Rankia USA Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal
Acceder

Knownuthing

Rankiano desde hace alrededor de 11 años
--
Publicaciones
Recomendaciones
315
Seguidores
Posición en Rankia
Posición último año
Resumen
Artículos 67
Respuestas 5276
Comentarios 1453
Recomendados 3047
Guardados 77
Temas 111
26/07/20 13:15
Ha comentado en el artículo El sol y el cambio climático. Un ejercicio práctico
Hola Js.Rub2020,No te preocupes, la gráfica es compleja. El porcentaje de petrología lo midieron Gerard Bond y colaboradores en los núcleos (testigos) extraídos del fondo del mar y corresponde al porcentaje de materia constituída por fragmentos de piedra que se originan en los glaciares de Islandia, Groenlandia y otros sitios y son arrastrados por los icebergs y van cayendo al fondo del mar según se van fundiendo y son enterrados por los sedimentos. Entre el 0 y el 18 % de la materia tiene este origen, y cuanta más hay, más icebergs hubo. La escala está invertida como se indica en la doble flecha.La casilla morada corresponde a un periodo donde dejan de coincidir los picos y valles de las tres mediciones, y por ello digo que se ajustan mal. Es un periodo donde se rompe la relación entre la actividad solar y el clima, por causas desconocidas. De hecho cabe especular que este desajuste fue lo que permitió que pasaran más de 500 años sin un serio empeoramiento del clima lo que podría estar relacionado con que el Imperio Romano durara tanto. Tuvieron suerte con el clima porque el ciclo milenario dejó de actuar.Hay otros factores que hacen que las mediciones tengan que interpretarse de forma relativa, no absoluta. En el caso de los icebergs (curva azul), hasta el 5000 AP tuvo lugar el óptimo climático del Holoceno con temperaturas más altas en el hemisferio norte al tiempo que se terminaban de fundir las placas glaciares lo que produjo un nivel de icebergs más alto. En el caso del monzón, la zona de convergencia intertropical también se desplazó or los cambios en la órbita de la Tierra, alterando la intensidad de los monzones en cada sitio concreto. En el caso de la actividad solar la curva roja representa la intensidad de la periodicidad milenaria, no de la propia actividad. La reconstrucción de la actividad la tienes en la figura 4. Durante el PCR y el PCM la actividad fue alta, destacando una ausencia total de grandes mínimos solares.
ir al comentario
18/07/20 10:12
Ha comentado en el artículo Segunda ola de COVID-19
Que las autoridades sigan haciendo mal las cosas no es ninguna sorpresa. ¿Por qué habríamos de esperar otra cosa? Sin embargo los medios de comunicación han pasado del negacionismo total de "esto es solo una gripe" y "aquí habrá unos pocos casos" al alarmismo del estado de pánico por los brotes. La realidad no es reflejada por los medios. Los casos que se detectan ahora no son equivalentes a los casos que se detectaban en marzo y hay dos indicios que lo dejan muy claro:1. El porcentaje de asintomáticos que se detecta es muchísimo más alto.2. La media de edad de los contagiados ha bajado a 50 años o menos.A finales de febrero y principios de marzo cuando yo tenía los pelos de punta la enfermedad se duplicaba cada 3 días y solo se estaba viendo la punta del iceberg. Ahora tarda en duplicarse unas dos semanas y se está mirando a toda la demografía del contagio. ¿En serio crees que la R no ha caído en picado y ese estudio no es comparable a los estudios de antes del confinamiento? Los supercontagiadores tienen la misma capacidad de contagiar, pero la población no se comporta como una población no expuesta (naive). La población que se protege efectivamente se comporta como si fuera resistente a la infección.Ahora la gente mayor se protege de manera correcta y las medidas tomadas (cierres de macroactos, limitaciones de aforo, medidas de distanciamiento social) tienen un efecto evidente. Las autoridades no van a permitir que la enfermedad llegue a niveles ni de la décima parte de los que llegó a tener el 14 de marzo.Pese a que muchos consideren que este es un blog apocalíptico, en realidad es un blog de análisis de riesgos atípico. Ya estamos en escenario 3. El coronavirus ha llegado para quedarse y parte de aprender a convivir con él es rechazar el alarmismo con el que nos asaltan desde los medios de comunicación de masas. Los que pensaban que el coronavirus se superaría en verano estaban equivocados, pero también lo están los que piensan que estamos en una situación malísima y descontrolada. La sociedad está en un proceso de aprendizaje para convivir con el coronavirus. La obligatoriedad de la mascarilla, por la que yo clamaba a finales de febrero se está instaurando con 5 meses de retraso. En un futuro próximo solo la población de mayor riesgo deberá protegerse activamente, y deberemos aceptar una cuota de muertes por coronavirus, igual que aceptamos una cuota de muertes por gripe.Mi recomendación es que la gente se proteja adecuadamente y haga una vida lo más normal posible sin prestar mucha atención a las noticias. Lo que se nos viene encima es la mayor crisis económica de la historia, y el coronavirus va a perder mucha importancia. Yo estoy de vacaciones en la playa y va a haber un periodo sin artículos por ello. Disfrutad cuanto podáis.
