Rankia USA Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal
Acceder

Sobre Grecia, el Euro, y ¿Quién rescatará a los rescatadores?

7 respuestas
Sobre Grecia, el Euro, y ¿Quién rescatará a los rescatadores?
Sobre Grecia, el Euro, y ¿Quién rescatará a los rescatadores?
#1

Sobre Grecia, el Euro, y ¿Quién rescatará a los rescatadores?


Grecia, hubiese estado ya en “banca rota”, de no haber sido por el apoyo de los estados miembros de la Unión Europea y del FMI. Aparentemente, según noticias televisivas escuchadas, Grecia precisará entorno a 135 mil millones de Euros para poder afrontar los pagos de los próximos 3 años. Son primeros datos informales. Los ciudadanos griegos deberán empobrecerse sustancialmente recortando sus sueldos, incrementando la fecha de jubilación, incrementando el IVA, etc. Es el resultado de tener una moneda única entre estados en los que las estructuras económicas y crecimientos ni van al unísono ni son igual de fuertes. Esto conduce a que con el paso del tiempo necesariamente haya países ricos y países pobres dentro de la Unión Europea. Los países pobres son aquellos que necesariamente se endeudan para cumplir paulatinamente con sus pagos hasta que llega un momento en el que no pueden cumplir con sus obligaciones, como ha ocurrido en el caso de Grecia.

Ya hemos podido comprobar, que los gobiernos no pueden permitirse dejar quebrar a la banca, ayudándolos hasta tal punto, que antes de que entre en quiebra un banco sea este nacionalizado por el gobierno para que no “cunda el pánico”. Con Grecia ocurre más de lo mismo, indirectamente se está apoyando a aquellos bancos que han prestado dinero a Grecia habiéndolo obtenido al 1% del BCE y colocándolo en deuda griega muy por encima de este tipo de interés. Negocio redondo y sin riesgo ¡aparente!, al menos eso pensaban, pero a Grecia no se la puede dejar quebrar porque si no pudiere hacer frente a su deuda, ello repercutiría nuevamente sobre los bancos que han colocado su dinero en la deuda griega y tendrían que salir nuevamente al rescate de bancos. La solución más económica es ayudarles con nuevos créditos, pero eso sí, garantizándose que con el paso del tiempo y tras las medidas impuestas puedan hacer frente a todos sus compromisos. Proteger la fortaleza del Euro también es otro motivo, pero sinceramente no sabría decirle cual de ellos prevalece. Quizás los dos sean necesarios.

Francia tiene algo más de 50 mil millones, Alemania entorno a los 35 mil millones en deuda griega. Lo curioso es que la casi totalidad de los 35 mil millones que tiene Alemania invertida en deuda griega proviene de dos bancos que fueron salvados con grandes cantidades de dinero estatal y tuvieron que ser nacionalizados. Por lo tanto, dejar quebrar a Grecia supondría una pérdida de la cifra mencionada, y que tendrían que pagar las espaldas de los ciudadanos alemanes. Ahora, posiblemente y para los próximos tres años, la aportación a Grecia que corresponde a Alemania será entorno a los 32 mil millones, según las voces que se escuchan pues creo que aún no hay nada concreto ni aprobado.
Pero, por todo lo comentado, creo que a Grecia se le apoyará siempre que pueda salir de su atolladero y pueda cumplir con sus obligaciones futuras. Al menos eso espero, por bien de todas las partes.

En Alemania, como en otros países, lo que se preguntan todos los ciudadanos, es si el rescate o pago recae sobre sus hombros. La respuesta es que en un principio no es más que un crédito otorgado por el gobierno, avalado por el ciudadano eso sí. Es decir, solo en el supuesto de que Grecia no pudiese, tras la ayuda prestada y las modificaciones estructurales tomadas, siguiese sin poder hacer frente a sus obligaciones, es cuando el préstamo realizado recaería sobre el ciudadano de a pié. Estoy poniendo el caso alemán, pero no creo que sea distinto del caso español o del de otros países que apoyarán a Grecia en este trayecto.

Estamos notando en propias carnes, que la quiebra de un Estado no atañe exclusivamente a mercados emergentes y que puede ocurrir en nuestra Europa desarrollada. Que el tipo de interés ofrecido por la deuda gubernamental no es realmente “un tipo de interés sin riesgo”. El inversor de perfil conservador, es el más susceptible de opinar que la deuda del estado no conlleva riesgo, y ello le puede llevar a sufrir grandes pérdidas.

