Rankia USA
Acceder
Blog Con los pies en la tierra
Comentarios sobre la industria inmobiliaria en USA

Responsabilidad en inversiones

En la última semana he recibido más correos electrónicos y llamadas telefónicas que nunca antes, y todas preguntando acerca de lo mismo: mis consideraciones acerca del porvenir de la industria inmobiliaria en Norteamérica.

 

Quisiera ser dueño de una bola de cristal que me ayudara a predecir el futuro para complacerlos a todos y de paso saber, con seguridad, que puede suceder; pero lamentablemente no es así. Mis consideraciones son producto del análisis constante de informes acerca del comportamiento del mercado inmobiliario nacional e internacional y como es lógico, pueden estar sujetas a errores.

 

Además, procuro analizar toda información acerca de la economía mundial, a la cual pueda tener acceso. Puesto que luego que Cristóbal Colón inició la “globalización”, allá por 1492, con el descubrimiento de América, ningún país es ajeno a los cambios económicos que pueda sufrir cualquier otro país del Orbe.

 

Para aquellos que preguntan si es conveniente continuar invirtiendo en bienes raíces en estos momentos, la respuesta es “sí”; pero aconsejo que todo lo que se vaya a hacer debe ser hecho con responsabilidad y conocimiento. 

 

Conocimiento de causa, método, mercado, leyes, regulaciones, financiamiento, administración, en fin, conocimiento de posibilidades ciertas de triunfo en la inversión que se desea hacer. 

 

Aquel que no tenga conocimiento acerca del campo en que piensa invertir, no debe incursionar en el mismo; pues aunque se cuente con un asesoramiento excelente hay que saber al menos, escoger la opción más inteligente ante cualquier problema que pueda presentarse. 

 

En cuanto a la responsabilidad, me refiero directamente a la relacionada con el financiamiento de la inversión. Hay quienes ponen en peligro hasta la estabilidad familiar al momento de iniciar una inversión.

 

Una práctica usual es la de invertir la plusvalía de la vivienda familiar, empeñando el inmueble hasta sus últimas posibilidades, a través de  líneas de crédito o hipotecas contra el valor acumulado de la propiedad. Y eso está muy bien si existe la pericia y el conocimiento necesario para dar buen empleo a ese dinero, de lo contrario, se está poniendo en juego el futuro de la familia. 

 

Existe una regla no escrita para comenzar, con mayores posibilidades de triunfo, cualquier tipo de negocio. La misma aconseja que se debe iniciar un negocio solamente cuando se cuente con el capital necesario para hacerlo. Un capital que no esté vinculado directamente a la manutención o estabilidad familiar ni a cualquier otra actividad que garantice el diario vivir, pues en negocios se gana; pero también puede perderse.

 

Una vez más reitero: Antes de embarcarse en cualquier negocio busque el asesoramiento de un experto en el ramo y procure contar con los servicios de un abogado y un contador.

 

J. A. “Tony” Ruano es autor del libro

“Bienes raíces. Manual práctico de compra, venta y administración.”

Escriba a: [email protected] 

Autor del blog

  • Tony Ruano

    Economista, periodista, escritor. Agente inmobiliario especializado, por más de 25 años, en propiedades para inversión.

Envía tu consulta