¿Es hora de invertir en oro?

517 respuestas
¿Es hora de invertir en oro?
31
suscriptores
¿Es hora de invertir en oro?
Página
66 / 67
#521

Re: Por llevar la contraria... compre oro.

A lo mejor no he escrito en hilo adecuado. No llevo fondo, compro acciones de mineras que estudio y les veo potencial, llevo steppe gold, pure gold, mawson gold, chalice gold, bellevue gold, son junior la mayoría con mucho potencial, buenos proyectos de alto grado
#523

Perspectiva del oro para el último trimestre WisdomTree

 
Perspectivas del oro T3 2021: con miras de recuperar el terreno perdido y alcanzar nuevos máximos 

Septiembre de 2020 
Tras haber alcanzado nuevos máximos el 6 de agosto de 2020, por encima de los $2070 intradiarios,  los precios del oro han caído cerca de un 10% al 24 de septiembre de 2020. De todos modos, en lo  que va del año, el metal precioso aún acumula una subida de más de un 22% y más importante  todavía, es el hecho de que es uno de los pocos activos en haberse apreciado durante la peor parte  de la crisis causada por la COVID-19. La reciente caída del metal precioso se da en un momento  curioso cuando están creciendo las expectativas inflacionarias, el dólar se debilita y sin haber  realmente quedado atrás la incertidumbre económica generada por la pandemia. 

Las caídas de  mercado cíclicas que hemos atestiguado el mes pasado, pueden estar generando una presión bajista  sobre el valor de activos defensivos como el oro y los bonos el Tesoro de EE.UU, tal como vimos en  marzo de este año. En dicho mes, los inversores liquidaban activos líquidos -valga la redundancia-  debido a las presiones que se generaban con otros activos de sus carteras. 
Si el oro fuese solamente  visto como un activo defensivo, entonces su valor podría ser afectado por una recuperación cíclica. 

Sin embargo, históricamente, el oro no ha sido solamente un activo defensivo. Su precio tiende a 
aumentar a la par de la inflación, la cual es generada durante períodos de crecimiento económico  más sólido. Siempre y cuando la recuperación se dé sin una política monetaria restrictiva agresiva, es  probable que al oro le vaya bien. 
Nuestras estimaciones in-house que hemos realizado para el precio del oro, nos muestran que su  reciente caída ha planteado un punto de entrada atractivo, sobre todo si la incertidumbre 
económica persiste. 

Escenarios utilizando el marco del modelo de WisdomTree 
Utilizando nuestro marco de modelo explicado en nuestro blog titulado “Oro: el modo en que 
valoramos al metal precioso”, proponemos algunos escenarios para los precios del oro hasta el 
tercer trimestre de 2021. 
1. El de consenso; basado en el promedio de estimaciones de mercado de todas las variables 
macroeconómicas de nuestro modelo y suponiendo que el sentimiento de los inversores 
hacia el oro se mantiene sobre los niveles actuales sin variaciones. 
2. El de incertidumbre económica continuada; una mayor intervención monetaria, 
posiblemente a través del control de la curva de rendimientos, mantendría acotados a los 
rendimientos de los bonos del Tesoro de EE.UU y el dólar continuaría debilitándose. En 
paralelo, es de esperar que se fortalezca el sentimiento de los inversores hacia el oro. 
3. Una Fed restrictiva. A pesar de haber ajustado su objetivo de inflación, la Reserva Federal 
(Fed) mantiene una posición restrictiva y los rendimientos de los bonos del Tesoro de EE.UU 
suben considerablemente, el dólar recupera los niveles de mayo de 2020 y la inflación se mantiene por debajo de la meta. A medida que ceden los temores por una depreciación 
profunda del dólar, se reduce el posicionamiento en los futuros sobre oro.



 
Fuente: las estimaciones del modelo de WisdomTree y los datos históricos de Bloomberg disponibles al cierre  del 23 de septiembre de 2020. Usted no puede invertir directamente en un índice.

 Las estimaciones no son  un indicador de la rentabilidad a futuro y cualquier inversión está sujeta a riesgos e incertidumbres. 

El escenario de consenso 
El consenso de mercado ha ajustado sus expectativas al nuevo régimen de objetivos inflacionarios de  la Reserva Federal, en donde el banco central busca una inflación promedio y la deja además  incrementarse por encima del 2% para compensar los períodos en los cuales se haya situado por  debajo. El consenso contempla que los tipos de interés se mantengan en sus niveles actuales para el  año entrante. De hecho, el gráfico de puntos de la Fed indica que la política de tipos no variará hasta  2023. 
En el escenario de consenso se espera que la inflación aumente sustancialmente por encima del 2%, alcanzado el 2.4% a mediados de 2021. En parte esto refleja el encarecimiento de los costes 
energéticos tras la fuerte caída que tuvieron más temprano este año. Inclusive se prevé que la 
inflación núcleo (PCE) se incremente del 1.3% actual, al 1.7% en el segundo trimestre de 2021, lo que  indica una subida de precios más generalizada. 

Durante el horizonte temporal trazado, el mercado espera que los rendimientos de los bonos del 
Tesoro a 10 años se dupliquen al menos desde el mínimo del 0.50% alcanzado en agosto de 2020. 

Esto refleja de algún modo el creciente endeudamiento del gobierno estadounidense. Por otra 
parte, no parece que el consenso esté descontando aquí ningún Control de la Curva de 
Rendimientos. El rendimiento sobre los bonos del Tesoro atados a la inflación (TIPS), se mantiene  negativo y en un muy bajo nivel de -0.93%. Asimismo, la ampliación del diferencial entre los  rendimientos reales y nominales de los bonos del Tesoro, indican unas expectativas inflacionarias  mayores.

A pesar de que en el consenso se espera un aumento de los rendimientos de los títulos del Tesoro en un mercado de tipos de interés planos, se contempla que la depreciación del dólar continúe. Esta divergencia entre el dólar y los bonos del Tesoro es consistente con las preocupaciones en torno al creciente nivel de endeudamiento.

En el escenario de consenso, mantenemos el nivel de posicionamiento de los futuros sobre oro,
prácticamente donde se sitúa actualmente (en 250 mil contratos netos largo) y por lo tanto, no
descontamos un mayor avance del metal en este escenario. Más temprano en el año, el
posicionamiento marcó el pico de casi 400 mil contratos netos largos.
El oro asimismo podría subir a los $2075/oz, además de superar sus recientes máximos (aunque
marginalmente por encima del máximo previo de agosto de 2020).


Fuente: WisdomTree, con los datos disponibles al cierre del 24 de septiembre de 2020. Usted no puede invertir directamente en un índice. Las estimaciones no son un indicador de la rentabilidad a futuro y cualquier inversión está sujeta a riesgos e incertidumbres.
#525

Panorama del oro y la cobertura frente al debilitamiento del dólar

Análisis de WisdomTree
 El dólar está en un período de debilitamiento continuado
 Un inversor europeo que mantiene una posición sobre oro sin cobertura, podría llegar a no
capitalizar la totalidad del potencial del metal precioso. En cambio, un producto sobre oro
con cobertura cambiaria, le permitiría capitalizar toda la valorización del metal.
 De cara al año que viene, nuestras proyecciones del precio del oro indican que un inversor
con una exposición al metal sin cobertura, perdería U$S 52/oz de la apreciación que el metal
haga de U$S 545/oz entre el tercer trimestre de 2020 y el tercer trimestre de 2021.
 Históricamente, cuando el oro se apreció más de un 5% en un mes, la rentabilidad de la
misma inversión con cobertura cambiaria fue superior a la de sin cobertura.
 Los costes de la cobertura han caído a mínimos de cinco años, haciéndola inclusive mucho
más atractiva.

¿Por qué el dólar podría estar expuesto a un período de debilitamiento extendido?
Históricamente, en los períodos en los que se ve una ampliación del déficit de cuenta corriente y del déficit presupuestario del gobierno (a menudo llamados déficits gemelos), hemos visto que el billete verde entra en un período de debilidad prolongada.
Un déficit de cuenta corriente indica que el país está importando más bienes y servicios de los que exporta, es decir, tomando prestado del resto del mundo (en términos excesivamente simplificados, probablemente). Un gobierno con déficit presupuestario significa que está gastando más que sus ingresos, lo que equivale a decir, que se está endeudando. La combinación de un aumento de ambos tipos de endeudamiento históricamente ha suscitado preocupaciones, quedando reflejadas en el debilitamiento del dólar americano.