Acabamos de asistir desde primera fila como quiebra un país: teniendo un elevado endeudamiento, unido a un inicio de pérdida de confianza del inversor. Combinación mediante la que se pone en duda la capacidad de un determinado gobierno de hacer frente el pago de las futuras obligaciones.

Cuando ambos elementos acontecen al mismo tiempo, la rapidez con la que un estado puede quebrar es asombrosa. El caso griego es un buen ejemplo de ello. Los inversores inseguros venden su deuda, lo que hace caer la cotización de la misma, lo que a su vez repercute elevando el tipo de interés por las nubes. Curiosa divergencia, precisamente cuando un país está en situación de quiebra latente y precisa financiarse, es cuando más caro le supone financiarse dado que los tipos de interés se le suben por las nubes. Ello supone ajustarse aún más el cinturón (derivado de la nueva deuda contraída al tipo de interés por las nubes) de lo que ya de por sí tendrían que ajustárselo para poder hacer frente a los pagos derivados de la deuda previa contraída, lo que a su vez hace dudar aún más al inversor sobre la capacidad de pago del gobierno del estado. Esto a su vez hace que otra tanda de inversores vendan su deuda, caigan nuevamente las cotizaciones, y suban nuevamente los tipos de interés. Un circulo vicioso que una vez entre en marcha es casi imposible pararlo.

Este circulo vicioso, ha permitido que el tipo de interés de la deuda griega en las últimas semanas haya subido de un 5% a un 18%. Pagar a un tipo de interés tan alto no se lo puede permitir ningún país de la Unión Europea, ni siquiera Alemania. En una situación así, una quiebra es inevitable, salvo que vaya al rescate la Unión Europea y el FMI con un paquete de medidas y actuando de forma rápida, pasos que están siendo dados y que solo el futuro nos dirá hacia dónde nos dirigen tales actuaciones.

A la vista de los acontecimientos, no es de extrañar que muchos ciudadanos duden y se pregunten si un país como Grecia puede quebrar, y que es lo que puede ocurrir con otros candidatos puestos en el punto de mira como Portugal, Irlanda o España.

¿Piensa usted que no le incumbe porque tiene sus ahorros a buen recaudo en una cartilla o cuenta corriente, en deuda del estado o en un seguro de vida? ¿o quizás porque piense que la Unión europea ya lo arreglará todo, ya que el ciudadano alemán avalará cualquier caso con ayudas multimillonarias que se le ponga en el camino?. ¿Sí?

Pues puede que tenga razón, pero en ese caso, en algún momento dado, seguro que terminaríamos preguntándonos: ¿y quien acabará rescatando los rescatadores?; pues países como Francia o Alemania, capaces de actuar actualmente como rescatadores de países con dificultades en el marco de la Unión Europea, se han endeudado el año pasado considerablemente debido a la crisis financiera. ¿Cuándo llegará el momento en el que los inversores se pregunten si estos países, considerados actualmente como seguros, pueden hacer frente a sus compromisos de pago?. Bueno, en un supuesto así, no quiero ni pensar cual sería la situación de los demás países de la Unión.

Conforme los inversores se vayan haciendo paulatinamente y con el tiempo esta pregunta, los más amenazados son quienes creen que su dinero está puesto a buen recaudo, pues en el momento que los inversores lleguen a la conclusión de que Alemania se tiene que estirar para poder hacer frente a sus obligaciones, y que al inversor le es insuficiente percibir un miserable 3% por asumir tan alto riesgo, podría activarse el circulo vicioso también aquí.

Es evidente, que actualmente no es previsible ni que el tipo de interés suba al 18% como en Grecia ni que exista una amenaza de quiebra del estado Aleman, pero tampoco es preciso un acontecimiento de esta magnitud como para que el inverosr que cree tener seguros sus ahorros obtenga grandes pérdidas. Con tan solo una pequeña pérdida de confianza, derivada de la situación actual en los mercados, podría hacer que inversores en nuestro propio país comenzasen a retirar su deuda estatal y causar un movimiento del tipo de interés al alza. Con tan solo duplicarse el tipo de interés en Alemania, y pasar de un 3% a un 6%, se duplicaría la carga de intereses a pagar.

Una subida de tipos de interés, y su consecuente caída de la cotización de la deuda, conllevaría a unas amargas pérdidas en fondos de inversión de renta fija, a quienes dispongan de activos de renta fija, así como a personas que hayan contratado seguros de vida.

Resumiendo:
Puede que la crisis de endeudamiento griega, o incluso un posible efecto dominó sobre las finanzas estatales de Irlanda, Portugal y España, no pongan en aprieto a Alemania, no tiene por qué pasar, pero tampoco hay que descartarlo. En un escenario así, un buen refugio lo proporcionaría ser poseedor de propiedades (acciones, inmuebles, oro) y divisas fuertes distintas al Euro.

Saludos cordiales,
Valentin

#2

Re: Sobre Grecia, el Euro, y ¿Quién rescatará a los rescatadores?

Nuestros gobernantes ya han dicho que van a hacer un buen negocio con el prestamo y ofrecen prestar mas de lo que corresponde. ¡Vaya panda de indocomuntados!

Hoy viene en la prensa que las autonomías han aumentado bastante el personal y los gastos correspondientes en el 1er trimestre, dificil arreglo ni aún dimitiendo el gobierno y convocando elecciones que no se a que esperan.

S2.

#3

Re: Sobre Grecia, el Euro, y ¿Quién rescatará a los rescatadores?

Creo que no se trata solo de la Eurpoa Continental. Británicos y estadounidenses también están endeudados hasta las cejas y los chinos empapelados hasta la muralla.

Cargarse de otras divisas puede ser una solución pero sólo relativamente. Ante una situación así no creo que a los noruegos suecos, canadienses o australianos les vaya a salir gratis a pesar de que estén mejor.

Tampoco los inmuebles pueden solucionar mucho. Necesariamente tendría que caer el precio y mucho.

El oro no se come.

Si todo se va a la mierda lo mejor sería sacos de arroz.

#4

Re: Sobre Grecia, el Euro, y ¿Quién rescatará a los rescatadores?

Los gobiernos están “prácticamente todos” muy endeudados desde décadas, no es un tema de al que han llegado de un día para otro. Todos sabemos, o debiéramos saber, que el principal nunca se pagará. De lo que se trata es de los gobiernos puedan afrontar los pagos de intereses futuros pendientes. Un país con buena salud económica esta en mejor posición de afrontar los pagos (depende también del nivel de endeudamiento que tengan).

El dólar no lo quiero ni en pintura. Las inversiones en USA pueden hacerse con cobertura de divisa, en aquella divisa que goce más de tu confianza. Personalmente no creo que se vaya todo al garete, y si pienso que el mundo entraría en un nuevo equilibrio. Por lo tanto nada de arroz, pero una casita en el pueblo, alejada de la gran ciudad nunca viene mal en situaciones extremas.

Opino que no todas las divisas se comportarán de forma negativa: unas ganaran y otras perderán con respecto a tu divisa de referencia.

En casos de crisis extremas, los inmuebles pierden valor (en la Deflación), pero en la Inflación que a continuación suele proseguir, aumenta de valor. En una crisis de endeudamiento, puede acontecer una reforma monetaria que devalúa muy fuertemente el dinero, por ello no está demás tener algún inmueble. Con el Oro pasa tres cuartos de lo mismo que con los inmuebles. Se encuentra un poco al margen de una reforma monetaria. En casos muy extremos, en los que la moneda local no vale nada, ningún otro país la quiere. Como existen muchos bienes que necesariamente tienen que ser importados, el intercambio se hace mediante otras divisas que no hayan sufrido reforma monetario o Oro. Con un poquito de Oro, espero y supongo poder comprar por ejemplo medicamentos en el extranjero u otros productos. El Oro evidentemente no se come. Lo que hay que saber es como y cuando hay que utilizarlo en situaciones de crisis severas, y para eso hay que conocer la Historia.

Saludos cordiales,
Valentin

#5

Re: Sobre Grecia, el Euro, y ¿Quién rescatará a los rescatadores?

Últimamente le estoy dando bastantes vueltas a un razonamiento que me tranquilizaba, pero me he dado cuenta de que puede que no sea tan seguro como nos quieren hacer pensar. El razonamiento es algo así:
"El BCE será prudente, porque está muy influenciado por el Bundesbank, y los alemanes tiene como parte de su cultura el miedo a la hiperinflación, por el shock tras la 1ª GM."
El caso es que la influencia del Bundesbank sobre el BCE es real, así como el tradicional miedo alemán a la inflación. Pero, realmente, la hiperinflación ocurrió en los años 20, veo difícil que el shock pueda ser tan importante como nos quieren hacer creer.
Seguro que ni el BCE ni el Bundesnank quieren hiperinflación, evidentemente no la van a buscar. Pero nadie nunca que yo sepa la ha buscado, ha sido una consecuencia de políticas de exceso de deuda pública y bancos centrales acomodaticios.
Pero no se puede descartar del todo que, buscando otros resultados, este sea el que se obtenga. Es desde luego muy tentador para los Estados endeudarse sin límites y que el BCE monetice la deuda, sobre todo ahora que hay argumentos poderosos (economía que no despega, necesidad de rescatar a Grecia, conveniencia de tipos bajos para ayudar a banca y deudores...). A los propios alemanes no les debería importar un euro bajo, siempre les beneficiará como exportadores.
Tengo mucho miedo por el euro, claro que el dólar tampoco presenta muchas mejores expectativas. Hoy hemos sabido que en el 1Q, el 96,5% de todas las hipotecas creadas en EEUU fueron respaldadas por agencias estatales. La situación dista mucho de la normalidad y en año de elecciones es difícil que se tomen decisiones duras pero necesarias.
Un saludo

#6

Re: Sobre Grecia, el Euro, y ¿Quién rescatará a los rescatadores?

Igualmente comparo tu opinión. A mi entender, el razonamiento entre comillas citado por ti no lo encuentro válido dentro de mis razonamientos. Cualquier país puede iniciar una inflación, que luego no es tan fácil de parar. Es sobre la situación real, sobre la que hay que razonar. La realidad es que hay que hacer frente a las deudas, y las posibles salidas que tiene un gobierno para ello ya las conocemos:
a) la declaración en quiebra de un estado; no se paga la deuda.
b) que los acreedores renuncien a un porcentaje de la deuda, por ejemplo un 30% o un 60%, o se les ofrece nuevo dinero, a cambio de un plan de austeridad, permitiendo así al estado seguir atendiendo sus pagos (se correspondería con lo que se conoce como una ayuda a una salida de la crisis).
c) La (hiper) inflación.

Cualquiera de estas tres salidas es posible. Pero ¿cuál es la más probable y en que momento?.
Bajo la hipótesis de que en un sistema capitalista el poder financiero coloca a los políticos de turno para que actúen conforme a sus mandatos, resultaría difícilmente entendible que deseen hoy hiperinflacionar, haciendo que su patrimonio pierda valor. Lo que hoy (primero) harían, sería inducir una deflación para hacer caer los bienes tangibles; a continuación compraría éstos con el dinero, para posteriormente dar paso a la (hiper)inflación. Así es el juego del capitalismo. Este es un escenario que barajo (cuando hay algo que no se por dónde va a dirigirse, pienso en que salida le vendría mejor al capitalista).

Por ello digo que el desarrollo sería: primero deflación y a continuación (hiper)inflación.

Países dentro del marco de la unión europea no veo nada fácil la salida mediante hiperinflación.

En el caso de Grecia, se está tomando la salida b), que lo que pretende es que en los próximos tres años pueda atender sus pagos y pueda ir adaptándose a los criterios marcados en el seno de la EU. Ya veremos en que medida el tiempo puede curar el daño hecho.

Estoy prácticamente de acuerdo con todo lo que expones. Hace años que el dólar no me ofrece confianza. Prefiero el Euro con todas sus dificultades, aunque existen otras divisas refugio en las que poder diversificar el patrimonio.

Gracias por tu comentario.

Un saludo,
Valentin

#7

Re: Sobre Grecia, el Euro, y ¿Quién rescatará a los rescatadores?

Parece que todo se decanta por el plan B. Con una considerable rebaja para empezar de pensiones, salarios de funcionarios y cogelación salarial en el sector privado para los que tengan la suerte de conservar el empleo, el consumo tiene que resentirse aún más y poca hiperinflación puede haber en estas condiciones al menos en el corto plazo.

La quita en la deuda está a la vuelta de la esquina y puede que no se conformen con eso y decidan meter la mano en los depósitos bancarios.

También creo posible una devaluación del euro, pero el dolar también puede hacer lo mosmo y los que tienen el poder de decisión sobre el resto de divisas no se van a quedar de brazos cruzados.

Transcurrido un tiempo de bajo consumo y deflación, cuando las cosas empiezen a recuperarse, la hiperinflación no es descartable.

#8

Re: Sobre Grecia, el Euro, y ¿Quién rescatará a los rescatadores?

Estoy en sintonía con tu comentario.

Saludos,
Valentin

Te puede interesar...

- No hay entradas a destacar -

- No hay entradas a destacar -

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar