Rankia USA Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal
Acceder

Salvar al euro es el objetivo equivocado

2 respuestas
Salvar al euro es el objetivo equivocado
Salvar al euro es el objetivo equivocado
#1

Salvar al euro es el objetivo equivocado

08.11.2011 Gideon Rachman. Financial Times 0 A medida que el buque europeo se encamina hacia las rocas, a los oficiales al mando les están tirando por la borda. Esta semana podrían caer los primeros ministros de Grecia e Italia. Pero los líderes europeos insisten en que el euro permanecerá eterno y en todas las cumbres afirman que Europa hará “todo lo que esté en sus manos” para conservarlo. Sin embargo, estas promesas repetidas revelan que existe una confusión peligrosa.

El euro no es un fin en sí mismo, sino que es tan sólo un instrumento para promover la prosperidad económica y la armonía política en Europa. Pero ahora que se ha visto que está haciendo precisamente lo contrario, ha llegado la hora de pensar no en qué hacer para salvarlo, sino en qué hacer para acabar con él, o al menos para permitir que los miembros más débiles salgan de él.

Por motivos de orgullo, miedo, ideología y supervivencia personal, para los líderes europeos es extremadamente duro aceptar que el euro constituye una gran parte del problema. En lugar de ello buscan otras explicaciones para la crisis económica. Hay países que no han cumplido las reglas y que han mentido. Europa necesita nuevas estructuras políticas. Los mercados son irracionales. Todas estas explicaciones tienen parte de verdad, pero no llegan a la raíz del problema. La eurozona, compuesta por países con niveles de desarrollo económico distintos y culturas políticas muy diferentes, tiene graves errores de base.

El euro ha contribuido a crear y mantener la crisis en Europa. Provocó que los tipos de interés bajaran considerablemente, lo que animó a Italia y Grecia a pedir prestado dinero de forma incontrolada. Pero ahora no pueden recurrir a la inflación o a la devaluación para hacer frente a sus altos niveles de deuda porque el euro lo impide.

Cuando en 2009 se vio por primera vez que Grecia tenía problemas graves, la UE se fijó dos objetivos: resolver el problema de la crisis griega y convencer a los mercados de que Grecia era un caso aislado que no tenía nada que ver con el resto de la eurozona. No ha cumplido ninguno.

Grecia es un caso extremo, pero es un caso único. Italia tiene muchas de las características que han causado la crisis griega: evasión generalizada de impuestos, una enorme deuda pública y un sistema político basado en las influencias. Y si llega un momento en que necesite un rescate, puede que ni la UE ni el FMI tengan suficiente dinero para satisfacer sus necesidades.

Por otra parte, Irlanda y Portugal ya han tenido que aceptar rescates y podrían volver a sufrir de nuevo una desestabilización. Está claro que España es vulnerable. Y Francia no ha conseguido tener un equilibrio presupuestario desde la década de 1970.

Las soluciones que proponen los que dicen que “hay que hacer todo lo posible para salvar al euro” son cada vez menos creíbles. Si todo va según lo previsto, Grecia reducirá su deuda a una cantidad equivalente al 120% del PIB a finales de esta década. Y ese es el escenario optimista.

También dicen que Italia convencerá a los mercados de que vuelvan a concederle créditos a un interés del 2% y que el Banco Central Europeo comprará bonos basura de Italia sin límites durante todo el tiempo que sea necesario. Nada de esto es creíble.

A nivel político se dice que la solución a largo plazo de los problemas del euro es la unión fiscal, pero esto se tardaría décadas en conseguir. Además, la crisis actual ha puesto de manifiesto que existe una falta de solidaridad a nivel europeo.

Es cierto que la ruptura del euro sería muy difícil y peligrosa. Las fugas de capitales y los impagos de las deudas en los países que salieran del euro podrían provocar el hundimiento de muchos bancos y un caos a nivel político y económico.

Por otra parte, algunos afirman que la destrucción de la moneda única destruiría a la UE. Pero Europa consiguió unos logros muy importantes -como el mercado único, los viajes sin fronteras y la cooperación en política exterior- antes del euro y estos avances sobrevivirían a su desaparición. En lugar de insistir en que la ruptura del euro es impensable, los líderes de Europa tienen que empezar a hacer planes por si sucede

Fuente Expansion

#3

Re: Salvar al euro es el objetivo equivocado

El euro no es un fin en sí mismo, sino que es tan sólo un instrumento para promover la prosperidad económica y la armonía política en Europa. Pero ahora que se ha visto que está haciendo precisamente lo contrario, ha llegado la hora de pensar no en qué hacer para salvarlo, sino en qué hacer para acabar con él, o al menos para permitir que los miembros más débiles salgan de él"
Si los políticos actuales tuvieran el poder de devaluar la moneda, estaríamos en una crisis mucho más profunda.

#4

Re: Salvar al euro es el objetivo equivocado

Hola,te pregunto por tu avatar. ¿Eres corredor de fondo??

Te puede interesar...

- No hay entradas a destacar -

- No hay entradas a destacar -

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar