inversión sobre su funcionamiento y el proceso de apertura es rápido y sencillo. También existen los depósitos online, cuya contratación es más sencilla aún. 

Desventajas
  • Su rentabilidad es escasa
  • Pueden cobrar comisiones de cancelación si sacamos el dinero antes de la fecha pactada

Elegir entre la gran variedad de depósitos bancarios que existen en el mercado no es sencillo, por eso recurrir a un comparador de depósitos puede serte de gran ayuda para filtrar según tus intereses. Además, lo que deberías estudiarte antes de decantarte por uno es:

La TAE (Tasa Anual Equivalente)
Esta será siempre la mejor referencia para conocer la rentabilidad real, ya que contempla también el pago de comisiones o la periodicidad en el cálculo de los intereses, mientras que el interés nominal sólo indica el beneficio del producto. A mayor TAE, mayor rentabilidad obtendremos con el depósito.

El plazo de vencimiento
Puesto que el dinero estará inmovilizado durante un largo tiempo (mínimo 3 meses) se debe valorar si durante ese periodo se necesitará o no la cantidad depositada, ya que retirarla antes de tiempo puede suponer el pago de fuertes penalizaciones.

Si tiene cancelación anticipada
Con esta cláusula, el cliente puede disponer del dinero antes del plazo previsto, aunque, al no eliminarse la posibilidad de abonar una penalización, resulta conveniente pactar también por contrato que, en caso de dicha penalización, ésta sea la mínima posible.

Conocer el pago de comisiones
Las entidades bancarias pueden cobrar al cliente una cantidad determinada por la cancelación anticipada, que nunca podrá ser superior al importe de los intereses abonados hasta el momento, así como por la apertura del propio depósito o de una cuenta en la que ingresar los intereses.

Liquidación de intereses
Disponer de información completa acerca de la periodicidad con la que se abonarán los intereses, el importe mínimo para contratar determinados depósitos y si se puede o no prorrogar el depósito a su vencimiento.

No confundir con bonos
No confundir un depósito con bonos u obligaciones. En los depósitos existe una retribución periódica del capital, pero en los bonos y obligaciones el valor nominal puede experimentar variaciones al ser valores negociables en ciertos mercados.


A la hora de contratar un depósito hay que estar seguro de que sólo te va hacer falta el dinero cuando finalice el plazo que establece el contrato, ya que sino tendrás que hacer frente a una penalización con la que podrías perder todos los intereses que hayas ido generando.

Algunos depósitos permiten la cancelación anticipada, mientras que otros no lo permiten. 



Aunque ambos productos están pensados para ahorrar, cuentan con una serie de diferencias que son las que hacen que al final nos decantemos por uno u otro. Te las contamos a continuación:

Plazo
Los depósitos son contratables a plazo preestablecido, normalmente 3, 6, 12 meses o más de un año. En cambio las cuentas de ahorro no tienen un plazo preestablecido y podrás tener tu dinero en ellas el tiempo que te interese.

Disponibilidad del capital
En las cuentas de ahorro dispondremos de nuestro dinero en cualquier momento, podemos realizar una transferencia a nuestra cuenta habitual sin informar previamente a la entidad de que queremos retirar nuestros fondos. En el caso de los depósitos la cosa cambia, al ser un plazo preestablecido disponer de nuestro capital de forma anticipada es costoso.

Operativa
La operativa de un depósito no puede ser más sencilla, ingresamos el dinero en la entidad, esperamos el plazo preestablecido y cobramos los intereses más el capital (en caso de ser un depósito con liquidación anual).
Un depósito no permite realizar ningún movimiento, a excepción de la cancelación anticipada parcial o total. La ventaja de la cuenta de ahorro en este aspecto es la posibilidad de incrementar o reducir el importe que queramos en cualquier momento, sin costes para el cliente.

Capital
Es habitual que los depósitos pongan límites tanto en el mínimo como el máximo, mientras que las cuentas de ahorro suelen aplicarlo únicamente en el máximo. 


Sí, tus depósitos estarán asegurados por el FGD o Fondo de Garantía de Depósitos, el cual tiene por objeto garantizar a los depositantes de las entidades de crédito la recuperación de sus depósitos dinerarios y en valores hasta 100.000 euros por titular y entidad. Los productos cubiertos por el fondo de garantía de depósitos son:

Los depósitos en Europa también gozan de esa protección pero dependen del fondo de garantía de cada país.

  • Cuentas corrientes
  • Cuentas de ahorro
  • Depósitos a plazo fijo
  • Depósitos de valores e instrumentos garantizados o cuenta de valores

Con la ayuda de un comparador de depósitos podrás encontrar los mejores depósitos tanto para España como para otros países de Europa cubiertos por su FGD correspondiente. 

La respuesta es sí, a día de hoy es posible acceder a depósitos a plazo en el extranjero. Existen plataformas de productos de ahorro, como puede ser Raisin, que ponen a tu disposición depósitos de distintos países de Europa, con distintas rentabilidades y plazos. 
Depósito WiZink