El Gráfico 1 a continuación destaca que la cesta del dólar estadounidense pasa por largos ciclos de fortaleza y debilidad y las grandes variaciones de los déficits gemelos han provocado un punto de inflexión en el ciclo. El gráfico traza los déficits gemelos frente a la cesta del dólar estadounidense con un rezago de tres años. Por lo tanto, si la historia es una guía para el futuro, es posible que ya haya comenzado un período de debilitamiento del dólar. Si bien el tamaño del déficit gemelo podría depender de quién está sentado en la Casa Blanca y el Congreso, en los cuatro escenarios que hemos explorado, es probable que la tendencia esté en una dirección.

Obviamente, estas relaciones no son ecuaciones lineales y hay varios otros factores que influyen en la dirección de la divisa. De todos modos, en la actualidad hay muchos inversores preocupados por una repetición de la historia y por lo tanto, el posicionamiento especulativo de los inversores en el dólar es muy negativo.



Si estamos en un período de debilitamiento estructural del dólar, un inversor europeo en oro (con una cartera denominada en euros o libras esterlinas), podría echar a perder los beneficios potenciales en caso de que su posición en oro no cuente con una cobertura cambiaria. Aunque el oro denominado en dólares se beneficia de la depreciación del billete verde, los inversores con carteras denominadas en otras divisas (sin cobertura) no se benefician. La cobertura cambiaria podría proporcionarle al inversor con una cartera denominada en euros, la misma rentabilidad que la de un inversor con una cartera denominada en dólares. 

El debilitamiento del dólar ya ha comenzado y repercutirá sobre los precios del oro en 2021
Recientemente publicamos nuestras perspectivas de los precios del oro para el tercer trimestre de 2021 (ver informe Perspectivas Oro T3 2021: con miras de recuperar el terreno perdido y alcanzar nuevos máximos). Parte de la apreciación que la onza de oro tendrá el año que viene en términos de dólares, se deberá a la depreciación del billete verde (ver Gráfico 2). Sin embargo, un inversor europeo o del Reino Unido gestionando una cartera denominada en moneda local y manteniendo un instrumento sobre oro denominado en dólares, podría no capitalizar parte de la apreciación de la onza de oro surgida de la depreciación del dólar. Numéricamente, de un incremento de U$S 545/oz previsto para el precio del oro entre el tercer trimestre de 2020 y el tercer trimestre de 2021, un inversor sin cobertura cambiaria perdería U$S 52/oz , es decir, un 9.5% del incremento en comparación a un inversor con cobertura durante los próximos doce meses. 


El dólar: un lastre para los inversores en oro sin cartera dolarizada y sin cobertura cambiaria

Analizando la relación histórica entre el oro y el dólar americano, hemos notado que en nuestro Modelo se correlacionan negativamente en la mayoría de los períodos. Lo que esto significa es que, cuando el oro sube, el dólar tiende a caer. Desde la perspectiva de un inversor no estadounidense sin cobertura cambiaria (es decir, un inversor con una cartera denominada en euros o libras esterlinas), esto significa que cuando el oro sube, parte de este incremento es anulado por la divisa moviéndose en sentido opuesto. Cabe observar que, de todos modos, en las crisis financieras la correlación negativa entre el dólar y el oro tiende a desaparecer debido al hecho de que ambos instrumentos actúan como activos refugio. En estos escenarios, la versión sin cobertura cambiaria sí se beneficia tanto de una apreciación del oro como del dólar. 

En el Gráfico 3, analizamos la rentabilidad de una inversión con y sin cobertura cambiaria en el euro desde la perspectiva de un inversor con una cartera denominada en euros. 

Fuente: WisdomTree, Bloomberg, con los datos comprendidos entre diciembre de 2003 y septiembre de 2020. Los segmentos de rentabilidad marcados en el gráfico están expresados en términos mensuales y corresponden al oro denominado en dólares. La rentabilidad histórica no es indicativa de la rentabilidad a futuro y cualquier inversión puede perder valor.

Lo que observamos es cuando el precio de una onza de oro denominada en dólares sube, una inversión con cobertura cambiaria captura en promedio más que la subida de precio en sí. Analizando a todos los meses cuando el precio de una onza de oro denominada en U$S se incrementó más de un 5%, una inversión con cobertura cambiaria obtuvo una rentabilidad del 7.8%, es decir, un 0.9% más que la subida de una inversión sin cobertura, lo cual es una diferencia muy sustancial. Volviendo a nuestro análisis macro, en un período de debilitamiento del dólar, esto podría afectar a la exposición sin cobertura del oro y no lograría capitalizar completamente la apreciación del oro. 

Tomando un ejemplo numérico, de una onza de oro cotizando a U$S 2.000 (es decir, a €1.666 con una tasa de cambio en el EURUSD de 1.2), el dólar depreciándose un 5% y todo el resto manteniéndose igual, es de esperar que el valor intrínseco del oro no varíe y por lo tanto, el precio denominado en euros permanezca en €1.666 por onza. Sin embargo, debido a la fluctuación cambiaria, el precio en U$S es ahora un 5% mayor, generando un valor de U$S 2.100. En dicho escenario, el inversor con una cartera denominada en euros sin cobertura cambiaria, no se hubiese beneficiado en lo más mínimo, ya que no hubiese variado el precio denominado en euros. Sin embargo, el inversor con una cartera con cobertura cambiaria, sí se hubiese beneficiado de la apreciación del 5% del dólar. 

El abaratamiento de la cobertura cambiaria

Un último punto a considerar para un inversor en oro que busca capitalizar el debilitamiento potencial del dólar en el corto plazo, es el coste de la cobertura cambiaria, es decir, el coste del “carry”. La cobertura cambiaria no está exenta de costes y está sujeta a un interés de carry (positivo o negativo) que puede ser aproximado utilizando el diferencial de intereses entre los tipos de referencia domésticos de cada una de las divisas en la paridad. 

Lo que es realmente interesante, es que después de un período en el que el coste del carry para hacer un hedging de un activo estadounidense contra el euro (o el GBP si fuere el caso), fue muy elevado debido a las diferencias de política monetaria entre EE.UU y Europa, el coste de carry ahora ha disminuido significativamente. Esto se puede apreciar muy claramente en el Gráfico 4. Asimismo, con el cambio de marco que la Reserva Federal ha realizado sobre su política, al pasarse a enfocar sobre la inflación promedio, las expectativas son de que la política monetaria entre estos dos bloques económicos podría continuar convergiendo por período prolongado de tiempo, algo contrario a lo sucedido en 2015/2016 con los incrementos anticipados de los intereses en EE.UU. 

Fuente: WisdomTree, Bloomberg, con los datos correspondientes al período diciembre 2003-septiembre 2020. EONIA: Euro Overnight Index Average, SONIA: Sterling Overnight Index Average. La rentabilidad histórica no es indicativa de la rentabilidad a futuro y cualquier inversión puede perder valor.

Conclusiones

Con el dólar que podría estar entrando en un ciclo bajista plurianual y el coste de cobertura cambiaria reduciéndose a su nivel más bajo en cinco años, es muy atractivo para los inversores con carteras denominadas en euros (o libras esterlinas) realizar una cobertura cambiaria sobre sus exposiciones al oro. Mantenemos una mirada constructiva sobre la evolución del metal precioso para el año que viene y una parte de dicho potencial podría no capitalizarse si se mantiene una posición sin cobertura. Con unas perspectivas alcistas sobre el oro (es decir, con el precio de la onza incrementándose en más de un 5% mensual), la rentabilidad de una exposición al oro con cobertura superaría a la de sin. Dado las perspectivas postivas que mantenemos sobre el metal precioso de cara a los años venideros (en un entorno expansivo a nivel monetario y fiscal), creemos que una exposición con cobertura capitalizará el potencial completo del oro. 


#526

Comienzo a mirar fondos de oro

Comienzan a ponerse interesantes algunos de los fondos que invierten en mineras de los que sigo.

Algunos están cerca de mínimos por lo que los he puesto en seguimiento para si siguen cayendo añadirlo y recoger beneficio de algún fondo growth que llevo en cartera




#527

Re: Comienzo a mirar fondos de oro

Si pero no veo exactamente a que fondo te refieres

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar