Rankia USA Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal
Acceder

Miguel de Juan

Rankiano desde hace más de 8 años

Tras trabajar en diversas entidades de banca privada -Morgan Stanley, Citibank, Banif y Barclays Gestion de Patrimonios- en Noviembre de 2007, coincidiendo con la última carta a los inversores que conforman el libro "El lemming que salio raro", decido abandonar la banca privada y dedicarme al asesoramiento de un único vehículo: el fondo Argos Capital FI.

415
Publicaciones
514
Recomendaciones
58
Seguidores
Posición en Rankia
Posición último año
Resumen
Artículos 103
Respuestas 52
Comentarios 258
Recomendados 40
Temas 2
10/03/20 12:58
Ha comentado en el artículo Un nuevo libro
Para que te hagas una idea, Mises comenta- de inicio- que la praxeología "no abarca todas las realidades"... después se olvida de que si la ciencia no abarca todas las realidades éstas no dejan de existir y tener su influencia real en el Hombre, y "porque sí" decide que la praxeología abarca toda la actuación del Hombre. Por su cosmovisión materialista- aquí el padre ya fallecido Manuel Carreira, filósofo, teólogo y astrofísico, tendría mucho que explicarles a los materialistas para que se den cuenta de qué es materia y cuáles son sus límites y cómo en el Hombre concurren hechos que no son explicables por la materia, pero en fin- decide que la praxeología, a la que compara con la lógica y la matemática (cuando se olvida o no quiere recordar que la lógica exige tres principios: El de identidad, el de no contradicción y el de razón suficiente... razón que NUNCA dan, simplemente "porquesí"), abarca sólo el actuar del Hombre SIN valores morales. Por eso su "acción" no lo es, es sólo praxis.
ir al comentario
10/03/20 12:37
Ha comentado en el artículo Un nuevo libro
Hola @xiscom respecto a la praxeología... la verdad es que es una decepción. Básicamnete, como indico en el libro de forma somera, la diferencia es sencillamente de cosmovisión; un error de cosmovisión sobre el Hombre que, mientras Mises comenta en su La acción humana, la praxeología se centra en "todo el actuar del Hombre", insistiendo una y otra vez en su carácter científico, en realidad no es así. La "praxis" de Mises es equivalente a la praxis marxista, ambas materialistas y por ello con una visión del Hombre equivalente- aunque sus conclusiones y métodos o caminos son diferentes- pero en ambos casos es un Hombre castrado de, precisamente, lo que más le hace humano. El libro debería llamarse "La praxis humana" para no confundirla con la verdadera concepción filosófica de la "acción" que, esta sí, incorpora al Hombre en su totalidad, sin lastres. Sobre el cientifismo de estos postulados... en fin, sus premisas son erróneas y nada científicas, más bien y al contrario de lo que Pepe Díaz Vallejo dice en su parte del prólogo sobre mi libro de que no hay porquesíes ni porquenoes, en el caso de Mises, Rothbard y Hayek, lamentablemente sí hay porquesíes... y en la parte fundamental que es en la base de sus postulados. Aparte de las contradicciones en el argumentario, claro... pero en fin, habrá que dejar todo esto para explicaciones más detalladas en un futuro. Un abrazo!!
ir al comentario
27/01/20 11:46
Ha comentado en el artículo Un nuevo libro
Hola Siames... como dices esa mezcla- que por ejemplo también denuncia Pepe Díaz Vallejo en su contribución al prólogo que le agradezco enormemente- es uno de los errores que trato de comentar en el libro. Una cosa es que haya postulados económicos que puedan ser más o menos adecuados dentro de la Escuela Austríaca (aunque como digo en el libro, creo que SON MÁS CORRECTOS los equiparables de la Escuela de Salamanca, como la teoría subjetiva del valor), y con los que uno puede estar más o menos de acuerdo... pero, por supuesto, el value investing (o cualquier otro método de inversión: el análisis técnico, la gestión pasiva, el tirar una moneda al aire o la que se os ocurra) no necesita de ninguna escuela de pensamiento económica. Ni siquiera de la Escuela de Salamanca. Es posible que, como digo, algunos postulados económicos me puedan parecer más razonables que los de otras escuelas de pensamiento económico, pero nada más. El problema, como indico a lo largo del libro, no son los postulados económicos- aunque, insisto, veo más adecuados, correctos los de los escolásticos de Salamanca- sino el resto de la ideología liberal, que como explico en el libro realmente ya estamos hablando de libertarianismo, que trata de subirse al mismo carro. En ese sentido el problema es que utilizar una palabra hermosa como es "libertad" hace a muchos pensar que o la defiendes por encima de TODO o no eres "defensor de la libertad" y, poco menos, te conviertes en un tirano o algo parecido. Lógicamente la cuestión no está en la palabra en sí misma... si no en el significado que le demos. En el libro muestro cómo Rothbard basa su argumentación en mentiras y tergiversaciones y cómo el libertarianismo al poner la palabra "libertad" por encima de todo la ponen por encima de la Verdad y con ello terminan llegando a posturas aberrantes. En realidad, su "libertad" (la del liberalismo actual que ha perdido su esencia como defienden varios pensadores liberales como el ex senador Marcello Pera) no es libertad sino "licencia" y la diferencia es fundamental. De la misma forma que es fundamental el error de base de Mises y su praxeología que en el título de su obra cambia por la palabra "acción" como si praxis y acción fueran iguales... y no lo son. El error es de cosmovisión sobre el Hombre... de ahí que se llegue a posturas tan alejadas de los escolásticos de los que se pretenden ser seguidores (Rothbard, Hayek y los españoles; Mises si no recuerdo mal ni conoce a los escolásticos... los otros dos sólo de fuentes secundarias).
ir al comentario
23/01/20 03:10
Ha comentado en el artículo Un nuevo libro
Bueno... es cierto que es una pena; de hecho, cuando escribí la Carta del Argos en el que exponía mi decepción con lo que pensaba que defendía la Escuela Austríaca/liberalismo uno de los argonautas decidió irse, sin pedirme que le aclarara algo más, porque pensaba que me había vuelto en contra de la libertad. Por ejemplo, en esa triple definición que me haces (profesional, liberal y cristiano)... yo no veo problema ya que, como le dijo el papa Benedicto XVI al ex senador italiano Marcello Pera "la esencia del liberalismo es cristiana" (de hecho, antes que Locke... ya Francisco de Vitoria- y con él TODA la Iglesia desde el principio del cristianismo- defendía la libertad del Hombre, y Vitoria, en concreto, la libertad del Hombre frente al Estado...algo que, por otra parte, en España y en concreto en León tenemos claro desde antes del siglo XVI... pero los extranjeros desconocen la Historia de España (y muchos españoles) y la que conocen es la Leyenda Negra). Sin embargo, dicho ésto, es cierto- y por eso ponía la palabra libertad entrecomillada en el texto- que hoy por hoy, el liberalismo ha perdido esa esencia cristiana... de ahí que se termine defendiendo una visión del Hombre pretendidamente científica pero que en realidad se queda coja. Parece mentira, porque se supone que la economía al tratar de "números" estamos hablando de matemáticas y por ello puede no tener efectos morales, pero como digo parece mentira pero en realidad la economía es una ciencia social que trata del Hombre y de ahí que la importancia del tipo de cosmovisión sobre el Hombre sea fundamental. La valentía por anteponer la Verdad... bueno, no sé si seré tan valiente! Pero me parece básico. Si queremos construir algo y defender una postura tenemos que hacerlo sobre la Verdad. No sobre la mentira como hace Rothbard de forma burda. A mí no me gusta enterarme de que he estado defendiendo una ideología que pensaba que no defendía la venta de niños o el soborno, por ejemplo y luego ver que sí, que según el camino argumentativo por el que "razonan" terminan defendiendo esas posturas y otras igual de horrendas. Enterarme que todos los ejemplos que ponen para defender su postura "libre de valores morales" son ejemplos meramente económicos (por ejemplo- es mío- comprar un menú Big Mac o comprar un Whopper) mientras a la vez están diciendo que su praxeología afecta a todo el actuar del ser humano y no ponen ejemplos en los que sí hay un aspecto moral. Siempre ponen ejemplos "inocuos", pero el planteamiento de su ética libertaria o de su praxeología es para todo. Eso no está bien... si alguien quiere plantear una ética libertaria para toda la Humanidad y para todo el actuar del ser humano ha de incluir también aquellos casos y ejemplos donde todos veamos los efectos morales y cómo funciona esa teoría suya. La decepción fue grande... y no podía callarme, por mí mismo y por todos aquellos que, al calor del éxito que tiene el value investing como técnica o método de inversión, se ven asediados con toda esta ideología de rondón.
ir al comentario
22/01/20 14:50
Ha comentado en el artículo Un nuevo libro
Hola @unopoleco, gracias a tí. Lo que más me sorprendió al analizar el libro de Rothbard fue lo sencillo de desbaratar su argumentación al encontrarme con la mentira en las que se basa. Es parecido a la sorpresa cuando leo que Hayek había dedicido abandonar (lo intentó, pero no pudo al final pues en el libro La fatal arrogancia aún tiene un desliz) el utilitarismo materialista de su maestro Mises... "porque le llevaba al socialismo". No lo entendía hasta que encontré la diferencia entre la praxis y la acción. Mises usa la palabra "acción" de forma errónea, pues filosóficamente la acción implica al Hombre en su totalidad- incluyendo los aspectos morales-, mientras que la praxis, por el contrario (y aunque Mises se empeña en creer que representa al Hombre en su totalidad... contradiciéndose con otras indicaciones que da en su libro La acción humana), se refiere, como dice el filósofo y eurodiputado Rocco Buttiglione a la acción SIN la parte moral. Como digo y como explico en el libro, el error de los tres es de cosmovisión y por ello unos avanzan más o menos en la senda hacia la locura, el genocidio y el absurdo... Creo que conocer los errores que subyacen a las argumentaciones de estos austríacos (en especial Rothbard) puede ayudar incluso a los propios austríacos o liberales conservadores que sí tienen claro que la faceta moral del Hombre es fundamental... de hecho la frase tan manida de "la mano invisible" precisa, según Adam Smith, de una sociedad virtuosa. Si no no funciona como prevén. La verdad es que me he encontrado grandes sorpresas al escribir el libro, pero lo mejor ha sido redescubrir a los escolásticos. Merece la pena que los volvamos a poner en valor, pues más que austríacos deberíamos llamarnos "seguidores de los escolásticos"... tienen más razón y además su cosmovisión- se sea creyente o no (que a nadie se le exige)- no da paso a la venta de niños, o a considerar que el ser humano lo es cuando lo dice alguien como Mises y no cuando lo indica la biología. Tanto se vanaglorian de "científicos" y se quedan bien lejos. Pero otra idea importante en el libro es conocer realmente qué es la libertad y no confundirla con la licencia que promueve Rothbard y los libertarios (ellos le llaman "libertad" y se denominan "liberales" o libertarios"), pues el que alguien use una palabra hermosa como es la de "libertad" no presupone que realmente esté defendiendo la auténtica libertad. Como escribí en otra ocasión, han puesto la palabra libertad por encima de todo... incluso de la Verdad, haciendo caso a la frase masónica de Zapatero cuando dijo "la libertad os hará verdaderos" y se olvidan de que si la Verdad no está por encima, esa libertad sólo es licencia- como se ve en el libro de Rothbard- ... debemos recordar siempre que es la Verdad la que nos hace libres, no al revés.
ir al comentario
18/11/19 05:00
Ha respondido al tema Argos Capital: Fondos 5 estrellas
Hola Salva, muchas gracias. ....he cerrado hoy la posición tal y como he informado ya a los argonautas. En la Carta del mes lo explicaré con algo más de detalle. Un abrazo a todos
Ir a respuesta
21/10/19 04:23
Ha comentado en el artículo Arca Global: La primera carta del nuevo "Argos"
No... verás (y sobre ésto sé que hay mucha controversia, pero lo he explicado en otras ocasiones y creo que lo tenéis en la Carta de Noviembre de 2015 del Argos)... el que los argonautas sean españoles no me impide a mí invertir en ningún sitio o activo (lo único que no utso son derivados ni apalancamientos). En ese sentido el objetivo, igual que como comentaré mañana en el webinar de Rankia, es seguir el ejemplo de Buffett, Graham, Klarman, Pabrai y demás... batir el mercado que ellos usarían como referencia base (en el caso español el Ibex y con dividendos brutos)... independientemente de si lo logro batir por estar invertido en letras del tesoro o si lo hago por estar cien por cien invertido en bolsa australiana. Eso es lo de menos, lo importante es que de mis decisiones (incluyendo los errores... que los he tenido y los seguiré teniendo) el patrimonio de los argonautas crezca más que de haber estado invertido en el Ibex35 con dividendos brutos reinvertidos.
ir al comentario
21/10/19 03:39
Ha comentado en el artículo Arca Global: La primera carta del nuevo "Argos"
Gracias a ti.... Espero que cuando el Ibex con dividendos brutos (no netos, porque yo me comparo siempre contra el índice con dividendo bruto) lleve una media del 10% ....¡también le siga batiendo! La verdad es que no hay forma de saber qué pasará en el futuro... los argonautas saben que desde el inicio el objetivo real es batir al mercado- en nuestro caso, como españoles, el Ibex con dividendos brutos- en periodos de largo plazo. En este periodo el ínidice lleva una rentabilidad muy pobre si se compara con el S&P500 (3.11% el Ibex y un 12.59% el S&P500)... pero es que también el Eurostoxx50 con dividendos brutos lleva una media muy por debajo del americano- 5.74% anual (nosotros, en la fecha en que escribo un 4.27% de media anual). Ha sido un periodo "raro", el índice americano por encima de su media histórica y los otros muy por debajo. Lo que no voy a hacer en ningún caso es, desde luego, cambiar el índice con el que me comparo... si la foto me sale mal. Veréis: a los tres años le sacaba un montón al índice Ibex35 con dividendos brutos. A los cuatro años y medio, al revés... el índice me daba tortazos... no sabía qué pasaría al cumplir los cinco años... pero no iba a engañar a los argonautas si salía mal. Al final, al cumplirse los cinco años logramos- milagro- batir la índice... por unas décimas, y desde ahí la diferencia anual media ha seguido creciendo (quien sabe, a lo mejor estoy aprendiendo!)
ir al comentario
18/10/19 05:04
Ha respondido al tema Argos Capital: Fondos 5 estrellas
Hola Salva... creo que el profit warning no supone, ni de lejos, un desplome en capitalización equivalente al que está teniendo en bolsa... por lo que acabo de informar a los argonautas de que he aprovechado para comprar un poco más de Renault.
Ir a respuesta
25/09/19 05:14
Ha comentado en el artículo Reflexiones sobre valoración
Hola Siames... dame todos los palos que quieras, no hay problema. A ver, tienes razón, Arcelor NO está cotizando como una net-net. Seguramente me expliqué mal. Digamos que hay dos tipos de empresas en líneas generales (net-net y compounders)... de las primeras no me preocupa su futuro por decirlo de alguna forma, simplemente son empresas mediocres que cotizan baratas en relación a sus activos. Las compounders es su futuro lo que sí me interesa y por ello las podré mantener muchos años. En este caso, Arcelor no cumple el requisito teórico de net-net, pero como le pasaba a Walter Schloss, cuando éstas desaparecieron tuvo que invertir en otras empresas que se les parecía aunque no estuvieran tan baratas como una pura net-net. Si quieres cambia la descripción de Arcelor de net-net a mediocre y barata. Es cierto lo que dices sobre el valor de los activos y el precio del acero... de ahí el ajuste al valor en libros, porque yo no cuento con que pudiéramos sacar a precio de hoy el valor teórico de los activos. Pero creo que un descuento del 50% puede ser suficiente. (Recordad por otro lado que no es una recomendación de inversión, sólo explicaros cómo la veo yo). Respecto a CALM, posiblemente la definición de compounder sea la diferencia... yo la veo como una empresa que sí es capaz de hacer crecer su valor intrínseco en el largo plazo, pese a que no cuente con una gran diferenciación o ventaja (salvo el tamaño) competitiva... pero en su caso, sí creo que será capaz de incrementar su valor intrínseco a largo plazo. A lo mejor hay muchas más clasificaciones de tipos de empresas que se puedan hacer, pero con esas dos me sirve para saber cómo debo empezar a mirarlas. En Mittal, por ejemplo, no la tengo por su futuro, sino porque, pienso, está más barata de lo que se merece. Un abrazo... y gracias por los palos!
ir al comentario