ir al comentario
14/07/20 15:19
Ha comentado en el artículo El sol y el cambio climático. Un ejercicio práctico
No lo creo, Beni. Los eventos tipo Carrington no son predecibles todavía y al parecer son extremadamente raros, del orden de uno por milenio.En cuanto al ciclo solar 25, el artículo en que se basa esa predicción es interesante, y yo ya he leído artículos de Scott McIntosh y Robert Leamon, pero su método es nuevo y está sin probar y como ellos mismos dicen su predicción es contraria a todas las demás. Hay dos métodos probados de predecir la actividad del siguiente ciclo una vez se llega al mínimo. El método de los campos magnéticos polares. Cuanto mayor fuerza tienen en el mínimo, mayor actividad tiene el siguiente ciclo. El método de la intensidad del mínimo solar. Cuanto más dura el mínimo y más días tiene sin manchas solares menos actividad tiene el siguiente ciclo. Otros métodos suelen dar mal resultado. Ambos coinciden en indicar que el ciclo solar 25 será similar al SC24 en actividad. La predicción de un ciclo muy activo por tanto no es fiable.Yo he desarrollado mi propio modelo de actividad solar basado en los ciclos solares y también me da que la actividad de SC25 debería estar entre la de SC24 y SC23, y no debería ser en ningún caso ni muy activo ni muy poco activo.Modelo de actividad solar basado en los ciclos solaresEn la figura la parte a) es el registro de actividad y la parte b) la proyección de mi modelo hacia adelante y hacia atrás. No es muy preciso, pero la predicción de actividad solar es complicada y son muy pocos los que se atreven a predecir varios ciclos en el futuro. Hay mucha gente que dice que nos dirigimos a un gran mínimo solar. Mi modelo no lo predice, porque de acuerdo a los ciclos solares no toca.
ir al comentario
13/07/20 07:53
Ha comentado en el artículo Segunda ola de COVID-19
Los científicos aún no han determinado la posibilidad a nivel poblacional de recontagios y recidivas. Lo que está demostrado es que ha habido gente, muy poca, que tras haber pasado la enfermedad y dar negativo en PCR vuelve a dar positivo al cabo de un tiempo. Se especula con que la enfermedad pueda esconderse en el digestivo, dada su prolongada presencia en heces. Pero no se pueden descartar las reinfecciones. Hay quien pasa la enfermedad y muy pronto presenta un nivel de anticuerpos muy bajo, y quienes no desarrollan apenas anticuerpos pero presentan respuesta celular contra el virus. Nadie sabe si están adecuadamente protegidos o no.En cuanto a la mascarilla al aire libre, está claro que si se guarda la distancia de seguridad no es necesaria. Pero también sabemos que la distancia no se guarda, y en un corrillo de jóvenes charlando al aire libre el contagio, más que posible, se vuelve probable, a través de las gotitas producidas al charlar, reir y gritar. En Japón y Corea ha sido habitual ver gente que lleva mascarilla al aire libre en temporada de gripe para protegerse, así que yo no lo veo tan descabellado.En lo demás muy de acuerdo. Es preocupante el ínfimo grosor del barniz que representan nuestras libertades democráticas y que a la gente le parezca bien que se tiren por la ventana para salvaguardar la seguridad a criterio de los que mandan. Por el hecho de tener coronavirus no se puede privar a una persona de su derecho al voto. Es responsabilidad de las autoridades establecer las condiciones para que puedan votar sin riesgo para nadie, lo cual no parece muy difícil.
ir al comentario
13/07/20 07:32
Ha comentado en el artículo Segunda ola de COVID-19
El virus, como organismo biológico simple, es bastante predecible. Por eso yo pude definir sus posibles escenarios en enero y la emergencia de la pandemia en febrero, y por eso en mayo dije que no iba a presentar un factor estacional y que una segunda ola en verano es perfectamente posible. El comportamiento de la gente, sin embargo, no es tan predecible y menos para mí. Por eso terminé el artículo diciendo que depende de nosotros.Los países que están teniendo una segunda ola mayor que la primera son los que lo hicieron mejor al principio y consiguieron parar mejor el virus mediante medidas sanitarias, políticas e información de la ciudadanía. Lo que está pasando es que la gente se relaja y descuida, particularmente en los sitios donde la pandemia tuvo una menor incidencia. La protección constante es una carga pesada que gran parte de la población de menor riesgo no ve la necesidad de asumir.La información que se le ha dado a la gente es muy deficiente. La inmunidad frente a los coronavirus de los catarros ni es muy efectiva a nivel individual ni de larga duración. La respuesta inmunológica es compleja y variable de persona a persona. Es posible tener anticuerpos y no estar bien protegido o no tenerlos y sí estarlo a través de la respuesta inmunológica celular. Y es posible dejar de estar protegido en 9 meses, a tiempo de volver a infectarse en el siguiente invierno.Yo me temía hasta cierto punto que unas autoridades que demostraron una ineficacia absoluta a la hora de protegernos de una epidemia que tuvo amplio preaviso no fueran a ser muy eficaces a la hora de contener los inevitables brotes que se iban a producir tras el confinamiento. No obstante está claro que la situación es muy distinta. Hay una serie de factores que limitan las expansión del virus: (1) Se testa a todo el que presenta síntomas y se hace un seguimiento de los contactos de los positivos. (2) La gente ya sabe como protegerse del virus y ya sabe lo que éste puede hacer. (3) El verano ayuda al reducir la supervivencia del virus fuera del organismo. (4)  La vida al aire libre reduce el número de contagios. (5) Los mayores niveles de vitamina D hacen a la gente más resistente al virus. (6) Existe un pequeño porcentaje de la población con inmunidad.Todo ello hace que inevitablemente el factor de reprodución del virus sea menor que en febrero-marzo. Incluso aunque las autoridades sigan a su nivel de incompetencia habitual y se llegue a un nivel de contagios bastante superior al actual, mi opinión es que la enfermedad no va a llegar a un crecimiento exponencial desatado que sobrepase la capacidad del sistema sanitario durante el verano y el inicio del otoño. Como he dicho el virus es fácil de predecir. Tiene una R0 de en torno a tres, es decir que ante una población completamente susceptible un infectado contagia de media a 3 personas. En realidad los supercontagiadores son responsables de la mayoría de los contagios. Si más del 66 % de la gente se protege adecuadamente (mascarillas, lavado de manos, evitar reuniones y aglomeraciones en espacios cerrados), la tasa de reproducción media del virus R cae por debajo de 1 y aunque pueda seguir habiendo múltiples brotes, estos no dan lugar a una situación de crecimiento exponencial descontrolado. Sobre lo que pasará a partir de octubre no vale la pena especular. Habrá que ver primero como evoluciona la situación y cuanto más aprendemos sobre el virus.
ir al comentario
08/07/20 18:29
Ha comentado en el artículo El sol y el cambio climático. Un ejercicio práctico
como seguidor también de Turiel en su blog desde hace un par de años me cuesta pensar que vaya tan erradoPues esto es como lo de Lamarck, o se heredan los caracteres adquiridos y tiene razón o no se heredan y no la tiene. O el CO2 es el control principal del clima o no lo es. Y el pasado nos dice que no lo es.El problema es que en ciencia el nivel de especialización es muy grande y cada uno está en su diminuta parcela y no se dedica a comprobar si los científicos de otros campos lo están haciendo bien o no. Durante décadas a mí ni se me ocurrió dudar que los climatólogos pudieran estar equivocados. Uno asume y acepta la ciencia que no puede comprobar personalmente. Es una postura razonable. Lo que no debe hacer un científico es defender (o atacar) el trabajo de otros sin haberlo comprobado personalmente.Por ejemplo Dana Royer, uno de los mayores expertos en los niveles de CO2 en el pasado remoto (es el pope del campo), en el capítulo 6.11 del Tratado de Geoquímica, titulado "CO2 y O2 atmosférico durante el fanerozoico: herramientas, patrones e impactos" dice textualmente: "Hay un fuerte acoplamiento de CO2-temperatura durante el Cenozoico (ver también Beerling y Royer, 2011)". Y en su artículo de 2006 "Umbrales climáticos forzados por CO2 durante el fanerozoico" dice textualmente: "El Eoceno tardío hasta la actualidad [últimos 38 millones de años] es el ejemplo más claro en el fanerozoico de un acoplamiento positivo a largo plazo entre el CO2 y la temperatura".Así que yo me voy a Beerling & Royer, 2011, "Historial convergente del CO2 cenozoico", y me bajo su base de datos de CO2 y digo vamos a verlo. Me bajo también la reconstrucción de temperaturas del Cenozoico de Zachos et al., 2001. Todo ello es muy entretenido (un par de días de trabajo en las horas libres), pero el resultado de comparar ambos datos es el siguiente:La línea roja es la reconstrucción de la temperatura a partir del isótopo de 18O, mientras que la línea negra es la reconstrucción de los niveles de CO2. Lo realmente sorprendente es que Royer diga que hay un fuerte acoplamiento positivo. Ambos descienden, pero no hay la más mínima correlación. De hecho si se traza una línea recta entre ambas curvas durante los últimos 50 millones de años muestran una imagen especular la una de la otra. Entre 50 y 43 Ma la temperatura cae y el CO2 sube. Hace 34 Ma se congela la Antártida y la temperatura cae en picado, mientras que el CO2 se dispara. Entre 34 y 15 Ma (Oligoceno y primera mitad del Mioceno) la temperatura se recupera hasta niveles anteriores a la congelación de la Antártida, pero el CO2 se hunde a niveles como los actuales (que son más bien bajos). En los últimos 15 millones de años la temperatura se hunde en la glaciación y el CO2 sin embargo se mantiene.Me resulta incomprensible que todo el mundo le diga amén a Dana Royer y nadie le llame a capítulo y le diga que sus propios datos apoyan la hipótesis contraria a la que él defiende, que el CO2 y la temperatura no correlacionan durante el Cenozoico. Pero lo que pasa es que Dana Royer sufre de un caso grave de sesgo de confirmación y la gran mayoría de los científicos se fía de lo que él dice sin comprobar los datos. Y si lo hacen no se atreven a publicarlo porque a ver quien se enfrenta a Dana Royer y sobrevive académicamente para contarlo.La realidad es que el CO2 y la temperatura no correlacionan prácticamente nunca durante la historia del planeta. Correlacionan durante las glaciaciones del Pleistoceno, pero como sabemos que están causadas por los cambios orbitales de la Tierra, lo que indica esa correlación es que el CO2 sigue a la temperatura y no al revés.No se trata de que Turiel vaya errado, es que no se ha tomado la molestia de comprobar la realidad de los datos y yo sí. Él se fía del trabajo de otros como Dana Royer que no son honestos y presentan las cosas al contrario de como son y yo no. Yo soy escéptico por entrenamiento y no me fío de nada que no venga apoyado por la evidencia.
ir al comentario
08/07/20 03:22
Ha comentado en el artículo El sol y el cambio climático. Un ejercicio práctico
Todas estas noticias alarmistas, como un supuesto récord de calor en el Ártico, forman parte de una campaña de desinformación bien orquestada, como exponía en mi artículo "La emergencia climática no existe, pero nos la van a cobrar".En este caso consiste en presentarnos como algo único, alarmante y peligroso algo que ha sucedido anteriormente, lo que se le oculta a la gente.Chicago Sunday Tribune 1957-07-14En el Chicago Tribune del 14 de Julio de 1957 informaban que en la ciudad de Vorkuta en el Círculo Ártico habían sobrepasado los 38 °C todos los días durante una semana, en una época en que la temperatura del planeta era supuestamente mucho más baja y los niveles de CO2 mucho más bajos. Hay que recordar que el termómetro es una tecnología del siglo XVIII. En 1957 se sabía medir la temperatura.Está claro que no es como nos lo cuentan y que todo vale con tal de asustarnos y vendernos una emergéncia climática.
ir al comentario
08/07/20 02:47
Ha comentado en el artículo El sol y el cambio climático. Un ejercicio práctico
Te respondo yo también porque tu postura es la de la mayoría y es desde luego respetable,Leo a Turiel o Artxebala y me parece razonable lo que exponen acerca del cambio climático, y creo sinceramente que están convencidos de todo lo que escriben y que no tienen conflictos de intereses.Nadie discute que sea razonable y que quien lo propone esté convencido, pero la única cuestión relevante es si es cierto o no. Porque estaremos de acuerdo en que en el pasado grandes lumbreras de la ciencia sostuvieron opiniones equivocadas que eran aceptadas por el común de los científicos como ciertas y no lo fueron.La mayoría de la gente oye hablar de la ciencia casi a diario, pero el método científico es muy desconocido, cuesta mucho de aprender y mucho más de asimilar porque requiere vencer multitud de sesgos cognitivos muy arraigados en el ser humano por su utilidad durante la evolución. La ciencia requiere confirmación, pero si piensas que un león te está acechando esperar confirmación no es lo recomendable para transmitir los genes. Por eso dominar el método científico requiere un largo y duro entrenamiento durante el que cambiamos nuestra manera de pensar natural, no es solo aprender herramientas matemáticas. Y aunque parezca mentira muchos científicos no llegan a dominar bien el método científico y son presa de sus sesgos cognitivos. Uno de los más perniciosos es el sesgo de confirmación en el que damos más valor a la evidencia que confirma nuestra hipótesis que a la que la desmiente.En ciencia no se puede demostrar que algo es cierto, y esto es lo que más confunde a la gente. Lo único que se puede demostrar en ciencia es que algo es falso. Por ello la evidencia que apoya nuestra hipótesis es relativamente poco útil por mucho que se amontone (sin ella la hipótesis carece de verosimilitud). La evidencia más importante en ciencia es la contraria a la hipótesis, porque es la única que puede demostrar que la hipótesis  es falsa. La hipótesis más popular del clima, "la hipótesis del CO2", es que el incremento de CO2 ha causado todo o la gran mayoría del calentamiento observado desde 1950 (cuando se disparan las emisiones). El IPCC dice que el incremento de CO2 ha causado el 120 % del calentamiento pero la polución ha causado enfriamiento dejándolo en el 100 %. Esta postura tan extrema no es apoyada por la mayoría de los científicos, que sí creen que el CO2 ha causado más del 66 % del calentamiento observado. Definida así la hipótesis del CO2, la hipótesis nula a la que tiene que vencer demostrando que es falsa es lo contrario, es decir que el CO2 ha causado menos del 66 % del calentamiento observado y para ello debe demostrar que otras causas no pueden haber contribuido más de un 33 % al calentamiento observado. Está claro que aún no lo ha hecho y hay bastante evidencia que contradice "la hipótesis del CO2". La hipótesis de que el CO2 ha contribuido en parte al calentamiento (menos del 66 %) no es normalmente discutida. Casi todo el mundo acepta, incluido yo, que el aumento de CO2 contribuye al calentamiento, aunque no sepamos cuanto. Que quede claro que si uno cree que el CO2 ha causado solo la mitad del calentamiento pasa a engrosar las filas de un subgrupo de negacionistas denominados "los tibios" (lukewarmers), atacados desde ambos extremos.En ciencia solo nos creemos lo que está demostrado, y la hipótesis del CO2 no está demostrada (no ha demostrado que su hipótesis nula sea falsa). El calentamiento es un diferencial de energía que no lleva marca de origen. Que el calentamiento se produzca a la vez que el incremento de CO2 no demuestra que ese sea el origen, y para colmo de males ni siquiera eso se produce. El calentamiento comienza en 1976, hasta entonces había enfriamiento a pesar del fuerte aumento de CO2 desde 1950.El problema se complica doblemente porque el clima es lo que se denomina un "problema perverso" (wicked problem), es decir un tipo de problema o ámbito de estudio que resiste hallar su solución por mucho esfuerzo que le pongamos, como la emergencia de consciencia a partir del funcionamiento del cerebro. Como neurobiólogo molecular yo he estudiado este segundo problema y llevamos muchas décadas intentando hincarle el diente sin mucho progreso, a pesar del desarrollo de técnicas de imagen fantásticas. El reduccionismo no permite solucionar los problemas perversos. La segunda complicación es que la climatología no es una ciencia experimental. No se pueden hacer experimentos con el clima (más allá de emitir un huevo de CO2 y ver que pasa). Es una ciencia observacional en la que a partir de las observaciones se hacen deducciones. Los climatólogos se han autoconvencido de que pueden hacerla experimental utilizando modelos de ordenador, pero se autoengañan. Los modelos climáticos no están validados, un proceso destinado a confirmar que funcionan correctamente y que no están basados en suposiciones que puedan no ser ciertas. El resultado es que aunque reproducen razonablemente bien el clima del siglo XX (se les fuerza a ello), no producen predicciones fiables y fallan. Un ejemplo es la reducción de la velocidad de calentamiento en el siglo XXI, algo que con las emisiones masivas que han tenido lugar no debería haber pasado.El software MACS del Boeing 737 MAX tenía la capacidad de bajar el morro del avión y a pesar de haber sido validado y probado bajo las estrictas regulaciones de la industria aeronáutica causó dos accidentes matando a 346 personas. Con los modelos climáticos se pretende subir a todo el mundo a un avión con un software que nadie ha validado. ¿Qué puede salir mal?Artxebala dice (y puede que tenga razón) que hace 2 millones de años que nose alcanzaban los niveles de CO2 que tenemos ahora, pero eso se puede aplicar a todos los productos o residuos de nuestras actividades. La fijación de Nitrógeno para producir fertilizantes supera los 100 millones de toneladas al año y se piensa que la fijación humana de nitrógeno supera ya a la natural. Esto tiene consecuencias negativas como la contaminación, y positivas porque nos mantiene vivos. Está claro que en 2 millones de años no ha habido tanta fijación de nitrógeno. Por lo tanto la cuestión más relevante no es cuanto hay sino qué efectos tiene. Los efectos negativos del incremento del CO2 son hipotéticos, los positivos son muy reales. Como dice Soynilo, más de la mitad del CO2 que ponemos en la atmósfera va a parar inmediatamente a la biosfera, que está experimentando un crecimiento inusitado. La fijación de carbono por las plantas en tierra se ha incrementado en un 30 % desde 1900. Eso significa más plantas, más animales y más personas. Dos ejemplos:Haverd et al., 2020. Fertilización con CO2 mayor de la esperada inferida a partir de observaciones globales de superficie foliarWinkler et al., 2019. Los modelos del sistema terrestre subestiman la fijación de carbono por las plantas en las altas latitudesFinalmente los científicos alarmistas y activistas nos dicen que tenemos que creerles y eso significa que no tienen la evidencia para demostrar que lo que dicen es cierto. A mí me parece muy bien que cada uno tenga sus creencias pero la ciencia no va de eso. Por eso no pienso que nadie tenga que creerme a mí en vez de creer a Turiel o a otros. Por eso en este artículo pongo los datos tal cual salen en los artículos científicos, para que cada cual vea por si mismo si apoyan o no apoyan lo que nos dicen los defensores de la hipótesis del CO2, que los efectos directos e indirectos de los cambios de actividad solar pueden ser descartados como causa de una parte importante (>33 %) del calentamiento observado. Lo que no termino de entender es que gente como Turiel, que se supone que como científico conoce el método científico, califique de negacionista a alguien como yo que es profundamente escéptico de una hipótesis que aún está por demostrar. El negacionismo no existe en la ciencia. Es un término de historiadores. Yo creo que él no se ha mirado bien las bases y los datos de la hipótesis del CO2 y de sus alternativas y es culpable de algo peor en un científico, la credulidad. No olvides que los crédulos siempre están convencidos.
ir al comentario
03/07/20 07:29
Ha comentado en el artículo El sol y el cambio climático. Un ejercicio práctico
(Turiel y otros) afirman que los científicos ya han incorporado todos estos datos a sus estudios y que obviamente tienen en cuenta el efecto que los ciclos solares producen sobre el clima.O mienten o no saben de que hablan. La mayor parte de lo que comento en el artículo no se puede incorporar a modelos matemáticos por que ni se sabe el mecanismo de acción ni se puede cuantificar. Los modelos están basados en la energética del clima e incorporan los cambios en irradiación solar así como los efectos sobre la troposfera que se pueden medir, fundamentalmente cambios de presión atmosférica. La estratosfera está muy pobremente representada en los modelos. El ozono estratosférico está, pero la circulación cuasi-bianual o no está o no funciona bien, y los modelos no son capaces de decir si el ozono va a subir o va a bajar bajo las condiciones supuestas. De todo el tema de los ciclos seculares solares que hablo en el artículo no hay nada en los modelos. Nadie sabe qué los causa ni como ejercen su efecto y por lo tanto no se pueden poner en ecuaciones, pero es que además la gran mayoría de los climatólogos empieza negando que existan a pesar de la evidencia.Respondiendo también a Comstar, cuando los modelos que se usan para predecir el clima del futuro se hacen funcionar en el Holoceno no son capaces de reproducir el clima del pasado. Liu et al., 2014 "El enigma de la temperatura del Holoceno" muestran que según los modelos desde el año 6000 antes del presente la Tierra se debía haber calentado debido al incremento de CO2, y sin embargo la Tierra se ha venido enfriando durante los últimos seis milenios según todos los indicadores climáticos. Es un indicio claro de que el papel del CO2 está magnificado en los modelos y tiene mucho menor efecto del que se cree.Que se funda el hielo marino no causa una subida del nivel del mar. Es como los cubitos de hielo de un vaso, que cuando se funden no hacen que el líquido se salga del vaso. Groenlandia es un tazón con los bordes elevados porque se ha hundido debido al peso del hielo y su balance de masa superficial es positivo, cada año se añade más nieve en su superficie de la que se funde. Si Groenlandia pierde masa es por los icebergs, pero al ser un tazón el casquete de Groenlandia no puede perder una parte sustancial de su masa de esa manera, como dice Soynilo. El derretimiento de Groenlandia no supone un peligro porque no puede pasar, seguirá aportando poco más de un mm por año. En cuanto a la Antártida los científicos aún discuten si está perdiendo masa o no, porque se está enfriando y el calentamiento se refiere sobre todo a la península. Yo no veo motivo para preocuparme. Una extrapolación de la subida del nivel del mar da 30-40 cm para final de siglo y los climatólogos tan aficionados a extrapolar en este caso tiran la casa por la ventana y se inventan un crecimiento acelerado que los datos no apoyan. Para que te hagas una idea en los últimos 4 años y medio el nivel del mar ha subido solo 9 mm, lo que está bastante por debajo de la media desde el 2000, así que aceleración ninguna.Cuando los científicos afirman que dentro de 50 años la temperatura habrá aumentado x grados si no se detienen las emisiones de  CO2Es pura ficción. Nadie sabe cuanto calienta el CO2. Es lo que se llama la sensibilidad climática y no se ha podido determinar en 40 años ni siquiera de forma aproximada. Una auténtica vergüenza y un fracaso con todo el dinero gastado. Así que cuando dicen que si no detenemos las emisiones la temperatura aumentará x grados se lo están inventando. Y todas sus predicciones anteriores han ido fallando. No tienen vergüenza.
ir al comentario